¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘elena salgado’

La reforma laboral va despacio

Ha pasado ya casi mes y medio desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a los agentes sociales que hablaran de reforma laboral, que patronal y sindicatos negociaran un acuerdo. Los comisionados se están reuniendo discretamente, sin ruedas de prensa ni comunicados, bajo la tutela del secretario general para el Diálogo Social, Alfonso Morón, pero las cosas avanzan muy despacio. Las posibilidades de pacto son, a día de hoy, entre bajas y muy bajas, según me cuentan.

Ignoro si las nuevas dificultades empresariales de Gerado Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, al que el Gobierno le cerró ayer la aseguradora, media hora antes de que quebrara, serán un acicate para que el diálogo vaya más rápido o, al revés, para que encalle definitivamente. Esta mañana, la vicepresdenta económica, Elena Salgado, le ha echado un capote a Díaz Ferrán. Dice Salgado que, para el Gobierno, el fiasco de Seguros Mercurio no le ha quitado legitimidad como patrón de patrones a Díaz Ferrán. ¿Seguro?

Metisaca del Gobierno con los funcionarios

El Gobierno no sabe qué hacer con los funcionarios. Miento: sabe a medias. Sabe que en las últimas semanas, ante las dudas en los mercados financieros sobre la solvencia del Reino de España, ha prometido en diversos foros un recorte de gasto público de 50.000 millones de euros en tres años. Sabe también el Ejecutivo que en ese plan ha incluido, entre otros, este objetivo muy concreto: reducir un 4% el gasto en personal para 2013. Es decir, que los funcionarios nos cuesten un 4% menos ese año.

Ahora lo que el Gobierno no sabe es cómo hacerlo. Habló primero de reponer sólo a uno de cada 10 funcionarios que se jubilen, eso parece que ya está en marcha. Y habló después, en concreto ayer el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, de “revisar” (es decir, de no aplicarlo) el acuerdo que los funcionarios tienen firmado con el Gobierno y que les garantiza una subida salarial de 0,3% este año y cláusulas de revisión según el IPC hasta 2012. Ocaña debía de haber llegado a la conclusión de que, sin abolir ese acuerdo, era imposible el citado recorte del 4% de los gastos de personal.

Pocas horas después de que Ocaña dijera lo que dijo, sin embargo, su jefa, la vicepresidenta Salgado, le ha desautorizado o se ha echado para atrás. No se va a revisar el acuerdo con los funcionarios, seguirán cobrando lo previsto. Ahora el Gobierno habla de reducir algunos organismos públicos y de fusionar otros para lograr el recorte de gasto. ¿Cuáles? ¿Cómo? Y si se puede prescindir de ellos ahotra, ¿por qué no se hizo antes? ¿Y que hará de los funcionarios que trabajen en esos organismos? ¿Despedir a algunos? ¿Prejubilar a otros, en pleno debate sobre aumentar la edad de jubilación?

Estamos ante otro metisaca del Gobierno. No sabemos si lo lanzaron como un globo sonda, a ver qué pasaba, o si iban de verdad por ahí, por congelar o bajar el sueldo a los funcionarios, y a última hora se han asustado y renuncian a hacerlo.

El Gobierno promete menos funcionarios

Le pregunté anoche al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en el programa de TVE 59 segundos si es una debilidad o una fortaleza de la econonmía española el hecho de que el número de funcionarios haya crecido en 192.000 durante la crisis, y ya son más de 3 millones, y me apuntó que en los próximos años este colectivo va a disminuir.

Hoy ha concretado más la vicepresidenta económica, Elena Salgado, en RNE. Ha anunciado esta mañana que por cada 10 funcionarios que se jubilen sólo se repondrá a uno; es decir, que se amortizarán 9 de cada 10 plazas. Imagino que la vicepresidenta se refería a la Administración Central del Estado. ¿Se sumarán las comunidades autónomas y los ayuntamientos a esta medida?

División en el Gobierno por la jubilación a los 67 años

La reforma de las pensiones y la propuesta de que la edad de jubilación se alargue de modo que acabe siendo a los 67 años tiene dividido internamente al Gobierno. Me consta que el jueves, cuando se filtró la información, algunos ministros se cogieron un indisimulado cabreo. Consideraban que el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, le había calentado la oreja excesivamente (en temas de pensiones y en temas de gasto público) a la vicepresidenta económica Elena Salgado, y ésta a su vez al presidente Zapatero, que anda un poco grogui con tantos frentes como tiene abiertos, sin que el asunto hubiera sido suficientemente discutido en el seno del Ejecutivo. Veían incluso en la filtración un intento de que la reforma fuera irreversible.

Pero la semana arranca con posible reversibilidad en la propuesta. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ya estuvo ayer domingo poniéndole matices y la propia Salgado esta mañana en TVE recogía también algunas velas. Los ministros renuentes a la medida van a tener la oportunidad de convencer al resto para que se cambie.

Con la crisis, más fraude fiscal

Los ingresos del Estado por IVA cayeron en los primeros 11 meses de 2009 un 30%, según revela hoy el diario Cinco Días. Y no fue sólo por la crisis económica y la caída de actividad, sino por un aumento del fraude fiscal. Muchas empresas -sobre todo autónomos y pequeños comercios, según el diario financiero- han reaccionado a las penurias de las pocas ventas y de los muchos problemas de tesorería facturando más en negro que antes y pasando de facto parte de su actividad a la economía sumergida.

Y seguirán haciéndolo en 2010, según todas las previsiones.

Combatir el fraude fiscal (éste y todos) debiera ser una de las tareas prioritarias este año del superministerio de Elena Salgado. Si las arcas públicas reciben cada vez menos recursos, el défict público y la deuda pública se dispararán aún más y le será muy difícil al Gobierno mantener las medidas reactivadoras de la economía (el Plan E y sus distintas ramas) y combatir la crisis.

Vienen más subidas de impuestos

El verdadero debut de Elena Salgado como vicepresidenta económica se produjo el viernes pasado, dos meses después de tomar posesión y con cierta nocturnidad -el jueves 11 era festivo en Madrid; y el viernes 12, puente para muchos-, aunque no seré yo quien diga que con alevosía.

La vicepresidenta, que hace un mes hablaba de los brotes verdes, debutó con dos bombazos:

Uno. Anunciándonos que la situación económica española es catastrófica. Que nuestro PIB caerá este año un 3,6%, y no el 1,6% que nos dijo Solbes; que el paro se irá al 17,9% de la población activa, y no al 15,9% de la previsión anterior; y que el déficit será del 9,2%, sin incluir comunidades autónomas y ayuntamientos (la previsión anterior era del 5,8%). Conclusión final: la recuperación, los brotes verdes de verdad, en abundancia, no la atisba Salgado hasta al menos el año 2011.

Dos. Subiendo impuestos. El Gobierno ya ha decidido que no sólo no va a bajarlos, como pide el PP, sino que los sube, y empieza a hacerlo con los de las gasolinas y el tabaco.

Conductores y fumadores ya lo han notado en su bolsillo. Pero el asunto no va a quedarse ahí. Ayer, el segundo de Salgado en Hacienda, Carlos Ocaña, fue un poco más allá: el Ejecutivo no descarta subidas en otros impuestos, salvo en el IVA.

Más pistas en breve en el Consejo de Ministros.