BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Emociones y agresividad (no solo verbal) en el mundo de la política

El exministro Jérôme Cahuzac a su llegada al juicio por supuesto fraude agrede a un periodista. Foto Agencia EFE

El exministro Jérôme Cahuzac a su llegada al juicio por supuesto fraude agrede a un periodista. Foto Agencia EFE

En su día analicé en este blog  la agresión a Mariano Rajoy por parte de un chico que había manifestado su odio en días anteriores a través de las redes sociales. Mucho más reciente es la agresión a un periodista por el exministro francés Jérôme Cahuzac al llegar el pasado lunes a los juzgados para declarar por supuesto fraude. Ni que decir tienen los cientos de vídeos que podemos encontrar en la red de peleas en el parlamento chino, italiano, ucraniano, japonés, venezolano y un largo etcétera.

Parece ser una situación desgraciadamente muy repetida en el ámbito político. En este contexto se dan unas pautas de conducta no verbales y emocionales muy particulares que vamos a detallar a continuación.La transformación emocional que se sucede en este contexto sigue tres fases:

EP/Andrés Kudacki

EP/Andrés Kudacki

1. Indignación-ira: La persona percibe que algo o alguien se interpone en conseguir sus objetivos, cree que se ha producido una injusticia con él, ve amenazada su integridad física, bienestar o forma de vida. Su rostro muestra odio, ceño fruncido, tensión muscular y mayor apertura de las fosas nasales ¿Podría ser la descripción del caso de la agresión a Mariano Rajoy o a Cristina Cifuentes?

Foto de 'LeParisien'

Foto de ‘LeParisien’

2. Superioridad moral basada en el desprecio: Empiezan a reinterpretar las situaciones que les inducen a la ira y reconsideran los acontecimientos desde una posición de superioridad moral, justificando sus creencias y atribuyendo a los responsables de la situación indeseable como seres inferiores. Lo que vemos en sus rostros va a ser el desprecio, descrita por la elevación unilateral de la comisura labial. ¿Caso de Jérôme Cahuzac?

3. Agresión basada en la emoción de asco: Es el sentimiento más extremo e intenso antes de un ataque, una absoluta repudia y rechazo por la persona que tenemos delante.

En la última fase, cuando sentimos asco, repulsión por la otra persona, es en la que seguramente se produzca una grave transgresión física al otro, es un estado emocional peligroso. En las anteriores, con odio o desprecio, no tiene por qué estar asociada a la violencia u hostilidad.

Es especialmente interesante destacar que estas fases o percepciones individuales en las situaciones político-agresivas que podemos ver, por ejemplo, en los vídeos sobre agresiones multitudinarias en el parlamento se transmiten al grupo a través del canal no verbal, más si cabe si esa persona que inicia el conflicto se trata de un líder de partido, todos sus seguidores y subordinados reconocen en su rostro, voz y gestos las emociones y fases que hemos detallado, se contagian y se desata la vorágine.

Por tanto, los líderes políticos deben ser conscientes del uso cuidadoso del lenguaje no verbal y su influencia, pueden incitar o motivar una emoción, escalar o desactivar situaciones e inducir a la acción o echar el freno en situaciones conflictivas, y qué decir de lo que transmiten al resto de la sociedad que asiste a estos espectáculos lamentables de quiénes le representan en el gobierno de una nación.

2 comentarios

  1. Dice ser DSA

    Todo un ejemplo de lo que somos, unos interesados, rastreros, salvajes e impresentables. Los políticos los peores, lo que intentar hacer algo buenos se lo impiden los demás con lo que al final, tienen que entrar al trapo también.

    10 Febrero 2016 | 9:40 am

  2. Dice ser Maria

    Al final, los políticos no son más “personas” o más “humanos” que el resto..por eso todas estas emociones que tratan de esconder acaban saliendo a la luz gracias a artículos como este que nos ayudan a desenmascararlos..realmente creo que al tener ciertos intereses (económicos y de poder) más “desarrollados” que el resto, acaban siendo unos perfectos ejemplos de cómo comunican lo que no quieren comunicar..

    10 Febrero 2016 | 12:14 pm

Los comentarios están cerrados.