BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

El deporte en la infancia debería ser juego, aprendizaje y diversión, no competición y rivalidad

gtres_a00642508_016Ayer fue el primer día de Julia en la escuela de atletismo, una hora jugando en un grupo en que había tanto niños y niñas. Salió feliz, que es lo mas importante. Y yo también. Los padres estuvimos charlando con el coordinador de la escuela que nos transmitió una filosofía con la que no puedo estar más de acuerdo, alejada de la rivalidad y las competiciones, para nada centrada en buscar atletas de élite sino en que los niños aprendan y disfruten.

Harán de todo: relevos, salto, lanzamientos… y lo harán jugando y disfrutando. ¿Cuándo competirán? Lo tienen claro, cuando lo pida el niño. Allí no se entrena, allí se aprende nos dijo convencido. Y no hay prisa, hay que ir paso a paso.

Cuando regresé a casa y se lo conté a mi santo, también se alegró de encontrarse con ese espíritu. Él fue entrenador de baloncesto varios años y sabe de primera mano que hay una visión muy distinta y con la que nunca ha estado de acuerdo, con niños sometidos a un estrés importante, presionados por ganar, frustrados si no lo hacían bien, disputándose minutos en el terreno de juego con sus compañeros, escuchando en partidos semanales a los adultos perder las formas.

gtres_a00642508_009

Él procuraba que todos los niños que entrenaba jugarán tiempos parecidos, que aprendieran pasándolo bien y sin obsesionarse por ganar, que ni se insulta al arbitro ni se juega sucio contra los rivales y que no pasa nada si se pierde. Pero muchos entrenadores y padres no compartían esa postura, ni siquiera con los niños más pequeños. Puede que algunos de boquilla sí, pero en el campo lo que se veía era otra cosa.
gtres_a00642508_007
“No saques a Fulanito, que no da pie con bola” “¿por qué sientas a Menganito, que es el mejor del equipo?” “¡Claro que es importante ganar! ¡A machacarlos!” “Mira al pequeñajo rubio del otro equipo, corre como una niña. Jajaja” “De momento le pega bien, a ver si acaba en el Madrid y nos saca de pobres”

De verdad, ¿tanto nos cuesta a los adultos entender que no debemos reírnos de los niños, presionarles, insultarles incluso? Y eso incluye a entrenadores y árbitros. Cuando estaba en primer año de la carrera tuve un amigo que tuvo que dejar de ser arbitro de fútbol en las categorías infantiles porque le decían de todo menos guapo. A un chaval de dieciocho años. ¿Tan complicado es entender que, efectivamente, el aprendizaje mas importante es otro? ¿Tan difícil es ser hombres y mujeres que demos un ejemplo positivo a nuestros hijos?

Yo no concibo la infancia sin correr, sin saltar, sin hacer deporte. Igual que sin reír o hacer amigos.

Pero tampoco la concibo como un campo en el que sembrar rivalidad, agresividad, frustración y presión, algo que por desgracia es habitual en muchos deportes a nivel infantil.

gtres_a00642508_002

Fotos: GTRES

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser marian

    Creo que los chavales ya hacen suficente deporte en el colegio, lo de las extraescolares deportivas se ha puesto muy de moda y muchas veces los críos están saturados de ellas (competiciones aparte) van a tenis, atletismo, futbol, gimnasia…. una locura y tal vez nos olvidamos que lo que más debe hacer es jugar en la calle sin que nadie lo dirija, ni para correr ni para competir.

    16 Septiembre 2015 | 09:57

  2. Dice ser Aaa

    El deporte en la infancia debería de ser juego, aprendizaje y diversión Y CON ELLOS APRENDER LO QUE ES COMPETIR Y LO QUE ES UN RIVAL.
    La competición y la.rivalidad como tal no son malas. Nos enseña que la vida no es todo un camino de rosas y que siempre nos vamos a encontrar en el mundo con quien competir y rivalizar. Ahora, lo que hay que enseñar es que perder no es humillante, ni que el.otro sea mejor tampoco.
    Al contrario, eso te enseña que hay que mejorar.
    Y eso si se aprende a base de juego y diversión.
    Pero no queráis enseñarle a los niños a no competir ni rivalizar xq eso no es el.mundo real.

    16 Septiembre 2015 | 10:01

  3. Dice ser e

    Gran culpa de eso lo tienen los padres (ambos progenitores): son los más energúmenos, maleducados y gentuza, dando un ejemplo pésimo a los chavales.

