¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘ceoe’

El nuevo Díaz Ferrán

Entrevistaba esta mañana Juan Ramón Lucas, en su programa En días como hoy (RNE), a Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la CEOE. Está desconocido: conciliador, dialogante, comprensivo. Celebraba mucho el acuerdo sobre negociación colectiva alcanzado el lunes entre la patronal y los sindicatos y se le veía muy predispuesto a llegar también a acuerdos en la negociación gorda, en la madre de las negociaciones sociales: la de la reforma laboral.

Quizás en este nuevo Díaz Ferrán, más humilde, hayan influido mucho la quiebra de su empresa Air Comet y las dificultades de otra de sus compañías, Viajes Marsans. Su futuro como empresario está ahora casi en manos del Gobierno y de sus diferentes terminales, depende mucho de si la Fiscalía hurga mucho o poco en la herida de Air Comet, de si Hacienda hace esto o lo otro, de si la Seguridad Social reclama con mucha o con poca insistencia que salde sus deudas, de si la Inspección de Trabajo mete o no sus narices en la situación laboral de los empleados de sus empresas…

El Díaz Ferrán empresario necesita acuerdos sociales cuanto antes y al Díaz Ferrán presidente de la CEOE se le ve dispuesto a conseguírselos. Quizás sea una buena noticia para muchos: los sindicatos, el Gobierno, los parados, la economía en su conjunto. No sé si para la CEOE también.

Díaz Ferrán, aún más débil

El enfado en el Gobierno con Gerardo Díaz Ferrán por la bancarrota de Air Comet es creciente. Hay en el Gabinete quien piensa, incluso, que no es casual que la crisis de la compañía aérea del presidente de la CEOE se produzca en vísperas navideñas. La quiebra lleva al paro a 640 trabajadores y deja sin vuelo a miles y miles de personas: muchísimas de ellas, inmigrantes latinoamericanos que iban a visitar a sus familias durante las fiestas navideñas. Al Gobierno no le ha quedado otro remedio que intentar buscarl plazas en vuelos de otras compañías al mayor número posible de los afectados.

Hace tres años, ya hubo un precedente similar que le dio muchos dolores de cabeza a otro Gobierno de Zapatero. Air Madrid suspendía sus actividades, también en vísperas navideñas y también con miles de plazas vendidas a inmigrantes latinoamericanos que iban a visitar a sus familias. Los responsables de Air Madrid intentaron derivar algunas responsabilidades hacia la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que también tuvo que buscar plazas en otros aviones a los afectados.

El profundo bache, como empresario, de Díaz Ferrán (el de Air Comet y el de Viajes Marsáns) se produce, además, pocas semanas antes de que patronal y sindicatos abran de nuevo el diálogo social, lo que añade incertidumbre y tensión a las negociaciones. La semana pasada, Díaz Ferrán fue refrendado como presidente de la CEOE por la junta directiva de la patronal. Pero entonces no se sabía aún lo de Air Comet. ¿Qué pasaría si se repitieran ahora el debate y la votación en la cúpula de la patronal?

La CEOE se debilita

Los problemas financieros que arrastran las empresas de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, no son una buena noticia para nadie. En vísperas de la previsible reanudación del diálogo social, es la segunda señal de debilidad que da una de las partes, la patronal. Hace dos semanas ya tuvieron otro lío interno, con el distanciamiento entre el propio Díaz Ferrán y su vicepresidente Jesús Bárcenas, el presidente de los pequeños y medianos empresarios.

