Entradas etiquetadas como ‘mosley’

Briatore: “A Mosley le gusta castigar… en la vida pública y en la privada”

El ex director de Renault, Flavio Briatore, ha vuelto a hacer gala de su peculiar sentido del humor para criticar al ex presidente de la FIA, Max Mosley:

“Es un personaje que adora castigar a la gente. Lo ha hecho tanto en la vida privada como en la vida pública”

Es evidente que las palabras de Flavio esconden un guiño al escándalo destapado por News of the world donde Mosley fue fotografiado, látigo en mano, en plena orgía sexual con unas prostitutas.

Briatore y Mosley terminaron rompiendo sus relaciones y se convirtieron en enemigos íntimos en el Mundial de Fórmula 1. Fue Mosley quién impuso la sanción de por vida al italiano por el accidente de Piquet en Singapur 2008.

Ahora que la justicia francesa ha anulado aquella sanción, aunque la FIA la ha recurrido, Flavio podrá regresar al Mundial y espera que a partir de ahora mejore la transparencia de la Fórmula 1:

“Espero que esta sentencia sea una primera piedra para un cambio de dirección tras años de control de Mosley. Se puede llegar a una situación mucho más democrática y más correcta”

Claro que si Briatore vuelve, también debería aplicarse el cuento y no planear estrategias suicidas como la de Singapur 2008.

Mosley dice que ‘lamenta’ la marcha de Briatore

La hipocresía del presidente de la FIA, Max Mosley, no conoce límites y después de inhabilitar de por vida a Flavio Briatore acaba de asegurar que le parece “triste” que su viejo enemigo deje la Fórmula 1.

“Es triste porque ha estado en el automovilismo más de 20 años. Es triste que una carrera termine así pero ¿qué otra cosa podíamos hacer? No había otra alternativa”

A pesar de su ‘tristeza’ por la marcha de Flavio, Max Mosley ha reiterado que la inhabilitación del italiano fue la decisión correcta:

“La culpa recayó donde debía recaer y fue la decisión más correcta”

Lo cierto es que muchos daban por muerto a Max Mosley cuando se montó aquella fiesta con prostitutas o cuando las escuderías plantearon un mundial paralelo a la Fórmula 1.

Pero el jefe de la FIA resistió, al menos hasta octubre, y ha sabido vengarse cortando las cabezas de sus grandes enemigos.

Primero fue el director de McLaren, Ron Dennis, quien tuvo que dejar su cargo en marzo para evitar una sanción a su escudería y ahora ha sido Briatore el sacrificado para salvar a Renault.

Montezemolo, presidente de Ferrari, tiene suerte de que Mosley ya no seguirá en 2010 porque a este paso seguro que su cabeza era la siguiente en la lista del inglés.

La FIA sólo va a por Flavio Briatore

El presidente de la FIA, Max Mosley, quiere ver la cabeza de Flavio Briatore en una bandeja antes de abandonar su cargo. Mosley no perdona que Briatore liderara una rebelión contra la FIA para organizar un mundial paralelo a la Fórmula 1 el pasado mes de junio. Aquel pulso hizo que Mosley tuviera que renunciar a su reelección al frente del automovilismo mundial.

Pero Briatore no se conformó con acabar con el reinado de Mosley y, con su peculiar sentido del humor, siguió atacando al derrotado presidente:

“Mosley no es ningún ejemplo en su vida personal y creo que tiene muchas cosas que callar”

Ahora Mosley está saboreando su venganza gracias a la denuncia de Nelsinho Piquet contra Renault por el accidente de Singapur 2008.

La FIA ya prometió inmunidad a Nelsinho si cuenta todo lo que ocurrió y ahora le acaba de prometer lo mismo al ingeniero de Renault, Pat Symonds. El objetivo es que Briatore pague los platos rotos con su cabeza. Mosley se irá, pero Flavio morirá con él.

PD. Particularmente pienso que Nelsinho también debería ser castigado por aceptar una orden suicida y callarse durante un año.

¿Dos fascistas al frente de la Fórmula 1?

Primero fue el presidente de la FIA Max Mosley organizando una orgía sexual de estética nazi y ahora es el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, quien ha elogiado el trabajo de Adolf Hitler. ¿Qué narices les pasa a los dos viejos cabecillas de la Fórmula 1?

