Los niños y la (no siempre accesible) magia del teatro

owl2No es barato ir al teatro con niños. No es el tipo de ocio que uno se pueda permitir todas las semanas. Normalmente sale algo más caro que el cine, sobre todo porque no hay día del espectador. También es verdad que en el teatro no hay palomitas, que suele ser un gasto tras importante en el cine.

Otra dificultad es que salas de cine hay por todas partes, pero salas de teatro con obras infantiles no tanto. Aunque los espectáculos recorren muchas salas por toda España, indudablemente las grandes ciudades parten con mucha viaja. Y aún así es probable que haya que desplazarse.

Y es una pena que su disponibilidad no sea mayor y su precio menor, porque la magia del teatro es algo que todo aquel que ha estado sentado en una butaca frente a los actores sabe que existe. Por suerte la mayoría de los colegios son conscientes de ello y suelen llevar a los niños a ver alguna que otra función a lo largo del curso. Al menos en las grandes ciudades claro, en centros escolares rurales suele ser más difícil.

Y hay otro inconveniente, que es el de aquellos que creen que por ser niños los que irán a verlos no es preciso esmerarse demasiado. Cualquier historita contada a gritos con alguna telas de colores vale parecen creer algunos. Grave error. Serán pequeños, no tendrán un criterio adulto, pero merecen el mismo respeto que cualquier espectador. Y los que actúan así están haciendo un flaco favor a todos sus compañeros que tratan de ofrecer calidad a los niños en otras obras. Si los padres, los que pagamos, nos encontramos con productos infantiles de poca calidad es poco probable que repitamos.

No es el caso de la pequeña y deliciosa obra que vimos el pasado fin de semana y la razón de todas estas reflexiones. Una hora de un teatro infantil muy diferente al que estamos acostumbrados. He visto musicales infantiles, revisiones de cuentos clásicos, óperas y ballet adaptados, pero sin duda alguna lo más original que me he encontrado es Faboo, el encanto de la imaginación.

Un ser con alma de niño dicen que es. Le vemos nacer, jugar siendo un bebé y un niño pequeño, y al final ser madre y descubrir de nuevo el juego gracias a su hijo. Faboo es un recordatorio efectivo de que la imaginación es el mejor aliado en el juego, de que los padres lo redescubrimos con nuestros hijos. Es la mejor muestra de que con poco se puede construir mucho: una obra de teatro completa, un universo de juego infantil.

Sólo una persona en el escenario, con la ayuda oculta de otra en ocasiones, apenas unas pocas palabras y un viejo bidón para crear un entretenimiento diferente que nosotros disfrutamos.

Faboo está en el teatro Galileo de Madrid hasta finales de octubre, la entrada cuesta doce euros. Pero si no es esa obra, siempre es buena idea plantearse el teatro a ver otra como una actividad con los niños ahora que el invierno está llegando y la oferta se amplía. Justo este fin de semana acaban de estrenar un musical de Pocoyo por el que también tengo curiosidad.

Siempre que sea posible, claro. La magia del teatro no siempre es la más accesible.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Demagerit

    Es cierto que no se prodiga mucho teatro infantil, aunque en las grandes ciudades si es más habitual.
    Uno de estos lugares es La Sala Mayko que tiene programación variada para adultos e infantil los fines de semana. Muy recomendable.

    29 septiembre 2014 | 11:15

  2. Dice ser tito spaghetto

    Yo te invito a que vengas a ver mi espectaculo
    Esos extraños cacharros de mi papa

    29 septiembre 2014 | 12:56

  3. Dice ser Sara

    Hola Melisa.
    Acabo de leer tu entrada de el Hermano perfecto y una vez más, has vuelto a emocionarme con tus comentarios y la foto que los acompaña. Sin tener tu capacidad para transcribir sentimientos, podría haberlo escrito yo también 🙂 .

    A pie de foto: Javier (8 años) y Teresa (5 años) en verano.

    🙂

    29 septiembre 2014 | 23:45

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.