Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

VeriPol, el detector de mentiras de la policía española

VeriPol es la herramienta creada para detectar denuncias falsas con un éxito superior al 90%. Uno de sus principales creadores es el inspector Miguel Camacho Collados, licenciado en matemáticas y estadística, que tras realizar su doctorado internacional sobre policía predictiva pensó en la inteligencia artificial para automatizar la detección de las denuncias falsas a través de la lingüística habitual que utilizaban los denunciantes para establecer patrones de veracidad o falsedad. Por ahora solo se ha trabajado en muestras por robo con violencia e intimidación o hurto con tirón.

¿Cómo funciona? Podemos pensar que nuestras mentiras son únicas pero la realidad es bien distinta. Todas tienen unos patrones tan evidentes que un algoritmo es ideal para identificarlos. Tal y como su creador ha afirmado en una entrevista para El País:

Las denuncias verdaderas aportan, en general, más detalles. En las falsas, el denunciante aspira a eliminar los detalles. ¿Cuál es el mejor modo de hacerlo?  Uno de los mejores predictores de falsedad es la palabra “día”. No porque los robos sean a plena luz, sino porque fueron “hace unos días”, “un día” o “hace dos o tres días”, no “ayer” o “el jueves”. Otras palabras que sirven para detectar denuncias falsas son “tirones” desde “atrás” o por la “espalda”, de la “mochila” o “bolso”, o de algo que la víctima llevara en el “hombro”. Los ataques falsos suelen ser de alguien que lleva “casco” y va vestido de “negro” (los malos siempre van de negro). Los hechos falsos suelen ocurrir por detrás porque salva al denunciante de tener que dar detalles.

Otras palabras relacionadas con falsedades en las denuncias son “seguro”, “abogado”, “móvil”, “Apple”, “iPhone”, “compañía” o “contrato”. Las descripciones en las denuncias falsas no se centran en los hechos, sino en el objeto, su valor y el motivo oculto por el que vamos a la policía. Los investigadores descubrieron que suelen ser más ciertas las denuncias de robos cerca de la “portería” de casa o en el “rellano”. La gente que va con una denuncia falsa pretende alejarla de su hogar, de sus conocidos.

VeriPol también analiza los recursos gramaticales y sintácticos más usados. Los pronombres personales y demostrativos, e incluso los verbos “ser” y “estar” aparecen más en denuncias verdaderas. Los mentirosos, en cambio, son poco dados a concretar con pronombres específicos como “yo”, “él” o “este” y “aquel”. En las falsas, de nuevo, la vaguedad predomina: “Los informes verdaderos están más centrados en contar la historia del delito y las interacciones de la víctima y el agresor”.

Los sintagmas introducidos por el adverbio “apenas” -por ejemplo en “apenas pudo verle” o “apenas recuerda”- indican falsedad. También un alto número de negaciones se relaciona con mentira: aparecen en frases como “no puede dar más datos”, “no ha sufrido heridas”, “no pudo ver”, “no puede reconocer”. Las denuncias verdaderas se centran en el fondo en la acción, mientras que las falsas buscan describir objetos, que es lo único que el denunciante ha visto. Las denuncias reales tienen por ejemplo un alto grado de palabras que describen cualidades y acciones específicas: “barba”, “cara”, “pelo”, “centímetros”, “delgado”, “constitución”, “edad”, “hombre”, “gritar”, “pelear”, “empezar a”.

Hay que clarar que todas estas construcciones, palabras y demás indicadores por sí mismos no implican directamente falsedad o credibilidad, sino su frecuencia y combinación entre el total del mensaje. El algoritmo solo refleja esos matices de una forma más objetiva y realista que la mera opinión o sensación de un ser humano.

Desde luego, esta aplicación tiene todas las posibilidades de convertirse en una auténtica revolución en el mundo policial, VeriPol es el primer modelo a nivel mundial que ha sido validado para su uso oficial. Y se convertirá en el primero en aplicarse en un cuerpo de policía, no existe nada igual, de hecho, VeriPol ha obtenido merecidamente el Premio de Investigación de la Fundación Policía Española.

 

 

7 comentarios

  1. Dice ser Achichonman

    Como lo usen en las denuncias de violencia de genero revientan todos los ordenadores de la policia.

    19 septiembre 2018 | 9:51 am

  2. Dice ser Oscar

    Por ahora solo se ha trabajado en muestras por robo con violencia e intimidación o hurto con tirón…

    El dia que la utlicen para las denuncias falsas por violencia de genero, la maquina sufre una sobrecarga…

    19 septiembre 2018 | 9:59 am

  3. Dice ser Achichonman

    Como lo usen en violncia de genero, vamos a tener 100.000 imputadas todos los años como poco por falsa denuncia y simulacion de delito.

    Los huelebragas van a tener dificil encontrar novia (mas aun)

    19 septiembre 2018 | 10:03 am

  4. Dice ser Fox

    VeriPol ha de usarse primero en los propios policias que son unos completos mentirosos. Me parece una gran idea pero antes que los que delinquen fuera, los que delinquen dentro.

    19 septiembre 2018 | 10:33 am

  5. Dice ser Jeromin

    Realmente increíble…parece de ciencia ficción, pero como todo avance tecnológico espero que sirva para lograr detectar esas denuncias falsas que entorpecen la labor policial.

    Muy interesante!!!!

    19 septiembre 2018 | 10:48 am

  6. Dice ser Ana

    Es muy interesante que el análisis del contenido verbal de las denuncias (falsas y verdaderas) haya dado una herramienta con tan alta probabilidad de acierto.

    ¿Crees que el hecho de que expliquen las palabras, estructuras, etc. que más aparecen en denuncias falsas, puede llegar a modificar el comportamiento verbal en esas denuncias? Es improbable que los 500 que ponen denuncias falsas por robo callejero estén al día de estas noticias, pero…

    Saludos!

    19 septiembre 2018 | 10:58 am

  7. Dice ser thefariñoman

    Como los utilicen en las mentiras que se vierten en este panfletillo, desapareceis del planeta

    21 septiembre 2018 | 12:42 am

Los comentarios están cerrados.