BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Prefiere los potitos a nuestros purés

Hace dos días que Julia cumplió siete meses. Y ya sabéis que llevamos unas semanas introduciendo nuevos alimentos.

Su hermano siempre aceptó de buen grado todo, o casi todo, lo que le ofrecimos. Era un glotón y lo sigue siendo.

Pero con ella estamos teniendo problemas con las verduras.

La fruta le encanta, los cereales también. Pero con las verduras la cosa cambia.

Comenzamos con la calabaza que es dulce, y parecía funcionar, pero no. Ha decidido que pasa.

Y lo hace poniendo unas caras de asco divertidísimas y cerrando la boca como un resorte.

Hemos probado de todo: calabacín, judías verdes… nada.

La verdad es que todo el asunto no me preocupa nada. Sólo tiene siete meses.

Aún mi pecho es su fuente de alimento principal y ya llegará el momento en el que comerá.

Lo que me llama la atención es que hemos probado a darle potitos de inicio de farmacia y esos sí que le gustan.

Con lo aquerosos que están. ¿Los habéis olido? ¿Los habéis probado?

Me consta que es un misterio para muchos padres recientes que nuestros hijos sean capaces de comérselos encantados.

En la farmacia me han contado que es muy frecuente encontrar bebés así: que no arrancan con los purés caseros, que sólo aceptan los potitos.

Incomprensible.

No sé a vosotros, pero a mí tendrían que ponderme delante un billete bien gordo para terminarme uno.

32 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Sandra

    Te sigo desde hace bastante tiempo, nunca te habia comentado. Siempre es intereste saber todo lo que cuentas, lo que posiblemente mis padres pasaron conmigo jeje.Bueno, cuando yo era pequeña recuerdo que me encantaban los potitos de frutas, qué ricos que estaban 🙂 y ahora, de mas mayor, siguen siendo mi perdicion jaja. Eso si, con los de pescado, carne, etc no puedo, buag qué asco –‘ mucho dinero haria falta darme para comerme uno de ésos. Jaja.Y para acabar, felicidades por el blog, espero poder leerte durante mucho tiempo mas n__n

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser No tanto

    Tampoco es tan sorprendente. Los fabricantes ya preparan los potitos para que gusten a la mayor parte de bebés.En cualquier caso yo conocí a un compañero de universidad cuyo postre favorito era precisamente el potito de arroz con leche. cada semana se llevaba alguno para comer. Curioso.Tarjetas de invitacion

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser LadyA

    Pues a mi me pasa lo mismo, aunque mi hija hasta los 8-9 meses comía muy bien y de todo. Luego empezó a ser más exigente con la comida, de la verdura no quiere saber nada, la carne y el pescado los prefiere enteros,… En cambio los potitos asquerosos le encantan y eso que el olor es horrible…Al menos procuro comprarle potitos de marcas que utilizan productos de agricultura ecológica como Hipp o baby bio…Alguna cosa le deben poner… mi marido y yo siempre decimos en broma que llevan drogaína…http://lamamavaca.blogspot.com/

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Niñera

    A muchos niños les pasa eso.Mi teoría es que los potitos industriales no tienen esos trocitos pequeños que se quedan a menudo en los potitos caseros o esas hebritas de las verduras que a alguno hasta le hace vomitar.Enhorabuena por tu blog!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  5. Dice ser mama de 7

    Tampoco pasa nada por comer potitos.Mi cuarta hija Raquel, solo comia potitos, pures caseros los que la hacian mi suegra o mi madre, y es con diferencia la mas sana, la que mejor come.Otras comen de las dos cosas, y la pequeña Reyes solo casero porque no quiere los potitos de carne.Cuando llevan verdura, como no la gustan lo que hacemos es ponerle algun potito de frutas mezclado. Como ya sabe a dulce se lo come sin parar.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  6. Dice ser Laurus

    Yo hago seis comidas al día, y una de ellas suele ser un potito que voy alternando, y me encantan:) Ah, ya no soy un bebé (por si alguien lo dudaba), tengo casi 31 añitos.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  7. Dice ser Laurus

