¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘20 minutos’

Cómo y por qué hacemos la portada de ’20 minutos’

Os lo contamos ayer en 20minutos.es (incluso con un encuentro digital mío con los lectores) y hoy en nuestras ediciones impresas: hoy se cumplen 10 años del nacimiento de nuestro diario. El 3 de febrero de 2000 lanzamos el Madrid y m@s, “el primer diario que no se vende” (ya estaba esta frase junto a la cabecera, y ahí sigue), al que un año después cambiamos de nombre para pasar a llamarlo 20 minutos.

Tengo aquel primer ejemplar impreso delante. El titular grande de portada dice: “Las hipotecas y los créditos de consumo serán pronto más caros”; y el subtítulo: “EE UU subió ayer los tipos, y hoy estudia hacerlo el Banco Central Europeo”. El segundo titular es así: “Los institutos prohíben a los alumnos el uso de móvil en clase”. La foto es de un partido de la noche anterior en el que el Atlético de Madrid se clasificó para los cuartos de final de la Copa tras eliminar al Real Unión de Irún…

Estamos preparando un número especial de repaso a la década, un número en que hablaremos poco de nosotros mismos y mucho más de los cambios más relevantes que se han producido en el mundo. Lo repartiremos en unos días en nuestras 15 ciudades, con 800.000 ejemplares de tirada. Pero quitándole el polvo a viejos papeles que estoy manejando para ese número he encontrado uno que hice en esos años fundacionales y que os voy a reproducir aquí porque creo que contiene algunas de las claves que explican nuestro éxito. El documento se titula “Los 16 mandamientos. Cómo y por qué hacemos nuestra portada”, probablemente lo escribí y distribuí en nuestra redacción en el año 2002. Creo que os ayudará a entender cómo aquel modestísimo proyecto periodístico que pusimos en marcha una veintena de personas acabó convirtiendo a 20 minutos en el diario impreso más leído de España, por encima de todos los demás, incluidos los de pago; a 20minutos.es en el tercer diario on line más visitado y a Calle 20 en el mensual líder de cultura y tendencias. Ahí va:

“Los 16 mandamientos

Cómo y por qué hacemos nuestra portada.

UNO- A interés similar, preferimos lo local a lo nacional, lo nacional a lo internacional, lo cercano a lo lejano, lo caliente a lo frío, las historias a las estadísticas, las informaciones de sociedad a las de política, las que tienen nombres propios a las que sólo tienen números.

DOS- Preferimos las noticias buenas a las malas, las positivas a las negativas.

TRES- Debemos dar lo importante, pero también lo interesante. A lo interesante, además, lo valoramos un poco más de lo que le correspondería.

CUATRO- La vida ciudadana en toda su extensión -(el tráfico, el transporte, la seguridad, el medio ambiente, el urbanismo, la vivienda, la inmigración…), (el trabajo, los salarios, los precios, los impuestos, el consumo, la economía doméstica, la salud, la enseñanza, las relaciones personales, la revolución tecnológica…), (los deportes, el ocio, las tendencias y formas de vida, los espectáculos, la televisión…)- es el principal campo de información que cultivamos.

CINCO- Al valorar cada información nos preguntamos por sistema a cuánta gente le afecta directamente lo que contamos.

SEIS- En nuestra primera página ha de estar casi por sistema (y casi siempre mucho más pequeña) la información que previsiblemente va a ser la más grande en la primera página de los diarios de pago.

SIETE- Siempre hemos de llevar alguna información útil.

OCHO- Siempre hemos de poner algo (o mucho) que tenga especial interés para las mujeres, que son la mitad de nuestro público.

NUEVE- Siempre hemos de poner algo (o mucho) que tenga especial interés para los jóvenes, que son la mitad de nuestro público.

DIEZ- Pero no olvidamos que somos un diario familiar: siempre hemos de preguntarnos si los campos de interés de todos los miembros de la familia están representados en nuestra portada.

ONCE- El cóctel final ha de ser equilibrado: con todos los ingredientes enumerados, pero ninguno en demasía.

DOCE- Nuestro diario informa, entretiene, da servicio y crea comunidad de lectores. Esos cuatro conceptos han de estar en la primera página.

TRECE- Algunos titulares han de hacerle un guiño cómplice al lector. Y en uno de ellos hemos de buscar por sistema un toque de humor en algún rincón de la primera página. Alguno o algunos de los titulares no ha de ser informativo/objetivo, sino emotivo/subjetivo.

