¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘chacon’

Pocos ministros en forma

“Medio Gobierno no existe. ¡Qué digo medio! El Gobierno son ahora mismo tres o cuatro ministros y poco más”, me comenta una colega que hace información política.

“Para verle el estado de forma a un ministro, nada como las comparecencias parlamentarias”, me comentaba hace tres días un veterano socialista. “Y sólo veo buen estado de forma en unos pocos. Trini [Jiménez, ministra de Sanidad], Alfredo [Pérez Rubalcaba, titular de Interior], Chacón [de Defensa] y, sobre todo, Pepe, Pepe Blanco. Ahora mismo es el verdadero puntal del Gobierno, está actuando como un vicepresidente”.

Pues sí, eso parece. Su presencia (con Salgado y Sebastián) en el trío que Zapatero ha designado para la negociación de un pacto anticrisis le ha dado al ministro de Fomento y vicesecretario ganeral del PSOE, José Blanco, aún más alas, más campo de juego, más presencia, más autoridad, más futuro… pero al mismo tiempo ha hecho más explícitas las carencias de otros miembros del Ejecutivo, la falta de talla política, el recorrido corto.

¿Y qué piensa el presidente de todo esto? ¿Está él en buen estado de forma? ¿Tiene futuro? Quizás esta noche, en la entrevista de TVE y RNE, a partir de las 21.30, podamos comprobarlo.

Rubalcaba, ¿sucesor de Zapatero?

El País indaga hoy en su encuesta trimestral sobre un asunto que mi hijo Ignacio y yo planteamos hace apenas tres semanas en una encuesta nada científica a algunos dirigentes socialistas: ¿será Zapatero el candidato socialista a presidente del Gobierno en las elecciones generales de 2012? Y si no lo es, ¿quién sería el cabeza de lista del PSOE?

El grupo de dirigentes socialistas que nosotros consultamos, entre ellos cuatro ministros, apostó de modo muy mayoritario por la continuidad de Zapatero, pero algunos mencionaron otros nombres: Carmen Chacón (mencionada seis veces en nuestro minisondeo), Alfredo Pérez Rubalcaba (dos), José Blanco (dos), Patxi López, Guillermo Fernández Vara (el presidente extremeño, también con dos menciones)… Hoy El País incorpora a los dos primeros, Chacón y Rubalcaba, como hipotéticos rivales de Rajoy en 2012 y llega a la conclusión de que, para los encuestados, el que mayores posibilidades tiene de batir a Rajoy es Rubalcaba, muy por encima del propio Zapatero.

El ministro de Interior es, encuesta tras encuesta, prácticamente el único miembro del Gobierno que no ha visto deteriorada su imagen en los últimos meses. Los éxitos contra ETA (el más reciente, hace apenas unas horas) le están dando incluso prestigio ante votantes del PP que le eran muy hostiles cuando era portavoz parlamentario de los socialistas. Pero en el propio PSOE muchos ven improbable que Rubalcaba se postule en 2011 como cabeza de lista si Zapatero decide no continuar. Uno de los dirigentes socialistas al que nosotros preguntamos en nuestra miniencuesta, muy cercano a Rubalcaba, nos recordó que en 2012 el hoy ministro de Interior tendrá casi 61 años, y que su salud, hoy delicada, previsiblemente no habrá mejorado. “Sería el mejor candidato, pero él mismo renunciaría a serlo”, sentenció.

Ya veremos.

Chacón metió la pata y no la saca

Las grietas del Gobierno se le agravan a Zapatero. Sabíamos que está fundido el equipo económico, sobre todo el vicepresidente Solbes; que está tensa, quizás crispada, la vicepresidenta política, Fernández de la Vega; que otros ministros están desaparecidos, sin que se perciba bien en la calle en qué andan… Menos de un año después de la toma de posesión del Gabinete, sólo Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba lograban buena nota en las encuestas y no daban tropiezos en la gestión. La imagen de Chacón crecía día a día, y parecía la más indicada para el relevo generacional en el Gobierno y en el PSOE que Zapatero impulsa desde el congreso del partido de verano pasado.