Ecclestone ha sorprendido al mundo en una entrevista en el periódico británico The Guardian en la que destaca algunos logros del ex dictador alemán y minimiza otros detalles de su oscura biografía. Ahí van algunas perlas:

“Puede que lo que voy a decir ahora se considere terrible, pero al margen de que Hitler se dejara llevar en un determinado momento para hacer cosas que no sé si realmente quería hacer, lo cierto es que estaba en posición de mandar a muchos y de conseguir que se hicieran muchas cosas”

Luego ha mostrado su predilección por los líderes fuertes proponiendo a su colega Mosley para dirigir el Reino Unido:

“Prefiero a los líderes fuertes. Margaret Thatcher tomó muchas decisiones sobre la marcha y construyó este país lentamente. Ahora lo hemos déjalo ir otra vez. Todos estos muchachos, Gordon (Brown) y Tony (Blair) tratan de complacer a todo el mundo todo el tiempo. Creo que Max (Mosley) haría un estupendo trabajo, es un buen líder”

¿Es que tenemos a dos fascistas al frente de la Fórmula 1? Que el padre de Mosley, Sir Oswald Mosley, fu uno de los fundadores del partido fascista del Reino Unido es de dominio público, pero no esperaba algo así de Ecclestone. ¡No me extraña que este deporte haya estado al borde de su desaparición con líderes como éstos!

Mosley sigue amenazando a la Fórmula 1

Leo con estupor las amenazas de Max Mosley de presentarse una vez más a su reelección como presidente de la FIA y no salgo de mi asombro.

Después de poner la Fórmula 1 al borde de su desaparición, de enemistarse con casi todos los equipos de la parrilla y de anunciar su marcha definitiva para lograr la paz, dice ahora que ¡¡IGUAL NO SE MARCHA!!

Y encima lo hace al más puro estilo Hollywood, como si se tratara del típico malo de la película, que nunca muere aunque le disparen ochocientas balas y lo tiren tres veces por la ventana:

“Cometieron el error de bailar sobre mi tumba antes de que fuera enterrado”

A Mosley no le gustó nada que Montezemolo le llamara “dictador”, y eso que su padre fue líder de la Unión Británica de Fascistas, y ahora utiliza el ataque del presidente de Ferrari para aferrarse al cargo con uñas y dientes.

“Haré lo que tenga que hacer. No está en mi naturaleza huir de una pelea”

Casi nada. Sólo le falta llamar ‘abogado’ a Montezemolo para protagonizar la película El cabo del miedo.

Por suerte, creo que las amenazas de Mosley no tienen ningún fundamento y sus días al frente de la FIA están contados.

¿Un enemigo de Alonso al frente de la FIA?

El ex director de Ferrari, Jean Todt, se perfila como uno de los candidatos a suceder a Max Mosley en la presidencia de la FIA.

Sin duda el francés es un hombre experimentado en la Fórmula 1 y muy capacitado para el cargo, pero también fue uno de los grandes obstáculos en el fichaje de Fernando Alonso por Ferrari.

Todavía recuerdo su frase en 2007 cuando Alonso buscaba una salida de McLaren:

“Mientras dure el capítulo Todt, Fernando Alonso no vendrá a Ferrari”

Todt no le perdonó a Fernando que aceptara una oferta de Renault en lugar de Ferrari cuando todavía era piloto de la Fórmula 3000.

Sin embargo, el capítulo Todt fue breve y al terminar la temporada 2007 cedió su puesto al italiano Stefano Domenicali, actual director de la Scuderia.

En 2008 Jean Todt ocupó un cargo sin ningún poder de ejecución dentro de la escudería italiana, fue consejero delegado, y en 2009 decidió marcharse definitivamente de Ferrari.

Mosley se baja los pantalones… otra vez

El presidente de la FIA, Max Mosley, se ha bajado los pantalones y esta vez no ha sido en ninguna orgía sexual de esas que le gustan.

En esta ocasión Mosley se ha bajado los pantalones para ceder ante todas las pretensiones de las escuderías de Fórmula 1 y evitar que la próxima temporada haya dos campeonatos del mundo.

No le quedaba más remedio. Su intención de dictar las normas de la Fórmula 1 a su gusto generó la mayor crisis de la historia en este deporte y estuvo a punto de hundirlo.

Por suerte, o por presión de otros miembros de la FIA, Mosley ha rectificado a tiempo, salvando el campeonato de 2010. El veterano presidente del automovilismo mundial intenta vender que ha sido un acuerdo entre las partes:

“No habrá separación sino un único Mundial en 2010. Hemos encontrado un acuerdo sobre la reducción de costes”

Pero, en realidad, ha sido la asociación de equipos (FOTA) quién ha ganado la partida. Así lo ha explicado la escudería Ferrari:

“El Consejo Mundial de la FIA ha aprobado hoy todas las propuestas de la FOTA, por lo que el año próximo habrá un Campeonato de Fórmula 1 que, como ha pedido la FOTA, se disputará dentro de un espíritu de competición deportiva y tecnológica que tendrá reglas claras, ciertas y una gestión transparente”

El acuerdo también obliga a Mosley a no presentarse a su reelección el próximo mes de octubre. Por fin habrá una cara nueva al frente de la FIA desde 1993.

