BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

¿Qué prefieres para tus hijos, inteligencia emocional o éxito académico?

Es una pregunta falaz, lo sé. No son excluyentes en absoluto. Y tampoco es algo sobre lo que tengamos opción de elegir gran parte de lo que atañe a nuestros hijos escapa de nuestro control y más vale hacerse a la idea pronto.

No obstante, si en un hipotético mundo paralelo aparecieran las hadas madrinas de La bella durmiente (que ya les vale haberle dado belleza y buena voz a Aurora, me pregunto cuál habría sido el tercer don si no hubiera aparecido Maléfica, ¿unos dientes blancos? ¿No tener canas ni arrugas hasta los sesenta? ¡Qué desperdicio de magia!) y me obligarán a elegir entre un elevado grado de inteligencia emocional o la capacidad intelectual para lograr el éxito académico, yo tengo claro lo que pediría.

Sin lugar a dudas, querría lo primero. Deseo que mis hijos sean felices y buenas personas por encima de cualquier otra cosa, y eso viene de la mano de la inteligencia emocional, que dicen que se hereda, aunque tal vez también se aprende si creces viéndola en tus adultos de referencia.

Desde luego creo que es algo que, independientemente de cómo vengamos de fábrica, se puede trabajar y mejorar. Desde la más tierna infancia y durante toda la vida, si somos conscientes de ello.

Hoy 20minutos viene acompañado en su edición impresa y en web de una guía que me parece maravillosa. Arranca con un canto al amor a la lectura, a la importancia de que los libros nos acompañen toda la vida, a lo necesario que es identificar nuestras emociones y aprender vivir con ellas de manera positiva y a cómo leer nos puede ayudar a ello desde muy pequeños.

Sí, leer esconde la magia de Flora, Fauna y Primavera si somos capaces de verlo. Los libros encierran mas mundos de los que pueda arrojar cualquier varita mágica.

Os animo a echar un vistazo a la guía que hemos publicado este viernes. Aquí la tenéis tal y como ha quedado maquetada e ilustrada en la versión impresa del periódico, pero también os dejo algunos de sus contenidos:

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lico

    Prefiero el éxito académico. No por tener éxito académico ha de ser una mala persona. Ahora si estamos hablando de extremos y si tiene éxito académico es mala persona por no tener inteligencia emocional eso implica que si escojo inteligencia emocional será un cero a la izquierda en el tema académico. Y si es así sigo prefiriendo el éxito académico.

    10 febrero 2017 | 09:56

  2. Dice ser que?

    La inteligencia emocional no implica ser buenas personas, ni ser feliz, no se dónde te has sacado esa asociación! Eso si que es una inferencia FALAZ.

    10 febrero 2017 | 10:07

  3. Dice ser LaCestitadelBebe

    En esta vida siempre buscamos el éxito, no está de más ser feliz y tener una gran vida social, la inteligencia emocional está muy valorada ahora, porque se busca más gente cooperativa que competitiva, líderes más que jefes,etc.. es un tema complejo, también depende de la ambición de cada uno… porque imagino que una persona con inteligencia emocional, pero que no consigue sus metas en la vida, se sentirá desdichado y frustrado, y esto es incompatible con la felicidad del individuo. En fin un tema complejo, que toca temas filosóficos, ser o no ser…

    Me ha gustado el artículo, les echamos un ojo a esas interesantes lecturas. Besos!

    Anabel

    10 febrero 2017 | 10:42

  4. Dice ser marian

    Sea como fuere, me parece estupendo que la inteligencia emocional se de, estudie o trate en los colegios, es fundamental para tener una sociedad lo más sana posible en sus relaciones.

    10 febrero 2017 | 11:24

  5. Dice ser Emilio Molina

    Hay un abuso de “lo emocional” que se está utilizando para infiltrar en la educación (y al más bajo nivel, desde la guardería) propuestas que no solo no son ciertas, sino que en algunos casos hablamos de adoctrinamientos ilegales en toda regla (con agravante a menores) de tipo sectario. Como ejemplos, las escuelas Waldorf o supuestos cursos donde se aportan contenidos pseudocientíficos como las premisas de Masaru Emoto sobre el agua y “sus sentimientos”. En algunos casos hemos llegado a ver proponer las letales tesis de Hamer sobre el (falso) origen emocional de enfermedades como el cáncer en ellos.

    Haría un llamamiento a los padres para que mantuvieran la guardia alta ante esta moda, porque se la van a intentar colar por todos lados (y tienen mucha práctica en hacerlo sonar bonito y agradable). La gestión de las emociones es interesante, pero no puede convertirse en la excusa para inculcar cualquier ocurrencia inapropiada.

    10 febrero 2017 | 14:24

  6. Dice ser Qiqe

    Éxito académico lo de la inteligencia emocional suena a alguna mierda moderna el éxito académico te abre las puertas al éxito en el trabajo

    10 febrero 2017 | 15:16

  7. Dice ser dffs

    Tener inteligencia emocional en este mundo es vivir en la miseria emocional y ser un verdadero desgraciado. Solo los ciegos emocionalmente pueden alcanzar la felicidad en este mundo.

    10 febrero 2017 | 16:50

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.