BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Por qué todos los campeones de los JJOO lloraban? #EstudioCientífico

Carolina Marín llora en el podio tras recibir el oro

Carolina Marín llora en el podio tras recibir el oro (AFP)

‘Llorar de alegría’ es un hecho aparentemente contradictorio, pues se trata de una reacción sentimental negativa en respuesta a una experiencia positiva. Así lo percibió el hijo de mi amiga Eva, Guille de 7 años, le hacía esta pregunta a su madre, muy sorprendido, al ver cómo se sucedían las lágrimas continuamente en prácticamente todos los participantes de los Juegos Olímpicos que conseguían llegar al ansiado podio. Todos se emocionaban, algunos incluso lloraban desconsoladamente al ganar.

Por supuesto, esta acción no es exclusiva del éxito en una competición, nos ocurre a menudo, al conseguir un trabajo, al ganar un concurso, o en acontecimientos importantes, como una boda o el nacimiento de un hijo. Llorar no siempre implica una connotación negativa, hay lágrimas de frustración, de nostalgia, de ira, de miedo pero también está el llanto de alegría, de euforia, de profunda felicidad. ¿Cuál es el mecanismo que se activa con esta última emoción?

Lo primero que hemos de tener en cuenta es el nivel de presión, estrés y ansiedad que acumulan los deportistas hasta el campeonato. Al conseguir su aspiración y tras un esfuerzo considerable por ello, el cerebro no puede evitar liberar la tensión acumulada activando una reacción fisiológica propia a través del llanto.

Una psicóloga de la Universidad de Yale, Oriana Aragon, vierte luz al respecto. Lloramos de alegría para restaurar el equilibrio emocional, las sensaciones positivas que siente, por ejemplo, el ganador de una competición son tan fuertes, y se siente tan desbordado, que el organismo no puede soportarlo en el tiempo y necesita ‘descargarse’ a través del llanto para volver a un estado de tranquilidad y estabilidad emocional más normalizado, así como ser capaces de controlar mejor la situación.

El pesista colombiano Oscar Albeiro Figueroa Mosquera rompe en llanto tras recibir la medalla de oro (AFP)

El pesista colombiano Oscar Albeiro Figueroa Mosquera rompe en llanto tras recibir la medalla de oro (AFP)

Lo que la investigadora y su equipo descubrieron en sus experimentos es que los individuos que expresaban con reacciones negativas noticias positivas eran más capaces de moderar las emociones intensas más rápidamente y restablecían el equilibrio antes. Por tanto, esta reacción es muy positiva, casi indispensable, para regular correctamente el binomio: sentimientos-sistema nervioso, y así no entremos en colapso llevándonos algún susto. Las investigaciones apuntan que los sentimientos ‘demasiado positivos’ pueden interferir en la adopción de decisiones, obviar amenazas del entorno o incitarnos a actuar de forma impulsiva.

También se cumple al revés, es decir, que a veces, sentimientos negativos provocan expresiones positivas. Es normal en la conducta humana reírse cuando estamos nerviosos o tenemos miedo, igualmente es una forma de descargar la tensión. Lo importante es no tener miedo de expresar lo que sentimos, nuestro cuerpo es sabio y debemos dejar que actúe como mejor le parezca, confía en él. Ríe, llora, grita, pero nunca te avergüences de fluir con tus emociones, reprimirlas, ignorarlas, o negarlas, no es saludable ni mental ni físicamente hablando.

 

 

 

 

6 comentarios

  1. Dice ser ramsanje

    Solo pregunto, ¿Por qué llorar es una experiencia negativa?

    22 Agosto 2016 | 12:09 pm

  2. comunicacion-no-verbal-lo-que-no-nos-cuentan

    Para ‘ramsanje’: Efectivamente! Eso es lo que nos dice el estudio, que llorar de alegría no solo es positivo sino ‘necesario’ para nuestro organismo. La connotación negativa como experiencia solo la da la tradición social al respecto de ‘llorar es malo y solo lo hacemos cuando sentimos dolor’.
    Gracias por comentar!

    22 Agosto 2016 | 12:46 pm

  3. Dice ser nadie

    Demasiados estrógenos en la comida.

    22 Agosto 2016 | 1:58 pm

  4. Dice ser Gau

    Para mi llorar nunca es una experiencia negativa, incluso cuando se hace por causas negativas, llorar me parece algo necesario para estar en paz con uno mismo. Es algo bueno que muchas personas evitan y que no deberian hacer.

    También se asocia siempre a los niños, diciendote, “ya eres muy mayor para llorar” o lo típico de “los chicos no lloran” y me parece una aberración negarle a nadie la necesidad de llorar.

    22 Agosto 2016 | 2:04 pm

  5. Dice ser Prais

    Recuerdo en la película Inside out al final de la peli (spoiler) la niña protagonista que se había fugado de casa, llora. Esto le hace comprender lo que quiere a sus padres y lo feliz que es con ellos y entonces decide volver a su casa. Si no hubiera llorado de frustración no se habría dado cuenta.

    No creo que llorar no es malo aunque sea de tristeza. nos calma y nos ayuda a superar frustraciones.

    22 Agosto 2016 | 4:45 pm

  6. Dice ser Ańorador

    Hay que ver…un nińo de 7 ańos es capaz de darse cuenta de lo importante que es la comunicación no verbal y de las “incoherencias” que a veces se dan…gracias a guille y a la autora por explicarlo!

    22 Agosto 2016 | 7:41 pm

Los comentarios están cerrados.