Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Es bueno que tu hijo mienta

Los niños comienzan a desarrollar la capacidad de mentir a partir de los 2 o 3 años. Al principio son engaños muy simples pero van perfeccionando la técnica a medida que crecen. Que no cunda el pánico. Esta habilidad es una competencia social más que el niño debe adquirir, forma parte de su desarrollo y se relaciona con su inteligencia y habilidades sociales adecuadas.

Los estudios al respecto, recogidos en este reciente artículo del New York Time, relacionan directamente que cuanto más y mejor mienta un niño mayor coeficiente intelectual tendrá. Los niños que mienten tienen mejores ‘funciones ejecutivas’, facultades y habilidades que les permiten controlar sus impulsos y que les mantienen concentrados en una tarea. Los pequeños mentirosos incluso son más equilibrados emocionalmente y adeptos socialmente, según estudios recientes en estudiantes de preescolar.

Pero si tu hijo está quedándose atrás, no te preocupes: puedes acelerar el proceso. Capacitar a los niños en funcionalidad ejecutiva y en la teoría de la mente mediante diversos juegos interactivos y ejercicios en los que desempeñan algún rol pueden convertir a los honestos en mentirosos en cuestión de semanas, según descubrió el profesor Lee. Y enseñar a los niños a mentir mejora sus calificaciones en pruebas de funcionalidad ejecutiva y teoría de la mente. En otras palabras, mentir es bueno para su cerebro.

Vale. No nos pasemos. Desarrollar su imaginación y habilidades para el engaño será positivo pero hay que acompañar todo este proceso con una educación en honestidad. Premiar y potenciar la honestidad tiene mejores efectos que castigar la mentira. Una buena estrategia es hacerlo a través de la moraleja de historias y cuentos infantiles.

También funcionará una simple promesa. Varios estudios muestran que los niños son menos propensos a mentir acerca de sus fechorías y las de otras personas si antes prometieron decir la verdad; es un resultado que se ha replicado en varios análisis.La clave para alentar un comportamiento honesto, tal y como lo afirman el profesor Lee y sus colegas, es dar mensajes positivos que enfaticen los beneficios de la honestidad en lugar de las desventajas del engaño.

12 comentarios

  1. Dice ser marian

    Pues será, pero conozco casos como tres que mentían hasta graciosamente cuando eran pequeños y cuarenta años después, se debieron dejar la inteligencia por las esquinas, viven muy precariamente y más solos que la una.
    A ver si los que hacen tanto estudio resultan ser los más mentirosos del planeta… ahí lo dejo
    Lo de los estudios es el timo de la estampita actualizado.

    24 enero 2018 | 9:48 am

  2. Dice ser Sociólogo Astral

    Debe mentir para ser bueno en los negocios. triunfan en la vida los mentirosos y los ladrones. los banqueros y los políticos.

    24 enero 2018 | 11:08 am

  3. Dice ser Deliranta

    Si perfeccionan la técnica de la mentira harán carrera en política. Miren al des-gobierno, fijando los focos de atención mediática por todos lados y a ellos manando sus excrementos a montón… y la vida sigue igual, que decía la canción.

    24 enero 2018 | 11:59 am

  4. Dice ser Ricardo

    Excelente teoría que confirma y nos aclara el porqué triunfa el mangante en los negocios y la política.
    Y después de esta contestación renuncio a escribir más en este tipo de secciones que te tiene media hora comprobando carreteras, señales o coches antes de enviar el mensaje. Es el peor y más molesto sistema de comprobaciónn que existe.

    24 enero 2018 | 1:51 pm

  5. Dice ser de todo hay

    Eso dirá mucho de la sociedad en la que medren.
    Mentir también es una respuesta de miedo a un castigo, y si un niño miente mucho igual es que tiene miedo a algo o la sociedad quienes los rodean premian por mentir de algún modo.
    Habría que reviar los patrones educacionales y de lo que llaman éxito en una sociedad, pero eso cuesta más acepttarlo. En una sociedad hipócrita se miente mucho. Es más, parece que es lo más sano.

