BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Los mejores deberes: ir a museos, cocinar, leer juntos, salir al campo, los juegos de mesa…

Mi hija, en Segundo de Primaria, no tiene deberes en su colegio. Mi hijo, que va a un centro de educación especial por tener autismo, tampoco los tiene. Probablemente secundaría la huelga de deberes que arranca este fin de semana impulsada por la CEAPA si viera a mis hijos, con la edad que tienen, (siete y diez años) cargados de deberes como veo a niños ajenos. Niños de seis, de ocho, de once años. Niños muy pequeños para los que el aprendizaje natural y mediante el juego es aún primordial y que tienen jornadas maratonianas.

Imaginad que tenéis ocho años, por ejemplo, y entráis al colegio a las ocho o las nueve, volvéis a casa a las cinco de la tarde, a las ocho y media se cena y a las nueve o nueve y media tocara ir a la cama. Imaginad que en esas tres horas y media que hay entre las cinco y las ocho y media tuvierais muchos días alguna actividad: inglés, robótica, baloncesto… Las horas libres podrían ver reducidas a un par. Ahora imaginad que hay que hacer tareas, terminar fichas, hacer ejercicios durante ese par de horas. Aunque no hubiera extraescolares probablemente os pesarían y desmotivarían. Tareas que colean y se acumulan para el fin de semana.

Ahora imaginad que esa jornada la tiene vuestra pareja, que llega a casa a las cinco o las seis teniendo que dedicar una o dos horas a seguir trabajando y que el fin de semana también le toca currar. ¿Qué opinaríais?

Yo no estoy en contra de que chavales más mayores, que además suelen tener jornadas más breves por intensivas, se dejen los codos estudiando (dentro de lo razonable, que conozco adolescentes que dedican cuatro horas diarias) y tengan que afianzar lo que aprenden en el instituto en casa mediante ejercicios. Pero los niños de Infantil y Primaria no deberían estar en esa rueda. Y eso no quiere decir que los niños de Infantil o Primaria no deban reforzar también lo que trabajan en clase, pero no sentados a una mesa rellenando fichas.

Una tarde de juegos de mesa en familia, una visita a un museo, ayudar a cocinar, leer con ellos un cómic de Pokemon aprovechando su interés por esos bichos, hacer experimentos caseros, salir a pasear a los perros y recoger distintos tipos de hojas para convertirlas luego en casa en hadas, jugar con una aplicación que muestra las constelaciones… Todo eso puede reforzar conocimientos y de una manera más efectiva, por lúdica, que la ficha y el ejercicio. De una manera, además, que nos permite disfrutar en familia. De una manera individualizada, porque no todos los niños necesitan trabajar lo mismo y de la misma manera.

Mi compañera Yolanda Marín, que hoy publica un artículo que explica la confrontación tras esta huelga consistente en no entregar deberes los lunes de noviembre (y que muchos profesores ven como errónea, aunque estén de acuerdo en cambiar lo de enviar tareas convencionales a casa). Yolanda habló hace algún tiempo con motivo de otro reportaje con Alfredo Fernández, director del colegio público Miguel Hernández en la zona sur de Madrid: un centro que lleva años que queriendo avanzar y que apuesta por no emplear libros de texto hasta Tercero “se introduce como una fuente de información, pero no como centro de aprendizaje, las fuentes de aprendizaje no deben ser únicas”, trabajar por proyectos, implicar a las familias, educar en positivo y una concepción distinta de los deberes.

Así de bien lo explica: “los aprendizajes escolares se dan dentro de un centro y después se aplican en contextos reales de la vida cotidiana. Por ejemplo, si en esta escuela se está trabajando en el área de matemáticas peso y medida, sería absurdo continuar con los mismos ejercicios que hacemos en clase. La idea es favorecer que en las familias se provoquen situaciones que se pueden aplicar, por ejemplo haciendo un bizcocho, que necesitas medir, pesar, hacer cálculos.. Nosotros vamos en esa línea”.

Y sin que sea obligatorio por supuesto. No es que todas las familias tengan que ponerse a hornear y llevar un trozo de bizcocho al maestro el lunes. Lo que hacen es dar distintas ideas. Es la línea que yo prefiero, pero es una forma de hacer las cosas que también puede ser motivo de desigualdad en función de la capacidad e implicación de los padres y que tiene sus retos:

“Está la dificultad que es un proceso en el que todos tienen que aprender. Cuando planteas modelo diferente o alternativo, todos los agentes que están implicados necesitan un cierto bagaje de información. Supone un aprendizaje para niños y padres, exige un trabajo por parte de las familias. La manera clásica es muy cómoda, los deberes que los niños hacen solos son muy fáciles”.