Hasta que llegó el lío de Kosovo. Chacón decide retirar las tropas y se mete en un lío monumental a la hora de comunicarlo. Por lo que vamos sabiendo, el ministro de Exteriores, Moratinos, y los principales aliados (entre ellos, los EE UU de Obama) se enteran por la prensa…

Y lo que es peor: la presunta sucesora de Zapatero como cabeza de cartel electoral del PSOE para 2012 nos descubre que la capacidad de autocrítica no está por ahora entre sus virtudes…

Dicen algunos tratadistas que, en política, hay dos caminos cuando metes la pata. Uno, sacarla y reconocerlo. Otro, sostenella y no enmendalla. Si Chacón sigue muchas horas más en la segunda opción, estará haciendo un flaco favor no sólo al conjunto del Gobierno y al presidente, sino también a sí misma y a su carrera política.

P.D. Un ex ministro me comentaba la semana pesada, y lo conté aquí el domingo: “Si la quiere cuidar [a Chacón] como candidata socialista a presidenta del Gobierno en 2012, está mejor en Defensa, donde es difícil que sufra un gran desgaste”. ¡Si antes lo dice, eso de que no se iba a desgastar!

Chacón for president

En abril, cuando vimos la composición del nuevo Gobierno, muchos periodistas hicimos cábalas, cálculos, prospectiva… No sólo con intuición, también con alguna información pescada en el entorno de Zapatero: el presidente había formado un Gobierno con dos pilares veteranos (María Teresa Fernández de la Vega, 58 años, vicepresidenta primera y gran jefa de asuntos políticos; Pedro Solbes, 65 años, vicepresidente segundo y gran jefe de asuntos económicos) y con algunos jóvenes prometedores, Gobierno con el que afrontaría los primeros dos años de la legislatura. Después, en 2010, año en que se habría pasado la crisis económica (ahora tenemos dudas de si será así) y año en que España ocuparía la presidencia de turno de la UE, Zapatero renovaría el equipo.

Incluso nos atrevimos a señalar a dos delfines para ese hipotético cambio de Gobierno de 2010. La ministra de Defensa, Carme Chacón, 37 años, pasaría a ser la vicepresidenta política y la principal candidata a cabeza de lista del PSOE en 2012 si Zapatero (como dejó caer Jose Bono en diciembre pasado) no se presentaba para un tercer mandato; y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, 50 años, pasaría a la vicepresidencia económica.

He preguntado de nuevo en las últimas semanas a varios dirigentes del PSOE sobre estas hipótesis. Sobre Sebastián, he llegado a la conclusión de que la cúpula del partido tiene menos fe en él que la que le muestra el propio Zapatero. Sobre Chacón hay casi unanimidad en los apoyos. Ella y Leire Pajín (32 años, y ya número tres del partido) parecen las mejor colocadas ante una posible sucesión a Zapatero.

Ayer se conoció el último barómetro del CIS, que entre otras cosas dice que Chacón ya supera a la vicepresidenta Fernández de la Vega como personalidad más valorada del Gobierno, ambas por encima de Zapatero. Hoy, dos periódicos políticos, el progubernamental Público y el antigubernamental El Mundo, recogen la noticia en su primera página.

Zapatero, feminista

El nuevo Gobierno de Zapatero trae dos grandes mensajes.

El primero, una contundente apuesta por la igualdad: más ministras que ministros (9-8); una mujer, Carme Chacón, al frente de Defensa; un nuevo Ministerio para la Igualdad… Todo ello confirma con hechos algo que el propio presidente dice a menudo entre bromas y veras en privado y en público: “Me considero feminista”.

El segundo mensaje, la adecuación de la estructura de la Administración al tiempo en que vivimos: Inmigración, Innovación (o Investigación y Desarrollo, que a las 9 de la mañana no está aún claro el nombre) e Igualdad son nuevos retos de la sociedad española y son, por primera vez, palabras que aparecen en el nombre de los ministerios.

En esta segunda intención de Zapatero de poner la Administración al día me sorprende, para mal, que Medio Ambiente desaparezca como ministerio y pase a formar parte de Agricultura. Desde los tiempos del neolítico, cuando los agricultores comenzaron a quemar bosques para ampliar las zonas de cultivo, los intereses agrícolas y los medioambientales no son coincidentes. Cuando el cambio climático es uno de los grandes problemas del mundo y de España, la supresión del Ministerio de Medio Ambiente y la salida de Cristina Narbona del Ejecutivo no parecen buenas noticias.