    Uf Maríita, pues si todo es muy repulsivito no tengas hijos, porque en el parto te vas a poner perdidita, qué asquito verdad?. A veces con mis sobris para demostrarles que el puré estaba güeno güeno nos comíamos una cucharada ellos, otra yo, qué horror la cantidad de virus, hongos y bacterias que les habré contagiado, y sin embargo están como dos robles:)

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  8. Dice ser Rocana

    A mi hijo le encantaban los pures que le hacía mi madre, pero fue probar los potitos y cerró el pico, le daban arcadas y todo, hasta q otra vez volvimos a retomar los caseros, lo q si he notado es que ha engordado con los de bote.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  9. Dice ser Marisa

    No tengas prisa con los pures. A Alicia le costaba comer al principio, así que la base de su alimentación siguió siendo la leche durante bastante tiempo (si, la fruta la comía bien) y ya empecé en serio con los purés a los ocho o nueve meses. No todos los niños están preparados para los nuevos alimentos a la vez y es mejor ir dejándolos a su ritmo. Como me dijo la pediatra “tiempo tienen toda la vida para comer de todo”. Ahora esta peque come mejor que un tiburón, y por iniciativa propia, porque quiere probar todo lo que tenemos en el plato los mayores. Gracias a eso ya no tengo que prepararle pures solo para ella. Ya se zampa un filete de ternera tan grande que yo no puedo con él y todavía se queda con hambre 🙂

    11 Octubre 2009 | 13:10

  10. Dice ser Marea

    Pues a mí me encatan los potitos. Tengo 22 años ya y cuando no tengo ganas de cocinar o voy con el tiempo justo, me zampo un potito y tan tranquila!!!

    11 Octubre 2009 | 13:38

  11. Dice ser AnaMG

    Seguro que acabas dando con la formula ideal para que le gusten tus pures caseros. Probablemente segun le vayas introduciendo mas sabores y el pure resulte mas sabroso.Y bueno, de los potitos, yo siempre tengo alguno en casa y eso que el peque ya tiene 2 años. Son un, por si las moscas, porque tambien suelo tener pures caseros congelados. Eso si, con los potitos solo los de pollo y verdura, pollo y arroz o el de pollo, ternera y verduras. Ningun otro mas, ni ternera sola, ni cordero, ni pavo y por supuesto nada de potitos de pescado, que eso si que huele mal. Estos que le gustan los he probado y realmente no saben mal.Y de fruta, despues de mucho tiempo vomitando la casera consegui que comiera los potitos de fruta, con lo cual entre que no comiera nada de fruta y comer fruta de bote, prefiero la segunda opcion, sobre todo porque ahora en teoria no llevan azucares añadidos ni edulcorantes ni colorantes.

    11 Octubre 2009 | 15:48

  12. Aunque no lleven azúcares añadidos (lo que no significa que no lleven azúcar), ni edulcorantes, ni colorantes ni conservantes, nunca se podrá comparar el valor nutritivo de un potito, en cuanto a vitaminas, minerales, etc. con el de un puré casero, fresco y recién hecho. Es como comparar el zumo de naranja casero y el de bote.Por otro lado, lo que sí siguen llevando los potitos es almidón, que engorda y estriñe mucho a los bebés.Además, la mayoría de los fabricantes se saltan a la torera las recomendaciones en materia de introducción de alimentos y usan melocotón, naranja, pescado u otros alimentos potencialmente alergénicos que no conviene darles antes de tiempo.Otro dato a saber es que algunos fabricantes (Nestlé, Milupa, Blédina…) utilizan alimentos transgénicos en la elaboración de sus potitos.Por último, es cierto que la mayoría de los potitos tienen una textura fina y sin grumos, lo que no deja de ser perjudicial a la hora de acostumbrar al bebé a que coma “comidad de verdad”.Por todo eso, he procurado no darle potitos a mi hija

    11 Octubre 2009 | 16:00

  13. Dice ser antonio larrosa

    Alguien me dijo hace tiempo que en los potes de alimentos para perros les metian alucinogenos para que se habituaran y el perro que los comia ya no queria otra cosa , algo asi como pase con cierta coca,: ¿No haran lo mismo con los potitos? ¡ Que conste que es una simple suposición.Clica sobre mi nombre