El ejemplar proyecto educativo de este colegio se enfrenta a dificultades: “Queremos institucionalizar nuestro método y esta manera de entender los deberes para que forme parte del proyecto del centro, que sea algo fijo en el colegio. Estamos en una situación en la que vamos sobreviviendo a las dificultades externas, que cada vez son más: las leyes educativas, cambio continuo del currículum… Uno de los mayores problemas que tenemos en la escuela es que contamos con una gran inestabilidad de la plantilla. Dos tercios de los profesores son nuevos y vienen con unas maneras de actuar que no tiene que ver con vuestro proyecto. El proyecto se va reinventando y adaptado a la realidad”.

GTRES

GTRES

Contenidos relacionados:

 deberes

29 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser petu

    Nos la cogemos con papel de fumar.
    Me hace mucha gracia el famosisimo anuncio de ikea… donde dicen de recuperar las cenas…
    Es que me parto de risa… así que la culpa de no disfrutar las cenas en familia la tienen los deberes…

    Una pregunta… ¿¿¿cuantos de los “afectados” cenan como zombies viendo la tele????

    04 Noviembre 2016 | 08:57

  2. Dice ser coky

    Con esta mentalidad nuestra sociedad está abocada al fracaso.
    Los deberes son esfuerzo y disciplina para el día de mañana.
    Lo que proponeis los que no quereis deberes es que el dia de mañana el niño sólo piense en la ley del minimo esfuerzo y en no trabajar.
    Allá vosotros. Yo lo tengo claro. Mis hijas harán deberes, o del colegio o puestos por mi.

    04 Noviembre 2016 | 09:07

  3. Dice ser Patriota

    El problema son las interminables e injustificables jornadas laborales de los padres.

    Hay una gran parte de la sociedad, aunque no queráis verlo, que no tiene la más mínima opción de conciliar vida familiar y laboral ¿Cómo narices concilias saliendo a las 8 de la tarde? Yo entiendo que hay mucho facha y mucho pijo progre con trabajos cómodos, en los que tienen cabida las jornadas flexibles, el derecho a reducción de la misma, etc, pero tened un poco de sensibilidad no intentando extrapolar vuestra situación a la de la mayoría de desgraciados asalariados de este País. Seamos conscientes que los deberes (Y las actividades extraescolares varias) están hechos para que los niños de la mayoría no anden “sueltos” tantas horas sin vigilancia. Sí, todo muy español, patético, antiguo… pero lo que más jode es el discurso que no ve las causas del problema, y se rasga las vestiduras preguntandose por qué no nos parecemos a Finlandia, otra actitud estúpidamente española…como no.

    04 Noviembre 2016 | 09:22

  4. Dice ser antonio

    “ir a museos, cocinar, leer juntos, salir al campo, los juegos de mesa…”, ja ja ja, ¡qué ilusa!; y leer, ja ja ja
    Yo las posibles actividades a realizar en el tiempo libre las resumiría en escribir y leer whatsapp, mirar el teléfono, salir a la calle, jugar a la Play o similar, ver cualquier basura de la televisión, dormir, etc. Es lamentable, pero a los chicos de ahora solo les importan estas superfiacialidades; por lo menos, el rato que están haciendo deberes no están perdiendo el tiempo.
    Aún así, estoy totalmente en contra de la tremenda carga de trabajo que les ponen ahora a los chicos porque es un abuso, y porque es una forma que tienen muchos profesores de cargar a los padres con el trabajo que ellos no hacen en clase por el motivo que sea, lo cual es absolutamente discriminatorio con los niños cuyos padres no pueden o no saben ayudarles. Dependiendo de la edad y circunstancias de los niños, los deberes, en muchos casos, más que para ellos son para los padres.
    Resumiendo: como en todo, lo mejor es un término medio

    04 Noviembre 2016 | 09:31

  5. Dice ser johni winter is coming

    Más comprensión lectora y expresión oral es lo que hace falta.
    Eso de que los adultos no se llevan trabajo a casa no lo veo. Las cosas han y están cambiando tanto que ya no se puede generalizar en casi nada.
    Madre reciente …y los que viven en el campo , mi caso, que nos recomiendas, salir a la ciudad o What?. Lo dicho, semos muchos y variaditos.
    Por cierto, cualquier cosa menos irse a Alaska y convertirse en bush people, no he visto egoismo mayor.
    Ahí lo dejo, qué locos están estos norte americanos de américa del norte .
    salu2

    deberes/ tareas si, los justos y necesarios.