    24 enero 2018 | 2:44 pm

  6. Dice ser Zaragatero

    Joder, pues las madres de felipe gonzalez, jose Maria aznar, jose Luis rdgz zapatero, mariano rajoy, Pedro sanchez, Jorge pullol, pablo iglesias y tantos y tantos hijos de profesión contrastada, tienen que estar súper orgullosas

    24 enero 2018 | 3:19 pm

  7. Dice ser soy más de repetir

    Los adolescentes con baja autoestima son más adictos al móvil

    Rasgos como una baja autoestima, seguido de un grado elevado extraversión, así como escasos niveles de responsabilidad y estabilidad emocional predisponen a los adolescentes a padecer una dependencia de los smartphones. Esta es la principal conclusión que se extrae de un estudio elaborado por investigadores de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

    España se ha colocado como líder en Europa en el mercado de smartphones. / URV

    El rápido desarrollo que ha experimentado la tecnología en los últimos años ha hecho variar los hábitos de las personas, especialmente en cuanto al uso de los teléfonos inteligentes. Algunos estudios muestran cómo en países como Estados Unidos, un 92% de los adolescentes se conectan al móvil cada día, y un 24% de estos dicen que están en línea casi de forma constante.

    De hecho, el número de móviles ha superado por primera vez la población mundial, y España se ha colocado como líder en Europa en el mercado de smartphones.

    En este contexto, los investigadores Joan Boada, Lídia Argumosa y Andreu Vigil, del grupo del departamento de Psicología de la Universidad Rovira i Virgili (URV), han llevado a cabo un estudio entre alumnos de bachillerato y universitarios que indica que existen variables de la personalidad que predisponen a padecer adicción a los smartphones.

    Rasgos fundamentales

    El trabajo, el primero que se lleva a cabo en población latina y de habla castellana, muestra que hay cuatro rasgos fundamentales para que aparezca esta adicción: el que más destaca por encima de todos es la baja autoestima, seguido de un grado elevado extraversión , y poco nivel de responsabilidad y de estabilidad emocional.

    Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron encuestas de evaluación a cerca de 250 estudiantes, que incluían un test de autoestima y otro de personalidad. Estas características de la personalidad, además, tienen carácter acumulativo, por lo que personas con baja autoestima y poca estabilidad emocional tendrán más predisposición a padecer esta adicción que otras que sean extrovertidas, por ejemplo.

    Una vez evaluados a los estudiantes, ahora los investigadores quieren ampliar la investigación sobre esta adicción al ámbito laboral.

    la juventud española está idiotizada.

    24 enero 2018 | 7:49 pm

  8. Dice ser El ultimo

    Los políticos deben de ser la marrrrrr de listos entonces eh??? que pájaros!!!

    24 enero 2018 | 7:52 pm

  9. Dice ser soy más de repetir

    El ultimo

    listos serian si supiesen mentir.Pero ni eso saben hacer bien.

    24 enero 2018 | 11:01 pm

  10. Dice ser Profeta (Psicólogo)

    No. El niño ha de decir la verdad sino se convertiría en uno de esos pordioseros con traje de ahí afuera que nos gobiernan y esclavizan y que solo nos dicen mentiras. Mejor que sea algo más tonto, creedme.

    Amén!!!

    25 enero 2018 | 1:29 am

  11. Dice ser entonces es bueno que la hija también mienta

    ¿Por que tu hijo y no tu hija?
    ¿Es bueno también que tu hija mienta? Porque si miente cosa buena el hijo deberá mentir también cosa buena la hija, digo yo, no sé. Es que sólo leo un niño, los niños, no es por nada. Como estamos en al igualdad, pues eso.

    25 enero 2018 | 2:29 am

  12. Dice ser rogis

    miembros, miembras, moño, moña, culo, cula, saciante, sacianta…

    25 enero 2018 | 10:11 am

Los comentarios están cerrados.