CATORCE- A la hora de elegir la foto principal y el resto de imágenes de primera, buscamos lo espectacular, lo poco visto, lo insólito. Huimos de lo trillado, lo previsible, lo muy visto. Si las imágenes de que disponemos no son muy singulares, tratamos de darles más vida al editarlas: con un corte diferente, un recorrido, un silueteado…

QUINCE- En la medida de lo posible, ha de haber un segundo logo de 20 minutos en la portada, además del de cabecera. Para una ‘Campaña 20 minutos’, un ‘Dile a’, un ‘Pasa el diario’, un suplemento, una información sobre algún evento que patrocinemos.

Y DIECISEIS. Todos estos mandamientos han de tenerse en cuenta también a la hora de elaborar las distintas secciones de 20 minutos. Es más: si no se tienen en cuenta, difícilmente podremos hacer una portada que los cumpla.

Aún hoy, muchos de los mandamientos los tenemos vigentes.

¡Atención, teachers, regalamos cuentos bilingües!

Los cuentos bilingües en castellano y en inglés, que ahora publicamos en nuestra edición impresa el primer viernes de cada mes y antes publicábamos todos los viernes, son uno de los contenidos de nuestro diario que más gustan a nuestros lectores. Mari Carmen Caballero, nuestra secretaria de redacción, recibe frecuentes llamadas pidiéndole entregas anteriores, y muchos lectores nos han propuesto que los recojamos en un libro y lo pongamos a la venta. Hicimos un pequeño libro con algunos de los cuentos hace ya dos años, pero con muy poca tirada y pensado como un regalo navideño nuestros a clientes, proveedores y amigos. ¡Está agotado, no quedan ejemplares!

La idea de los cuentos en inglés y en castellano nos la inspiró, hace ya cinco años, un diario de Houston que publicaba piezas de actualidad en los dos idiomas pensadas para integrar a los inmigrantes latinoamericanos en la lengua y la vida estadounidense. Nosotros decidimos hacer cuentos y no para minorías sino para todos los públicos, cuentos que sirvieran para entretener y para ayudar en su inglés a todo tipo de lectores. Los textos originales en inglés se los encargamos a William Lyon, un periodista estadounidense que reside en España desde hace décadas y que conoce profundamente ambos idiomas; y los textos en castellano, a Sofía Sánchez Adalid, poeta, pintora y bailarina. Las ilustraciones se las encomendamos a Rut Massó, una pintora y dibujante viguesa afincada en Munich.

El éxito fue inmediato, y la demanda de entregas atrasadas de los cuentos bilingües es constante, como os decía antes. Sobre todo de profesores de inglés que los utilizan como material didáctico en sus clases. Ahora estamos dándole vueltas a una idea: reeditar los cuentos en un pequeño suplemento periódico de 20 minutos que se financie con publicidad y se reparta en colegios, inicialmente de Madrid y Barcelona. Cada suplemento recogería varios cuentos de los ya publicados.

Profesores de inglés y directores de colegios: ¿os interesaría recibirlo en vuestras aulas? Si es así, enviadnos un correo a mcaballero@20minutos.es y decidnos dónde está exactamente vuestro centro y cuántos alumnos y de qué edades hay en vuestras clases de inglés. En función de la demanda de ejemplares que tengamos, llevaremos a cabo, o no, este proyecto.

¿Te escandaliza Cuttlas?

Cuttlas, el personaje de Calpurnio, se ha convertido en una de las imágenes de marca de 20 minutos y de 20minutos.es. Está con nosotros desde hace ya casi cinco años, y le gusta a la inmensa mayoría de nuestros lectores.

En 2005, la viñeta se publicaba todos los días en nuestras ediciones impresas, de lunes a viernes. En febrero de 2006 el propio autor, Calpurnio, me pidó bajar la frecuencia. “De otro modo, sólo podría dedicarme a vosotros”, me decía. Pasó a publicar tres días a la semana, y hace ahora algo más de un año, bajó a uno a la semana.

Las dos últimas viñetas que hemos publicado, la del 12 de junio y la del 19, han molestado a algunos lectores. “Compruebo una vez más, indignado, el “chiste” de Cutlas y no salgo de mi asombro de ver cómo se trivializa la muerte de los indios. Les pongo un ejercicio mental: imagínense que fuera que los marroquíes de Ceuta asesinasen a los españoles de allí con la ‘estrategia Potenkim’… ¿A que ya no es tan gracioso? Por favor, ya no pido sino que exijo una rectificación del dibujante y de su línea editorial”, me escribió un lector, Emilio Iglesias.

No era la única vía por la que Emilio protestaba. “Me parece terrible bromear con las matanzas de personas (y menos con la de indios). Imaginaos al revés: una matanza de españoles en Ceuta a manos de “moros”… ¿a que ya no es tan gracioso?”, escribía Emilio en los comentarios a la segunda de las viñetas.