    04 Noviembre 2016 | 09:43

  6. Dice ser Miguel

    Escuela de 9:00 a 17:00 esta tía en que año vive?

    04 Noviembre 2016 | 10:59

  7. Dice ser Silvia

    Los deberes sólo sirven para crear rechazo en los niños y de paso entorpecer la vida familiar. Eso sí, es un arma muy efectiva para que los padres nos despreocupemos de buscarles actividades y tranquilizar las conciencias de los que creen que jugar es perder el tiempo. Hablamos de Primaria.Y luego está la excusa de crear hábito, ¡qué sería de nosotros sin esa rápida capacidad de adaptación! A mi juicio la lectura es la única tarea que deberían hacer a diario. Las excepciones no cuentan (repasar cálculo, tablas…), hablamos de lo habitual. Y por último lo de fijar conocimientos, pues entiendo que en Primaria no se da la materia a todo trapo, al día siguiente se repasa, y al siguiente…

    04 Noviembre 2016 | 11:01

  8. Dice ser Lucas G

    ¿Los niños actualmente tienen muchos deberes? sí. ¿Deberían eliminarse? rotundamente no. Los deberes fomentan la propia responsabilidad del niño/a, le hacen más autónomo (inciso: asumo que los deberes los hacen exclusivamente los niños y no sus padres, aunque ya sé que esto es harina de otro costal…), les ayudan a gestionar su tiempo, y les preparan para lo que viene, ya que como bien dices, para chavales más mayores es el pan nuestro de cada día.

    Siempre entendiendo que los deberes sean realmente provechosos, bien diseñados, estructurados, y no una mera repetición de lo que ya han visto en el cole, que éste es realmente el verdadero problema de los deberes actualmente, no que sean muchos o pocos (aunque una cosa lleva a la otra). En resumidas cuentas: que haya más calidad que cantidad.

    Y ya sé que es muy español eso de compararnos con los países nórdicos, que parece que los tenemos idealizados, pero en Suecia, que es lo que conozco, los niños de Primaria HACEN DEBERES. Lo sé de buena tinta porque mi hermana se casó con un sueco y tengo dos sobrinos suecos. En Finlandia, Noruega, etc, no tengo ni idea, pero en Suecia repito, en el 95% de los colegios hacen deberes. Que a veces tendemos a pensar que allí viven en jauja o en los mundos de Yupi, o en una especie de extraña realidad paralela….. pues no, oiga. Sus pedos huelen mal como en todo el mundo.

    Y ya por último, y te lo digo con todo el respeto y con todo el cariño, eso de “dentro de lo razonable, que conozco adolescentes que dedican cuatro horas diarias” a ver quién eres tú para decirle eso a un chaval que su sueño es ser ingeniero o ser médico, pues hija mía no le queda otra. O qué coño, porque directamente les sale de sus santas narices estudiar esas horas al día… dar tu opinión sí, pero ya planificar su vida me parece un poco pretencioso. Repito, dicho con todo el respeto y con el mejor tono.

    04 Noviembre 2016 | 11:21

  9. Dice ser Deberes sí

    Pues yo hice muchos deberes en el colegio y muchas más cosas aparte también, no tengo que imaginarlo.
    La educación se coge más de pequeños, como demuestra la formación ahora con el inglés.
    Con esa visión de que sólo se aprende jugando se llega a pocos sitios, a oficios y trabajos sin formación, que son totalmente respetables pero que no pueden ser el ideal que se venda.
    Luego nos quejamos del mayor paro juvenil de europa y de ni-nis por metro cuadrado como si fuera algo que alguien nos tiene que arreglar. Un poco más de responsabilidad y darle valor a que los niños estudien y aprendan, eso no quita para que hagan más cosas…

    04 Noviembre 2016 | 11:23

  10. Dice ser asfd

    una tia que mete en elmismo saco a niños de infantil y primaria, es decir a uno de 4 y a otro de 11, carece de toda credibilidad, es que no se pueden decir más tonterias, oye.

    04 Noviembre 2016 | 11:38

  11. Dice ser Ignotis parentibus

    O sea, gandulitis permanente.

    A de quien coños sea el blog este:

    ¿Me puedes decir de que los sirvió o servirá visitar museos a un futuro mecánico, verdulera o asistenta del hogar, etc ?

