Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

Qué suerte no ser madre en Esparta

Las pasadas navidades regalé a mi santo un pack nacido a raiz del éxito de la película 300 con tres documentales sobre historia, leyendas y costumbres de Esparta.

Allí explicaban como cada vez que nacía un bebé, los sabios de turno lo examinaban minuciosamente. Si el recién nacido tenía cualquier defecto o parecía débil, lo abandonaban en un monte. Allí, obviamente, moría rápidamente desatendido.

A los siete años los niños se separaban de sus madres y pasaban a depender de la tutela del Estado, que se dedicaba a convertirlos en los soldados de élite de la época.

Cuando doce años mas tarde eran hombres que iban a su primera batalla. Se cuenta que sus madres les entregaban su escudo de madera y cobre diciendo “Vuelve con él, o encima de él”.

Qué diferente era la maternidad entonces.

También contaban y me resultó llamativo que sólo había dos maneras de tener una lápida que te recordase tras tu muerte: si eras un soldado que moría en combate o si eras una madre que moría en el parto.

Una sociedad dura la espartana. Tenía que serlo si ha arrastrado esa fama en aquella época en la que todas lo eran.

En la antigüedad ninguna sociedad que perdurase era comprensiva con los débiles. No se podía permitir una infancia prolongada.

Roma también abandonaba a los bebés que no eran saludables o tenían cualquier deformidad. Y educaba a los niños como pequeños adultos.

Se necesitaban hombres y mujeres duros.

¡Qué suerte no vivir en aquellos tiempos!

Pero resulta interesante pensar que todos los que estamos aquí descendemos de aquellos recios supervivientes.

De generaciones de madres y hombres que se impusieron a los cuatro caballos del Apocalipsis, que vencieron a las guerras, el hambre, la muerte y la peste.

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser NUR

    Vaya tela estos espartanos!!!! que sangre fria hay que tener para dejar abandonado a un niño recien nacido, aunque lo cierto es, que no nos tenemos que ir tan lejos para ver este tipo de atrozidades. Miro a mi niño de 19 meses y pienso estas cosas y se me revuelve hasta el “estruégano”… En fin, que tengais un buen dia!!!!!!!!

    28 enero 2008 | 08:50

  2. Dice ser Zaragozana

    Sí, a mi también, mirando a mi niña se me revuelve el estómago de pensar en cualquier cosa parecida…será lo que tiene ser madre..

    28 enero 2008 | 09:00

  3. Dice ser Esteban Rosador

    “Se cuenta que sus madres les entregaban su escudo de madera y cobre diciendo “Vuelve con él, o encima de él”.Qué diferente era la maternidad entonces.”¿De verdad te crees que eso es cierto? ¿de verdad te crees que las madres espartanas eran así? ¿no será más bien que el que escribió eso no era una madre espartana?

    28 enero 2008 | 09:00

  4. Dice ser Pepe Leches

    Herodoto seguro que una madre no era, pero no tenemos otro de quién fiarnos…

    28 enero 2008 | 09:07

  5. Dice ser Raul

    Y hay que ver la gentezucilla que puebla ahora el planeta… igual haría falta un poco de vida espartana para que se quiten muchas tonterías de la cabeza

    28 enero 2008 | 10:28

  6. Dice ser Purgatorio

    AL final los espartanos acabaron sucumbiendo debido a esa forma de entender la evolucion de la especie, se quedaron sin gente por que los iban pasando a casi todos por la piedra.Una sociedad que se basa en la ley del mas fuerte está abocada al fracaso, cada cual que desempeñe el papel que tenga que desempeñar en esta sociedad, no puedes relegar a la gente por ser simplemente mas debil fisicamente que tu.

    28 enero 2008 | 11:07

  7. Dice ser Reynold Doforno

    Pues gracias a aquellas madres y a aquellos hijos tu disfrutas hoy de lo que disfrutas y con amplitud. Si no hubiese sido por aquellos espartanos posiblemente Europa estaría bajo el símbolo de la media luna y creo que eso no lo deseamos nadie y menos una mujer. Eran otros tiempos pero tenían su razón de actuar así.Hoy en día no somos muy distintos, a los hijos puede apartarlos la sociedad, en lugar de hacer que mueran pronto en un bosque, les prolongamos una vida que no es más que una serie encadenada de sufrimientos, aunque quizás sea mejor así, no somos muy distintos.

