BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Nuestro deber es estar con ellos?

A finales de enero tienen que hacer a mi peque una resonancia magnética. Tienen que dormirle para poder hacérsela. En febrero hay un electroencefalograma y una prueba en el otorrino. En marzo un extracción de sangre para mirar todo tipo de cosas.

Todas esas pruebas son de descarte. Normalmente en los niños con un diagnóstico como el mío, de trastorno generalizado del desarrollo, suele dar todo bien.

Pero todas esas pruebas forman parte de un protocolo para descartar otro tipo de problemas diferentes (lesiones cerebrales, síndrome del X frágil…) o asociados (epilepsia por ejemplo).

Conozco a muchas madres cuyos hijos han pasado por ello y todas coinciden en que suena peor de lo que parece, que luego no es para tanto.

En cualquier caso hay que pasar por ello.

Obviamente hay pruebas en las que no estaré. Pero siempre que pueda allí estaré con él.

Hasta ahora no le han hecho más que algunas extracciones de sangre por su alergia al huevo, pero siempre he estado a su lado.

Conozco padres que prefieren no estar presentes cuando a su hijo le sacan sangre o le dan unos puntos de sutura.

Imagino que por aquello de que ojos que no ven corazón que no siente.

Totalmente respetable, pero no es lo mío.

Yo no es que prefiera estar. Es que creo que es mi obligación como madre estar presente e intentar tranquilizarle.

Personalmente, me sentiría peor no estando.

Si está en mis brazos, si le tomo la mano, si canto sus canciones preferidas… quiero creer que pasará mejor el trago.

Ese es mi punto de vista particular como madre.

Luego está el punto de vista de los profesionales de la salud.

Un post de Amalia Arce, la madre reciente pediatra que sabéis que sigo va por el mismo camino.

Os dejo parte:

En ocasiones en Urgencias hay que realizar tratamientos o exploraciones complementarias que pueden no ser muy agradables para los niños, como por ejemplo realizar una analítica o suturar una herida cutánea. A diferencia de los adultos, los niños no siempre pueden comprender el procedimiento a realizar, y aunque lo comprendan, lo habitual es que tengan un comportamiento receloso cuando no directamente actitudes de pánico. Las figuras del padre o de la madre en ese momento pueden ser facilitadoras para que el niño no asuma la situación con una angustia excesiva. Y al contrario, si los padres se muestran muy nerviosos o inquietos ante la situación, los niños se contagian y lo pasan peor. Por eso a mí me parece importante no mostrar nuestra propia ansiedad como padres en según qué momentos, aunque entiendo que esto no siempre es fácil.

Todo esto está ligado con la presencia o no de los padres durante las exploraciones o los tratamientos. En los diferentes hospitales dónde he trabajado he vivido diferentes actitudes, aunque la tendencia que va en aumento es la de permitir no sólo que los padres estén presentes sinó que puedan colaborar en alguna parte del procedimiento. De alguna manera la autonomía de los pacientes (y en este caso de sus padres como responsables) va ganando terreno al paternalismo que ha imperado en las décadas anteriores en el ejercicio de la medicina.

Los profesionales mantenemos diferentes actitudes ante la presencia de los padres. Hay quien incrementa su propia inseguridad y hay quién no tiene inconveniente en que estén. Generalmente suele ser más preocupante para el personal en formación.

Personalmente yo creo que los padres no deberían estar en momentos de soporte vital (por ejemplo si se están haciendo maniobras de reanimación) por lo complicado y estresante de la situación. Y tampoco en pruebas que requieren una esterilidad alta como por ejemplo en cirugías o punciones lumbares.

En el caso de procedimientos menores como las suturas, a mí no me importa que estén los padres. De hecho lo prefiero sobretodo en una circunstancia: cuando se da la suma de niño muy nervioso con padre/madre tranquilo/-a. Algunas padres ansiosos o que se han puesto nerviosos por la situación, o que son muy aprensivos deciden por iniciativa propia esperar fuera.

31 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Zaragozana

    Bueno, estoy de acuerdo contigo, MR. También, como se ha comentado por ahí, dependerá de la madre, (o padre) y sus limitaciones). Desdeluego, le tocará al progenitor, o así debería de ser, que mejor “aguante el tipo”. Hay muchas veces que nos toca hacer de tripas corazón…En fin, que seguro que lo lleváis bien y sale todo bien. Besos.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Ares

    Nuestro deber es estar con ellos?

