Quién fue… Ed McIlvenny: el escocés que lideró a Estados Unidos para derrotar a Inglaterra en 1950

Ed McIlvenny (WIKIPEDIA).

Una de las hazañas mundialistas más famosas fue la que protagonizó el equipo de Estados Unidos en 1950 ante Inglaterra. Pues bien, este domingo os voy a hablar de uno de sus protagonistas: Ed McIlvenny.

Edward Joseph McIlvenny nació el 21 de octubre de 1924 en Greenock, Escocia. Empezó a jugar al fútbol de joven en el Morton de su localidad natal y en 1947 fichó por el Wrexham galés, que jugaba en categoría profesional.

Pero en 1949, McIlvenny decidió emigrar a América para reunirse allí con una hermana suya. Allí desempeñó varios empleos, pero no abandonó el fútbol, y se hizo con un hueco como centrocampista por la derecha en los Philadelphia Nationals de la American Soccer League, que se había establecido en 1933.

Los Nationals ganaron el torneo y McIlvenny fue elegido mejor jugador del mismo. Por todo ello, la federación estadounidense le propuso unirse al equipo que iba a participar en el Mundial de Brasil 1950, pese a ni siquiera tener la nacionalidad estadounidense. El escocés aceptó.

En aquel Mundial, Estados Unidos quedó encuadrada en el grupo 2, junto a Chile, Inglaterra y la España de Zarra. En su primer partido perdieron ante la selección española, con un tanteo de 3-1 (dos goles de Basora y otro del citado Telmo Zarra). En el segundo partido se enfrentaron a Inglaterra.

El encuentro se disputó el 29 de junio de 1950 en el estadio Independencia de Belo Horizonte, ante algo más de 10.000 espectadores. Estados Unidos, con camiseta blanca con una franja diagonal roja, llegaba como una cenicienta ante la espectacular Inglaterra de aquellos años, liderada por Alf Ramsey y Stanley Matthews (si bien este último no jugó aquel partido). Los ingleses llegaban con una impresionante racha, además.

En cambio, los estadounidenses no eran ni profesionales en su mayoría. Solo habían entrenado juntos un día antes de llegar a Brasil, y para el partido ante Inglaterra, el seleccionador decidió darle el brazalete de capitán a McIlvenny, simplemente porque, al fin y al cabo, era británico.

El partido, como os decía, supuso una de las grandes sorpresas de la historia de los Mundiales, ya que Estados Unidos derrotó por 1 a 0 a los ingleses, con gol de Joe Gaetjens, tras saque de banda del propio McIlvenny. El partido es tan mítico que en 2005 se estrenó una película llamada The Miracle Match, que rememoraba los hechos y que en su reparto incluía al exfutbolista profesional estadounidense John Harkes (curiosamente, hijo de escoceses) como Ed McIlvenny.

jugaron un partido más, ante Chile, en el que perdieron 5-2 y se despidieron así del Mundial. McIlvenny no volvería a jugar para Estados Unidos. De hecho, lo que ocurrió es que llamó la atención del mítico Matt Busby, que lo fichó para el Manchester United, pero en los ‘Diablos Rojos’ jugó muy pocos partidos y fue traspasado al Waterford irlandés, donde pasó cuatro temporadas. En 1957 fichó por el Headington United inglés, donde se retiró en 1958. Posteriormente se estableció en Inglaterra, donde abrió una escuela de fútbol.

Ed McIlvenny murió el 18 de mayo de 1989 en Eastbourne, Inglaterra, con 64 años. Está inscrito en el Salón Nacional de la Fama del Fútbol (en Estados Unidos) y su nombre también figura en el Museo Escocés del Fútbol.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el jueves.

Los comentarios están cerrados.