Entradas etiquetadas como ‘mora’

Resumen de la gala de Supervivientes de la petición de matrimonio

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

Esa forma de vida musculada cual lomo de ternera en adobo llamada Rafa Mora tiene sentimientos.

Además, es un hombre romántico y seductor, así que ayer, mientras nominaba en la gala, le pidió matrimonio a su novia Raquel, que emocionada, le dijo que sí.

Por si fuera poco, le pusieron por teléfono a su hermana y para qué queremos más, el chaval se puso a derramar esteroides que daba gusto. Y todo eso, justo después de informarnos que lleva toda la semana con cagalera, a lo mono de culo rojo y escocido.

¿Habíais visto alguna vez algo más romántico? ¡¡Shakespeare, eres un insensible!!

Pero no fue lo único que pasó en la gala, que por otra parte, estuvo llenita de cosas.

La cosa comenzó con Malena Gracia y Sonia Arenas en subiditas a un helicóptero. El pobre piloto nicaragüense, que cada jueves debe pensar que qué ha hecho él para merecer ésto, se las vio canutas para que los pechámenes de estas dos concursantes entraran en los chalecos salvavidas.

Pero de las imágenes idílicas de estas dos inocentes muchachas pasamos al infierno de ver a Rafa Mora (en versión insoportable subida) discutiendo con María José (en versión histérica subida). Nunca en mi vida vi semejante intercambio de salivazos.

Y es que como diría Jesús Vázquez, a tres milímetros escasos de su boca ellos se quedaron. Del debatito que siguió después solo cabe destacar que Rafa Mora es como Chuck Norris, o estas de parte de la ley (su ley) o estás contra ella y que chuparle el culo a los demás está mal, pero chupárselo a él es como comer caviar ruso fresquito.

Cabe destacar el papel del hijo de María José, que tiene más educación y saber estar que doce millones de Rafas juntos y la risa demoníaca que soltó el musculitos, que parecía que le había poseído el muñeco diabólico con las almorranas remojadas en tabasco.

Sonia y Malena se tiraron del helicóptero, eso sí, después de pensárselo mucho, y mientras el pobre piloto, un atractivo varón con bigote, se las veía y deseaba para no acabar en el agua, del viento que hacía. La flotabilidad de la silicona quedó comprobada de sobra con el experimento.

Poco después supimos que se iba a su casa Mireia, que fue la expulsada. Yo creo que nadie se ha sentido más contento en la vida de que le echaran de un sitio. En España la cabaña ganadera peligra, porque esta mujer se va a comer la mitad de una sentada y la otra mitad de postre. Y de beber, albóndigas.

La prueba de recompensa fue un poco sosa. Consistía en colgar a Perdiguero de una cuerda a lo perrito piloto de las tómbolas y que los demás lo hicieran balancearse hasta llegar a unas tarjetas colgadas en las que había recompensas. El hombre se movió más que el péndulo de Foucault, pero sólo cogió tres tarjetillas, de las que sacaron sólo un tubo de buceo y veinte plátanos más verdes que las películas de Jaimito.

A Óscar Higares no le dieron mucha cancha en el plató, aunque sí la posibilidad de resarcirse viendo a los desagradecidos de sus compañeros cagarse la pata abajo (literal en el caso de Rafa) cuando había mala mar y no se atrevían a salir a pescar. Entonces, esos que le pusieron verde por monopolizar la pesca le echaron de menos.

Parri es líder también esta semana, así que de todas todas, y como él dijo, Rafa iba a salir nominado. Pero Parri se ahorró hacerlo él, porque Rafa salió nominado por el grupo junto a Trapote. Así que el líder eligió por su parte a Guillermo, el triunfito invisible.

¡¡¡HA CONDENADO AL SOSO DE LOS GORGORITOS!!! La audiencia, como la vida, da sorpresas, pero si todo sale medio normal, el amigo Guillermo llega a España a tiempo para salir de gira con alguna orquesta de pueblo este verano.

Las chicas Sex Boom (no sé si estaban en el grupo, pero si no lo estaban, lo merecían), también conocidas como Malena y Sonia, tuvieron un papel importante: cambiar cosas del campamento por comida.

Al final consiguieron un bocadillo de tortilla, un litro de aceite y un kilo de azúcar. No lo debieron hacer mal, porque el resto de concursantes estuvieron de acuerdo con los cambios. Las dos poseedoras de pechos de catálogo se quedan toda la semanita en la isla y la semana que viene una se larga.

¡¡Otra sorpresa!!

Los tres nominados, Guillermo, Trapote y el mono de culo rojo, también conocido como Rafa, se van a pasar la semanita exiliados en la selva, cuidando de una vaca y un ternero. Deben conseguir leche para sus compañeros durante toda la semana.