    11 Octubre 2009 | 16:48

  14. Dice ser maria jose

    hola, pienso que lo que le ocurre a tu pequeña es habitual. mi hijo aceptaba bien las papillas de frutas, pero cuando probó las preparadas de farmacia, ya no quiso más las que yo le hacía con tanto cariño… en cambio, los potitos de carne, verduras y pescado, no los soportaba, y no me extraña, huelen fatal, y nunca he sido capaz de probarlos siquiera. eran más buenos lo suqe yo hacía, estos sí…no te preocupes, ya se irá adaptando, y al final acabará comiendo (prácticamente) de todo… lo que es importante, creo yo, es no dejar de insistir…un saludo

    11 Octubre 2009 | 17:08

  15. Dice ser Lola

    A mi hija le gustaban los potitos de frutas, y a mi me encantan, ¡aún los como de vez en cuando! pero los de verduras nada de nada, le gustaban los que hacía en casa, así que si íbamos a salir con la nena, tenía que llevar preparada la comida casera, potitos ni probarlos. Eso sí, lo único que no le gustaba era cuando le añadía hígado de pollo al puré de verduras.

    11 Octubre 2009 | 18:04

  16. Dice ser Mayka

    Pues mi hija no qiuso otra cosa, los purés caseros los aborrecía e intentamos de todo y aún hoy, con tres años y medio largos, los mira un poco mal.En casa siempre tengo potitos por si algún día que esté pachucha, le aptezca comerlos.Si te sirve de consuelo, acabará comiendo purés normales, pero seguramente los que hagas tú en casa para todos y el único inconveniente que tienen los potitos, es lo caros que salen, sobre todo cuando les da por una determinada marca. Yo nunca compré de farmacia, ya que los de Hero eran y son los que más le gustaban.Si quieres conseguir la textura del potito en los pues, cuando julia ya coma carne es echarla picada en la cocción en forma de bolita/albóndiga, cuando lo tritures, se queda igual, ya lo verás.Por cierto, no están tan malos, a mi de hecho me gustan mucho y a veces suelo cenar alguno, eso sí, echando una pizca sal, que no lleva.Mi favorito es el de Pollo, Ternera, y Verduras, seguido muy de cerca por Ternera a la Jardinera y Lenguado con Bechamel.Para gustos, colores y bien podría ganarme la vida catando potitos…

    11 Octubre 2009 | 18:13

  17. Dice ser Mayka

    Pues mi hija no qiuso otra cosa, los purés caseros los aborrecía e intentamos de todo y aún hoy, con tres años y medio largos, los mira un poco mal.En casa siempre tengo potitos por si algún día que esté pachucha, le aptezca comerlos.Si te sirve de consuelo, acabará comiendo purés normales, pero seguramente los que hagas tú en casa para todos y el único inconveniente que tienen los potitos, es lo caros que salen, sobre todo cuando les da por una determinada marca. Yo nunca compré de farmacia, ya que los de Hero eran y son los que más le gustaban.Si quieres conseguir la textura del potito en los pues, cuando julia ya coma carne es echarla picada en la cocción en forma de bolita/albóndiga, cuando lo tritures, se queda igual, ya lo verás.Por cierto, no están tan malos, a mi de hecho me gustan mucho y a veces suelo cenar alguno, eso sí, echando una pizca sal, que no lleva.Mi favorito es el de Pollo, Ternera, y Verduras, seguido muy de cerca por Ternera a la Jardinera y Lenguado con Bechamel.Para gustos, colores y bien podría ganarme la vida catando potitos…

