Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘revés’

Curiosidades sobre algunos tipos de bofetadas y sus etimologías

Infinidad de términos son los utilizados como sinónimos para referirse a una bofetada: guantazo, revés, bofetón, cachete, soplamocos o sopapo (entre otros).

Algunas curiosidades sobre los tipos de bofetadas y sus etimologías

Pero en realidad, aunque todos se refieren al acto del golpe que se da en la cara con la mano abierta, no todos tienen las mismas connotaciones.

Por ejemplo el revés se produce cuando se da con el reverso y no la palma de la mano.

El guantazo es, tal y como su nombre indica, el que se propina con un guante, pero éste no está colocado en la mano, sino agarrado con esta y es esa prenda vacía la que golpea contra la cara del agredido.

Algunas curiosidades sobre los tipos de bofetadas y sus etimologías

Se conoce como ‘soplamocos’ al bofetón que se le da a alguien en todas las narices (con la mano abierta, no el puño), con tal fuerza que el agredido acaba soltando mocos debido a dicho golpe.

El sopapo en realidad no es una bofetada que se da en la cara sino bajo la barbilla, en la parte conocida como ‘papada’. Y es que el término (que proviene del latín escrito del mismo modo) está compuesto por ‘so’ que significa ‘debajo’ y ‘papo’ que es como se conoce a la parte que se encuentra entre la barbilla y el cuello.

 

 

Quizás os interese leer el post: ¿Por qué antiguamente durante las ejecuciones públicas los padres abofeteaban a sus hijos?

 

 

Fuente de las imágenes: clker / giphy

¿De dónde proviene decir ‘sopapo’ y ‘soplamocos’ para referirnos a dar una bofetada a alguien?

¿De dónde proviene decir ‘sopapo’ y ‘soplamocos’ para referirnos a dar una bofetada a alguien?

A través del apartado de contacto de este blog, Nicolás (Nic Furia) me hace llegar un correo en el que me consulta sobre la procedencia de los términos ‘sopapo’ y ‘soplamocos’.

Como otras tantas veces os he explicado en este blog, nuestra lengua es rica en vocablos para referirnos de innumerables maneras a una misma cosa. Y como ejemplo tenemos el término ‘bofetada’ del que encontramos multitud de sinónimos: guantazo,  bofetón, cachete,  mamporro, revés, tabanazo, tapaboca, torta, tortazo, galleta, manotazo, papirotazo, pescozón, sopapo o soplamocos (estos son solo unos pocos ejemplos entre los muchísimos que hay).

Sopapo proviene del término en latín escrito del mismo modo y está compuesto por ‘so’ que significa ‘debajo’ y ‘papo’ que es como se conocía a la ‘papada’ o parte que se encuentra entre la barbilla y el cuello. En su origen, un sopapo era el golpe seco que se daba en esa parte (en la papada). Con los años quedó como sinónimo de bofetada o golpe que se da con la mano, aunque sin determinar en qué parte de la cara/cabeza.

En cuanto al término ‘soplamocos’ podemos encontrar que también se utiliza para definir varias cosas diferentes: se conoce como soplamocos al niño pequeño que continuamente está resoplando por la nariz y lleva mocos colgando (suele usarse el término para señalar a alguien de carácter o comportamiento infantil); también encontramos que soplamocos se ha convertido en sinónimo de bofetada o golpe que se da con la mano y es que, originalmente, (sobre todo en el Siglo de Oro) se conocía como soplamocos a aquel bofetón que se le daba a alguien en todas las narices, con tal fuerza que el agredido soltaba mocos debido a dicho golpe.

 

Quizás os interese leer el post: ¿Por qué antiguamente durante las ejecuciones públicas los padres abofeteaban a sus hijos?

 

 

Fuente de la imagen: clker