    Vierten en sus hijos sus frustraciones personales, quieren que sea el futuro Messi o Bolt. Que el entrenador le saque a jugar, y no a ese patán que no sabe dar tres pasos seguidos. (Claro, porque su chavalín siempre es el mejor).

    Mi hermano con 18 tuvo que dejar de entrenar a niños de 5 y 6 años por culpa de sus padres.

    La gota que colmó el vaso:

    Un día, se le acercó un padre y le espetó: “oye, vigila a ver cómo vienes que están marginando a mi hijo”.

    Mi hermano, flipando, le dijo: “¿Quién es tu hijo? Porque si se portan mal con él, atajo esto de raíz”.

    El altivo padre señaló a un niñito, “Pero seño, si su hijo ni si quiera es de mi grupo de entrenamiento”, dijo mi hermano.

    El padre, encarándose: “me da igual, no puedes venir aquí de cualquier forma, que luego se ríen de mi hijo”. Y se fue.

    ¿El gran pecado? Mi hermano llevaba una camiseta naranja del Barça, con el nombre de Iniesta en la espalda.

    El niño, pobre, iba de punta en blanco, literal, del Real Madrid, medias y botas incluído.

    Aquí otras grandes anécdotas de comportamiento ejemplar -cierto que no siempre provocados por los padres-.

    http://www.marca.com/2015/09/08/futbol/1441705191.html

    http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20141214/sevi-arbitro-agresion-cordoba-201412142208.html

    16 Septiembre 2015 | 10:34

  4. Dice ser bbb

    Helen Lovejoy “es que nadie va pensar los niños” ??

    lo que tienen que enseñarles es deportividad saber ganar y saber perder !

    16 Septiembre 2015 | 10:45

  5. Dice ser slower baby

    Hola,

    de acuerdo en todo por lo que a mí respecta.

    Sólo decir que con esa mentalidad no habría Nadales ni Alonsos, ni Gasols, ni Lorenzos, ni ni ni ni Navratilovas, ni Komanechis …………………………………….
    resumiendo cabemos todos, pero con modales . Dicho de otro modo, hay muchos mundos y todos están en este.
    Miremos a nuestro alrededor la competencia es feroz.
    El yoga es otra cosa.

    pd.

    3.bbb

    Eso no se aprende , o se tiene o no se tiene. La misma frase lo dice.
    Tienes muy mal perder.

    16 Septiembre 2015 | 11:04

  6. Dice ser Mama

    Aaa, lo dice bien claro. ¿En que deporte se basa el articulo? Futbol….. pero hay más deportes.

    Mi hijo hace Natación y Kajukenbo, compite a nivel provincial y nacional. Tiene 9 años y es el niño más feliz del mundo. Los maestros que tiene le han sabido inculcar la competencia y rivalidad de forma sana.
    ¿Seremos los padres los que les “exprimamos” para que mi hijo sea el mejor?.
    Por supuesto, mi hijo no es un campeón, pero sus medallitas y copas se lleva y mientras el sea feliz, yo también.

    16 Septiembre 2015 | 11:28

  7. Dice ser Almudena Fer

    Marian ¿Que ya hacen sufieciente deporte en el colegio?? En primaria en la Comunidad de Madrid la educación física es 1:30 h a la semana. No creo que eso sea en absoluto suficiente. Otra cosa es que me digas que la mejor actividad física para los niños es el parque, ahí si estoy de acuerdo. En cuanto a las extraescolares, pues bueno, yo no puedo recoger a mis hijos antes de las cuatro, asi que una hora de extraescolar la tienen que hacer si o si. Y prefiero que sea deportiva o artística, es decir, aquello que considero que está muy abandonado en el currículo escolar.
    Yo también creo que el deporte en la infancia tendría que ser poco competitivo. Y esto suele ser compartido por los padres al principio. Pero a partir de los 8 o 9 años la cosa cambia. El año pasado empecé a ver como los padres de los compañeros de mis hijos dirigían a sus hijos hacia las actividades que mejor se les daban y no a las que los críos preferían. No sé si por afán de que destaquen o para que no sufran si son de los peores. Yo prefiero que elijan segun su gusto, y si son un paquete, pues no pasa nada. Este año veo un paso más allá, con 9 años empiezan a bandonar las extraescolares en el cole, menos exigentes y abiertas a todos, para llevarles a clubs deportivos. Especialmente en fútbol, casi todos han estado haciendo pruebas para los clubs de la zona que ya seleccionan y no admiten a todos los niños. Es una opción que respeto, aunque personalmente no me gusta.
    Un poco de competitividad no es mala, mis hijos van a competiciones, ganan (muy rara vez) o pierden y no pasa nada. Aprenden a perder y a ganar con respeto. Pero hay niños que los ves con una competitividad feroz, intentando sacar ventaja en todo lo que pueden y sufriendo cuando no ganan. A mi no me parece bueno, no me gustaría que mis hijos fueran así.
    Lo que no me parece respetable es que se pierdan los papeles en las competiciones, algo que hasta ahora afortunadamente no he tenido que sufrir. Ni tampoco que se llegue a los extremos que se llega, especialmente en futbol, con niños de 8 años que ya tienen representantes. Dejemos a los niños ser niños y divertirse.