    11 Octubre 2009 | 18:13

  18. Dice ser Ika

    ¿Habéis probado alguna vez a seguir una dieta baja en sal? Al principio resulta muy difícil adaptarse porque las comidas no saben a nada, por muy apetecible que parezcan a simple vista, al probarlas se te quitan las ganas. Eso es porque nosotros ya estamos habituados a comer con sal.El hábito del consumo de sal se adquiere alrededor de los dos o tres primeros años de vida, a partir de entonces, conforme crecemos asimilamos platos cocinados con ingredientes que aportan mucho sabor y además llevan sal, especias etc.Los potitos son mucho más sencillos, sólo tienen los ingredientes básicos, están exentos de saborizantes y conservantes y el contenido en sal es nulo o muy moderado (o debería serlo). Como los bebes todavía no han adquirido el hábito del consumo de sal se suelen comer los potitos tan felices.Eso sí, por mucho que se diga de los potitos que son higiénicos, cómodos y con calidad y tengan mucha publicidad no os engañéis, son productos caros “para salir del paso” que a la industria muchas veces se le va la mano en algunos aspectos alimentarios que deberían cuidar más y esto puede darnos más o menos igual (qué remedio), pero si hablamos de la salud y el crecimiento de los niños entonces todo tiene que ser perfecto. ^^En resumen, que no hay nada como la comida natural hecha en casa a la hora de alimentar a los bebes y siempre que se pueda, es el mejor camino a seguir. =)Os dejo un antiguo estudio de la Ocu sobre los tarritos para bebés por si queréis echarle un vistazo:http://www.ocu.org/tarritos-para-bebeeacute-ocu-salud-neordm-72-s…Saludos!Ika

    11 Octubre 2009 | 19:09

  19. Dice ser 9 meses y medio

    ¿Nadie se ha leido los ingredientes de los potitos? En la parte de atrás de la etiqueta, donde pone “Ingredientes”. En la mayoría al final dice “y sal”. Supongo que por eso les gustan.Con mi hija tuve el mismo problema: la fruta superbien, las verduras nada de nada. Solución: Echarle un trozo de fruta al puré de verdura. Lo cocinaba con un poco de pera o manzana, lo que lo endulzaba bastante. Poco a poco fui quitándoselo, y como en cosa de un mes o menos, se comía los purés con solo verdura y carne. Igual te funciona MR.Yo a ella nunca le he dado potito de bote. Cuando he tenido que viajar para varios días me he llevado su comida en conserva hecha con la olla express. Y si eran dos o tres, pues simplemente refrigerada.Suerte!

    11 Octubre 2009 | 20:41

  20. Dice ser Noelia

    Hola MR! Pues yo con Cova todo lo contrario, sólo le gustan los purés que le hago en casa, alguna vez no me ha quedado más remedio que darle un potito y nada se ha comido un par de cucharadas y punto, sin embargo los que le hago yo los devora, el que menos le gusta y más le cuesta comer es el de judías verdes.Sin embargo la fruta es harina de otro costal, no había manera ni casera ni en potitos, y hoy me ha dado por hacérsela en compota (cocinada al vapor) y la ha devorado, no ha dejado nada, vamos me he quedado alucinada.

    11 Octubre 2009 | 22:55

  21. Dice ser AnaMG

    A los “Dibujos de Mama Lola”.Creo que hoy en dia no es facil encontrar alimentos que no sean transgenicos en el mercado y menos aun si no te sobra el dinero para poder comprar estos productos tan de moda que no llevan nada transgenico y pesticidas ni nada de eso.Y si que es cierto que lo de la introduccion a los alimentos no lo tienen en cuenta, pero para eso yo siempre mire los ingredientes que llevaban.Sobre el almidon, creo que la patata y el arroz tambien tienen almidon y bastante. Obviamente, con la de patata que llevaran esos potitos (mas que nada porque la patata es barata) normal que abunde en almidon.No defiendo los potitos, no hay nada como la comida en casa, pero me parecio que tu mensaje era quiza un poco exagerado y negativo, sobre todo porque ya todas sabemos que los potitos no son lo ideal pero que si fuera perjudicial te aseguro que no estaban en el mercado hoy en dia.

