¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘1 m’

Las lecciones del 1-M

1. Zapatero se ha llevado un revolcón en Galicia. El electorado probablemente le ha dado un aviso muy serio por la crisis económica. Touriño, el presidente saliente de la Xunta, nunca lamentará bastante no haber convocado elecciones en otoño pasado, como le recomendaban algunos asesores. La crisis no les hubiera mordido tanto a los socialistas.

2. Rajoy, que es gallego y se ha empleado a fondo en las elecciones gallegas, logra con el éxito de Feijóo un importante aval a su liderazgo en el PP en Madrid. ¡No se abre la sucesión! Fortalecido, quizás esta misma semana acometa los líos internos del partido: los espías, la corrupción… Esperanza Aguirre puede tener hoy más motivos de preocupación.

3. Los socialistas tienen fácil gobernar en el País Vasco. Bien con Patxi López como lehendakari (sería el primer no nacionalista que presidiera el Gobierno vasco), apoyado por las otras dos formaciones no nacionalistas (PP y UPyD), o bien en coalición con el PNV, con un lehendakari que no sería Ibarretxe.

4. Si, como apuntó anoche, López opta por la primera fórmula, el PNV pasaría a la oposición en Euskadi y dejaría de apoyar al Gobierno central en el Congreso en Madrid, por lo que Zapatero tendrá que buscar otros apoyos. ¿Los de CiU? ¿Afectaría eso a la estabilidad de otro Gobierno autonómico, el tripartito de Montilla?

Touriño cotiza a esta hora a la baja

Distintos expertos electorales han dicho estos días que la mayor o menor participación será clave en el resultado de las elecciones gallegas y vascas de hoy. El País asegura hoy en la portada de su edición impresa, incluso, que si la participación es baja, los partidos gobernantes hasta ahora en los dos territorios serían los más perjudicados: el PNV en el País Vasco y la coalición entre PSdeG (PSOE) y BNG en Galicia. “Si vota el 70%, abre el champán; si no llega, recoge los papeles para irte”, cuenta El País que le decía días pasados un miembro del PNV a un cargo público de la misma formación.

Pues bien, con los datos de participación de las 12 de la mañana, que se acaban de hacer públicos, Touriño (PSdeG) y Quintana (BNG) cotizan ahora mismo a la baja, y Núñez Feijóo (PP) al alza. Sobre Ibarretxe y Patxi López, las cosas no están nada claras.

Me explico. En las elecciones vascas de 2005, a las 12 del mediodía había votado el 16,2% del censo, y la participación final fue del 68%. En las anteriores, las de 2001 (cuando los partidos nacionalistas vascos hicieron una llamada extrema a su electorado ante el riesgo de que Mayor Oreja pudiera ser lehendakari), la participación a las 12 horas ya era muy alta, del 22%, y la participación final fue de récord: 78,9%. Con los datos que acabamos de conocer de las 12, del 17,1%, la participación final en el País Vasco superaría el 70%, e Ibarretxe seguiría, pero… está por ver. En las últimas elecciones vascas se advirtió un desplazamiento de la hora del voto que no se había producido en las anteriores. Si se cogen los datos históricos de participación a las 12 horas, me acaba de comentar un experto, la participación final vasca estaría más cerca del 65% que del 70%, y las posibilidades de Patxi López aumentarían. Hay que prestar especial atención al dato de participación en las elecciones vascas a las 17 horas, que conoceremos ya casi a las seis de la tarde. En 2005 fue del 48,9%, y la final fue del 68%. En 2001, a las 17 horas fue del 57,5%, y la final, como decía antes, del 78,9%.

En Galicia hay otro matiz. El 12% del total de su censo reside en el extranjero, y las proyecciones de participación a esta hora son más difíciles. Pero el 15,81% de participación de las 12, referido sólo al censo residente en Galicia, es muy bajo respecto a 2005. Si el electorado del PP está mucho más movilizado que el de PSdeG y BNG, Touriño estaría esta noche perdiendo el poder… Salvo que con el voto emigrante, que casi siempre vota mayoritariamente al que está en el poder y que conoceremos en unos días, logre retenerlo.

P.D. por la tarde. Los datos de participación de las cinco de la tarde han corregido las de la mañana. En las gallegas no es ya más baja que en 2005 (es más alta) y en las vascas no supera a aquellas, es prácticamente igual. El recuento y la noche electoral van a ser largos.

Corrupción socialista en el sur en vísperas del 1-M del norte

A 48 horas de las urnas en el País Vasco y Galicia, donde todos los pronósticos están muy ajustados, al PSOE le ha salido otro grano en la cara: la detención de un alcalde en Málaga, por presunta corrupción urbanística.

¿Influirá algo el comportamiento de un alcalde en el sur en los votos 1.000 kilómetros al norte? Mi amigo G., gran experto, sostiene que los escándalos de corrupción apenas afectan al voto en la derecha (“y en el PP lo saben, por eso expedientan y destituyen poco cuando saltan escándalos en sus filas”), pero sí afectan en la izquierda: el votante de izquierdas se queda en casa cuando huele mierda entre los suyos. Quizás por esto, pocos minutos después de que la Guardia Civil detuviera a los implicados en la trama de Alcaucín, los dirigentes socialistas malagueños se han apresurado a anunciar que expulsará a los que resulten imputados y que tendrá “tolerancia cero” con esos comportamientos.

Hay Liga y hay 1-M

La derrota del Barça el sábado ante su vecino el Espanyol ha resucitado la Liga, que ahora está un poco menos segura para los de Guardiola. Las encuestas publicadas en los últimos días han resucitado el interés por las elecciones del próximo domingo, 1-M. Dicen las encuestas que no hay ningún resultado seguro ni en las urnas gallegas ni en las vascas.

En las primeras, puede que siga gobernando la coalición entre PSdeG (PSOE) y BNG y puede que no, que regrese al poder el PP. En las segundas, puede que el PNV continúe en el poder, pero apoyado ahora por los socialistas (y en ese caso, sin Ibarretxe, en mi opinión), o puede que llegue a gobernar el PSE-PSOE con apoyos ocasionales del PP en el Parlamento Vasco.

En cualquier caso, conviene ser prudentes con las encuestas y no tomarlas como una verdad revelada incuestionable. La mayoría de ellas se hacen mediante entrevistas telefónicas a teléfonos fijos, lo que puede provocar graves errores de cálculo porque una gran parte de la población (los jóvenes, por ejemplo) no tiene o no usa teléfono fijo, sino móvil. Estas encuestas, por otra parte, no sondean a la población emigrante que vota fuera de España, un colectivo que en las elecciones gallegas es muy numeroso.

Además, queda toda una semana de campaña. Veremos al PNV movilizando a su electorado al grito de “¡Que vienen los españoles!” y veremos a PSdeG y BNG motivando a los suyos al grito de “¡Que vuelven los caciques de cuando Fraga!”. Y veremos a Zapatero empleándose a fondo para que un mal resultado el domingo no se interprete como una moción de censura de los ciudadanos a su endeble Gobierno y a Rajoy empleándose también a fondo para que un mal resultado no debilite aún más su liderazgo en el PP ni agrave la crisis que vive el partido.

¿Y el Barça? El próximo partido lo juega contra el Atlético en Madrid. ¡Hay Liga!