Si lo consiguen, habrá premio, si no  lo consiguen, habrá penalización para todo el grupo.

¡Esta semana promete!

Resumen de la gala en que martirizaron a los concursantes de Supervivientes

Hola a todos.

Ayer lo de supervivientes tuvo un nuevo significado: el de que se enfrenta a acabar como el eslogan del Burguer King: A la parrilla sabe mejor.

Pero no adelantemos acontecimientos.

La cosa comenzó con una Consuelo Berlanga a lo bipolar, puesto que cuando entró se quería ir y ahora que se iba a ir, se quería quedar. Y es que una semana sin comer, durmiendo al raso y siendo devorada por los mosquitos convence a cualquiera para alargar la estancia.

Luego nos pusieron el vídeo de las pruebas de líder, en la que veíamos cómo los famosos suelen driblar a hacienda. O sea, dando vueltas y más vueltas. Los habían atado a una cuerda con una argolla y debían salir de la maraña que formaba. Ganaron Higares y Parri.

Después pudimos ver algunas de las broncas de la Legionaria. Ella achaca su mal carácter a que echa de menos a su hijo, pero yo lo achaco a la ausencia de nicotina en sangre. Y es que la Fortuna ha hecho que la Legionaria no se Cohiba y casi haga Pal Mall a sus compañeros, que no están pensando en darle precisamente el Nobel, si no en entregarle unos Ducados de oro para que se compre un Camel y se vaya de la isla con buena Lucky y llegue LoMas rápido posible, etc.

Esta muchacha ha pasado a ser la Bronconaria, por las broncas y por cómo debe tener los bronquios. Ay, el mono, que malo es, ya lo vimos en El planeta de los simios.

Como este año Supervivientes lo dirige el Marqués de Sade, dejaron a uno de los anónimos fuera del concurso: los pusieron a todos en una balsa y les iban diciendo uno a uno que se tiraran al mar y nadaran hasta la playa, de forma que el menos votado por el público, en este caso Miriam, se quedaba sola, flotando en medio del mar y con menos amigos que la Legionaria en una reunión de Fumadores Anónimos. Soy yo y me cuelgo del mástil.

Finalmente, anónimos y famosos se conocieron. Fue un momento de tensión, con Perdiguero (al que nominaron los anónimos masivamente) dándoles las gracias por putearle de esa manera.

Eva González hizo unas presentaciones trasnochadas que parecían una sarta de insultos más que calificativos.

El caso es que ahora que la Conso había sido poseída por el espíritu de John James Rambo y era capaz de comerse cosas que harían vomitar a una cabra, el público, ¡oh, cruel! nos la arrebató y fue la expulsada de esta semana.

Y entonces llegó la prueba de recompensa, que diseñaron los directivos de Supervivientes inspirándose en un libro de torturas medievales burras. De hecho esa prueba estaba en el índice en la sección de “No aplicar ni a Belcebú”.

Se trataba de poner a los concursantes en una reja de metal y acercarlos por parejas a un enorme fuego abrasador. El primero que se calcinara y gritara, se bajara de la estructura o se muriese, perdía.

El caso es que ganaron los famosos, más que nada porque los focos de los platós les han curtido el pellejo. Eso sí, Rafa Mora acabó con los abdominales rojos como para ponerle un par de chuletas de cerdo a hacer encima.

Además, los famosos hicieron trampas, porque Eva González dijo que no se podían tapar la cara y Rafa lo hizo. El caso es que se llevaron nueve cerillas como nueve soles.

No todo es felicidad en el mundo anónimo. De hecho tienen lo que se conoce como un grano en el culo: Nerea.

Esta mujer ha ido a hacerse famosa y claro, eso les sienta como una patada en los eggs, ya que lo único que hace es buscar broncas para que se vea que es una excelente polemista con dotes de colaboradora en programa verdulero.

Así, llegadas las nominaciones, por el grupo de los anónimos salió nominada Nerea, y por el de los famosos, la Legionaria.

Pero ahí no acabó la cosa, porque los líderes de cada grupo eligieron a su compi preferido, el cual eligió al suyo, y así sucesivamente, hasta que en cada grupo quedó una sola persona, a la que nadie eligió.

¿Sabeis quienes fueron? Pues claro, Nerea y la Legionaria. Ellas dos, además de ser las nominadas, deberán pasar esta semana conviviendo con el otro grupo. Menudos dos regalitos que se han hecho… Sobre todo los anónimos, que se llevan a la Legionaria con el mono y cabreada por que la han nominado y no la quieren. Se van a giñar la pata abajo.

¿Qué os parece? ¿Quién se va?

NOTA: Recordad que tengo Facebook, por si me queréis buscar: Gus Hernández.

NOTA 2: Me he puesto Gus Superviviente Hernández

¡¡A ver si así es más fácil!!