Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de noviembre, 2018

¿Por qué las cucarachas suelen morir boca arriba?

A través de Twitter, Ángel V. @garrofin me pregunta por qué cuando mueren las cucarachas lo hacen patas arriba.

¿Por qué las cucarachas suelen morir boca arriba?

Las cucarachas son uno de los animales que mayor resistencia tienen frente a la muerte, pudiendo sobrevivir en condiciones extremas y muy adversas: por ejemplo tras un desastre nuclear, sin ingerir alimentos durante bastantes días e incluso tras ser decapitada.

La mayoría de cucarachas no mueren ‘por causas naturales’ sino tras ser aplastadas o haber sido envenenadas con algún insecticida. En la primera de las opciones quedan chafadas contra el suelo (o la superficie en las que se les haya aplastado) tal y como estaban en el momento de matarlas.

Es en el segundo supuesto (por envenenamiento de insecticida) cuando suele darse el caso de que en sus últimos segundos de vida acaben volteándose y mueran boca arriba. Esto es debido a que en el momento conocido como ‘rigor mortis’ (rigidez de la muerte) sus patas no se contraen al unísono, por lo que las  cucarachas quedan ladeadas y la forma redondeada de su cubierta hace que acabe hacia arriba.

Cuando la muerte les sobreviene por causas naturales no siempre ocurre que se volteen.

Cabe destacar que, al contrario de lo que suele pensarse, una cucaracha que está viva y boca arriba sí sabe y/o puede volver a voltearse para colocarse correctamente. Muchas son las ocasiones en las que estos insectos, ante la presencia de algún peligro, fingen estar muertos colocándose patas arriba y después se dan la vuelta por si solas.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades sobre animales

 

 

Fuente de la imagen:  insight pest (Flickr)

¿Cuál es el origen de llamar ‘disciplina inglesa’ al hecho de infligir castigo y dolor?

El bondage y la disciplina ingresa aunque sean prácticas sexuales que se realizan dentro del sadomasoquismo no son lo mismo. El primero, tal y como te expliqué en un post anterior, está relacionado con las mordazas y el estar amarrado e inmóvil, la segunda tienen que ver con el infligir castigos y causar dolor.

¿Cuál es el origen de llamar ‘disciplina inglesa’ al hecho de infligir castigo y dolor?

Y es que la ‘disciplina inglesa’ no es otra cosa que castigar a alguien a través de los azotes y castigos físicos, flagelando a esa persona con algún látigo.

Los azotes con una fusta o cualquier otro elemento era algo común en las instituciones educativas de la Inglaterra Victoriana de la segunda mitad del siglo XIX. A los alumnos se les sometía a castigos físicos con el fin de que aprendieran la lección (de ese tipo de actos proviene la deplorable expresión ‘la letra con sangre entra’ que tanto se utilizó en el pasado).

Como dato anecdótico, cabe destacar que no fue hasta 1987 cuando se abolió totalmente los castigos corporales en los colegios e institutos británicos estatales pero que la práctica de la disciplina inglesa siguió en vigor una década más en las instituciones docentes privadas de Inglaterra, poniéndole fin en 1999, año en el que los directores de una cuarentena de centros privados de educación presentaron una demanda al Gobierno del Reino Unido por prohibirles ejercer el castigo físico en las aulas. Afortunadamente la justicia no les dio la razón.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)

 

Curiosidades y origen de algunas tradiciones alrededor de la muerte en un pequeño gran libro

‘Fins aquí hem arribat’ Què fem i com celebrem el darrer adeu de Amadeu Carbó y Jordi CubillosDías atrás tuve la oportunidad de asistir a la presentación de un curioso libro dedicado a datos y tradiciones alrededor de la muerte (a lo largo de la Historia) titulado ‘Fins aquí hem arribat’ Què fem i com celebrem el darrer adeu (‘Hasta aquí hemos llegado’ Qué hacemos y cómo celebramos el último adiós) escrito mano a mano por los folkloristas y expertos en cultura popular Amadeu Carbó y Jordi Cubillos y publicado por Edicions Morera (dentro de la colección L’Ermità).

Y me refiero a esta obra como un pequeño libro no por su calidad o interés (que es mucha) sino por su volumen, porque los autores (y evidentemente el editor a base de recortar) han conseguido concentrar en 84 páginas una gran cantidad de información y datos sobre un tema que está lleno de curiosidades y alrededor del cual existen numerosísimas tradiciones y que daría para (por lo menos) media docena de libros más.

Es un libro al que no se le puede poner pegas, pero sí tuviésemos que ser tiquismiquis estas serían que se echa de menos que no sea más extenso (ya que un tipo curioso como yo se queda corto y con ganas de saber más sobre algunos temas) y también creo que es una lástima que solo se publique en catalán, ya que estoy convencido que podría despertar mucho interés entre los lectores de lengua castellana.

Pero centrándonos en el contenido de ‘Fins aquí hem arribat’ debo reconocer que ha resultado ser un libro que me ha sorprendido y agradado, debido a que he conocido algunas tradiciones y datos curiosos alrededor de la muerte que ignoraba (aunque de otros muchos ya había escrito posts en este blog o entradas en mis libros).