    12 Octubre 2009 | 08:50

  22. Dice ser Lobo

    Hola.Coincido con lo que ya se ha dicho anteriormente, que los “potitos” están preparados para que gusten a los niños y en principio el nivel de nutrientes que aportan es adecuado. En cuanto a saber lo que llevan, pues está claro que no es lo mismo que hacerle tu un puré.Supongo que los bebés no tienen desarrollado el “paladar”, mezclar carne con galletas y añadirle zumo de naranja para que no lo rechazara (cada vez que veía las mezclas que le hacían a mis primos se me revolvía el estómago) . Eso debe saber a rayos, pero el caso es que se lo comía.Supongo que al final consiste en ensayo y error, hasta que se acierte con la fórmula.Lo que si he visto (el caso de mi hermana y algún primo que conozco) es que no es bueno insistir demasiado en que se coman los purés. Mi hermana no volvió a probar un puré hasta los 30 y aún hoy sólo come los que ella hace y uno de mis primos sigue sin saber a que sabe una crema de calabacín.Un saludo

    12 Octubre 2009 | 10:40

  23. Dice ser Paula

    Mi hija ha sido más bien al contrario. Hasta hace un mes (ahora tiene veinte meses) no se comía un potito de farmacia por nada del mundo. Cuando nos hemos ido de viaje me he llevado la nevera con una buena provisión de potitos caseros congelados. Y con la fruta le pasa lo mismo. Prefiere la fruta natural, aunque de vez en cuando se tome algún tarrito de los preparados.Yo pienso que los potitos están bien para las ocasiones puntuales, y que no son malos, eso es evidente. Pero eso no significa que sean la mejor opción.Me gusta saber qué verduras y qué carnes se han escogido para prepararlos (el aspecto, la frescura), y sobre todo creo que los niños se deben acostumbrar cuanto antes a comer lo que se prepara habitualmente en casa.¡Ah! y no me convence aquello de que “si está en el mercado es porque es bueno para la salud” La bollería industrial es nefasta para el colesterol, y bien que se vende en todos los establecimientos.Las leyes nos protegen en términos extremos, lo que es perjudicial se retira, pero hay alimentos que sin ser malos no son del todo buenos, y debe ser nuestro sentido común quien nos guíe a la hora de consumirlos.

    12 Octubre 2009 | 14:06

  24. Dice ser Maria

    Menuda guarrería poner a los purés salados trozos de fruta, pobres pequeños, se abusa de ellos y se les da cualquier porquería. Miedo me da eso que decís que probais la comida y qué mala o qué rica, seguro que rechupetais la cuchara y le dais al niño con la misma. He visto a casi todas las madres muy cochinotas y antihigiénicas cuando dan de comer a sus bebés, probando ellas todos y baboseándolo, retirándoles el sobrante de la boquita con el dedo y se lo chupan ellas, en fín, muy repulsivito, la verdad.

    12 Octubre 2009 | 16:06

  25. Dice ser cris

    Como algunos ya te han comentado, pues claro que les gusta más los de fábrica! Ya vienen preparados para que los bebés se pirren por ellos y las madres nos lancemos a comprarlos. Normalmente llevan o bien concentrados de alguna fruta o algún componente como la maltodextrina (ahora mismo no me acuerdo si se llama asi, lo miraré para otra vez) que son otras maneras de endulzar. Pues lo que puedes hacer es dejar de darle la verdura sola y mezclarla con los cereales así suavizas un poco el sabor. Seguramente le gusten más cuando vayan en comida comida y no en puré solas. Un saludo!

    12 Octubre 2009 | 21:37

  26. Dice ser Monica

    A mi hijo los potitos que le gustan son los de frutas, en casa somos incapaces de darle la fruta mezclada, a no ser que sea compota de manzana o pera.Del resto, le gusta más lo que hacemos en casa, las verduras, ternera y pollo.Los niños es que son un misterio