Max Mosley debería dimitir

El presidente de la FIA, Max Mosley, tiene pánico a la Fórmula 1 alternativa que pretenden organizar las escuderías de la FOTA la próxima temporada.

Mosley sabe que ese campeonato paralelo podría ser su tumba al frente del automovilismo mundial porque dentro de la FIA cada vez cuenta con menos apoyos.

Sus constantes cambios de normativa, muchos de ellos en sintonía con Bernie Ecclestone, y su descabellada idea de limitar los presupuestos a 45 millones de euros de un año para otro (algo materialmente imposible) han provocado la mayor crisis en la historia de la Fórmula 1.

Mosley intenta ahora mandar un mensaje de tranquilidad asegurando que el acuerdo con los equipos está próximo:

“Las escuderías no pueden permitirse no estar en el Mundial de Fórmula 1 y nosotros no queremos un Campeonato sin ellos. Estamos muy cerca de alcanzar un acuerdo”

Sin embargo, esas palabras pierden toda su validez escuchando a Flavio Briatore, director de Renault:

“El tiempo para alcanzar un acuerdo ya ha pasado”

O a Stefano Domenicali, responsable de Ferrari:

“Todos los equipos estamos unidos y queremos seguir adelante con el nuevo campeonato”

Incluso Ross Brawn piensa bajarse del barco de la Fórmula 1:

“No tenemos ningún interés en seguir en la Fórmula 1 bajo las directrices que pretende imponer la FIA”

La dimisión de Mosley se me antoja como la única solución para evitar que haya dos campeonatos la próxima temporada.

Estoy hasta los mismísimos ‘Brawn’ de ver ganar a Button

Este Mundial de Fórmula 1 está siendo uno de los más aburridos de los últimos tiempos gracias a las fantásticas decisiones de Bernie Ecclestone y del presidente de la FIA, Max Mosley.

Dos multimillonarios de 79 y 69 años respectivamente, que podrían empezar a pensar en jugar al golf, o hacer barquitos de papel, para dejar paso a otros directivos jóvenes con la mente más fresca.

La decisión de dar validez a los BrawnGP, coches que no cumplen con la normativa según afirman casi todos sus rivales, ha sido un fiasco y se está volviendo ahora en su contra.

Con la llegada de los BrawnGP, Ecclestone y Mosley pretendían aumentar la emoción del campeonato dando ventaja a una escudería pequeña para que plantara cara a los grandes.

Pero calcularon mal y ahora los equipos grandes están teniendo muchos problemas para recortar esa desventaja, más aún con la prohibición de los tests privados. De momento, sólo Ferrari parece haberse acercado un poco y a costa de quemar montones de euros, cuando la FIA propugna el ahorro.

Sólo faltaba que hubieran impuesto este año el sistema de puntuación por victorias (una idea que Ecclestone pretende llevar a cabo en 2010) para que Button se pudiera proclamar campeón con cuatro victorias más. A este paso en Hungría, en pleno mes de julio, el Mundial podría haber estado sentenciado. ¡Menudo espectáculo que hubieran logrado Ecclestone y Mosley para las siete últimas carreras!

McLaren, un equipo sumiso a la FIA

McLaren está pagando ahora a la FIA el indulto que recibió del organismo internacional cuando esquivó una dura sanción por haber mentido en el pasado GP de Australia.

La escudería británica, bajo sospecha desde que en 2007 fue declarada culpable de un caso de espionaje a Ferrari, ha recibido repetidas sanciones en los últimos años y ahora intenta lavar su imagen.

Por este motivo McLaren no se está mojando demasiado en la batalla que mantienen sus rivales contra el límite que pretende imponer la FIA en los presupuestos de los equipos en 2010.

Ferrari, Renault, Toyota y Red Bull han amenazado a la FIA con no inscribir a sus monoplazas para el próximo Mundial, pero McLaren sí piensa hacerlo antes del cercano 29 de mayo, fecha límite para apuntarse.

McLaren está en contra del límite presupuestario (es uno de los equipos más ricos) y extraoficialmente apoya la postura anti-FIA que lidera Ferrari. Sin embargo, está dispuesta a bajar la cabeza y estampar su firma en el libro de inscripciones para seguirle el juego a Max Mosley.