Entradas etiquetadas como ‘Naciones Unidas’

La política del Gobierno sobre cambio climático: “(…) y ya llegaremos al 2050”

Por Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava

smoke-637620_1280

“Lo que va a ocurrir en 2020 está claro, en 2030 quedan las cosas por definir y ya llegaremos a 2050”, eso es lo que, de forma evasiva, respondió el nuevo ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, en la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 22) celebrada recientemente en Marrakech, al ser preguntado por los planes del Gobierno español para llegar a un horizonte descarbonizado en 2050, que es la meta que se ha marcado la comunidad internacional para hacer frente al desafío del cambio climático.

No deja de sorprenderme la irresponsabilidad de esta lamentable respuesta del ministro Nadal, sobre todo porque España es un país especialmente vulnerable al cambio climático. Esa afirmación evidencia que no existe un compromiso activo por parte del Gobierno español para hacer frente de forma eficaz a este problema.

Sí, sin duda, algún día llegaremos al 2050. Quizá no el ministro Nadal y tampoco muchos de nosotros, pero sí nuestros hijos y nuestros nietos. Pero la pregunta es: ¿en qué condiciones llegarán a esa fecha? ¿Cuál será la temperatura media del planeta entonces y cuales los efectos del cambio climático que tendrán que sufrir? Lo cierto es que las previsiones no son nada  halagüeñas. En cualquier caso, dependerá en gran medida de la mayor o menor ambición de las políticas energéticas y climáticas de España y los demás países de la comunidad internacional.

Todo parece indicar que el cambio climático se está acelerando a nivel global. Cambios previstos para dentro de unas décadas, están sucediendo hoy día. Un reciente estudio publicado en Science concluye que el 80% de los procesos ecológicos del planeta ya se están viendo alterados por el calentamiento global.

Seguramente prueba de ello es que, con los datos disponibles hasta ahora, es muy probable que 2016 termine por batir el récord de incremento de la temperatura que actualmente ostenta 2015, tal y como informó el pasado 14 de noviembre la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de Naciones Unidas. Los datos preliminares que maneja la OMM indican que el aumento de la temperatura mundial en 2016 será de aproximadamente 1,2 °C por encima de los niveles preindustriales.

Lee el resto de la entrada »

Ciudad y energía

Por Joan Herrera – Abogado

lamp-2490

Habitat III. Miles de personas se reúnen para hablar del presente y el futuro de la ciudad en una cumbre auspiciada por Naciones Unidas. Teorizan la ciudad integrada, abierta, inclusiva. Pero lo hacen en un marco segregado de la ciudad de Quito, sin protagonismo de las ciudades, y con omnipresencia de los Estados. Mientras tanto, el Habitat Alternativo, en Flacso, reflexiona, piensa y propone.  Des de un análisis concreto, crítico, en el que los males (y las oportunidades) de la ciudad no caen del cielo.

¿Dónde opera la ciudad? En el escenario de un capitalismo financiarizado cuya principal característica es la extracción. Y de esa extracción no solo se desprende desigualdad, sino también miles de personas que son expulsado fuera de los límites del sistema, con una acumulación sino de riqueza sino de poder como nunca.

El tema central es si la ciudad está al margen de la nueva etapa del capitalismo, en el que el rasgo principal ya no es solo la producción sino la acumulación y la extracción. Y por supuesto, se expulsa a aquellos que no son necesarios volviéndolos invisibles, inexistentes, como bien explica Saskia Sassen.

En contraposición, la ciudad es seguramente el mejor invento de la humanidad. Recuperando a Bauman, puede ser esa ágora en que la dimensión privada encuentra un debate público y una solución colectiva.

Lee el resto de la entrada »

Tierra, tenemos un problema

Por Luis María de la Maza – Profesional del área energética e industrial

global-warming-1494965_960_720

Los últimos meses han roto los récords de temperatura global del Planeta. Algunos dirán que no es concluyente, despreciando la tendencia de los últimos meses de máximas temperaturas planetarias o que son ya más de 360 los meses en los que la temperatura de la Tierra estuvo por encima de la media del siglo XX. Añadirán que la diferencia entre la temperatura media de abril de 2016 y la del mismo mes de los años 1951-1980 es un “insignificante” 1,11ºC, por lo que no habría por qué alarmarse. Además, afirmarán que la Tierra tiene este comportamiento natural… incluso sin disponer de registros históricos para justificarlo.

No es aventurado afirmar que 2016 acabará siendo más cálido que 2015, que era, hasta la fecha, el año de mayor temperatura jamás registrado. La temperatura del Planeta no deja de aumentar como la de un horno y no muestra signos de que esa tendencia vaya a evolucionar en sentido contrario. Opiniones interesadas aparte, los datos objetivos registrados ponen de manifiesto que estamos ante una “emergencia climática”. Incluso se ponen ya en duda las promesas realizadas (puramente políticas) en el acuerdo del clima de París para que la temperatura del planeta no se eleve más de 2ºC.

Tomando como referencia el período 1951-1980 (0,3ºC más cálido que los niveles preindustriales), lo más preocupante es que hemos llegado a estas cotas en un tiempo récord. En octubre pasado fue la primera vez que la desviación de temperatura mensual superaba la barrera de 1ºC y todos los meses posteriores han superado también ese límite.