    13 Octubre 2009 | 09:17

  27. Dice ser alhandra

    A mi hijo (el domingo cumplió 7 meses) las papillas de frutas y los purés no le hace mucha gracia. Le doy hasta que comienza a medio llorar, y como normalmente no come mucho, termino dándole leche para completar la comida o la merienda. Durante la semana, como va a la guarde, toma purés caseros, pero los fines de semana casi siempre hecho mano de los potitos, uno me dura los dos días. No le disgusta en exceso los purés de mamá, pero no soporta los congelados, cuando hago puré, los comemos toda la familia… papá, mamá y las perris… pero si me pilla mal por cualquier cosa, no creo que sea malo el potito, ya que durante la semana toma casero.Si no fuera a la guarde probablemente los tuviera en casa por una urgencia.A mí el olor no me desagrada, y el sabor tampoco, está sosete, pero yo soy más de no echarle sal a las comidas.Y es cierto que es difícil encontrar productos libres de pesticidas y sustancias nocivas… ya que aunque no lo creamos, la misma agua con la que se riegan hasta los huertos ecológicos está “contaminada”… desgraciadamente… lo natural es ya casi imposible de encontrar.Un bezazo

    13 Octubre 2009 | 10:43

  28. Dice ser miriam

    Pues a mis hijos les hacian mas gracia los potitos que los pures que les haciamos en casa, así que casi todos los dias comian uno o para comer o para merrendar.Ahora tienen cuatro años, comen de todo y estan mas sanos que una pera limonera…;)A mi tambien me gustan los potitos, cuando les sobra algo no lo ando tirando, no…jejejejMaría,una cosa es la higiene y otra ser una tiquismiquis hija….tampoco es para que te “asquito” ver a una madre probar la comida de su hijo para comprobar la temperatura, por ejemplo.

    13 Octubre 2009 | 11:17

  29. Dice ser una madre

    Yo tampoco entiendo cómo les pueden gustar los potitos, ni los dulces ni los salados, están realmente asquerosos…Mi peque ya hace tiempo que los dejó (tiene tres años y medio), pero yo procuraba no abusar de ellos, por lo que comentan otras madres: conservantes, azúcares, etc… Aunque he de reconocer que te sacan de más de un apuro: si estás de viaje, o fuera de casa…Lo cierto es que mi hijo siempre prefería lo casero, lo cual fue una suerte… Pero también he de deciros que de bebé era un gusto verle comer, y ahora ya no es tan fácil que coma de todo… En fin, supongo que cada niño es un mundo…Saludos y suerte con Julia y los purés 😉

    13 Octubre 2009 | 11:48

  30. Dice ser sarayen 26

    a casi todos los niños les suele pasar,yo pienso q los potitos no se deben usar a diario,como una emergencia “esta bien”.en la guarderia q trabajo tenemos todo tipo de niño,hay una formula q no suele fallar(no soy partidaria pero en algunos casos…… no me queda de otra)pues es darle media cucharada de pure y en la puntita de la cuchara pones un poco de yogurt,asi poco a poco se va acostumbrando al sabor,(solo en las primeras cucharadas)luego ya le vas retirando el yogurt,y asi poco a poco ya vereis,tambien la cocinera sule añadir pollo o ternera,q le da un gusto buenisimo,.salu2 chicas

    13 Octubre 2009 | 12:05

  31. Dice ser cassandra

    yo tambien le ponia un poco de yogur y se lo comia mejor q solo,lo q a la mia le cuesta un poco es la papilla de fruta,pero en fin poco a poco,y no es una guarrada probar de la misma cuchara q tu niña,lo q tu eres muy fina querida.

    13 Octubre 2009 | 12:29

  32. Dice ser Zaragozana

    Pues yo tengo que reconocer que mi hija no ha comido ni un potito, jamás los he comprado. Siempre ha comido muy bien, (y sigue a sus tres años), le haciámos nosotros los purés y sin problemas. Ahora, si no hubiese sido así, no te digo que no hubiese intentado otra cosa, así como tomó más leche de farmacia que materna, por otros motivos, claro está.En cuanto a lo que dice María de probar la comida…en fin, yo la he probado a veces, con cuchara y luego ésta a la fregadera, es decir, que para probar no hace falta “mezclar babas”. Yo creo que por salud e higiene, mejor tener cuidado con esas cosas, que las defensas de nuestros pequeños no son como las nuestras, no cuesta nada cuidar un poco eso, ¿no?

    16 Octubre 2009 | 14:56

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.