    04 Noviembre 2016 | 12:00

  12. Dice ser yaya

    salir a la cinco de la tarde? entrando a las 8 u 9 de la mañana? 10 u 11 horas? ja¡¡¡ no se donde vives pero donde vivo yo, salen a la hora de comer y ya no van al colegio. sólo hacen la mañana, tienen toda la tarde para hacer lo que llamas deberes. y por cierto, no creo que se mueran por hacer una hora diaria de tareas.Si los de CEAPA se quejan ahora, cuando sean más mayores sus hijos a ver lo que hacen cuando se vuelvan vagos y no rindan en los estudios, allá ellos. Otros tan sabiondos hasta dejan de escolarizarlos par que aprendan en casa, sin darse cuenta de que les están jodiendo su futuro( en el trabajo que pongan en su curriculum no tengo titulaciones por que aprendí en casa). Lo peor que hay son padres sabelotodos que se creen que son más listos que gente con titulacion( que por cierto, ministerio de educacion, hay que obligar a una formacion y reciclaje anual a los profesores, no me vale con sacarse la oposicion hace 20 años).

    04 Noviembre 2016 | 12:01

  13. Dice ser yaya

    Silvia, te contradices, empiezas a decir que los deberes crean rechazo y entorpece la vida familiar y luego empiezas a meter exclusiones, lectura, tablas, calculo…todo lo que se aprende en los deberes. claro, será mejor pasar el tiempo jugando con los papis a cultivar la ortografia y caligrafia, a aprender a sumar y multiplicar, a aprender conocimientos…. que yo sepa los críos tienen todo el fin de semana para jugar lo que quieran, otra cosa es el trabajo de los padres que les impida estar con ellos, pero eso no quiere decir que les tengas que perjudicar en su aprendizaje. A mí tampoco me gusta trabajar pero si quiero ganar dinero tengo que hacerlo, ellos si quieren saber las cosas tendrán que repasarlas en casa. punto y pelota. o a lo mejor tu hijo/a es un/a lumbrera que se lo sabe todo al momento de hacerlo en clase.

    04 Noviembre 2016 | 12:16

  14. Dice ser nacho

    Una cosa son los deberes que deberían de imponer los padres a sus hijos, está muy bien dicho que los padres realicen actividades culturales con sus hijos, museos, ciudades, paseos por la naturaleza.. pero la realidad está muy lejos: los padres sentados con sus hijos en la tv viendo gran hermano, fútbol y Walking dead, cultivando marihuana, estadios de fútbol, peliculas poco apropiadas… etc, eso son los auténticos deberes.

    04 Noviembre 2016 | 12:38

  15. Dice ser Sonia

    Miguel sigue habiendo colegios con horario partido y aunque no los haya los niños se quedan en la guardería del colegio o haciendo extraescolares porque sus padres trabajan.
    El problema no son los deberes son los horarios de los padres como dice Patriota que tiene toda la razón en lo que ha escrito.

    04 Noviembre 2016 | 12:54

  16. Dice ser Mila

    Pues en Madrid, más concretamente en Alcorcon, hay varios colegios con horario de 9 a 13 y de15 a 17 horas. No sé donde está la sorpresa.

    04 Noviembre 2016 | 13:30

  17. Dice ser Jota

    Hombre… en primaria puedo entender, que no se quieran deberes hasta cierto punto.
    Pero en secundaria… Ya son niños talluditos, luego en nada se plantan en el bachillerato y después de eso (el que quiera) en la universidad y a ver como llegas a la carrera de turno y les explicas a tus profesores de la uni eso de… -“mire es que yo no estoy acostumbrado a tener tareas, eso de salir de clase y tener que chapar… no es lo que me han enseñado. Todo lo tengo que aprender en las dos horas semanales que usted me imparte su asignatura.”

    En fin, que se llora mucho por este tema y creo que el problema está en la conciliación. Lo que les jode a los padres (y no les critico por ello), es tener 2 horas libres al llegar del curro y en lugar de disfrutar, tener que pringar con los deberes del chaval o de la chavala. Pero lo de los deberes es harina de otro costal, yo personalmente al entrar en mi ingeniería, me alegré muy mucho de todo el hábito al esfuerzo y el estudio que me enseñaron desde pequeñito (e incluso en este tipo de carreras se queda corto la costumbre de estudiar adquirida hasta el momento).

    Los hábitos se consiguen con mucho tiempo, no de la noche al día, así que si sobre-protegemos a los nenes de la ESO sin deberes, les va a lucir el pelito de cojones cuando sigan estudiando.