Llamativas tradiciones como ‘la danza del velatorio’, que se realizaba tras el fallecimiento de un niño pequeño (conocido como ‘albat’) y en el que se vestía de blanco y se celebraba una especie de ‘sarao’, con comida, cante y bailes, pero evidentemente no como muestra de alegría por el fallecimiento del pequeño sino porque éste, libre de pecado debido a su corta edad, se iba a convertir directamente en un ángel e iba a ascender al cielo. Hay numerosas referencias de estos velatorios en la Comunidad Valenciana hasta bien entrado el siglo XX.

Otra de los capítulos del libro ‘Fins aquí hem arribat’ está dedicado a los cementerios y el encanto de un gran número de éstos. Cabe destacar que hay una gran cantidad de arte modernista en innumerables camposantos. También nos habla de la curiosa historia que rodea al que se podría calificar como el cementerio más pequeño del mundo y que se encuentra en la pequeña población de ‘Bausen’ en el Valle de Arán.

Iconografía, literatura, costumbres y tradiciones y oficios alrededor de la muerte y los difuntos son otros de los temas que podemos encontrar en el libro, el cual recomiendo leer a quienes tengáis la posibilidad de adquirir un ejemplar, ya que estoy seguro que lo disfrutaréis.

‘Fins aquí hem arribat’ Què fem i com celebrem el darrer adeu de Amadeu Carbó y Jordi Cubillos

¿De dónde surge llamar ‘chorrada’ a algo que es de poco valor o una tontería?

Es común utilizar el término ‘chorrada’ para referirse al poco valor que tiene algo (‘me he comprado cuatro chorradas’) o señalar que se ha dicho alguna tontería o necedad (‘¡deja de decir chorradas!’).

¿De dónde surge llamar ‘chorrada’ a algo que es de poco valor o una tontería?

El origen de dónde surge utilizar dicho término para referirse a esas acepciones lo encontramos en la época en la que los líquidos se compraban a granel (vino, aceite, leche…). Era norma que el tendero dispensase tras la cantidad solicitada (por ejemplo un cuarto de litro de vino) una pequeña porción más de producto (a modo de propina) que era conocido como ‘chorrada’.

Pero ese pequeño chorro de más solía ser tan ínfimo que resultaba algo ridículo y escaso, por lo que surgió denominar de ese modo a todo aquello que tenía poco valor.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

El curioso motivo por el que llamamos ‘ático’ al último piso de un edificio

Muchos son los edificios en el que las diferentes alturas de los pisos se nombran de manera numeral (primer piso, segunda planta…) pero que al llegar al último a ese se le denomina como ‘ático’ (e incluso en algunos hay hasta sobreático).

El curioso motivo por el que llamamos ‘ático’ al último piso de un edificio

El motivo de llamarlos de ese modo no es moderno ni se originó con la construcción de los edificios de varias plantas sino que nos lleva hasta ‘Ática’, región montañosa del sur de Grecia situada en la parte más alta del país (en la que se encuentra Atenas) y que durante la Antigua Grecia tuvo una gran relevancia.

Pero fueron los antiguos romanos quienes empezaron a denominar con el término latino ‘attĭcus’ al punto más alto de algún lugar (entre ellas las edificaciones) en clara referencia al griego Attikós.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: torange

¿De dónde surge llamar ‘bondage’ a ciertas prácticas sadomasoquistas?

Se conoce como ‘bondage’ aquellas prácticas sexuales en las que quienes la realizan pueden ser atados o amordazados e infringir o recibir castigos físicos.

¿De dónde surge llamar ‘bondage’ a ciertas prácticas sadomasoquistas?

Se caracteriza por atar a uno de los participantes (quien es conocido como sumiso o siervo), además de taparle los ojos con una venda, colocarle grilletes, bozales y otros artilugios que lo hacen estar sujeto e inmóvil, mientras que la parte contraria (dominante) lo somete a castigos, con los que (ambas partes) experimentan placer.

El origen del término bondage proviene del inglés de la Edad Media cuyo significado se aplicaba a la esclavitud y servidumbre (hay escritos datados en el siglo XIV en los que ya se utilizaba el vocablo ‘bond’ para referirse a la condición de siervo).

 

 

Te puede interesar leer el post relacionado: ¿De dónde surge el término ‘sadomasoquismo’?

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Sabías que originalmente el término ‘difunto’ se utilizaba para referirse a una persona que se había jubilado?

El término ‘difunto’ es uno de los muchísimos sinónimos que existen y se utilizan para referirse a una persona fallecida (finado, muerto, cadáver, occiso, traspasado, fiambre…), pero este vocablo originalmente no se utilizó para tal fin sino para señalar a aquel que tras una larga vida de trabajo le había llegado la hora de retirarse (jubilarse) y descansar, ya que se tenía el convencimiento de que ya había cumplido con todas sus obligaciones.

¿Sabías que originalmente el término ‘difunto’ se utilizaba para referirse a una persona que se había jubilado?

Etimológicamente, el término difunto proviene del latín deffunctus’ el cual estaba formado por el prefijo ‘de’ (separación) y ‘functus’, participio de ‘fungi’ (desempeñar, cumplir, terminar) y cuyo significado literal venía ser ‘el que ya ha cumplido’ o ‘el que ha terminado’, en referencia (tal y como indico en el párrafo anterior) a aquella persona que al cumplir cierta edad le llegaba la hora del merecido descanso (retiro, jubilación) por haber cumplido con sus obligaciones en la sociedad de la que formaba parte.

 

Te puede interesar leer también otros posts relacionados:

 

 

 

Fuentes de consulta: etimologias.dechile / elalmanaque / elcastellano
Fuente de la imagen: Wikimedia commons