    16 Septiembre 2015 | 11:48

  8. Dice ser marian

    2 y 3 días a la semana de Educación Física, más juegos a los que ellos mismos juegan fuera del horario escolar: pilla-pilla, policías y cacos, futbol, baloncesto, etc personalmente me parece suficiente y sobre todo una buena alimentación que esa sí suele brillar por su ausencia.
    Hace 40 años no había esas extraescolares y no había esas obesidades infantiles porque tampoco nos llevaban a comer ni hamburguesas ni pizzas ni nos daban zumos industriales ni bollerías más que de pascuas a ramos.
    Los niños más que deporte “extra” deben comer bien.

    16 Septiembre 2015 | 12:37

  9. Dice ser Cristina

    Marian, yo creo que las extraescolares de ahora son cosas de los padres para tener aparcados a los niños hasta que les viene bien. Como dice Almudena Fer: no puede recogerlos antes de las cuatro, así que los niños se aguantan y las hacen sí o sí. Lo de “se aguantan” obviamente lo añado yo. Acojonante. Con la Educación Física y sus juegos tendrían más que de sobra, pero claro, entonces ¿qué hacen los padres con los niños el resto de la tarde… ? Ja,ja,ja, me parto. Así es padre/madre cualquiera, aparcando a los niños atiborrándolos de extraescolares.

    16 Septiembre 2015 | 12:45

  10. Dice ser marian

    Lo que también es cierto es que hoy por hoy los niños no tienen el derecho a “aburrirse”, todo se lo dirigimos desde bien pequeños, con extraescolares, talleres, actividades y cumpleaños teledirigidos tienen sus horas de ocio o de trabajo de los padres organizadas y calculadas para que el chaval no tenga que pensar en qué gastar su tiempo, me parece triste.
    Cuando celebré el cumple de mi hijo (hacía 8 años) en un lugar rodeado de naturaleza, canchas de baloncesto y campo de futbol, algunos padres me dijeron que qué juegos había organizado….. ¿para qué? pregunté, por si se aburren o se pegan o…contestaron, les repondí: pues si se aburren que se desaburran y que se organicen ellos.

    16 Septiembre 2015 | 12:57

  11. Dice ser Almudena Fer

    Cristina, me he confundido. Es hasta las cinco. ¡Hasta las cinco!! los tengo aparcados hasta las cinco de la tarde y mientras me dedico a disfrutar del trabajo y el transporte público, incluso hay dias que hasta me tomo un café antes de ir a buscarles. La peor madre del mundo, lo sé. Y comen en el colegio, bueno es que ya en la guardería los tenía de 9 a 5. Terrible. El resto de la tarde, como no sé que hacer con ellos, pues les pongo a hacer las varias horas de deberes que tengan, en vez de dejarles aburrirse. Mientras me permito lujos como cocinar, lavar y limpiar la casa. Un monstruo, eso es lo que soy, lo sé.

    Estas son las recomendaciones de la OMS sobre actividad física de 5 a17 años, una hora, que, repito, si es de parque, pue estupendo.

    http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_young_people/es/

    16 Septiembre 2015 | 13:15

  12. Dice ser marian

    A ver Almudena, que yo también tengo a mi hijo en kenpo y en inglés extraescolar, me refiero en líneas generales a ese “boom” de extraescolares deportivas como si los niños lo necesitaran en vez de comer saludablemente por ejemplo, considero que hacen el deporte adecuado en el colegio y fuera de él sin necesidad de apuntarse a una maratón de clases deportivas, lo mismo que no necesitan que les organicemos constantemente su tiempo libre.
    En cuanto a competir o no, el deporte es competición, lo que hay que enseñarles como bien dicen, es deportividad y que para poder ganar primero hay que saber perder.