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Niñera

    Completamente de acuerdo.Cualquier niño de tres años /y de bastantes más) necesuta a su padre/madre o a un adulto con el que tenga confianza cerca mientras le están pinchando o le están haciendo cualquier cosa que pueda resultarle desagradable.Creo que debemos pensar en ellos y no encomo nos pueda afectar a los adultos el mal trago, que para eso somos adultos.

    16 enero 2010 | 22:02

  4. Dice ser Nadia

    De acuerdo contigo.El día que mi hija nació,la pediatra se atrevió a hacerle una prueba de sangre sin mi consentimiento porque alegaba que tenía Ictericia y no podía darle de alta.Te juro le cante las cinco,me dio tanta rabia que mi nena haya pasado ese mal momento sola como si no tuviese madreee.Es por ello que creo que como madre nos corresponde estar en las buenas y en la smalas con nuestros pequeños.Un beso

    16 enero 2010 | 22:19

  5. Dice ser LadyA

    Es un tema realmente polémico. Creo que todos los niños tienen derecho a estar acompañados por sus padres en todo momento … aunque todo tiene un límite, y no creo que los padres deban estar presentes, por ejemplo, cuando se realizan maniobras de reanimación.Pero, desde luego, para realizar analíticas y demás, es mejor que estén acompañados por una cara familiar.http://www.lamamavaca.blogspot.com/

    16 enero 2010 | 23:28

  6. Dice ser Mama de 7

    MR, es lo que tienen de malo los protocolos.Que al principio es un mareo.Cuando ya se tienen los resultados, te derivan a la consulta realmente necesario y se van espaciando las revisiones.Es menos malo de lo que parece, lo que es es pesado, para el peque y para la mama/papa.Sobre lo de estar con los niños. En lo que se pueda por supuesto, pero hay momentos que se estorba mas que se ayuda.Pinchar a un recien nacido, aunque la madre lo perciba con angustia, que es normal, es una prueba mas, y no creo que el bebe se diera mucha cuenta. Si tiene ictericia hay que descartarlo, se ponga como se ponga la mama.Hasta los 18 años, es obligatorio que el niño este acompañado, pero yo misma me he salido de pruebas, como una punción lumbar, o cosas así, que sinceramente creo que no era mi sitio.

    17 enero 2010 | 09:24

  7. Dice ser Igoma

    Yo también creo que hay que estar con los niños, pero si les vas a transmitir tranquilidad. Tengo una amiga, que si su hijo se hace un chichón, se desmaya. Ella misma es consciente de sus limitaciones y procura que sea otra persona, preferiblemente el padre, quien esté con los niños en momentos de angustia; también es verdad que cuando no la ha quedado más remedio, se ha comportado como una jabata: hace poco su hijo de 3 años se hizo una brecha en la frente y ella estaba sola, y aguantó como creo que cualquiera hubiera hecho. Eso sí, cada vez que lo recuerda, se pone mala 🙂

    17 enero 2010 | 10:42

  8. Dice ser valdeandemagico

    Sabíais que algunos pensamos que el proceso actual de realizar una resonancia magnética, ya lo sabían nuestros antepasados, y que el efecto de deshidratación del lino de la sábana santa de Turin, realmente se produció por un efecto exacto al de la resonacia magnética que le van a hacer al niño. Existe una forma muy muy diferente de ver la historia. http://valdeandemagico.blogspot.com

    17 enero 2010 | 11:12

  9. Dice ser libros

    La mediciana ha avanzado hasta límites insospechados, pero, pero aún le queda muchiiiiiisimo, así como al resto de la tecnología, como el hecho de comprar libros. http://libros.tel

    17 enero 2010 | 11:14

  10. Dice ser Lola

    Pzra las analíticas, me permitían sentarla en mis piernas y eso tranquilizaba a la niña.Incluso me permitieron quedarme con ella cuando le tuvieron que hacer una radiografía con seis meses. Me pusieron el delantal de plomo y me quedé.Pero con 9 años le hicieron un scanner cerebral y no me permitieron estar con ella, lo peor fue cuando mi hija me dijo que la enfermera al ponerle el catéter le dijo que no se moviera porque de lo contrario se desangraría. Simpática la señora.

