BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

El pederasta de Ciudad Lineal ¿triste?

Antonio Ortiz, presunto pederasta de Ciudad Lineal (EUROPA PRESS)

Os adelanto que la respuesta es NO, (hay casos que se merecen las mayúsculas y dar una respuesta sin rodeos). Anteriormente analizamos el insólito lenguaje corporal del presunto pederasta de Ciudad Lineal, pero hace escasos días pudimos escuchar por primera vez la voz de Antonio Ortiz en el juicio y podemos fijar la atención en dos partes destacables: el análisis de su discurso y su expresión facial. (Pincha aquí para ver las imágenes de su declaración)

Respecto a la primera, podemos apuntar a que su actitud al inicio del discurso es socarrona, cuando declara por ejemplo  “Quiero decir que decidí no declarar porque la verdad, sinceramente, no iban a creer lo que iba a decir. Resultaba un poco absurdo hacer una declaración”. Solo esa frase ya podría encuadrarse en más de tres indicadores estratégicos de mentira, con un intento de refuerzo de la credibilidad bastante burdo.

A través de sus palabras y conducta podemos inferir que su intención es burlarse o ridiculizar alguna de las acusaciones más nimias (la fuga, la rueda de reconocimiento), por supuesto, en comparación con los hechos principales y atroces por los que se le juzgan, poniendo en duda todo el trabajo policial realizado al respecto pero sin dar una alternativa a lo sucedido.

Es decir, durante todo su testimonio intenta desviar la atención de lo importante y se dedica a dar justificaciones de los detalles más periféricos de la historia, pero en ningún momento intenta explicar la gravedad de los hechos centrales. En la parte final se declara inocente, y sí que hace mención a las violaciones sufridas por las menores, curiosamente como “esto” y por “eso”: “No tengo absolutamente nada que ver con esto. Soy inocente, señoría”. “Eso no tiene nombre”. Bueno, podríamos descifrar la dureza que hay detrás del ‘esto’ y el ‘eso’, pero para ello solo hay que leer el testimonio de las menores.

Asimismo, dice sentirlo mucho por sus familias, pero aquí entra en juego la expresión facial que acompaña a esta declaración de sentimientos y lamentos por lo sucedido. Parece que se le quiebra la voz, algo que podemos falsear, y controla la boca, arrugando los labios hacia dentro, aunque es apreciable su tensión. La parte más inconsciente de la tristeza son las cejas y aquí nos encontramos una clara incoherencia entre lo que dice y lo que expresa con su rostro.

Como vemos en el fotograma comparativo, esta tristeza sí corresponde con una emoción real, muy difícil de simular, ya que la acción muscular del rostro que se activa con esta expresión emocional no es un movimiento controlable por nosotros mismos y por tanto cuando se produce, le debemos dar total credibilidad. El movimiento se describe como: descenso leve de las comisuras labiales (sin tensión en la barbilla, si no, sí que sería un gesto adrede) y una elevación de la zona interna de las cejas, (éstas forman un triángulo), podéis intentarlo vosotros mismos frente al espejo para comprobar la complejidad de reproducirla exactamente así.

Vemos cómo este caso no se produce nada de lo descrito, y por tanto, nos encontramos ante una simulación de la tristeza y no ante una aflicción real.

5 comentarios

  1. Dice ser jurado popular

    Su lenguaje denota que es un enfermo, ojalá algún día la ciencia obtenga una solución para este tipo de personas, así se evitará el daño que producen.

    19 Diciembre 2016 | 11:39 am

  2. Dice ser Lola

    Pobres víctimas.

    19 Diciembre 2016 | 12:40 pm

  3. Dice ser Sociólogo Astral

    Que pena da el pobre violador de niñas.

    19 Diciembre 2016 | 3:11 pm

  4. Dice ser Asqueado

    No puedo sentir otra cosa que no sea repugnancia por este ser que lejos de arrepentirse seguro que está orgulloso de sus “hazañas”. Pero claro, asi es España, gente capaz de hacer las mayores barbaridades que luego dice “me arrepiento mucho muchísimo” y a todos estos demagogos se les ablanda el alma. Seguro que en unos añitos (no muchos) ya le dan la condicional por “buen comportamiento”

    20 Diciembre 2016 | 9:57 am

  5. Dice ser jaimito

    Pues a mi no me queda claro que sea culpable, las pruebas no so son del todo concluyentes y los testimonios tampoco, no se si realmenente este hombre es culpable o no.

    Con esto tampoco digo que sea inocente, solo digo que no esta claro y que no seria la primera vez que se juzga auna persona para evitar una repercusion social mas que para aclarar la verdad.

    20 Diciembre 2016 | 4:59 pm

Los comentarios están cerrados.