Otro lector le replicaba: “Emilio, hace tiempo ya que hubo una viñeta en la que Cuttlas y los indios aclararon juntos que lo suyo era la ficción, que allí no moría nadie de verdad y que (si no recuerdo mal) incluso había un sindicato de actores indios de cómic que vigilaba por que no se vulnerara ningún derecho fundamental. Total que no hay que preocuparse. Ni por los indios ni por los rusos ni por los ceutíes…”.

¿Cómo lo ves tú? ¿Te molestan o te parecen inconvenientes estas viñetas? ¿Te escandaliza Cuttlas?

Disculpas por Palomino

elpais.com se apuntó ayer un gran tanto informativo. Consiguió y publicó las grabaciones de las cámaras del Metro de Madrid que demuestran que lo que el 11 de noviembre de 2007 pareció una pelea entre grupos nazis y antifascistas, en la que murió un joven de 16 años, Carlos Palomino, pudo ser, en realidad, una agresión premeditada, un asesinato.

La noticia la recogimos en 20minutos.es desde primera hora de la mañana de ayer, citando la procedencia y enlazando nuestra información a elpais.com, y la hemos publicado hoy en nuestra edición impresa, también citando a El País. Va de tema secundario en la página 4 de la edición de Madrid, y la titulamos así: “Un vídeo demuestra que la puñalada a Palomino en el metro fue premeditada”. La información en 20 minutos papel incluye una pequeña llamada a 20minutos.es que dice: “Mira el vídeo de la puñalada a Palomino en nuestra web”, con el “mira” tipográficamente destacado.

Esta frase en el papel y la propia emisión del vídeo en la web han indignado a algunos de nuestros lectores. “Hay que ser bastardo para vender como si fuera una película el asesinato en directo de un niño de 16 años”, nos dice un lector.

Tiene razón ese lector, y otros que han protestado. Pido disculpas por el “Mira el vídeo…” en la edición impresa. El vídeo tiene un gran interés informativo, y creo que nuestra obligación es emitirlo, como han hecho muchos otros medios. Pero el énfasis que ponemos a la hora de enviar a nuestros lectores de papel a la edición on line, y el modo en que lo hacemos, es desmesurado, poco delicado. Nos hemos pasado.

’20 minutos’, en cabeza en el EGM y en el ETM

Hace una semana 20 minutos lideraba el Estudio General de Medios (EGM). Somos oficialmente, por séptima vez consecutiva, el diario más leído de España.

Ahora hemos liderado el ETM. Somos, oficiosamente, el diario más robado en los taxis de Madrid y duplicamos al segundo clasificado (El Mundo), según el estudio realizado por Daniel Díaz, nuestro bloguero autor de ‘Ni libre ni ocupado’.

“Una vez más, el diario 20 minutos lidera con holgura el ETM. ¿Será por su calidad o bien porque, al ser gratuito, libra de toda culpa al usuario que se lo lleva?”, se pregunta nuestro bloguero taxista.

¡Gracias, Daniel!

20 minutos estudiará cuando pase la crisis si lanza un diario de pago

He dado una conferencia en el Foro de la Nueva Comunicación, esta mañana, y cada medio digital que se ha referido a ella ha valorado una cosa diferente.

“20 minutos quiere entrar en el Pacto de Editores”, titula hispanidad.com

“Si hay ayudas, que sean para todos”, dice prnoticias.es

“Espagne/crise: la presse gratuite mieux armée que la payante”, dice la francesa tv5.org

“Los directivos de ’20 minutos’ se bajan el sueldo un 10%”, coinciden en el titular nuevaeconomiaforum.com, 233grados.com y eleconomista.es

“El director de ’20 Minutos’ planea lanzar un diario de pago tras la crisis”, dice elmundo.es El titular está un poco forzado. En efecto, he contado esta mañana, de pasada (no estaba en el texto que llevaba escrito), que estuvimos trabajando hace dos años en un proyecto de diario de pago dirigido a la enorme masa de nuevos lectores creada por la prensa gratuita, pero que, cuando llegaron los primeros indicios de la crisis económica, metimos el proyecto en la nevera. Era un diario para esos nuevos lectores a los que la prensa de pago “no sabe ni atender ni seducir”, como le decía hace unos minutos a un colega y amigo que me ha pedido más detalles.

Pero hoy no está en nuestros planes inmediatos. Cuando pase la crisis, veremos si tiene sentido o no seguir trabajando en el proyecto.

