BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Que no te pidan ‘controlar’ tu gestualidad

Ángela Ahrendts, directora de ventas de Apple

Ángela Ahrendts, Vicepresidenta de ventas de Apple

La comunicación no verbal es el espejo de tu personalidad, de tus emociones, de tu pasión o tu indiferencia, de lo que realmente sientes en cada momento. Nuestros gestos y posturas dicen en voz alta lo que pensamos, aportando una información muy valiosa para conocer mejor a nuestro interlocutor.

Detesto la palabra ‘controlar’ aplicada al lenguaje corporal. En este blog doy pautas para gestionar tus emociones, potenciar tus habilidades, e información para conocer lo que cada gesto transmite al público, pero cada uno tiene su propio poder de comunicación y esto no se puede, ni se debe, ‘controlar’. Tenemos que ser coherentes con nuestra esencia, de lo contrario se percibirá la falsedad y el artificio del discurso.

Hace poco leí un ejemplo inspirador. Ángela Ahrendts es actualmente Vicepresidenta de ventas en la compañía ‘Apple‘, y es considerada una de las mujeres más poderosas del mundo según la revista Forbes. En su trayectoria, luchó por llegar a lo más alto con esfuerzo y rechazó recomendaciones que consideraba nada acertadas.

Uno de esos consejos fue el de un consultor de imagen que le sugirió: “Controlar sus gestos. Mueve demasiado las manos, y por tanto es difícil que la tomen en cuenta para un cargo de CEO si sigue expresándose así”.

Ahrendts quedó muy contrariada y confusa ante tal afirmación. Aunque, aceptó el consejo e intentó ponerle remedio, sin éxito, claro. No duró ni una semana. Ella no quería renunciar a su estilo de transmitir, sentía que se traicionaba a sí misma y siguió moviéndose y gesticulando con fuerza, con pasión por lo que decía, porque creía en su mensaje y su cuerpo así lo ilustraba. Al año siguiente llegó a ser CEO de la firma ‘Burberry’.

Esta mujer triunfadora comprendió que la comunicación no se basa en controlar, sino más bien en entregar. Un extracto de una carta dirigida a sus hijas en el 2017, dice lo siguiente: “Estar presentes plenamente escuchando, sintiendo, creando empatía… siempre estableciendo un contacto visual pleno, y con frecuencia el ligero toque de una mano, construye confianza. Esa confianza te permite mirar hacia adelante, soñar más y enfocarte en los demás en vez de en ti.”

Aprende comunicación no verbal. Conoce los tips que potenciarán tus dotes para transmitir, gestiona tus emociones a la hora de expresarte, cree en lo que dices, siente lo que dices y el cuerpo bailará al compás de tus ideas mostrándote sincero, real y pasional.

 

 

*Fuente de consulta: Knesix Institute

3 comentarios

  1. Dice ser quien me quiere cambiar me pierde

    A mí me intentaron hacer cambiar, un familiar muy celoso que culpaba a todos lso que simplemente abrazaban y daban la mano a su mujer. Los demás se quejaban de espaldas, que si lo tuvieran cerca le partían la cara por decir que abrazar era meter mano. Yo no pude con esa coacción y lo mandé a la mierda en toda su cara. Después venía a pedir perdón. Luego volvía a sus tontadas. A mí la gente así no la quiero en mi vida, auqnue lleve mi sangre, que no es mi sangre, que esa esotra cosita de la “familia”, que cada cual lleva la suya y si no me hago una transfusión y ya está.
    Quien me quiere cambiar, me pierde, y tampoco van a perder mucho, así que encima saldrán ganando y yo también.

    29 enero 2018 | 10:47 am

  2. Dice ser P Inu

    El que trata de controlar sus gestos es porque algo tiene que ocultar….

    29 enero 2018 | 11:27 am

  3. Dice ser Escribe aquí tu comentario

    Psicología

    Las personas que se ríen de sí mismas tienen mayor bienestar psicológico

    Un estudio de la Universidad de Granada indica que las personas que emplean en su día a día humor de autodenigración, dirigido a obtener la aprobación de los demás a expensas de ridiculizarse a uno mismo, tienen un mayor bienestar psicológico.

    El estudio proporciona nuevos datos sobre las consecuencias de hacer uso de un tipo de humor u otro.

    El estudio proporciona nuevos datos sobre las consecuencias de hacer uso de un tipo de humor u otro. / Coba
    Investigadores de la Universidad de Granada (UGR), pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, proporcionan nuevos datos sobre las consecuencias de hacer uso de un tipo de humor u otro, y presentan evidencias que enfatizan la necesidad de explorar el papel de las diferencias culturales en la investigación psicológica del humor

    En un artículo publicado en la revista Personality and Individual Differences, los investigadores de la UGR contradicen parte de las investigaciones realizadas en el campo de la psicología del humor hasta la fecha, que sugieren que la utilización de este estilo de humor se vincula exclusivamente a consecuencias psicológicas negativas para el individuo.

