Entradas etiquetadas como ‘reflexiones’

¿Leemos novela histórica porque el sistema educativo nos ha fallado?

Desde que arranqué XX Siglos hace más de cinco años he escuchado afirmaciones de ese tipo. A autores, a lectores, a personas cercanas al género… “Uno de los responsables del éxito de la novela histórica en España en los últimos años es que no se enseña bien Historia en los colegios e institutos y que los lectores, hambrientos de saber, se lanzan a la ficción histórica”, es la idea aproximada. De tanto que se repite, y a veces por personas con un gran conocimiento del género, en ocasiones me he sentido tentado a aceptarlo. Pero creo que es una afirmación errónea.

Obviamente no podemos tener datos o cifras que atestigüen realmente por qué la gente lee novela histórica o cualquier otra cosa, así que tanto esa afirmación que tanto se repite, como mis propias ideas al respecto, pueden estar equivocadas.  Lee el resto de la entrada »

El ridículo ‘postureo’ del “yo sí he leído ese libro”

Tertulia literaria, charla de amigos o compañeros… Se habla de libros y alguien cita un libro, puede ser el que esté de moda o un clásico impepinable, y todos los presentes afirman haberlo leído. Puede que sea cierto que todos lo hayan hecho, pero viendo algunas noticias y estudios publicados en los últimos años es muy posible que no sea así. Sí, ese ‘postureo’ ridículo existe y, hay que reconocerlo, muchos hemos caído alguna vez en él. Yo el primero (estoy seguro. aunque ahora mismo sea incapaz de recordar con qué libro). Será por el miedo a desentonar, a no estar al nivel… Un miedo ridículo, obviamente, pero que existe. Incluso también cuando hablamos de género, como la novela histórica, teóricamente menos elevado literariamente. “Por favor, ¿quién no ha leído Memorias de Adriano?”

Siempre que pienso en esta actitud recuerdo una anécdota de mi vida universitaria. Un día un profesor preguntó a una clase de unos setenta alumnos: “¿Quién de vosotros ha leído Madame Bovary?” Tres, cuatro, cinco, como mucho, manos se levantaron. Cuando esperábamos el típico discursito sobre nuestra generación y su preparación, sobre cualquier otro tópico sobre lo que leíamos o dejábamos de leer, el profesor sonrió. “Qué envidia me dais”, afirmó. Lee el resto de la entrada »

Un puñado de lecturas para amueblarte (o liarte) la cabeza antes de ponerte a escribir novela histórica

PIXABAY

Hace unas semanas, José Manuel Aparicio arrancó la pequeña guía de cómo escribir novela histórica de XX Siglos (debatible, amorfa, liada y desordenada, pero esperamos que útil) con una declaración de intenciones: cómo escribir novela histórica y no morir en el intento. Bien, espero que esa declaración de intenciones, bien documentada, personal y emocionada os animara a no renunciar a vuestro sueño de escribir ficción histórica.

Vale, vale, vale. ¿Nos ponemos ya a darle a la tecla?

Espera, Espera. No tan rápido. Es una buena costumbre, casi siempre, pararse un segundo (en la época de las redes sociales y la inmediatez, ¡venga ya!) y pensar en qué vamos a hacer. Y lo que vamos (vas) a hacer es escribir una novela histórica. Lee el resto de la entrada »

Apenas 90 páginas para poner patas arriba la historia: ‘La oposición’

PIXABAY

“Hace un par de veranos escribí, en clara sintonía con las tesis de Alfonso Mateo-Sagasta en este precioso librito, que la historia, lejos de ser una ciencia, es un género literario y como tal no se rige por principios de verdad científica, sino por criterios de belleza artística”, escribe Luis Alberto de Cuenca en el prólogo de La oposición, de Alfonso Mateo-Sagasta (Reino de Cordelia, 2016).

Sí, hoy no os traigo ni novela histórica ni ensayo histórico, sino una novela brevísima (no llega a las 90 páginas) que, en tan escaso espacio, utiliza el tenso examen de un opositor frente al tribunal que debe evaluar si el protagonista debe obtener plaza en la universidad para exponer toda su teoría sobre la historia y, vaya, ponerla patas arriba. En 90 páginas. Toda una novela de ideas. Lee el resto de la entrada »