Por qué ’20 minutos’ no lleva crucigramas ni sudokus

A Sergio González, estudiante de Periodismo en Madrid, le ha llamado la atención el hecho de que 20 minutos no tenga una sección de pasatiempos: ni crucigramas ni sudokus. ¿Por qué razón?, me pregunta en un correo.

Cuando nació este diario (hace ya casi nueve años, los cumplimos la próxima semana), sí teníamos crucigramas, Sergio. Creo recordar que durante algún tiempo publicábamos dos al día: un crucigrama tradicional y un autodefinido. Los quitamos cuando sospeché que interesaban realmente a pocos lectores (apenas hubo protestas cuando lo hice), pero que se podrían convertir en un freno a la rotación de los ejemplares.

Me explico. Los gratuitos vivimos, como sabéis, sola y únicamente de la publicidad, y conseguimos la publicidad fundamentalemente por el número y el perfil de los lectores que tenemos (por el EGM del que tanto os he hablado aquí), no por el número de ejemplares que ponemos cada día en la calle. Más EGM es más anuncios y vendidos a mejor precio que nuestros competidores. Lograr más lectores, por tanto, es uno de nuestros principales objetivos. ¿Y cómo se consigue eso? Pues haciendo un diario lo más completo posible, que tenga contenidos interesantes para todo tipo de públicos (y especialmente para los jóvenes activos y urbanos de nuestras grandes ciudades). Que se distribuya bien: que se entregue a la hora precisa y en el mejor sitio posible para que cada ejemplar logre el mayor número de lectores: no es lo mismo entregar un ejemplar a las 7.30 de la mañana en la estación de ferrocarril de Cercedilla (a una hora de tren de Madrid capital) que darlo a las 9.30 en la estación de Metro de Callao. El primer ejemplar tiene muchas posibilidades de éxito que el segundo. El ejemplar de Cercedilla lo cogerá un lector que acaba de salir de casa para ir a trabajar o a estudiar, lo leerá en unos 20 minutos (por esos nos llamamos así) y lo dejará en asiento del tren, de donde lo cogerá un segundo lector. El ejemplar de Callao, sin embargo, lo cogerá un lector que acaba su viaje, que entra en ese momento a trabajar, que se lo guardará para sí durante todo el día y que sólo al final de la tarde, de vuelta a casa, lo pondrá a disposición de otro lector…

Los crucigramas y los sudokus creemos que frenan la rotación. El lector no puede resolver el pasatiempo en el metro o el autobús o el cercanías, donde viaja de pie, incómodo y probablemente sin poder concentrarse, mirando en cada parada si es la suya. Si le gustan los pasatiempos, no soltará el ejemplar, pensando que quizás por la noche tenga tiempo para resolverlo en casa. No nos hará caso en eso otro que os decimos muchos días en portada: “Cuando leas 20 minutos, pásalo, dáselo a otro lector”. Ésa es una de las razones, Sergio, por la que no llevamos pasatiempos.

El País y El Mundo, pinochos del mes

Lección de periodismo manipulador y mentiroso la que han dado hoy algunos diarios de pago al informar del EGM, el Estudio General de Medios.

El EGM investiga desde hace 40 años cuánta gente lee qué diarios o revistas, o cuántos escuchan qué emisoras de radio y qué programas. En el caso de los diarios, los encuestadores del EGM preguntan por todos, gratuitos y de pago. Hay una sola encuesta, y en ella interrogan a los encuestados (unos 80.000 al año) sobre qué leyeron el día anterior, no si compraron o no compraron un diario. Los resultados de ayer son muy contundentes. El diario más leído en España, según EGM, es 20 minutos (2.889.000 lectores de media al día), seguido de Marca, con casi 300.000 menos; de Qué, con 634.000 menos; de El País, con 671.000 menos; de Metro y Adn, con más de un millón de lectores menos que nosotros; y de El Mundo, con millón y medio de lectores menos que 20 minutos.

Si hoy habéis leído El País o El Mundo, no os habréis enterado de nada. El País no dice que ha perdido 56.000 lectores respecto a la medición anterior y tampoco dice que le acaba de superar Qué. A los gratuitos directamente nos borra de sus tablas. La información que hace hoy El País incumple las normas de medio Libro de Estilo del propio diario, habría que darle el premio Pinocho del Mes, o el Pinocho del Trimestre, porque contar verdades a medias es directamente mentir.