La otra parte, los sindicatos, está mucho más unida. El veterano líder de UGT, Cándido Méndez, se considera y se proclama amigo del nuevo líder de CC OO, Fernández Toxo. Aunque no lograron la movilización gigantesca que pretendían en la manifestación del sábado pasado, los dos sindicalistas van a sentarse en la mesa del diálogo social -en la que presumiblemente se va a hablar sobre todo de la reforma laboral- más fuertes que sus adversarios. Y eso no es bueno. En la propia CEOE hay algunos partidarios de una estrategia de negociación más dura que la de Díaz Ferrán, y mucho más aún que la de Bárcenas. Si esos sectores acaparan el protagonismo de la negociación por la parte patronal, el acuerdo va a ser más difícil. Y la economía española necesita el acuerdo como el comer, imperiosamente, antes de que se destruya más empleo y cierren más empresas.

¿Cuántos parados hay realmente en España?

¿Cuántos parados hay realmente en España? Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), en el segundo trimestre de este año eran 4.137.500. Según los últimos datos del Inem y de otros servicios públicos de empleo, los parados al finalizar el mes de agosto eran 3.629.080. Pero, según sospechan tanto el Gobierno como los empresarios, son bastantes menos, incluso muchos menos.

El pasado sábado, ante el Comité Federal del PSOE, Zapatero se preguntaba en voz alta por qué sólo 28.000 personas han solicitado la ayuda de 420 euros mensuales prevista para parados sin derecho a subsidio y sin otros ingresos, cuando los supuestos afectados por la medida eran diez veces más.

Tres días antes, el miércoles 16, en el otro ladro de la trinchera y del debate, el presidente de los empresarios andaluces, Santiago Herrero, contaba estupefacto ante la Junta Directiva de la CEOE que en la provincia de Cádiz, la de mayor índice de paro de España (el 28% de la población activa no tiene empleo, según las estadísticas oficiales), sólo han pedido la ayuda de los 420 euros unos 170 trabajadores, cuando los que en teoría tienen derecho a ella son unos 15.000.

Distintos estudios oficiales calcularon que, el pasado año, 2008, el 23% del PIB español estaba sumergido: producción en negro, compraventas en negro y empleo en negro, sin pagar impuestos. Y ayer mismo, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, sostenía que el fenómeno va a más, que la crisis ha hecho que aumente aún más la economía sumergida, hasta el punto de que el número de trabajadores que están siendo remunerados en negro se ha casi triplicado en los últimos cinco años. El propio Amor calcula que en España “hoy hay millón y medio de trabajadores ‘fantasmas’ sin tributar impuestos o cotizar a la Seguridad Social”.

¿Cuántos parados hay realmente en España? Si a los datos de la EPA o del paro registrado se les resta los que dice Amor, los parados reales serían entre 2,1 y 2,6 millones.

La CEOE, otro mal dato económico

A perro flaco, todo son pulgas. Por si tuviera poco la economía española con el parón del consumo, el incremento del paro, la escasez de crédito, el repunte de la morosidad bancaria, el deterioro de las arcas públicas, el pesimismo generalizado y, en fin, la caída de la actividad y del PIB y los diversos tsunamis exteriores, una de las instituciones clave para buscarle salida al túnel, la CEOE, ha generado también sus propias turbulencias.

El presidente de los empresarios, Gerardo Díaz Ferrán, que lleva poco más de un año en el cargo, ha decidido destituir a su número dos, Juan Jiménez Aguilar, que lleva 24 y al que heredó de su antecesor en el puesto, José María Cuevas. Mañana miércoles el comité ejecutivo de CEOE tendrá que votar si apoya o no apoya la propuesta de Díaz Ferrán.

Pase lo que pase (lo previsible es que se imponga Díaz Ferrán, pero dejando heridas en la organización), la guerra interna en la patronal ralentizará el diálogo social con los sindicatos y con el Gobierno, diálogo que en esta coyuntura económica tan delicada requiriría prisas y acuerdos rápidos.

“Sé que gran parte de lo que habíamos avanzado con la CEOE en los últimos meses, en negociaciones con Juan Jiménez, lo tendremos que tirar a la papelera y partir casi desde cero con el que sea su sustituto”, me comentaba esta misma mañana un alto cargo de la zona económica del Gobierno.