    17 enero 2010 | 11:26

  11. A mi no me ha pasado, pero desde luego no tengo claro que nivel de mosqueo habria tenido. Se que habria sido grande pero no se cuantoLos viajes baratos a Santo Domingo

    17 enero 2010 | 12:22

  12. Dice ser antonio larrosa

    Le deseo de veras que todas esas pruevas resulten satisfactorias y útiles. para su descendiente.Clica sobre mi nombre

    17 enero 2010 | 13:20

  13. Dice ser Antonio larrosa

    ¡Vale , ya se que he escrito unas faltas ortográficas .

    17 enero 2010 | 13:21

  14. Dice ser Austral

    Lo malo es que algunos padres, aún no ponindose nervisosos tranmiten la niño una sensación de gravedad en el asunto que tmbién les termina atemorizando.Si yo fuera madre, estaría allí, presente, pero sin dr importancia al asunto… atenta al niño, pero hablando de trivialidades o jugueteando con el móvil…. algo que indique al niño que lo que está pasando no es algo importante.no soy madre, pero estudie magisterio y pedagogía. Y sobre todo, se me dan estupendamente los niños… me entiendo con ellos mejor que con nadie.DIFUSIONES SIN MEDIDA: http://difusionesanimalessinmedida.blogspot.com/ADOPCIONES A MEDIDA:http://busco-perrosdeadopcion.blogspot.com/

    17 enero 2010 | 15:25

  15. Dice ser Lili

    Creo que la doctora lo ha explicado muy bien: nuestra obligación (y nuestro derecho) es estar ahí para tranquilizar a nuestro hijo, saber lo que le hacen y en lo posible ayudar a los médicos, aunque si vamos a acabar por ser un estorbo es mejor abstenerse.Yo soy muy cobardica para todo lo que tiene que ver con la sangre, pero creo que si es necesario sabré estar con mis hijas, no mirando directamente el procedimiento y concentrándome en ayudarlas todo lo que pueda. Y si no puedo yo estará su padre, que es menos impresionable. Para algo deben servir los maridos, ¿no? 😛

    17 enero 2010 | 20:31

  16. Dice ser Inma Cardona

    Yo pasé todas esas pruebas con Miguel y estuve en todas a su lado. Algunas no se las pudieron hacer como los potenciales evocados que le supusieron mucho estrés, para mi no eran importantes porque sabía de sobra que el problema de Miguel no era de audición. La resonancia se la hicieron dándole un sedante, pregunté si podía estar con él y no me pusieron ninguna pega, él dentro del tubo con esos horribles sonidos y yo detrás a la altura de la cabeza, enrollada en una manta, la temperatura era bajísima y mirándolo con un cariño infinito. Nunca se me ha pedido que no esté con él en ninguna prueba y mira que le han hecho al pobre. Sólo en una ocasión el dentista me pidió que esperara fuera, después de un rato me llamo para que pasara y es que la seguridad que les aportamos, más a nuestros niños con sus dificultades para entender las situaciones nuevas, es necesaria y no veo razón para privarles de esa seguridad. En fín, ya nos cuentas que tal le van. Un besoInma

    17 enero 2010 | 22:34

  17. Dice ser ..D..

    Yo he trabajado en urgencias y lo mejor es que este un padre/madre con el niño. El resto fuera.Como dicen si el padre esta nervioso y se pone más y si de por si ya se revuelven, viendo al padre nervioso más.

    17 enero 2010 | 23:22

  18. Dice ser Vanesa

    Os explico mi caso: desde muy pequeña he tenido auténtico pavor a los médicos. Tanto era así, que cuando se me movía un diente o éste estaba a punto de caerse, soñaba con que me tenían que llevar al dentista. Somatizaba con vómitos y diarreas, y ni os cuento cuando en el cole nos vacunaban…horroroso. Mi madre siempre decía: “Hay hija mía, yo no te veo a ti pariendo…” Era de las personas que entraba a un hospital y me mareaba ese olor a esterilizado. La idea de las pruebas, de los pinchazos, de los médico en sí, me aterraba cuando pensamos en tener un hijo, aunque mi deseo de ser madre lo he tenido siempre y pudo más que todo el miedo que puediera tener… El caso es que desde que me quedé embarazada, poco a poco empecé a envalentonarme hasta el puento que he superado por completo el miedo o fobia a los médicos. Y ahora con nuestro tesoro de 14 meses ni os cuento: estoy segura que voy a acompañarlo en todo momento (siempre y cuando nos lo permitan) en todo lo médico que se refiere. Y lo que se puede llegar a cambiar por un hijo!!Un abrazo y felicidades por el blog: es fantástico!