El País tendría en El Mundo un duro competidor por el Pinocho del Mes (o del Trimestre). La información de El Mundo es un completo delirio, todo un florilegio de la mentira. Alardea en el primer párrafo de ser el segundo diario más leído de España, cuando en realidad es el séptimo; habla de su “liderazgo” respecto a los que están detrás (curioso liderazgo, quitas a los primeros y así eres líder. ¡Que lo haga el Numancia en Primera!), y de los gratutios dice esto: “Tampoco los gratuitos se libran de los efectos de la crisis. Todos caen en audiencia, especialmente 20 minutos (22.000 lectores menos) y Adn que resta 25.000″, pero no dice, claro, cuántos lectores tenemos, oculta que 20 minutos más que duplica en lectores a El Mundo, que les sacamos más de millón y medio de lectores de ventaja. Tampoco dicen que Adn les supera en más de 400.000.

Con la manipulación que muestran El País y El Mundo y lo sectarios que son ambos, ¿serán igual de fiables cuando hablan de política, o de eléctricas, o del paro? ¿La tabla que publican los lunes de la clasificación de la Liga de fútbol estará completa o habrán quitado a los equipos que les caigan mal a sus directores?

¿Y ésta era la prensa de calidad? ¡De calidad ínfima!

Caen los lectores de prensa

En los diarios deportivos lo saben bien: con las buenas noticias se venden más diarios, y con la malas menos: pocos van al quiosco el lunes a comprar un periódico con una crónica donde se cuenta que el equipo del que uno es aficionado jugó fatal el domingo y cayó goleado. Los deportivos son prensa ‘exitista’. Si hay éxitos deportivos, les va bien; si hay fracasos, fatal.

En la prensa económica pasa algo parecido. Con la Bolsa en alza, se venden más ejemplares. Con la Bolsa a la baja, pocos quieren ver lo mal que va la cotización de las empresas en las que tienen acciones.

¿Está pasando ya algo parecido en la prensa generalista? Los nuevos datos del Estudio General de Medios (EGM), divulgados hoy, dicen que los nueve diarios más leídos (gratuitos y de pago) hemos perdido algunos lectores en los últimos meses. ¿Por la crisis? ¿Porque casi nadie quiere leer lo mal que va la economía mundial y el empleo? ¿Porque algunos compradores de diarios se han ajustado el bolsillo y compran ahora menos? ¿Porque los gratuitos, con la caída de la publicidad, hemos reducido un poco nuestras tiradas? ¿Por todo ello junto?

(El EGM, ya os lo he explicado otras veces, es una encuesta, una encuesta gigantesca, en la que desde hace 40 años se pregunta a docenas de miles de personas cada año qué diarios y revistas leen y qué radios y qué programas escuchan).

Por lo demás, 20 minutos ha refrendado de nuevo que es el periódico impreso más leído de España, con 2.889.000 lectores diarios de media. Sacamos casi 300.000 lectores a Marca, 634.000 a Qué, 671.000 a El País, más de un millón a Metro y a Adn, más de millón y medio a El Mundo…

¿Mejoras como periodista en una redacción integrada?

Hace dos años pusimos en marcha el proceso de integración de las redacciones de 20 minutos y 20minutos.es, proceso en el que fuimos pioneros en la prensa española y aplaudidos por la profesión.

Ahora estamos haciendo balance del proceso: acabamos de realizar una encuesta entre todo el personal de redacción. Se contestaba por correo electrónico y de modo anónimo. La participación ha sido alta: del 76,87%. Eran muchas preguntas, os cuento el resultado de algunas:

el 71% de los encuestados se considera periodista de ambos medios, de 20 minutos y de 20minutos.es, el 18% sólo de las ediciones impresas, el 12% sólo del on line.

-El 56% considera que con el proceso de integración ha mejorado como periodista, el 5% cree que ha empeorado, el 39% ni una cosa ni otra.

-El 69% cree que el hecho de trabajar para los dos medios ha supuesto para él una oportunidad profesional, el 12% cree que ha sido un castigo.

-“Califica del 1 al 10 el grado de integración conseguido en general en la redacción”, decía otra de las preguntas. La nota media ha sido un aprobado: 5,62.

-A la pregunta de si el proceso ha permitido un mejor aprovechamiento de las sinergias, el 65% cree que sí y el 35% considera que no.

-A la pregunta de si hemos aprovechado mejor los recursos humanos disponibles y hemos abaratado costes, mismo resultado: 65% que sí, 35% que no.

-A la pregunta de si hemos eliminado duplicidades, suspenso preocupante: el 38% cree que sí, el 62% cree que no.

¿Y a cuál de los dos medios ha beneficiado más el proceso? Según los encuestados, a 20minutos.es tanto en la calidad (66%) y en la productividad (69%) como en los datos de audiencia (79%).

Estamos analizando en profundidad los resultados, y los de otras investigaciones internas, antes de tomar algunas medidas. En breve le daremos una vuelta más de tuerca al proceso.