BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Un software que analiza emociones? Comprobemos si funciona usándolo con nuestros políticos

falsoUn laboratorio de investigación Valenciano ha creado un software que mide los estados emocionales según los movimientos que va registrando en el rostro a tiempo real. Sus creadores advierten que no hace más que codificar emociones como haría un psicólogo o experto en la materia pero introduciendo la tecnología para registrar objetivamente la interpretación.

Últimamente estoy recibiendo muchas consultas acerca de esta nueva herramienta tecnológica de medición emocional algo inquietante y me he decidido a dar respuesta, más bien, a dar mi opinión sobre ello en este blog.

En principio parece una estupenda noticia. Si el software es automático, sin la intervención del hombre, se eliminarían todos los sesgos posibles para analizar expresiones faciales y sería un detector de mentiras a través de indicadores no verbales infalibles, puesto que si alguien nos dice cualquier cosa y la máquina nos registra que siente lo contrario, tenemos la auténtica respuesta.

Veamos cómo funciona y algunos ejemplos de ello a través de su exposición en los medios de comunicación y análisis prácticos:

¿Quién le dice a la máquina cómo se expresa cada emoción? Si la herramienta dice que una determinada cara es de miedo, es porque alguien previamente lo debió configurar así, por tanto el factor humano sigue estando presente. El equipo se ha centrado sobre todo, y como no podía ser de otro modo, en secuencias del ámbito político. Analizan a los principales líderes políticos en los debates electorales e incluso en los carteles electorales. Si vemos el vídeo podemos comprobar cómo el número de emociones que se registra por segundo supera a veces un trío de sentimientos.

Es físicamente imposible que en menos de un segundo sintamos realmente más de una emoción siquiera, si que es cierto que las cinco emociones primarias: asco, sorpresa, ira, alegría, miedo son muy instantáneas en el tiempo y su duración verdadera no dura más de un segundo, pero es de sentido común que en pocos segundos no podemos pasar por todas ellas de golpe y sin estímulos aparentes que las provoquen y además en polos opuestos, por ejemplo, la herramienta marca en décimas de segundo el sentimiento de enfado y de la felicidad. Mi impresión es que realmente lo que hace el software es confundir el movimiento típico del habla con algunas emociones, por ejemplo, si pronunciamos la vocal ‘i’ nuestra boca se estira y hay tensión en la zona de la mandíbula por lo que la máquina la identifica con el miedo, igual ocurre con la vocal ‘o’ y la sorpresa por ejemplo. Y es por esto que cada milisegundo, cada pronunciación de un vocablo lo identifica con una microexpresión emocional.

Pero es que además de identificar estas cinco emociones primarias, constatadas como universales y además genéticas, por tanto fácilmente reconocibles por todos en todo el mundo, la herramienta es capaz de leer emociones en nuestro rostro tan complejas como la ‘traición’ ‘consternación’, ‘desesperación’ o ‘arrogancia’. Yo me pregunto ¿cómo podemos poner una cara de traición o de arrogancia? Parece complicado. Los fotogramas que he capturado del software y he presentado en esta entrada ‘se supone’ que dan respuesta de ello.

Creo que las siguientes imágenes también hablan por sí solas y no es necesario ser un experto en comunicación no verbal para no ver la culpa en Pablo Iglesias, por ejemplo, por ningún sitio, ni la cara de arrogancia en Albert Rivera, más que nada porque llevo toda mi carrera estudiando expresión emocional y no sé identificar una cara de arrogancia sin verbalización o contexto asociados.

Ciertamente la noticia prometía, y considero primordial que se siga investigando en esta línea, pero aún estamos muy lejos de conseguir una tecnología que se sepa inequívoca para detectar emociones y por tanto para detectar mentiras a través del lenguaje corporal.

 

6 comentarios

  1. Dice ser Alex

    Con Iglesias pasaremos hambre. Cada 20 días haremos colas en los supermercados para poder comprar productos de primera necesidad…..exactamente igual que Venezuela que es quien le paga.

    09 Febrero 2016 | 10:33 am

  2. Dice ser María

    Que acertada es tu opinión Alicia, no parece fácil detectar “tanto” en tan poco tiempo y menos sin esos estímulos tan necesarios para producir una respuesta en la persona.
    Esperemos que sigan por esa línea, pero no tengan tanta prisa por llegar a la meta y desarrollen de una forma más científica este proyecto!

    09 Febrero 2016 | 11:51 am

  3. Dice ser Pedro

    esperemos (puestos en lo peor) que sea como en venzuela, porque como sea como es en Irán (sus otros socios) ahí ya si que no habrá esperanza…

    09 Febrero 2016 | 11:52 am

  4. Dice ser Eledus

    Esperemos estar como en Venezuela o Irán, por que si seguimos como en angola, actuales socios del gobierno …. acabaremos caníbales como ellos, o canibalizados, que es aún peor.

    09 Febrero 2016 | 3:05 pm

  5. Dice ser Pity

    Ya decía yo… demasiado bonito para ser verdad. Gracias por el artículo. Hoy salieron en espejo público y son de risa!

    09 Febrero 2016 | 4:36 pm

  6. Dice ser Pedro

    Pues no se si será socio o no de Angola el gobierno, lo que si que se es que Pablemos si que recibe subvenciones de esos dos países, donde por cierto no se si serán caníbales como dices que son en Angola (tu sabrás) lo que si que se es que si eres homosexual en Irán, te cuelgan de una grúa.

    09 Febrero 2016 | 7:37 pm

Los comentarios están cerrados.