    Más debatir sobre la enfermedad (la poca conciliación) y menos quejarnos del síntoma (que nos jode tener que ayudar a los nenes en el poco tiempo que nos queda.

    04 Noviembre 2016 | 13:49

  18. Dice ser Daniel

    Cada edad tiene un límite de deberes, no se puede comparar a un niño o niña de 6 años con unos de 14, 15, 16 años.

    En mi caso prefiero pasar la tarde haciendo actividades en la a Ciudad en vez de 2 horas de deberes para un peque de 6 años.

    Entre actividad y actividad 10 minutitos de parque para que se desahogue y juegue con otros niños de similar edad en la ciudad al menos en Sevilla hay parque para los niños por muchas zonas. Vamos al teatro en la alameda de Hércules hay parques, nos vamos a Plaza España hay parque, puerta de Jerez hay parque.

    Se aprende muchísimo más haciendo actividades por la ciudad que sumar 2+2, siempre y cuando los padres tengan tiempo para dedicar claro.

    Un saludo, desde Sevilla

    04 Noviembre 2016 | 14:19

  19. Dice ser nisa

    Valgame, valgame!!!! Imaginar?, Pues yo misma he venido del cole a las 17:00 he visto la tele , merendado y a hacer los deberes, y a las 9:30 a la cama. Ni me he muerto, ni lo pasaba mal y he jugado, disfrutado de padres y amigos y aprobando. Al contrario , saliamos mucho más a la calle, mucho mucho más.. y daba tiempo a todo… y eso teniendo en cuenta en que hace 40 años se estudiaba mucho más, muchos más deberes, muchos más contenidos y también extraescolares.

    También imagino la jornada laboral… vamos que no hay que imaginarla!!…. esta señora debe estar muy fuera del mundo laboral… ¿sabes cuantos tenemos telefóno móvil de empresa e incluso portátil?. Cuantos crees que llegamos a casa y nos tunmbamos a la bartola a jugar a la pelota con los peques y tele puesta toda la tarde porqué no tenemos nada más que hacer? Pues espabila, con suerte de la pareja uno podrá hacerlo y el otro no.. eso con mucha suerte. En que mundo viven algunos!!!!

    Los deberes son necesarios, ni una burrada de deberes, ni ninguno. Señores, termino medio. Las matematicas hay que repasarlas haciendo ejercicios diferentes, no hay otra. Hay que estudiar lo que se ha dado en clase… pero por favor, si a los profesores no les ha dado nunca tiempo ni a terminar el termario!! Nunca, no ahora.

    No exageremos las cosas, todo su en su debida medida, siempre estamos para todo en los extremos.
    Y .. por favor, que no se gerneralice.. hay colegios con horarios muy diferentes.. y el horario laboral… mejor ni mencionar la variedad de jornadas.

    04 Noviembre 2016 | 14:48

  20. Dice ser yaya

    Jota, si quieres que tu hijo sea un buen estudiante tendrás que estar al tanto de que lleve bien la materia, y para eso la única forma de saberlo es estar con él en los deberes, salvo que quieras esperar a las notas, entonces no sólo tendrá que hacer unos deberes diarios, sino estudiar un trimestre entero para recuperarlo. ademas, cuanto más pequeño es, qué deberes les pueden mandar? dibujar, escribir en un cuadernillo? eso es estresante?

    04 Noviembre 2016 | 16:23

  21. Dice ser El Andoba

    Esto al final se va a convertir en un pais de inerptos, ninis e inutiles ….
    Menos mal que no ha dicho que hay que ir de botellon.
    A las clases se va a oir las explicativas de la leccion correspondiente, a las preguntas, al saber y a estudiar y los deberes son y deben ser un repaso de lo aprendido durante el dia. Los crios a las 4,30 ya estan en la calle y tienen tiempo mas que suficiente para merendar, jugar, estar con la familioa, cenar y por supuesto hacer los deberes que no duran jamas mas de media hora o una hora si son muy torpes (los padres claro)

    04 Noviembre 2016 | 18:05

  22. Dice ser Jise

    Desde las dos y media hasta las diez anda que no tienen tiempo de hacer deberes, bizcochos pasear perritos y recoger todas las hojas que quieran.cuanta tontería tienen algunos con los niños.Estos niños que no hacen deberes veremos a ver que pasa cuando lleguen a la universidad si es que llegan.

