BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

El brote de ébola provoca un aumento de los matrimonios forzados

Christiana, Youth Blogger de Plan International en Sierra Leona

Mi nombre es Christiana. Tengo 17 años y vivo en una pequeña aldea en el distrito de Moyamba, al sur de Sierra Leona. Perdí a mi padre cuando era un bebé y mi madre es comerciante.

He vivido los problemas que afectan al derecho de las niñas a la educación. Me obligaron a casarme. Por eso quiero alzar la voz para frenar el matrimonio forzado en Sierra Leona y en todo el mundo.

Tuve que dejar el colegio dos veces: cuando tenía 7 años en primaria y luego en secundaria durante un curso. Volví al colegio hace un año.

En mi colegio, Plan Sierra Leona estableció un club de niñas dentro del Proyecto Girl Power. Fui seleccionada por mis compañeros para ser la presidenta porque mi meta es ser embajadora por la educación de las niñas y contra el matrimonio forzado, los embarazos adolescentes y la mutilación genital femenina.

Chistiana habla sobre matrimonios forzados a las niñas de su comunidad

Chistiana habla sobre matrimonios forzados a las niñas de su comunidad

Escuelas vacías y abandonadas

Antes del brote de ébola, teníamos reuniones en grupo, con educadores dentro de la comunidad y visitas casa a casa para promocionar la educación de las niñas y desincentivar el matrimonio forzado, que es una práctica muy común en nuestra comunidad. A menudo digo que “si plantas un árbol y lo dejas crecer, entonces puedes esperar una fruta fresca”.

Ahora es imposible reunirnos como grupo porque las escuelas están cerradas. En mi aldea, las cosas han cambiado completamente desde que el gobierno decretó una emergencia sanitaria y prohibió todas las reuniones públicas. Los colegios están vacíos como un nido abandonado. Algunos colegios de la zona están llenos de maleza y sucios y se han empezado a usar como centros de cuarentena.

147 niñas embarazadas

Estoy muy triste. Estar en el colegio protege a las niñas de los embarazos y los matrimonios tempranos. Muchas de mis amigas están embarazadas y me he dado cuenta de que algunas han sido obligadas a casarse. Ya no podemos abogar en su nombre, ya no podemos ir a sus casas.

La pasada semana un trabajador social estuvo hablando en la emisora de radio de concienciación infantil del distrito sobre la situación de las niñas y los jóvenes. Según este trabajador, 147 niñas del distrito están embarazadas como consecuencia indirecta de este brote de ébola.

Yo puedo ofrecer un ejemplo de una niña de mi propia comunidad. Tiene 16 años. Un hombre mayor la dejó embarazada y sus padres la enviaron a vivir con ese hombre.

Ocultar la vergüenza con matrimonios tempranos

En mi zona, la gente piensa que es una falta de respeto hacia la familia que una chica se quede embarazada. En algunas familias, las niñas son obligadas a casarse con los hombres para ocultar la vergüenza de la familia. Alguna gente también cree que las niñas pueden entregarse a hombres mayores para ayudar a la familia.

Poner fin al matrimonio infantil en Sierra Leona es algo que necesita de la ayuda de los líderes locales. Yo he oído que existen estatutos locales para acabar con el ébola en algunas comunidades. Creo que estos líderes locales también deberían aprobar estatutos locales contra el matrimonio temprano ahora que el ébola está afectando de esta manera a las niñas.

En mi distrito empezamos a registrar casos de ébola el 19 de agosto. Me preocupé. Pasaba noches en vela preocupada por los mensajes de que el ébola iba a provocar el cierre de colegios, iba a afectar a nuestra economía y, en el peor de los casos, iba a hacer que perdiese a mis seres queridos o incluso mi vida.

Perdimos a algunos niños y jóvenes de nuestra comunidad, a algunos líderes locales, a un líder religioso y a algunos familiares de mis amigos.

En cuarentena y aislados

La situación ha empeorado, mi comunidad está en cuarentena y estamos aislados. He aprendido algunas palabras horribles: casas en cuarentena, centros de transición, cloro, kits para lavarse las manos, centros de tratamiento…Los parques de juego están abandonados.

No hay electricidad, así que todos los días camino hasta el pueblo de al lado para cargar el móvil y comunicarme con los jóvenes de Plan Internacional que también están viviendo en pueblos en cuarentena. Menos mal que Plan Sierra Leona me está ofreciendo crédito y el espacio para comunicarme con los jóvenes que están comprometidos con las actividades de respuesta al ébola.

Plan Sierra Leona y otras organizaciones lo han estado haciendo bien pero creo que se puede hacer más. Hay montones de historias de niñas jóvenes que están siendo obligadas a casarse en mi comunidad. Necesitamos ayuda ahora.

Algunas niñas han sobrevivido al virus, pero han perdido a toda su familia. Todos los días hay huérfanos que mueren.  ¿Qué esperanza nos queda? Volver al colegio será un gran reto para muchas chicas por que tendrán que cuidar de sus hermanos pequeños mientras intentan volver a estudiar.

8 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Lo que nos cuenta esta chica es un terrible dilema, muy dificil en un mudo subdesarrollado, es una tragedia humana de nuestro siglo donde ya no queda ni rastro de conciencia.

    Clica

    05 Diciembre 2014 | 11:36

  2. Dice ser Una

    Tiene 17 años, quiere ir a casa de sus amigas que están embarazadas y recién casadas.

    Ya veo que no vive con su marido, porque quiere estudiar para ser embajadora.

    Comprendo, tendrás que estudiar mucho.

    05 Diciembre 2014 | 12:08

  3. Dice ser Inio

    No veo la relación entre el Ébola y los casamientos pero bueno…
    Aunque ambas cosas son una verdadera desgracia y evitables en gran parte…

    Una pena… es lo que tienen las costumbres de allí… son así especiales! Por eso yo no les quiero aquí.

    05 Diciembre 2014 | 12:33

  4. Dice ser cueci

    Ese es el problema “las costumbres”, no el ébola. Son lugares donde no interesa que las mujeres sean personas, así que difícil lo tienen.
    Yo tampoco quiero “esas costumbres” aquí, que todo se contagia menos la hermosura.

    05 Diciembre 2014 | 13:27

  5. Dice ser lourdespo

    Y de qué sirve hacer esas reuniones con grupos de mujeres, debería ser con grupos de hombres ¿no?

    05 Diciembre 2014 | 13:30

  6. Dice ser Joana

    Y ésto ¿qué interés tiene? A mí no me importa. Son sus costumbres. Es problema de ellos. Que lo resuelvan… o no. Pero como dice la inmensa mayoría de los europeos : no los quiero aquí.

    05 Diciembre 2014 | 14:54

  7. Dice ser jesica

    Comentarios discriminador si nosotros como país tuvieramos un problema así igual querríamos uir y surgir el hecho de decir no los kero aki suena muy fuerte q pasaría si algun día t dijeran lo mismo.. El problema va mas allá del ebola es la sociedad la ignoracia de cada uno…

    05 Diciembre 2014 | 16:23

  8. Dice ser Joana

    Sí que sabes, cerrando comentarios, ¿verdad?

    Jejeje… se nota el miedo.

    Pues reitero aquí: no me importa. No sólo no son mi raza. Ni siquiera son mi especie.
    Para animales, los gatos.

    http://www.news24.com/MyNews24/RaceBlacks-and-Whites-are-not-even-the-same-species-20130925

    16 Diciembre 2014 | 12:29

Los comentarios están cerrados.