BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Planes con niños en Semana Santa: crear y encontrar huevos de Pascua

1479535_1742547039290063_6237840103259275193_nHoy que es lunes de Pascua, es buen momento para contar aquí un par de actividades que hemos tenido esta Semana Santa en casa, que no somos nosotros de salir en estas fechas y hay que idear actividades que disfrutar en casa. Hablo de crear huevos de Pascua y de esconderlos y encontrarlos.

El miércoles por la tarde estuvimos entregados a lo primero y se lo pasaron realmente bien. Esa divertida tarde que fue cortesía de mi cuñada, que estuvo instruyéndose en cómo hacerlos y lo preparó todo para que nada faltara. Me estuvo contando que encontró en Internet numerosas formas de elaborar huevos de Pascua, pero ella optó por dos que resultaron sencillas con niños a partir de tres o cuatro años y hasta diez, y que dieron buenos resultados.

Los huevos cocidos del día anterior se sumergen en vasos con colorante alimentario. A más colorante y más tiempo sumergidos, más brillantes serán los colores. Solo con eso ya tenemos unos huevos muy bonitos. También se les pueden poner pegatinas o gomitas para el pelo antes de meterlos a colorar, con lo que saldrán aún más originales tras retirar pegatinas y gomas. Luego ya es cuestión de pegar abalorios, pintar con rotuladores, bañarlos en pegamento o purpurina o lo que se nos ocurra. Otra opción es hacerse con servilletas de papel con un dibujo bonito y aplicarla sobre el huevo con una brocha que tenga agua y cola.

Lo mejor es dejar muchos materiales al alcance de los niños y que su imaginación les lleve dónde deseen. Obviamente, la purpurina y las pegatinas con brillantes de colores triunfaron. Aún tenemos purpurina por casa, mira que es difícil librarse de la condenada 🙂

A secar en la rejilla y a llevárselos a casa. Todo un éxito. Se supone que se podrían comer, pero tras tanto manoseo, estando sin refrigerar y llenitos de purpurina, nosotros no nos lo planteamos.

10649460_10208058611414580_6655160898807784476_n

Y luego está la opción de encontrarlos. Ya el año pasado organizamos una excursión por El Escorial y aprovechamos para esconder huevos de Pascua. A Julia le encantó y hemos repetido. Se podrían usar perfectamente los huevos decorados previamente, pero nosotros usamos huevos de chocolate, herederos de la famosa mona de Pascua que tanto se estila en mi Asturias o en Cataluña y que, poco a poco, se va extendiendo por el resto de España.

Si hace buen tiempo y podemos reunir a varios niños, es otra actividad sencilla, barata y al alcance de cualquiera. Se puede hacer en cualquier entorno natural cercano.

1927758_1743773765834057_181883448515675849_n

Que sí, que no será típico de aquí, que muchos lo considerarán una ‘americanada’, que lo nuestro serán las procesiones y las torrijas, pero cosas así suman y no restan. Al menos yo estoy convencida de ello.

Por cierto y por si tenéis curiosidad, esto de los huevos es una fiesta de celebración de la llegada de la primavera de orígenes paganos.

Así lo explican en la wikipedia:

Se piensa que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno es una reminiscencia de la Edad de Hielo. Tras el duro invierno, y cuando apenas quedaban provisiones, con la llegada de la primavera volvían las aves desde el sur (esto solo es aplicable al hemisferio norte) y empezaban a poner huevos, de los que se alimentaban los seres humanos hasta que podían volver a cazar con la llegada de mejores temperaturas.

El Origen remoto de la Pascua viene de la Diosa de la fertilidad mesopotámica Ishtar, (Astarté, Asera, Astaroth, Inanna) . Adorada por los babilonios, asirios, fenicios, cananeos e incluso los hebreos. También es por eso que en inglés Pascuas aún se nombra Easter y en alemán Oestern.

Entre los siglos IX y XVIII, la Iglesia prohibió el consumo de huevos durante la cuaresma por considerarlo equivalente a la carne, y por ello la gente los cocía y los pintaba para diferenciarlos de los frescos y poder consumirlos el día de Pascua de Resurrección. Con el tiempo, estas tradiciones se incorporaron a la festividad de Pascua de Resurrección y hoy en día el huevo de Pascua es un símbolo universal. Para muchos, el huevo se asemeja a la resurrección como un símbolo de vida nueva.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser objetiva

    Que pena que habiendo tanta gente pasando hambre (y no tengo que ir tan lejos como a Siria o Macedonia), haya otros que se dediquen a tirar la comida alegremente!…

    28 marzo 2016 | 19:18

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.