‘Big Hero 6’: robots, niños prodigios, cerebritos que molan y amor por la ciencia

Este fin de semana nos hemos escapado al cine para ver una película a la que teníamos muchas ganas: Big Hero 6. Y las expectativas se han cumplido. Un Disney extraño, el primero inspirado en Marvel y con una estética manga, no es una película de diez pero desde luego es una de las mejores que hemos visto en familia para difrutar con los niños en el cine.

Transmitiendo amor por la ciencia, reivindica a los geeks como nunca lo había hecho el gigante de la animación. El robot es sencillamente inolvidable y el personaje protagonista es muy atractivo: inteligente y con su gama de grises y una bestia interior que controlar. Tampoco hay momentos ñoños ni romances innecesarios metidos con calzador por creer que es obligado para atraer al público femenino, aunque sea infantil. Ya podía haber aprendido Peter Jackson con el pastiche en el que ha convertido el Hobbit, con lo bien que hubiera estado una única película dirigida al público infantil que respetase así el espíritu de un libro que es realmente un cuento para dormir niños.
big-hero-6
Tal vez un punto más previsible de lo que hubiera sido deseable, requiere además que compres desde el primer minuto esa realidad que nos vende en la que un huérfanos criado por una camarera es capaz de crear robot y equipar superhéroes como si fuera el tataranieto millonario de Q.

En Estados Unidos está siendo un lógico taquillazo, también en Japón. Es la película de animación de las navidades (mira que me gustan los pingüinos de Madagascar, pero ya son varios los que me han dicho que la película no hay por dónde cogerla). En cambio en España parece que el arranque ha sido tibio, y no lo merece.  Imagino que el boca-oreja la pondrá en el lugar que merece. Las vacaciones escolares son largas (tanto como para obligarnos a los padres a organizar una intendencia digna de un ejército napoleónico) y sabemos que la tendremos mucho tiempo en taquilla.

Creedme, es una buena película.

Por cierto, que no entiendo qué necesidad hay de versionar en castellano las canciones originales y potentes de las películas Disney como este Inmortals de Fall Out Boys. Os dejo la versión original y la de Sweet California. Se parecen como un huevo de avestruz y una castaña vacía y pintada de rosa.

“Inmortaaaablees, inmortaaaableees”, la canta Julia.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Cops

    No seria la primera vez que depende una pelicula de la propia gente, pues no hay duda que la mejor publicidad la proporciona el consumidor que está satisfecho.
    Por cierto, a mi tampoco me gustan las canciones versionadas… igual me equivoco, pero pienso que la mayoria de niños tienen un nivel de idiomas más alto que nosotros en nuestra epoca.
    Felices Fiestas

    23 diciembre 2014 | 16:22

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    No existen los niños prodigiosos, solo son niños.

    Clica sobre mi nombre

    23 diciembre 2014 | 17:13

  3. Dice ser Nikola

    Pues me has animado a ir a verla esta navidades,respecto a la de los Pingüinos de Madagascar es un peli mediocre y dudo mucho que a tus hijos les haga gracia que les cambien de nombres a los pingüinos y de voces(nada que ver con el doblaje de la serie) porque a mi no me convenció

    24 diciembre 2014 | 00:28

  4. Dice ser Straja

    Yo estas navidades también he ido a verla con toda mi sobrinada y mis hijos, y también he de decir que me ha encantado. Como buena geek que soy, sueño con que mis hijos salgan la mitad de frikis que los de la película 🙂 Pero a parte me ha parecido muy muy divertida, y alejándose un poco de tantas pelis de heroes, princesas, y demás.

    06 enero 2015 | 23:30

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.