    28 enero 2008 | 15:10

  8. Dice ser Ana

    La educacion espartana por lo menos era eso, educación. Dado que en aquella epoca historica las guerras eran la manera de sobrevivir los pueblos, tenia cierta logica que se preparase a los individuos de esa manera. ¿acaso pensais que esas madres no llorarian?, eran tan altruistas que sacrificaban lo mas sagrado, a sus hijos, por el bien comun. Por supuesto me parece terrible, pero tambien me parece mal que se saque de contexto y se someta a juicio.¿Acaso vosotras, madres del 2008, estais contentas con el mundo que legais a vuestros hijos?

    28 enero 2008 | 17:41

  9. Dice ser Sota de Bastos

    ¿Saben Vdes. por qué los espartanos “tenían” que actuar así con los recién nacidos? Por su forma de matrimonio. Es decir, por la abundancia de nacimientos deformes o enfermizos que tenían, debido a la forma de matrimonio predominante. Es sabido que los espartanos practicaban la homosexualidad masculina, mientras las mujeres tenían derecho al adulterio -cosas lógicamente relacionadas-, de forma que, al tener las mujeres hijos de diferentes padres y no vivir en la misma familia los hijos de un mismo padre, era inevitable que, en la generación siguiente hubiese matrimonios entre medio hermanos (del mismo padre en diferentes familias). Ese incesto ignorado y generalizado era un semillero de todo tipo de deformaciones y enfermedades. De no haber asesinado a los débiles al nacer, Esparta hubiese sido el país de los débiles y enfermos. A ver si entendemos de una vez por qué otras religiones y culturas han combatido el adulterio y fomentado la estabilidad del matrimonio.

    28 enero 2008 | 20:16

  10. Dice ser caca

    tela eso de los espartanos

    04 septiembre 2008 | 16:42

  11. Dice ser Madre pro Esparta

    No sé dónde leí o escuché que los padres de los niños esquimales, para enseñarles lo peligroso que es acercarse al mar helado o no sé qué, en vez de advertírselo una y otra vez, cuando son chiquitines, se reúne toda la comunidad y le conducen hasta él haciéndole muchas fiestas. El niño, encantado de tanta atención, va hasta el mar o el hielo o lo que sea, y se asoma. Entonces toda la comunidad empieza a reírse de él y a señalarse. El crío se muere del corte. Eso no se le olvida. Lo pasa fatal pero no se vuelve a acercar y se evita que muera ahogado. Es brutal, pero efectivo.Mano dura en la educación. En tiempos difíciles, soluciones estrictas

    05 septiembre 2008 | 06:40

  12. Dice ser NoTu

    @Sota de Bastos:Has entendido mal lo del “adulterio” espartano. La realidad era que, si un miembro de la pareja era estéril o decaía pronto, el otro tenía derecho a cohabitar con una pareja distinta para engendrar más hijos, que era lo que le interesaba a Esparta. Eso no se consideraba adulterio, y de hecho el adulterio era duramente castigado. Las estructuras familiares espartanas eran sólidas, y sus tradiciones patriarcales.En cuanto a la homosexualidad, en Esparta era penalizada con el destierro o el suicidio forzado. De hecho, los espartanos despreciaban a los atenienses o corintios por sus “costumbres”.Lo de matar a los recién nacidos defectuosos no se limita a los espartanos. Era tradición en toda Grecia, sólo que en los otros estados era “opcional”, mientras que en Esparta era obligatorio. También los antiguos germanos abandonaban a los bebés defectuosos en los bosques.

    30 octubre 2008 | 17:38

  13. Dice ser 1488

    En esta página viene bastante en detalle todo el tema de la crianza y educación de los espartanos.http://nordicthunder.blogia.com/2008/102601-esparta-y-su-ley-ii-….Y aquí, sobre las mujeres espartanas, la familia y el matrimonio:http://nordicthunder.blogia.com/2008/091102-esparta-y-su-ley-iii-

    30 octubre 2008 | 17:43

  14. Dice ser fernando

    La agogé o educación espartana (‘conducta, movimiento’) fue, junto al radical rechazo del individualismo y la militarización de toda la vida privada y colectiva, el rasgo más característico y definitorio de la sociedad lacedemonia.

    26 noviembre 2008 | 02:36

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.