Entradas etiquetadas como ‘transmitir emociones’

Lo que siempre deberías hacer cuando hables por teléfono

telefono-sonrisa

Sonreír al hablar por teléfono (aunque sea una sonrisa social, posada o fingida) hará que tu voz suene agradable y cálida.

Es imposible no comunicar, tanto es así que lo hacemos, no verbalmente, hasta cuando nuestro interlocutor no está físicamente presente con nosotros, y es que a través de una llamada telefónica también transmitiremos emociones y sentimientos al otro.

Nuestro cerebro tiene una capacidad fantástica para percibir el estado anímico verdadero a través de la voz, a pesar de que no estemos habituados a recurrir conscientemente a ese poder, lo hacemos inconscientemente de forma recurrente. Por tanto, para sonar dispuesto, proactivo y agradable: sonríe cuando hables por teléfono, de esa manera tu voz sonará mucho más cálida y agradable.

No importa si esta sonrisa es social, posada, o fingida, de cualquier forma sonreír por teléfono es una de las mejores maneras de comunicar simpatía, interés y amabilidad. Además, el tono de voz se hace más natural y cordial. Aunque a priori pueda parecer que sonreír no tenga sentido si no nos pueden ver, la sonrisa se percibe instantáneamente y resultará una experiencia muy agradable para el interlocutor.

Haced la prueba, grabad un mensaje de texto con un rostro neutro para a continuación grabar ese mismo mensaje con una buena sonrisa en vuestro rostro, vosotros mismos podréis apreciar las diferencias. 🙂

 

En Eurovisión la cantante ucraniana Jamala no solo ganó por su voz

Expresión facial de tristeza de la cantante ucraniana en su actuación en Eurovisión.

Expresión facial de tristeza de la cantante ucraniana Jamala durante su actuación en Eurovisión.

Si no quieres perderte detalle de todo lo que ocurrió en la gala de Eurovisión puedes pinchar aquí. Nosotros pondremos el foco en la comunicación, en concreto en la expresión de las emociones en la actuación ganadora. Ya hemos tratado el tema con anterioridad hablando de la comunicación no verbal en el mundo de la música. En esta ocasión, casualidad o no, la cantante que representaba a Ucrania, Jamala, fue una de las intérpretes más expresivas y emocionales en el escenario.

El contenido de la canción, titulada ‘1944’, hablaba de su familia, una historia personal terrible ambientada en un episodio del régimen stalinista que sufrió su bisabuela. Se vuelve a poner en evidencia la máxima en comunicación no verbal: si quieres expresar realmente una emoción solo hay una forma de hacerlo, sentirla de verdad. Jamala supo transmitir un intenso sentimiento de tristeza. De todas las actuaciones que se sucedieron en el concurso, solo ella habló sobre su vida, del horror que sufrieron sus antepasados, no tuvo que interpretar, solo cantar lo que experimentaba en su interior y eso caló en un público que se rindió ante su actuación.

La expresión facial de tristeza, caracterizada por la elevación de la zona interior de las cejas (formando un triángulo), se refleja en el rostro de la cantante en repetidas ocasiones, su ejecución es perfecta e intensa, fiel reflejo de una verdadera aflicción. Esta sinceridad provoca el contagio emocional, el público ‘empatiza’ con la artista y es capaz de sentir también el pesar del relato, nos emociona y cuando hay un gran impacto emocional nuestro cerebro provoca que este tema se fije en nuestra memoria, Jamala afirmaba “quiero que se recuerde”, sin duda lo ha conseguido, gracias a su voz pero también a su comunicación no verbal.