El presentador alude a la asociación del Partido Popular con una lista interminable de juicios y “de historias” que tienen pendientes. Pablo Casado no dejó pasar el momento y recalcó: “que tienen pendientes esos sinvergüenzas“. Casado recordó que cuando se presentó a presidir el Partido Popular una de las primeras cosas que dijo fue que iba a ser “inflexible” con cualquier persona que hubiera usado el PP para enriquecerse. Y añade: “La corrupción es la peor lacra y la peor traición que la política puede hacer a sus votantes”. 

No había mejor respuesta que ésta, cambia su rol y pasa a formar parte del malestar, responde tajante y con garra emocional y subraya que él mismo ha sido ‘víctima’ de esta situación, ya que llegó a recibir amenazas de querellas por parte de los propios corruptos de su partido. Y lo dijo con tristeza en el rostro, desde luego es el tema que más impacto emocional le causa.

Ahora bien, la procesión iba por dentro, porque sudó, sudó muchísimo, a pesar de su eterna sonrisa y afable actitud ante las mordientes preguntas de Motos no se encontraba en un momento dulce, su fisiología le jugó una irremediable mala pasada. El estrés es el mayor desencadenante de la sudoración excesiva. Los nervios y la ansiedad aumentan el ritmo cardíaco y la temperatura corporal, así que el organismo intenta regular esta alteración mediante la sudoración. Y eso es lo único que no pudo controlar.