BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

Italia y Holanda

Ciudadano cojo es el blog de una buena amiga y también madre reciente. La única que conservo del colegio.

En su último post ha publicado el pequeño cuento “bienvenidos a Holanda”.

Un precioso relato al que llegué gracias a Inma Cardona hace casi un año. Inma también tiene un blog, Miguel, autismo y lenguaje, es logopeda y madre de tres niños, uno de ellos con autismo.

Creo que todos los que tenemos un hijo con una discapacidad hemos llegado antes o después a este pequeño relato, que años después tuvo una continuación.

Os dejo con el post de mi amiga, que incluye el relato, por que es breve y hermoso:

Este es el cuento de la escritora Emily Pearl Kinsgley, ella es madre de un niño con síndrome de Down y escribió este cuento para describir la experiencia de educar a un hijo que en nuestro Sistema Educativo se define como un alumno con necesidades educativas especiales:

Esperar un bebé es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: compras muchas guías de turismo y haces unos planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas de Venecia… También puedes aprender algunas frases en italiano. Todo es muy excitante. Después de meses de preparación, finalmente llega el día: haces la maleta y estás muy nervioso. Algunas horas después, en el avión, la azafata dice: “Bienvenidos a Holanda”:

“¿Holanda?”, preguntas. “Cómo que Holanda? ¡Yo pagué para ir a Italia! Toda mi vida he soñado con ir a Italia!”.

Sin embargo, ha habido un cambio en el plan de vuelo, el avión ha aterrizado en Holanda y ahí te tienes que quedar. Así que tienes que salir y comprar nuevas guías de turismo, incluso tendrás que aprender un idioma nuevo. Lo importante es que no te han llevado a un lugar horrible: se trata simplemente, de un lugar diferente. Es más lento y menos deslumbrante que Italia. Pero después de pasar allí algún tiempo y de recuperar la respiración, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta de que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts… Pero todos tus conocidos están ocupados yendo y viniendo de Italia, presumiendo de los días maravillosos que han pasado. Y durante el resto de tu vida, te dirás: “Sí, ahí es donde se suponía que iba yo. Eso es lo que yo había planeado.”

Pero si te pasas la vida lamentándote por el hecho de no haber podido visitar Italia, es posible que nunca te sientas lo suficientemente libre como para disfrutar de las cosas tan especiales y tan encantadoras que tiene Holanda.

No es mi experiencia personal, pero sí conozco a una madre que ha sabido aceptar con entereza esa primera situación en la que descubres que tu hijo tiene un trastorno concreto que le va a acompañar en su trayecto vital. Ella ha sabido darle un tiempo muy limitado a ese “duelo”. Ha comprendido que cuanto antes se repusiese, antes podría empezar a ayudar a su hijo y a trabajar junto a él en este camino.

Por eso ella tendrá la gran suerte de disfrutar de Holanda, mucho más de lo que quizá yo nunca disfrutaré de Italia.

Como le he dicho a ella. ¿Para qué “dolerse” de saber al fin lo que sucedía a mi pequeño gran amor? ¿Qué sentido tiene perder el tiempo “doliéndose” cuando podrías dedicar ese tiempo a trabajar en su provecho? Y todo ésto no quiere decir que no duela. Pero incluso el primer día le decía a mi santo que en un mes ni nos acordaríamos de la pena. Que seguíamos teniendo el mismo niño del que estábamos enamorados y además ahora sabíamos cómo ayudarle. Fue menos de un mes.

Negación si hubo. Más de medio año perdido y autoconvenciéndome de que no pasaba nada, que simplemente era más lento en algunas cosas. Si de algo me lamentaría sería de eso. Pero tampoco tiene sentido hacerlo.

Yo además tengo suerte. Podré disfrutar tanto de Italia como de Holanda.

En octubre de 2008 escribí un post en el que contaba lo siguiente:

Parece que hay gente que nace programada para ser feliz pese a que la vida les vapulee y hay otros que lo tienen muy difícil, aunque les toque la euromillonaria y no tengan problemas graves de salud, familia o amores.

Yo, afortunadamente, soy del primer grupo de serie. La botella siempre está medio llena. Esa suerte que tengo. Y mi santo va por el mismo derrotero.

Así que ojalá mis peques hereden esa misma disposición ante la vida. Creo que es lo mejor que puedo darles en herencia.

Y si no lo heredan, o lo hacen en menor medida que su madre, que al menos sean capaz de racionalizarlo para vivir tranquilos y felices.

Espero que me perdonéis la introspección.