    16 Septiembre 2015 | 13:30

  13. Dice ser Cristina

    Almudena Fer, no empieces a fastidiar como de costumbre. Sólo he repetido lo que has dicho. Me he reservado mi opinión sobre si eres buena madre o no porque evidentemente no tengo datos ni derecho de juzgarte en absoluto. Me importa tres narices cómo aparcas a tus niños, pero luego no te desdigas, que queda fatal. Y de verdad que no voy a volver a entrar en movidas contigo, que cada vez que se te dice algo te lo tomas a la tremenda no, lo siguiente.

    16 Septiembre 2015 | 13:34

  14. Dice ser Almudena Fer

    Marian, estamos de acuerdo . Lo único en lo que discrepo es en que el ejrecicio físico en la escuela entendido como asignatura de Educación física , con hora y media a la seman,a sea suficiente. Pero si además el niño juega en el recreo y va al parque, no digamos ya si va y viene al colegio andando o en bici, pues seguro que hace suficiente deporte. Y en lo de dejarles aburrirse también estoy completamente de acuerdo contigo.

    16 Septiembre 2015 | 13:57

  15. Dice ser Alma

    Con una edad temprana las actividades extraescolares incluidos deportes los eligen los padres a su conveniencia, o porque a ellos les gusta o porque encaja el horario. Las escuelas de deporte y demás actividades se han convertido, para el mayoría, en aparcaderos de niños.
    Para simplemente saltar y reírse no es necesario acudir a una escuela de ningún deporte. Creo que la competición es buena, lo que hay que saber es transmitirla bien y entenderla. Lo que hay que enseñar a los niños es a saber perder, a tener compañerismo y deportividad. Todos los deportes incluyen competición en algún momento y forma parte de la formación y de la vida. Educación y modales no están reñidos con competir, el niño que es mal educado y criado en la soberbia, da igual que compita que no, será así en cualquier aspecto de su vida.
    No soy futbolera, pero me parece que siempre encasillar al fútbol con los malos modales no es justo, habrá maravillosas personas tanto en el terreno de juego como fuera.
    Y ser deportista profesional es una opción en la vida como otra cualquiera que requiere su sacrificio y entrega como tantos trabajos que otros tenemos. ¿Es menos presión trabajar en una empresa con un horario interminable y superiores exigentes e intransigentes teniendo la espada de Damocles del despido continuamente sobre las cabezas?. Todos estamos orgullosos de nuestros hijos tal y como son y tal y lo que elijan (eligiendo ellos siempre en lo que se refiere a actividades) y no van a ser menos los padres de tantos deportistas de élite que suben a los pódiums, a ver si ahora vamos a quitar valor a lo que lo tiene por tontunas y discursos políticamente correctos.

    16 Septiembre 2015 | 14:41

  16. Dice ser antonia

    Yo practicaba taekwondo de niña y me encantaba, era buenilla jijiji…. hasta que en el gym me “obligaron” a competir y lo odiaba…al final lo deje.
    A mis hijas les ha pasado lo mismo cada vez que se apuntaban a un deporte, los entrenadores acaban dirigiéndolo a la competición: gimnasia rítmica, tenis, natación…al final lo acaban dejando. No quieren competir, quieren hacer deporte en grupo y hacer amigos en un entorno de gente sana, pero sin el stres de la competición.

    16 Septiembre 2015 | 20:57

  17. Dice ser marian

    En el caso de mi hijo, la Educación Física son (dependiendo del curso), 2 o 3 horas semanales, a eso le sumas correr y jugar al futbol o al pilla pilla en los recreos, jugar en el patio cuando salen del cole y además en nuestro caso que vamos y venimos andando de casa al cole siendo cada paseo de 2 kilómetros, es más que suficiente, (en mi hijo quizá de más ya que está como un fideo).
    Es que quien más y quien menos les apunta a tenis, natación y futbol sala, amén de idiomas; lo de apuntarles a tantos deportes como si no hubiera un mañana me resulta producto de moda no de necesidad, algunos aluden a que su hijo está “algo llenito” y claro necesita quemar…. pero le ves merendando el consabido zumo y su bollo industrial tamaño niño para continuar con bolsas de snaks y demás afines, porque claro el pobre niño tiene hambre de tanto ejercicio ¿?.

    17 Septiembre 2015 | 10:38

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.