BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘solsticio de invierno’

¿Por qué se celebra el día de Navidad el 25 de diciembre?

 

¿Por qué se celebra el día de Navidad el 25 de diciembre?

Posiblemente tu primera respuesta a la pregunta que da título a esta curiosidad haya sido que porque se festeja el día que nació Jesús de Nazaret. Siento mucho tener que ser yo quien te lo desmiente pero históricamente eso no es así…

En realidad no existe ningún experto que pueda confirmar a ciencia cierta qué día realmente fue en el que nació Jesucristo. Varias son las fechas que se barajan, aunque nadie se atreve a dar categóricamente una concreta. Ni tan siquiera en la Biblia figura la fecha exacta ni aproximada de tal acontecimiento.

Esto ha llevado a que haya varias hipótesis y un baile de fechas (20 de abril, 20 de mayo, 29 de septiembre, 17 de noviembre…) pero ninguna concluyente. La inmensa mayoría de expertos descartan la fecha en la celebramos la Navidad como la del nacimiento del Mesías e incluso cualquier otro día de todo el mes de diciembre.

Y si no nació un 25 de diciembre ¿por qué se celebra la navidad ese día? Hasta bien entrado el siglo IV el día del nacimiento del Mesías se celebraba el 6 de enero, junto a la epifanía de los Reyes Magos y el bautismo de Jesús (también por el desconocimiento de cuál era la fecha exacta).

Se le atribuye al emperador Constantino el Grande y al papa Julio I el hecho de querer cristianizar la fiesta pagana más popular que existía en Roma: las Saturnales (que llevaban más de seis siglos celebrándose coincidiendo con el solsticio de invierno) y se decidió que la celebración de la Navidad debía coincidir con la fecha en la que se homenajeaba al Sol Invictus, una fiesta que se realizaba el 25 de diciembre para celebrar la llegada de más horas de luz tras la entrada del invierno.

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: todoavatar

¿Qué es y cuál es el origen de la tradición catalana de ‘Fer cagar al Tió’?

¿Qué es y cuál es el origen del 'Caga Tió'?

En Cataluña existe una antiquísima tradición que se celebra en estas fechas de Navidad, es el “Caga Tió” o “Fer Cagar el Tió” (Tió = Tizón). Consiste en un tronco al que se le han dibujado unos ojos, unas cejas, incorporando dos patas delanteras y una nariz, es coronado con la típica barretina catalana y vestido con una manta para que no coja frío.

¿Qué es y cuál es el origen del 'Caga Tió'?Durante los días previos al solsticio de invierno (ya que es una tradición pagana que ha acabado incorporándose a las fiestas navideñas) los más pequeños de la casa le van dando de comer, cuanto más mejor, porque así será más generoso.

Normalmente los peques le dan de comer lo que ha ido sobrando de sus platos (buena excusa para dejarse algo), aunque en algunas comarcas el Tió es alimentado de restos de frutas, cáscaras, etc, aquello que no se ha comido el Tió es retirado por los padres. En sus orígenes, el día de Nochebuena, tras la cena y antes de acudir a la “Misa del Gallo” (como marcaba la tradición) la familia se colocaba alrededor del Tío y éste era golpeado por un bastón, mientras se cantaba una pegadiza canción popular. De debajo de la manta el Tió iba “cagando” pequeños regalos (normalmente dulces, barquillos, turrón, etc) que dejarían bien surtidos a los niños para todas las fiestas.

El Tió de Nadal era originariamente un tronco que quemaba en la chimenea de la casa y regalaba calor, luz y, simbólicamente, todo lo necesario para la celebración (los dulces). Hoy en día este sentido es mucho más materialista.

Su nombre proviene de del latín titio: ‘tizón’, ‘tea’, ‘antorcha’,’hachón’.

Cuentan que en una masía del término de Sant Quintí de Mediona (Penedès), los mozos que se calentaban en el hogar oyeron una voz que surgía de la chimenea que decía: -“¡Ay, que bajo! ¡Ay, que bajo!” y los mozos, haciéndose los valientes contestaron que bajara de una vez. Inmediatamente cae un grueso tió por la chimenea. Esto se repite cinco veces y los mozos apartan cada vez el tió caído. Al caer el último, los cinco troncos, se convierten en un hombrecito viejo con aspecto de tronco que indica al amo de la masia el lugar dónde hay un tesoro que debe entregar a una mendiga que llamará el día siguiente por la mañana. Así lo hizo y a la masia le sonrió la fortuna para siempre jamás.

Varias son las versiones que se cantan al Tió. Una de ellas dice así:

Caga tió -Caga tió-
ametlles i torró -almendras y turrón-
no caguis arangades -no cagues arengues-
que són salades -que son saladas-
caga torrons -caga turrones-
que són més bons. -que son más buenos.-
Caga tió -Caga tió-
ametlles i torró -almendras y turrón-
si no vols cagar -si no quieres cagar-
et donaré un cop de bastó -te daré un golpe de bastón-
Caga tió!

También podéis escuchar otra de las versiones a través de goear:

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

Fuentes de consulta e imágenes: etnocatwikipediatteclamitcat