Y para terminar ahí tenéis un vídeo un poco largo pero que merece la pena ver:

22 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser terran

    Muy bonito el primer relato…creo que lo dice todo…Con respecto a lo segundo que nos cuentas, yo tambien tengo la suerte de ver siempre el vaso medio lleno…y y podio comprobar con agrado que en muchas ocasiones es contagioso hacia los demás…

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Meritxell

    Un relato precioso.Para mamá holandesa: busca un libro que se titula “porque me cuesta tanto aprender” en el se explican los principales transtornos de aprendizaje. Es un libro escrito por una doctora (ahora no me acuerdo del nombre), muy interesante.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Mama de Claudia

    De verdad, un ejemplo sois!

    20 febrero 2010 | 22:43

  4. Dice ser LadyA

    Me parece un cuento precioso, aplicable a cualquier situación en nuestra vida…. Yo, por desgracia, soy de las personas que ven el vaso medio vacío… ya me gustaría a mi tener la mitad de tu optimismo.un saludohttp://lamamavaca.blogspot.com/

    20 febrero 2010 | 23:16

  5. Dice ser Austral

    Como se nota que no me gusta viajar… soy incpaz de hacer el trayecto. Pero el sitio me daría igual y si me gustaría, pero por no hacer el trayecto… yo me lo pierdo.DIFUSIONES SIN MEDIDA: http://difusionesanimalessinmedida.blogspot.com/ADOPCIONES A MEDIDA:http://busco-perrosdeadopcion.blogspot.com/

    21 febrero 2010 | 06:00

  6. Dice ser AnaMG

    Puf, de verdad que nunca se me hubiera ocurrido verlo de esa forma!.Mi hijo tiene un problemita de compresion y desarrollo del lenguaje, (estamos ahora en ello) y bueno, por lo que parece la cosa va bien y si trabajamos con el, lo mas probable es que despues de visitar Holanda, nos vayamos a conocer Italia, por si la cosa no fuera asi, creo que me acordare de esta historia!

    21 febrero 2010 | 10:24

  7. Dice ser DEPOSITOS 2010

    Muy buen relato, da gusto leer a personas optimistas en estos momentos de pesimismo absoluto.Pincha aquí para consultar los Mejores depositos de 2010 http://www.miseuritos.com/depositos-bancarios/

    21 febrero 2010 | 11:29

  8. Dice ser Mama de 7

    Este texto es una referencia para todas los padres de hijos con dificultades.Supongo que ademas la primera vez que lo leemos lo hacemos casi sin poder ver el texto por las lagrimas.Me gusta mucho, porque ademas refleja perfectamente como te sientes.Yo tengo mucha suerte, conozco desde mi maternidad 7 paises diferentes. Y todos me parecen estupendos. Cada uno es diferente afortunadamente.

    21 febrero 2010 | 12:09

  9. Dice ser antonio larrosa

    Lamento mucho no poder opinar sobre este post, pero es porque me voy a pasar tres dias a Salou con un grupo de amigos y ya están tocando el claxon en la esquina . Cuando vuelva si Dios quiere, lo leeré lo prometo .Gracias por su comprensión. Adios.Clica sobre mi nombre

    21 febrero 2010 | 13:39

  10. Dice ser Superwoman

    Ya he comentado en el post de CC que aterrizar en Holanda no está mal del todo, pero por desgracia he conocido gente que ha aterrizado en medio de Etiopía… y habrá todavía gente que habrá aterrizado allí encima durante un periodo de plena hambruna y pestilencia. No creo que esa gente no quiera a sus hijos pero tiene que ser frustrante una situación así y es humano preguntarte porqué te ha tocado a tí y rebelarte contra el destino.Así que la parábola es bonita, pero no puedo compartir del todo el sentimiento que inspira cuando pienso en esos casos.Un supersaludo

    21 febrero 2010 | 15:09

  11. Dice ser marga

    precioso¡¡¡¡todavia con la lagrimilla colgando pero…………lo bueno esq tiene unas primitas que aunque pronto aun, harán el viaje por Holanda de su mano y cogiendo tulipanes.

    22 febrero 2010 | 09:07

  12. Dice ser mamá holandesa

    MR, es el post más bonito que he leído en mi vida.Te agradecería cuando puedas que me aconsejaras alguna lectura sobre el déficit atencional y los trastornos de conducta… es el barrio que nos ha tocado visitar en Holanda y es precioso, pero agradecería tener un mapa actualizado ;)Un saludo y mil gracias por tu blog.