    17 enero 2010 | 23:54

  19. Dice ser vivian

    Hola! Cuanto tiempo! Sí, tuve al bebé y ahora ya tiene casi 9 meses (joderrr…). He leído todos los post pero no tenía nada nuevo ni inteligente que aportar. Hasta hoy…Mi hijo nació con un problema en los pies. Muy aparatoso pero llevándolo a la mejor especialista, de fácil solución. Una de las cosas que le hicieron fue una tenotomía (corte del tendón de Aquiles). La doctora, que es encantadora, no sólo nos permitió estar presentes, sino que lo pedía. Mi marido no puede con la sangre y estuve yo. Es un poco fuerte ver como “hieren” a tu bebé de 2 meses y como llora el pobre, pero no eres tú quien importa sino él. Este es uno de esos momentos en los que tienes que demostrarle que eres su madre, que no sólo le alimentas y le haces reír sino que le acompañas en los malos momentos. Así es como pienso yo por lo menos.Otra cosa es que no puedas estar presente, cosa que puede que sea peor porque estás fuera esperando y tal vez, oyendo llorar a tu hijo.Ánimo!

    18 enero 2010 | 10:16

  20. Dice ser Pilar

    Yo ya he pasado por esas pruebas y estuve EN TODAS. Nadie me dijo lo contrario.La “menos mala” fue el análisis del X frágil, ya que sólo es una extracción de sangre. El electroencefalograma creo recordar que fueron 20 minutos con el niño lleno de cables en la cabeza y yo lo tuve en brazos en todo momento porque no paraba quieto.La más complicada fue la de los potenciales evocados, que se la tuvieron que repetir. La primera vez no se dormía, y eso que le sedaron. Se puso muy nervioso (y yo también, y sobre todo impotente).La segunda fue menos mala: le tuvimos toda la noche sin dormir. Sólo echamos una cabezada de hora y media y el tío lo aguantó como un jabato. Estuvimos TOOODAAAA la noche jugando y viendo dibujos. Y yo rezando todo lo que sé para que el niño no me pidiera agua ni comida (gracias a Dios no lo hizo). Cuando llegamos al hospital no hizo falta sedarlo, cosa que me alegró muchísimo, ya que la otra vez le tuvimos todo el día como un borrachillo y nos moríamos de la pena.En fin, que se me quedó dormido en brazos y así lo tuve durante toda la prueba. Le pusieron las ventosas y demás con mucho cuidado y no se despertó…Eso sí, luego se echó una siesta de 4 horas ¡mi niño!.Por cierto, MR, tienes razón: a nosotros nos salieron todas las pruebas bien y seguro que a vosotros también.Besos y al toro.

    18 enero 2010 | 10:52

  21. Dice ser cris

    Pues es lo que pasa, que a veces depende de la persona. Hay mujeres que se pueden poner tan nerviosas que contagian al peque y puede interferir en hacer el protocolo que de otra manera sería muy fácil. Pueden también ponerse tan nerviosas que no solo pueden interferir en las pruebas, si no que tienen que acabar atendiéndole a ella! Otras veces los médicos (aunque no digan nada por educación) prefieren que las madres estén un poco apartadas en el momento de la prueba para tener más libertad de movimiento y de concentración. A otros les da igual pero como son personas, también hay de todo. Asique nada malo que se queden en la puerta hasta que puedan entrar y consolar al crio. Si le estan haciendo una operación tampoco podrás estar en el quirófano. El caso es estar cuando se puede y cuando una puede. Al final siempre se estará ahi con ellos más tarde o más temprano. Yo creo que es mejor hablarlo con el personal que va a hacer las pruebas y ponerse de acuerdo en qué es lo mejor.