    04 Noviembre 2016 | 18:18

  23. Dice ser Gloria

    ¿Por qué tengo la sensación de que la protesta de los padres, es más por la responsabilidad que les implica a ellos de que sus hijos lleven las tareas realizadas?. Está muy bien realizar todas esas actividades lúdicas, pero por mi experiencia como maestra durante 29 años, el conflicto no está ahí. La mayoría de mis alumnos, se plantan delante de la TV, ordenador o videoconsola durante demasiado tiempo.
    Pero tengo otra pregunta,¿ cuándo van a adquirir el hábito de estudio, algo que es esencialmente personal? Porque no nos engañemos, estudiar, hay que estudiar, ya se lo podemos facilitar en las aulas y ayudarles en casa, pero hay que estudiar… y como todos los hábitos hay que trabajarlos desde pequeños, o alguien se cuestiona que hay que lavarse los dientes a partir de cierta edad? Evidentemente como hábito se adquiere desde pequeños.

    04 Noviembre 2016 | 20:50

  24. Dice ser Carmen

    Lo siento pero el artículo no es más que una sarta de disparates uno tras otro.
    1) Los niños deben aprender el sentido de la responsabilidad mediante los deberes. Hay que decirles claramente que el deber de los padres es trabajar y el de ellos estudiar. La “recompensa”, si así quiere llamarsele, sería el dinero en los padres , el juego en los niños.

    2) Más actividades lúdicas no los hacen más inteligentes o creativos porque ya de hecho lo son. Y el problema no estriba en los deberes en sí sino en la pésima organización del horario de los padres: no saben estructurarse. No saben de disciplina. Ni de educación, no saben en definitiva decir No a los hijos, creando con ello ” monstruos del Si a todo”, futuros adultos exigentes y dependientes.

    3) El horario base español es exactamente igual que el de Finlandia: de 9 a 2 (o bien de 8 a 2), que puede o no alargarse hasta la tarde a modo de refuerzo. Luego, ¿en qué se diferencia la bajísima calidad sabiendo que en Finlandia (de lo mejor dentro del Informe PISA) se hacen tareas por la tarde y poseen competencias de lecto-escritura de muy buen nivel? Una de ellas es que los alumnos NO pueden repetir y dos, la formación del profesorado que les exige. Entonces, ¿qué les pasa a los niños españoles? ¿Que son tontos o ineptos? Evidentemente no.

    4) La educación empieza en casa y el sentido de la responsabilidad.
    ***
    Esta huelga sólo me parece una pataleta para los padres liberarse del deber de ser padres y poder enchufarse a sus whatsapps y delegar la responsabilidad a “otros”.

    Yo me pregunto quiénes realmente son los que necesitan Educación. Los padres de nueva generación son todo derechos derechos derechos…olvidando el deber mismo de ser lo que decidieron ser: padres.

    04 Noviembre 2016 | 21:55

  25. Dice ser Charlie Brown

    “imagina que tienes 8 hijos”…. ahí dejé de leer…

    05 Noviembre 2016 | 00:59

  26. Dice ser elnotas

    Preguntaros de que generacion son los hijos que ahora hacen la “huelga”.

    05 Noviembre 2016 | 12:07

  27. Dice ser ElCaDeLasPa

    Yo no tengo que imaginarmelo, desgraciadamente. Como era más bien torpe y lento mi infancia paso sin apenas tiempo libre por culpa de los dichosos (malditos) deberes, bienvenido sea este movimiento de no deberes. Yo quitaría incluso cualquier tipo de actividad en casa, ¿acaso seis o siete horas de clase no son suficientes?; sería mejor que no desperdiciar el tiempo en clase forme parte de su educación.
    Entiendo que los padres después de una larga jornada laboral quieran descansar, pero tener a lo hijos ocupados con deberes sólo por eso no es lo correcto.

    06 Noviembre 2016 | 15:08

  28. Dice ser ElCaDeLasPa

    Exacto elnotas, yo soy de esa generación.

    06 Noviembre 2016 | 15:12

  29. Dice ser Jota

    yaya
    Precisamente a eso me refería.
    Yo soy partidario de hacer los deberes con los niños, por eso creo que el problema es que los padres lleguen a las 20:00 de la tarde. Lógicamente a esa hora, sólo queda tiempo para hacer la cena, prepararles y poco más.

    Hay que hacer los ejercicios con ellos y eso no lo pongo en duda. Lo que debería suceder es que los padres estemos en casa antes, conciliación y no que los niños no tengan deberes hasta que lleguen a la universidad.

    07 Noviembre 2016 | 12:31

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.