Estrategias para mejorar tu asertividad

Escucho a mucha gente presumir de asertividad, en las entrevistas de trabajo es casi un tópico. Pero hay que demostrarlo y lo que es más importante saber qué es y cómo podemos trabajar esta competencia para comunicarnos de una forma más efectiva. La asertividad parte de la siguiente premisa; si quieres que la gente tenga en cuenta tus deseos y necesidades deberás empezar por expresarlas claramente pero de la forma más respetuosa posible.

Ser asertivo es decir lo que piensas, expresar tus ideas y sentimientos, defender tus derechos y opiniones pero sin agredir. Este tipo de comunicación reduce el estrés y nos provoca la mayor de las satisfacciones puesto que por fin nos damos cuenta que las relaciones interpersonales fluyen con facilidad. No se trata de bloquear tus emociones e impulsos, sino de gestionarlas de forma social para neutralizar al máximo tu mensaje, sin cargas negativas ni provocaciones.

La primera clave es reclamar algo cambiando el foco. Normalmente nos quejamos a través de un ‘tú me has hecho o tú me has dicho’. Habla de ti, no del otro. En lugar de decir “Me has tratado fatal estos últimos días” puedes decir “Me siento disgustado con la forma en que me tratas últimamente”.

Aunque prácticamente estás diciendo lo mismo, centras el mensaje en tus propios sentimientos (y esto es indiscutible) en lugar de hacer ver a la otra persona que ha hecho algo mal. La clave es usar “Yo” en lugar de “Tú”, y mantenerse siempre concentrado en el problema que tienes, no en acusar o culpar la otra persona. Todo será mejor aceptado

Por ejemplo, si te sientes ‘pisado’ por otro, te descalifican o te interrumpen, sientes ira, es natural, pero una forma asertiva de expresarlo podría ser (con voz firme y clara pero no agresiva): “Por favor, permíteme que acabe y después hablas tú”, “te lo agradezco, pero no necesito que me digas lo que debo hacer”, “no me gusta que me critiques así”.

Si nuestro interlocutor se muestra agresivo y trata de imponer su punto de vista, podemos hacerle consciente de su estado: “Veo que estás enfadado y no me estás escuchando, ¿por qué no te detienes un momento y escuchas lo que te quiero decir?”. También utilizar la empatía en primer lugar, por ejemplo: “Entiendo que tienes mucho trabajo, pero necesito que cumplas tu compromiso conmigo”. “Veo que éste es un tema problemático entre nosotros, si te parece lo tratamos con más calma en otro momento”.

No solo se debe utilizar en estados emocionales negativos, también debe servir para agradecer, reforzar y consolidar así una buena comunicación y conducta: “Me gusta mucho como lo has hecho”, “te considero muy valioso para mí”, o “te agradezco que hayas pensando en mí para este proyecto”.

Por tanto, vemos cómo la secuencia de la estrategia es: Identificar el comportamiento que no nos gusta, el segundo paso es comunicar lo que ese comportamiento nos hace sentir, el tercero es mostrar nuestra preferencia por otro tipo de comportamiento y el cuarto es reforzar a la persona, si cambia y hace lo que le pedimos, con lo positivo y benéfico del cambio.

La asertividad no solo es útil para los demás. Tiene un maravilloso efecto sobre la propia autoestima, convirtiéndose en uno de sus motores. Cuanto más te respetes a ti mismo, más te respetarán los demás, y ése es, en realidad, el objetivo final de la asertividad.

5 comentarios

  1. Dice ser ignotis parentibus

    Hay muchísima gente que solo se baja de la burra tras recibir una buena tanda de trompazos

    18 junio 2019 | 11:05 am

  2. Dice ser ignotis parentibus

    Teoria: tú
    Identificar el comportamiento que no nos gusta.
    Comunicar lo que ese comportamiento nos hace sentir.
    Mostrar nuestra preferencia por otro tipo de comportamiento.

    Práctica: el otro
    No digas tonterías
    Si no te gusta te aguantas.
    Que prefieres alguien diferente, Ja, ja y ja.

    Solución: tú al otro
    Zas
    Será como yo digo si o sí?
    el otro a ti
    Vale, de acuerdo. pero no hacía falta haberme ….
    tú al otro
    Así me gusta. De ahora en adelante solo menearas la cola cuando alguien diga perro.
    el otro a ti
    Va…
    tú al otro
    Has oído la palabra perro o acaso estás sordo.

    18 junio 2019 | 2:57 pm

  3. Dice ser ignotis parentibus

    Así se asierta siempre.

    18 junio 2019 | 3:04 pm

  4. Dice ser GM7 Uniformes

    Gracias por tan buenos consejos. Sobre todo lo del refuerzo positivo. Suele dar muy buenos resultados. Un saludo.

    18 junio 2019 | 4:58 pm

  5. Dice ser Luisa

    fantásticos consejos que nos ayudarán mucho, gracias Alicia

    18 junio 2019 | 5:49 pm

Los comentarios están cerrados.