BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Imperio Español’

¿Por qué las Islas Filipinas se llaman así?

¿Por qué las Islas Filipinas se llaman así?

En el siglo XVI, en plena época de descubridores y conquistadores, llegó hasta lo que hoy conocemos como Islas Filipinas el explorador de origen portugués Fernando de Magallanes, quien viajaba por la zona en misión encomendada y financiada por el rey español Carlos I.

Magallanes bautizó aquel archipiélago con el nombre de Islas del Poniente, reclamando aquellas islas para la Corona Española, por aquel tiempo el mayor imperio del planeta y del que se decía que el sol no se ponía jamás en sus territorios.

Dos décadas después, el 2 de febrero de 1543, el insigne explorador malagueño, Ruy López de Villalobos, llegaba hasta el archipiélago de las Islas del Poniente con el firme propósito de colonizarlas, a pesar de encontrarse con la férrea oposición de los hostiles nativos.

Tras la conquista y control decidió rebautizarlas con el nombre de Islas Felipinas, en honor al entonces Príncipe de Asturias y futuro rey Felipe II.

Con el tiempo se transformó el nombre de Felipinas a Filipinas, por su mejor y más natural pronunciación.

Las Islas Filipinas pertenecieron a España hasta 1898, año en el que se perdieron un importante número de colonias debido a la guerra hispano-estadounidense que enfrentó a ambos países y por las que los españoles perdieron algunas de sus posesiones (entre ellas Cuba, Puerto Rico, Guam y la propia Filipinas).

 

 

Te puede interesar leer: ¿Por qué en Filipinas hay dos banderas?

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Google maps

¿Sabías que lo que hoy conocemos como ‘cajón flamenco’ fue creado por esclavos africanos en Perú?

¿Sabías que lo que hoy conocemos como ‘cajón flamenco’ fue creado por esclavos africanos en Perú?

Gran parte de América se llenó de esclavos provenientes de África llevados hasta allí, a partir del siglo XVII, por los colonizadores del Nuevo Mundo quienes querían de ese modo tener abundante mano de obra (a un mínimo coste) que trabajaría las fértiles tierras de aquel inmenso y próspero continente.

El Imperio Español, a través de sus Virreinatos, fue una de las naciones que más colaboró a ello (a través de la literatura, series y películas solemos tener la errónea percepción de que la esclavitud se realizó en Estados Unidos), siendo Perú uno de los destinos al que los españoles más africanos llevaron.

Se les intentó reprimir y prohibir todos aquellos ritos y costumbres que los esclavos trajeron desde su África natal, entre ellos el tocar el tambor. Esto último era como medida para evitar la comunicación entre diferentes grupos de africanos segregados en diferentes puntos y pudieran organizar algún tipo de sublevación; además de encontrarlo como un acto pagano por parte de los misioneros católicos que allí se encontraban para evangelizar a la población.

Así fue como hacia los inicios del siglo XIX algunos esclavos utilizados para transportar mercancías comenzaron a usar las cajas de madera con las que se llevaba las mercancías. En sus momentos de descanso se sentaban sobre esas cajas y daban toques con las manos como si de un tambor se tratara.

A mediados de ese siglo ya era inmensamente popular ese cajón como instrumento de percusión entre la población afroperuana, quienes lo habían incorporado a su folclore. Cabe destacar que el Virreinato de Perú concluyó a finales de 1824 al firmarse la Capitulación de Ayacucho que tuvo lugar tras la batalla homónima y con la que terminaba el dominio español en aquel país.

Durante el siguiente siglo y medio el cajón peruano fue evolucionando, formando parte de la idiosincrasia del país y la cultura peruana.

Fue a finales de la década de 1970 (algunas fuentes indican que en el año 1977 y otras a inicios de los ‘80) cuando el célebre guitarrista y compositor de música flamenca, Paco de Lucía, viajó hasta Perú y el responsable de la diplomacia española en este país, Juan Ignacio Tena Ybarra, decidió organizar una recepción en la embajada en Lima, donde quiso agasajar a sus invitados con una actuación musical por parte de la artista peruana Chabuca Granda quien iba acompañada por el percusionista afroperuano Caitro Soto.

Paco de Lucía quedó maravillado del cajón peruano y se interesó por este curioso instrumento de percusión, el cuál veía perfecto para transportar y guardar en cualquier lado. Tras dialogar con Caitro Soto convenció a éste para que se lo vendiera por doce mil pesetas (72 euros).