    22 febrero 2010 | 09:31

  13. Dice ser ugg boots sale

    Actividades gratuitas de envío en los últimos 3 días, el precio más bajo, un uniforme de esta temporada el mejor calzado para la venta, precio, calidad, y garantizar que el precio de 100%. 7-9 días para llegar a tu puerta, no se pierda las oportunidades son pocas.Nuestras tiendas:http://www.googleshop.org/featured_products.htmlhttp://www.googleshop.org/north-face-jackets-c-1187.htmlSaludos cordiales

    22 febrero 2010 | 09:48

  14. Dice ser Ena

    Hoy en día se plantea el tener un hijo como algo tan controlado y planificado como un viaje de vacaciones, por eso el símil es bastante bueno. Pero el hecho es que no es comparable a equivocarse de destino, sino que en sí mismo es algo absolutamente impredecible, incontrolable e inesperado. Y eso tanto si los hijos tienen un problema concreto como si son de lo más normal. Y a estas alturas de mi vida ya ni siquiera sé lo que es normal (vamos, que he pasado de estar llena de dudas a instalarme definitivamente en la incertidumbre). Niños “normalísimos” con adolescencias problemáticas; adolescentes “perfectos” con desenlaces inesperados; jóvenes “prometedores” con destinos inciertos… También he conocido amigos con niños diagnosticados eqivocadamente de problemas diversos que luego resultaron niños sin problemas o incluso con más inteligencia de la normal (hay que tener cuidado con fiarse de un solo diagnóstico). El hecho es que finalmente mi conclusión es que tener un hijo es una aventura maravillosa, pero es una aventura… nunca creas que ya sabes que es lo que te espera porque no tiene nada que ver con lo que te imaginas, es más, hasta puede ser mucho mejor, en todo caso es distinto de todo lo que has conocido hasta ese momento. Y no es un viaje de vacaciones.

    22 febrero 2010 | 11:27

  15. Dice ser diana

    Incluso aunque llegues a Italia y tengas preparados todos los manuales, el viaje te sorprende y te das cuenta de que de nada te sirvió tanta preparación de libros, guías y planes. Y es mejor así, porque creo que la maternidad no es un plan estricto que se pueda controlar (afortunadamente) ni un niño un ordenador con los chips establecidos (afortunadamente también).Saludos.

    22 febrero 2010 | 14:07

  16. Dice ser Maria

    Tengo el libro de Randy Pausch y lo recomiendo muchisimo, se llama la ultima leccion.””No podemos cambiar las cartas que nos reparten, pero sí como jugamos nuestra mano””

    22 febrero 2010 | 16:54

  17. Dice ser Celia

    Hola, la verdad es que el relato es muy bonito, lo leí de la que empezaba a trabajar y es verdad que sirve para cambiar las ideas y ayudarnos tanto a profesionales como a padres, a profesionales en el sentido de ver también las potencialidades y capacidades de los niños. A lo largo de mi trabajo he visto muchas familias cuyos sentimientos se corresponden al relato(no me incluyo como madre porque cuando adoptamos a Pamela ya sabíamos lo de su parálisis); es normal que al principio haya shock, las familias se vuelvan algo caóticas y en un principio sólo se vea lo que el niño no puede hacer, pero después todo vuelve a encarrilarse y se aprende a disfrutar de los hijos(y alumnos)con necesidades especiales. SUPERWOMAN, cuando hablas de Etiopía te refieres a los niños con discapacidades muy severas y a menudo múltiples, ¿verdad? en ese caso, yo he trabajado con niños muy afectados y sí, a primera vista y cuando no se tiene costumbre parece espantoso, pero, a pesar de todo, también ellos tienen sus avances, también tienen sus cosas buenas, también sonríen y te hacen sonreir, y aprendes a amarlos, y como leí en un libro escrito por una periodista catalana hija de una niña pluridiscapacitada severa, “aprendes a rechazar al monstruo perfecto que llevamos dentro y que nos lleva a rechazar la imperfección”. Un abrazo a todos y todas.Celia(mamá de Nayeli, Alesa y Pamela)

    22 febrero 2010 | 20:29

  18. Dice ser raquel

    Jaime ha tenido mucha mucha suerte de tener unos padrazos como vosotros.

    22 febrero 2010 | 20:37

  19. Dice ser Nefer

    Cada dia me dejas alucinada con la fuerza que desprendes y las ganas que tienes de que tus hijos sean felices… que gran suerte teneis todos en casa, los niños por tener unos padres como vosotros con esa manera de afrontar la vida y tratar los problemas y vosotros por tener esos pekes que tanto os estan enseñando. Gracias por compartir tu fuerza con nosotros!

    22 febrero 2010 | 21:37

  20. Dice ser mamá holandesa

    Muchas gracias Meritxell. Buscaré el libro.MR no sabes lo que puedes ayudarnos con tus palabras… Gracias mil por compartir tus vivencias con nosotr@s.

    23 febrero 2010 | 15:06

  21. Dice ser mar de color

    Precioso cuento, precioso post y preciosos los comentarios que habéis dejado aquí ¡por un mundo de vasos medio llenos! 😉

    23 febrero 2010 | 16:03

  22. Dice ser LaCestitadelBebe

    Buenas,

    precioso relato, en estos tiempos se es más de medio vacíos, pero siempre hay que ser positivo!

    Besos!

    Anabel

    28 diciembre 2017 | 09:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.