Invasión infantil en una escuela de cocina

Ya os lo he contado en el pasado: a Julia le encanta cocinar conmigo. No tenía ni tres años y ya estaba ayudando a remover añadir los ingredientes de la masa de un bizcocho, poner el orégano a la salsa de la pasta, rellenar los moldes de las magdalenas o batir las tortitas del desayuno de domingo. Con mucho cuidado claro, bajo mi supervisión constante y yendo y viniendo. Cocinar durante una hora seguida normalmente la aburre, así que está jugando y yo la llamo cuando hay algo que puede hacer. Y en su primer año en el cole ya disfrutó de un taller de cocina.

Conozco casos de niños a los que se les tiene prohibido el acceso a la cocina, cualquier cercanía a horno, cuchillo o fogones. Cuando les veo recuerdo a mi santo, que creció exiliado de la cocina y se convirtió en un joven adulto con nulos conocimientos culinarios. Simplemente rondando por ahí se adquieren conocimientos como por ciencia infusa, no es preciso no siquiera estar cocinando activamente. Cosas que pasan: yo recuerdo más a mi abuela enseñándome a cocinar, dejándome que la ayudara, que a mi madre.

Los muffins que hicieron y decoraron los niños.

Los muffins que hicieron y decoraron los niños.

El domingo dimos un paso más relacionado con la cocina y los niños. Resulta que por mi cumpleaños en marzo me regalaron un curso de cocina para “más que novatos” en la escuela Apetit’Oh. Voy un día a la semana, cocinamos cuatro platos durante dos horas aprendiendo trucos y técnicas y luego cenamos. Yo estoy encantada y en mi casa lo están aún más. Es un regalo del que se beneficia toda la familia y a largo plazo. No hay regalo mejor amortizado. Un día permitieron que Julia, que llevaba tiempo insistiendo, me acompañara y les propuse hacer un taller de cocina infantil y aceptaron, así que se lo conté a familiares y amigos y los que se sumaron estuvimos este fin de semana con ocho niños, Julia entre ellos elaborando una pizza artesana, bolitas de arroz rellenas de atún y tomate, caramelos de hojaldre y salchicha y muffins. Se lo pasaron muy bien.

No me voy a repetir sobre las muchas ventajas que tiene cocinar con nuestros niños: supone compartir una actividad juntos, es un importante aprendizaje, les ayuda a valorar la comida e incluso a querer probar cosas nuevas. Y normalmente les encanta y enorgullece el resultado.

Claro que hay que tener cuidado, pero la cocina no debe ser un territorio prohibido para los niños.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Stewart Cops

    Es bueno estimular a los niños haciendo cosas y colaborar con los adultos, mi hija de 14 años lleva un par de temporadas ayudando a profesores de primaria, para estar con niños pequeños, y ha mejorado mucho su autoestima…y saca mejores notas!

    Si os parece bien, os paso una entrevista suya…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/06/que-piensa-mi-hija-de-los-comics.html

    Gracias y un saludo

    24 junio 2014 | 08:37

  2. Dice ser pedro

    Los muffins y muchos otros postres coloridos son veneno en general.Siempre intentad escoger colorantes alimenticios derivados de productos naturales,remolacha,espinaca,zanahoria,moras,cochinilla (rojo carmín)existe un colorante azul patentado que es 100% natural también.Lo de las grasas es importante NUNCA JAMAS utilizar grasa de palma ni margarinas ya que tienen muchas grasas saturadas y otros ingredientes nocivos para la salud.El edulcorante que se emplee,mejor la fructosa que el azúcar refinado.Es mas sana la fructosa.
    Es una buena iniciativa pero debe haber un dietista o un cocinero profesional entendido en la materia para corregir errores que son muchos los que se cometen cocinando.
    La cocina es un oficio como otro y hay que aprenderlo bien.No vale saber hacer paella o curry de pollo con piña.
    Les deseo suerte y que les vaya bien.

    24 junio 2014 | 09:26

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.