    18 enero 2010 | 12:14

  22. Dice ser Vanesa

    Por cierto, me han hecho llegar este video, que si más no, es muy significativo. Soy maestra de educación infantil y psicopedagoga. Qué pena no tener una varita mágia… un abrazo.Vanesahttps://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fwa…

    18 enero 2010 | 12:18

  23. Dice ser marta

    Como a Vivian, mi hijo nació con un problema de pies, pies zambos en concreto, y desde las tres semanas de vida estuvo escayolado y con la tenotomía (corte en el tendón de Aquiles), aparte ha tenido otros problemas, como una piedra en el riñón y un colesterol alto que le ha traído muchos pinchazos.No he sido especialmente blanda ni dura con los médicos cuando no era madre, pero ahora siempre que me dejan estoy ahí, cogiendo su manita y susurrándole cosas que puedan animarle.Así que mucho de todo lo que teneis de sobra, ánimo y amor.Un abrazo.P.D: somos afortunados, cuantos niños y madres en Haití se han quedado sin una mano que les apriete la suya…

    18 enero 2010 | 14:50

  24. La empresa de, reformas en Madrid. Con servicio de reformas en Pozuelo y reformas en Boadilla. Hacemos todo tipo de instalaciones domoticas en Madrid. pida su presupuesto

    18 enero 2010 | 16:30

  25. Hotel en valdepenas cerca de la carretera, un hotel valdepeñas, que es tambien un motel. Un hotel enoturismo valdepeñas. El hotel El Hidalgo es el primer motel de carretera de Espana. Hotel ideal para degustacion de vinos.

    18 enero 2010 | 16:38

  26. Tenemos tecnicos especialistas para la creacion de, planes de seguridad, que precisa en un plazo de tiempo reducido. Contrate con nosotros su plan de seguridad en Madrid.Plan y Seguridad le ofrece la confeccion de Planes de Seguridad para el cumplimiento de la ley.

    18 enero 2010 | 16:43

  27. Dice ser Una más

    Debido a la problemática de mi hija he tenido que pasar por varias pruebas en las que no me han dejado estar con ella, y la verdad es que lo he pasado francamente mal.Yo soy una persona muy nerviosa, pero os aseguro que me pongo mucho más nerviosa cuándo no estoy junto a ella para tranquilizarla.Personalmente creo que en lugar limitarse a hacer un protocolo de cómo actuar en estos casos, lo ampliasen a realizar el mismo protocolo en el caso de las visitas médicas. En las que estamos junto a nuestros niños, y no se preocupan ni cortan lo más mínimo para hacer comentarios que a nuestros niños les puedan molestar.Nunca olvidaré la primera visita que tuve con un traumatólo que tenía que recetarle un aparato ortopédico, y el muy bruto me dijo delante de la niña: “No te pienses que con el aparato se va a curar, lo que tiene tu hija no se cura nunca”Mi hija se quedó pálida. Yo le dije al médico que claro que no se iba a curar porque mi hija no estaba enferma, sólo tenía unas secuelas que tratar. Por suerte iba con mi madre y le dije que saliera con la niña. Luego tuve mis palabritas con el médico.Por eso me pregunto ¿a quién protegen con ese protocolo? ^Pues a ellos mismos, porque ya me diréis que hay de malo que puedan los padres estar para tranquilizar al niño.

    18 enero 2010 | 17:00

  28. Dice ser Marta

    Yo también tengo que hacerle una resonancia a mi hija dentro de unos meses. Hasta ahora nos hemos limitado a ecos y siempre me han dejado pasar con ella, aunque llorar la pobre lloraba igual… ¡Tenía ganas es de llorar yo! Pero siempre me repito lo que me dijo la enfermera la primera vez que le pusimos vacunas: es por su bien, e intento transmitirle esa idea.¿Es cierto que tengo derecho a exigir estar presente?

    18 enero 2010 | 21:52

  29. Dice ser AHA

    Yo creo que hay un motivo básico para estar presentes cuando tu hijo sufre algún tipo de intervención médica: ser testigos de posibles negligencias o malas prácticas. Es más, quizá estando presentes se prevengan estos males. A mí me parece fundamental.

    19 enero 2010 | 13:20

  30. Dice ser AHA

    Aquí os dejo un enlace con la Carta de los Derechos del Niño Hospitalizado aprobada por el Parlamento Europeo. No dice explícitamente que los padres tienen derecho a estar presentes durante las intervenciones, pero para mí sí está implícito, y además creo que ya es un debate abierto en los medios sanitarios.Según entiendo, los hospitales que están optando a la calificación “Amigo de los niños” tendrán que permitirlo.http://www.unomasenlafamilia.com/1691/derechos-del-nino-hospitali

    19 enero 2010 | 13:35

  31. Dice ser RITA

    Necesito saber si tengo derecho a estar presente cuando a mi hija de 15 años le vayan a hacer una histeroscopia. Podrían responderme lo antes posible? O saber dónde puedo preguntarlo. Muchas gracias.

    28 abril 2010 | 23:28

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.