    Las diferencias individuales en el sentido del humor han sido tradicionalmente poco atendidas por la investigación psicológica

    “En concreto, hemos observado que una mayor tendencia a emplear el humor de autodenigración es indicativa de altas puntuaciones en dimensiones del bienestar psicológico tales como la felicidad y la sociabilidad”, explica Jorge Torres Marín, uno de los autores de este trabajo.

    Variaciones culturales

    Este resultado, además de ser consistente con el cariz positivo tradicionalmente adscrito al acto de ‘reírse de uno mismo’ en nuestro país, también sugiere que los efectos del humor de autodenigración en el bienestar pueden diferir en función del lugar en el que se realiza la investigación. En consecuencia, creemos necesario que se implementen nuevos estudios dirigidos a examinar potenciales diferencias culturales en relación con el uso de este tipo de humor”, señala el investigador.

    Las implicaciones derivadas de las diferencias individuales en el sentido del humor han sido tradicionalmente poco atendidas por la investigación psicológica. La naturaleza cómica del sentido del humor alimenta ciertos prejuicios e ideas preconcebidas que pueden llegar a sesgar el juicio de la calidad, relevancia y aplicabilidad de los datos referidos al humor. Asimismo, la enorme variabilidad de comentarios, comportamientos, etc., que pueden ser incluidos bajo la etiqueta de lo ‘cómico’ ha dificultado la creación de un marco teórico consensuado que permita articular la totalidad de la información recabada hasta la fecha.

    “Nuestra investigación se encuadra en uno de los modelos teóricos que han pretendido resolver esta limitación y dotar a la psicología del humor de un cuerpo teórico fundamentado y preciso, que permite discernir diferentes tendencias conductuales relativas al empleo cotidiano del humor y que pueden dividirse, a su vez, atendiendo a su naturaleza adaptativa frente a perjudicial”, señala Hugo Carretero, coatutor del estudio.

    Estilos de humor adaptativos

    Así, los estilos de humor adaptativos como el humor prosocial, dirigido al fortalecimiento de las relaciones sociales, o el de automejora, referido a la capacidad de mantener una perspectiva humorística ante situaciones potencialmente estresantes o adversas, han sido consistentemente relacionados positivamente con indicadores de bienestar psicológico como la felicidad, la satisfacción con la vida, la esperanza, etc., así como negativamente con la depresión y la ansiedad.

    “En contraposición, aquellos estilos de humor categorizados como perjudiciales como podrían ser el humor agresivo, destinado a denotar superioridad sobre otros, o el humor de autodenigración, dirigido a obtener la aprobación de los demás a expensas de ridiculizarse a uno mismo, han sido tradicionalmente asociados a la depresión, ansiedad, estrés laboral, baja empatía, etc.”, apuntan los investigadores.

    La investigación realizada en la UGR ofrece un instrumento para explorar las predisposiciones relativas al uso del humor en población española. En concreto se presenta la versión española del Humor Styles Questionnaire, escala de referencia mundial para la evaluación de los estilos de humor y que se ha adaptado a nuestro entorno mostrando un comportamiento psicométrico adecuado.

    Los datos revelan la existencia de una relación curvilínea entre el humor prosocial y las dimensiones de personalidad amabilidad y honestidad. Esta relación significaría que puntuaciones bajas y altas en dichos rasgos de personalidad estarían relacionadas con una mayor inclinación a emitir comentarios humorísticos dirigidos a crear y fortalecer vínculos sociales.

    Los comentarios humorísticos están muchas veces dirigidos a crear y fortalecer vínculos sociales

    Ginés Navarro-Carrillo, otro de los autores, subraya que “los resultados del estudio sugieren que el humor, incluso el presentado de manera benigna o bienintencionada, podría representar una estrategia para enmascarar intenciones negativas. Mediante su uso, las personas con, por ejemplo, bajas puntuaciones en honestidad, pueden generar confianza, cercanía, etc., con otras personas y, de esta forma, utilizar información relevante para manipular u obtener ventajas en el futuro”.

    Control de la ira

    En lo que respecta a la relación entre el uso del humor y la regulación de la ira, los resultados del estudio desarrollado en la UGR sugieren que la capacidad de mantener una perspectiva humorística ante las adversidades, esto es, el empleo de un estilo de humor de automejora, suele darse entre aquellas personas que poseen un mayor control de la ira, así como entre aquellas que muestran una menor predisposición general a experimentar sentimientos y reacciones de ira.

    Por el contrario, aquellas personas que tienden a utilizar el humor agresivo o el humor de autodenigración manejan peor situaciones de ira o enfado. En particular, el humor agresivo se asocia predominantemente a la expresión de la ira hacia los demás y a una mayor propensión a experimentar ira en la vida cotidiana. En este sentido, a través del humor agresivo las personas podrían manifestar sentimientos negativos, por ejemplo, rabia, superioridad, odio, etc., de una forma menos explícita que la violencia física o verbal, pudiendo aludir a la naturaleza cómica de su comentario y así justificarlo.

    Por su parte, el humor de autodenigración se relacionó con una mayor supresión de la ira. Esto no implica disminuir o controlar la ira expresada hacia los demás, sino más bien ocultar o no explicitar los detonantes que evocaron dicha reacción

    01 febrero 2018 | 1:53 pm

Los comentarios están cerrados.