El artista algecireño decidió dárselo a uno de los miembros de su sexteto (el percusionista brasileño Rubem Dantas) quien lo incorporó al espectáculo flamenco de Paco de Lucía, convirtiéndose en un instrumento universalmente conocido y que ha quedado ligado a la música flamenca.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post sobre curiosos inventos

 

 

Fuentes de consulta: elcomercio / El Punto Sobre la Historia / Entrevista a Paco de Lucía (Youtube) 1 / Entrevista a Paco de Lucía (Youtube) 2 / andreadoria / Entre 2 Aguas -La 2 TVE- (Youtube)
Fuente de la imagen: chaquetadepollo (Flickr)

El origen español de San Agustín, la primera ciudad fundada en los Estados Unidos

El origen español de San Agustín, la primera ciudad fundada en Estados UnidosDesde la llegada de Cristóbal Colón a lo que sería conocido en un principio como las Indias Occidentales, el 12 de 0ctubre de 1492, muchos fueron los viajes posteriores que realizarían expedicionarios diferentes naciones con el fin de poner bajo el dominio de sus respectivos países.

España fue una de las más fructíferas en este sentido y tras múltiples colonias establecidas en la zona que hoy en día conocemos como Caribe, Centroamérica o nordeste de Sudamérica, iniciado el siglo XVI muchos eran los aventureros y expedicionarios establecidos por allí.

Entre la población indígena se hablaba de un donde se encontraba una supuesta fuente de la eterna juventud y que se ubicaba hacia el norte, motivo por el que Juan Ponce de León (uno de aquellos aventureros que por allí se habían instalado) organizó una expedición con el fin de encontrar el mágico lugar al que se referían los entonces (mal) llamados ‘indios’.

Recién iniciado el mes de abril de 1513 avistó tierra en lo que en un principio creía que era una isla y posteriormente resultó ser una península: Florida. Tras inspeccionar el lugar y no encontrar la ansiada fuente, Ponce de León reclamó para España aquella nueva tierra. Era el 8 de abril, un día que coincidía con la celebración de la Pascua Florida, motivo por el que el expedicionario decidió llamar a aquella nueva tierra ‘La Florida’. Cabe destacar que muchos son los historiadores que prefieren argumentar que le dio ese nombre debido a la extensa y florida vegetación de aquel lugar, pero lo que avala la primera hipótesis fue la coincidencia de la llegada con la Pascua Florida, además del importante componente religioso que por aquel tiempo .

El origen español de San Agustín, la primera ciudad fundada en Estados UnidosLos siguientes años varias fueron las expediciones enviadas para ir conquistando cada vez más terrenos. Una de las más importantes estuvo capitaneada en 1539 por Hernando de Soto, y aunque se iba sumando nuevas tierras éstas no fueron pobladas ni se estableció colonia alguna. A pesar de nombrar aquel lugar como tierra propiedad de España poco o nada hizo la corona por allí durante los siguientes años, algo que fue aprovechado en 1562 por un grupo de hugonotes franceses (protestantes calvinistas) que huían de la persecución a la que estaban sometidos en su país para establecer una pequeña colonia.

Tres años después la Corona Española decidió recuperar el control sobre La Florida y envió una expedición militar comandada por el célebre marino Pedro Menéndez de Avilés, quien el 8 de septiembre de 1565  se hizo con el control de aquella tierra fundando la primera ciudad a la que nombró como ‘San Agustín de La Florida’.

Otra vez un componente religioso en el topónimo de aquel lugar y en esta ocasión recibió ese nombre debido a que fue el 28 de agosto (festividad onomástica de San Agustín) cuando los barcos de Menéndez de Avilés avistaron tierra firme.

San Agustín de La Florida es reconocido por la práctica totalidad de los historiadores como ‘la primera ciudad fundada en el territorio hoy considerado de Estados Unidos’, siendo habitada de manera permanente desde entonces. Evidentemente hay quien reclama dicho mérito para la desaparecida y efímera colonia de los hugonotes.

Estos días se conmemora el 450 aniversario de la creación de la ciudad de San Agustín y en el que estarán presentes los reyes de España Felipe VI y doña Letizia.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades del Mundo

 

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

¿Cuál es el origen de la expresión ‘ser una bicoca’?

A través de la página en Facebook de este blog, Vero M.L. me pregunta sobre el origen de la expresión ‘ser una bicoca’ cuando queremos referirnos a que una cosa es una ganga o tiene poco valor.

Para encontrar el origen de la expresión ‘ser una bicoca’ hemos de trasladarnos al 27 de abril de 1522, fecha en la que tuvo lugar la ‘Batalla de Bicocca’, la cual recibió este nombre ya que era como se llamaba aquel lugar, una población muy próxima a Milán y que enfrentó a un conglomerado de ejércitos liderados por el Imperio Español del Emperador Carlos V (Estados Pontificios, Sacro Imperio Romano Germánico y el Ducado de Milán) contra al del Reino de Francia y la República de Venecia.

Según explican las crónicas, el triunfo español en dicha batalla se realizó de una forma tan fácil y sin haber costado apenas esfuerzo que quedó, para los anales de la historia, el nombre de aquel lugar como sinónimo de ganancia fácil, ganga o cosa de valor obtenida por un bajo precio.