BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Expulsar a una pareja LGBT de un local por mostrar afecto es un delito de odio

Por Charo Alises (@viborillapicara)

Foto: Alberto García

Foto: Alberto García

Una pareja de chicas fue expulsada –no hace mucho– de un bar en Bilbao por mostrar su afecto en  público. Este no es un hecho aislado, se han dado casos similares en otras ciudades españolas. La respuesta de los responsables de los locales, cuando se les ha pedido una explicación sobre su proceder,  ha sido (frecuentemente) que la pareja en cuestión se estaba pasando. La verdad es que el término pasarse resulta, en muchas ocasiones, bastante subjetivo. ¿Cuántas veces parejas heterosexuales se besan y se abrazan efusivamente en los bares y a cualquier  hora del día sin que en ningún caso se les invite  a marcharse del local por sus muestras  de afecto? Y es que –a pesar de la aceptación actual de la diversidad sexual y de género que parece existir  en España– en no pocas ocasiones, esa aceptación está condicionada a la discreción con la que nos conduzcamos lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, porque la visibilidad LGTB todavía molesta a mucha gente.

A las personas que regentan bares y otros locales abiertos al público que les molesta la visibilidad de los afectos entre personas del mismo sexo, habría que indicarles que expulsar de su negocio a una pareja LGTB por mostrar cariño en público –como lo hacen las parejas heterosexuales– es un delito de odio contemplado en el artículo 512 del Código Penal:

Los que en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía, incurrirán en la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio, industria o comercio, por un período de uno a cuatro años.

¿Qué debéis hacer si sois LGTB y os expulsan de un local por mostrar afecto a vuestra pareja? Debéis llamar a la policía para que se persone en el establecimiento y que tome los datos de quienes hayan presenciado el incidente y levante el correspondiente atestado. Si os marchasteis del local sin llamar a la policía, podéis dirigiros a la comisaría más cercana a presentar denuncia. También la podéis interponer ante el  juzgado de guardia –de forma verbal o escrita– e igualmente por escrito en el registro de Fiscalía dirigida  al Fiscal de Delitos de Odio. La Fiscalía se encuentra en la sede de los juzgados.

Es conveniente que en la denuncia describáis con todo detalle lo ocurrido, aportéis datos sobre  la persona o personas que hubiesen cometido los hechos denunciados y sobre los testigos que los hubiesen presenciado.  Hacer constar cualquier expresión de burla o desprecio hacia vuestra orientación sexual o hacia vuestra identidad de género que se os haya proferido en el local por parte del personal o de quién sea responsable del establecimiento es clave. También reseñareis en la denuncia si se utilizó la fuerza para expulsaros del sitio en cuestión. Si os echaron de forma violenta y como consecuencia de ello, habéis sufrido cualquier tipo de lesión (por leve que sea) debéis ir a un centro de salud para que os atiendan y emitan el parte médico correspondiente que adjuntaréis a la denuncia. Tenéis que solicitar en la misma denuncia que se aporten las grabaciones de las cámaras que existiesen en el establecimiento. Esta petición hay que hacerla lo antes posible para evitar el borrado de las cintas. También os servirán de prueba las grabaciones tanto de vídeo como de audio que se hayan podido realizar con móviles así como fotografías que se hubiesen tomado del suceso. Además, si en vuestra localidad existe alguna asociación LGTB,podéis exponerle vuestro caso porque seguramente os podrán asesorar y apoyar en todos estos trámites.

No permitas que coarten tú libertad, denuncia siempre. Tu visibilidad  es un derecho que nadie te puede prohibir.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser hi

    No es un delito, puede ser cualquier cosa menos odio, de todas formas esa noticia habría que contrastarla un poco. http://www.elcorreo.com/bizkaia/201609/25/tengo-nada-contra-colectivo-20160924173954.html

    24 octubre 2016 | 22:24

  2. Dice ser la gente que detesta el amor en los demás no es buena gente

    Hay gente que no gusta ver cómo la gente se gusta o se quiere.
    No sé qué clase de amor darán a los demás, si son capaces de darse alguno.

    25 octubre 2016 | 02:01

  3. Dice ser Charo

    Expulsar a una pareja LGTB de un local por mostrar afecto si es un delito de odio.

    25 octubre 2016 | 17:17

  4. Dice ser maria

    no se en que mundo vivimos…que dos personas de mismo sexo demuestren afecto..y que esto puede molestar..
    quiere decir que en algunas cabezas hay mucho sin resolver..decir que se estaban pasando es el recurso mas facil…si se dieran una vuelta por el norte de europa por ejemplo..Holanda..se desmayan del susto..para los que no salen de su entorno..aunque sea un poco de lectura…

    26 octubre 2016 | 12:23

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.