¡Más madera! El observatorio de la NASA en Mauna Loa (Hawai) registró en 2015 el mayor incremento en las emisiones de CO2 desde que se recopilan datos. El año pasado la tasa de crecimiento anual de CO2 aumentó en 3,05 ppm, siendo el cuarto año consecutivo en que la concentración aumentaba en más de 2 ppm.

Lee el resto de la entrada »

El futuro es el gran negocio energético del presente

Por Hugo Morán – Exdiputado

“Total compra el fabricante de baterías Saft por 950 millones de dólares”. En 2011 ya había comprado Sun Power.

“Gas Natural Fenosa invertirá 14.000 millones de euros en redes y nueva capacidad de generación fundamentalmente renovable hasta 2020. De los 3.500 millones previstos en nueva generación, 2.500 serán en hidráulica, eólica y solar, y 1.000 en gas”.

“El Fondo de Pensiones Global del Estado Noruego excluyó el año pasado a 73 compañías de su cartera por motivos medioambientales y éticos”.

“Iberdrola entra en el negocio del autoconsumo con su producto Smart Solar. Endesa ya ha presentado su oferta residencial fotovoltaica”.

“Arabia Saudita exportará electricidad renovable en vez de petróleo a mitad de siglo. Esto ha declarado su nuevo ministro del petróleo”.

“Volkswagen tendrá 20 modelos de coches eléctricos diferentes a la venta para 2020”.

“El coste de adaptación al cambio climático podría ascender entre 280.000 y 500.000 millones de dólares al año hasta 2050, unas cifras que cuadruplican o quintuplican los cálculos previos. Es lo que se desprende del segundo Informe sobre la brecha de adaptación elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente”.

No hace falta ser especialmente perspicaz para, una vez leídas noticias como las anteriores (que por cierto son todas muy recientes y extraídas en menos de quince minutos de unos pocos medios españoles), concluir que se está produciendo un descomunal giro en torno al modelo energético global y que detrás de este cambio se adivinan inmensos flujos financieros, espectaculares negocios corporativos y no pocos movimientos geoestratégicos de orden político.

Lee el resto de la entrada »

Firma del Acuerdo de París: la hora de la verdad del cambio climático

jose_luis_garcia

José Luis García – Responsable del Área de Energía y  Cambio Climático de Greenpeace España 

El 22 de abril es el Día de la Tierra. Y por ese motivo, es el día que el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha elegido para convocar a todos los países a acudir a Nueva York a estampar su firma en el Acuerdo de París sobre cambio climático.En su convocatoria, las palabras del Secretario General de la ONU a los gobiernos no necesitan mayor comentario:

“En 2016, debemos pasar de las palabras a los hechos. La ceremonia de firma del 22 de abril es un paso esencial”. “Insto fuertemente a la participación de todos los gobiernos al máximo nivel”. “La Ceremonia de Firma será la primera oportunidad para los gobiernos de avanzar el proceso que conducirá a la aplicación y ratificación del Acuerdo de París”.  “Les insto a asegurar que en esa fecha estén en vigor los requisitos legales para que sus líderes tengan plenos poderes para firmar”. “Estoy pidiendo a los líderes que vengan a Nueva York listos para abordar cuatro temas: Primero, a proporcionar una actualización de cómo su gobierno aplicará sus planes climáticos nacionales (…). Segundo, a proporcionar una hoja de ruta para aumentar la ambición (…). Tercero, a indicar el calendario de su gobierno para ratificar el Acuerdo de París (…). Cuarto, les pido que compartan cómo van a acelerar la acción climática antes de 2020”.

De momento, el Gobierno español va a acudir a Nueva York con la decisión de firmar, puesto que el Consejo de Ministros aprobó la firma del Acuerdo de París. Falta por ver qué va a hacer y decir de los puntos concretos que les pide Ban Ki-moon.

moreclimateactionnow

Porque a pesar de las evidencias de que el cambio climático está confirmando los peores presagios, en España parece que ni al Gobierno ni a los partidos de la oposición les parece tan importante como para no seguir los deseos de los grupos de presión y empresas (lobbies) energéticos de siempre. Estamos en un cruce de caminos en el que hay que decidir qué camino seguir y nuestros políticos parece que no lo tienen claro o quieren ir por todos los caminos a la vez.

Pero solo uno de esos caminos lleva a la posibilidad de evitar un cambio climático catastrófico y es el camino de la sustitución de las energías sucias por renovables, que tiene que llegar a ser del 100% lo antes posible.

Lee el resto de la entrada »

Es innecesario hacer nuevas prospecciones de hidrocarburos

Carlos Bravo – Gerente de Fundación Renovablescarlosbravomini

Pese a que el precio de los hidrocarburos en los mercados internacionales está en niveles inusualmente bajos desde hace algunos meses, las empresas del sector petrolero y gasístico no se han rendido. Aunque ante esta situación, que seguramente será meramente coyuntural, hayan bajado el pistón en algunas zonas, por otro lado, siguen desarrollando nuevos frentes y tratando de llevar a cabo nuevas exploraciones, tanto por tecnologías convencionales como no convencionales (fracking, perforación en aguas profundas, etc.).

En España, además de la multitud de proyectos de fracking presentados en los últimos años, existe un buen número de proyectos planteados para la exploración y posterior explotación de hidrocarburos en aguas profundas en el área balear-levantino-catalán del mar Mediterráneo, en el Cantábrico, o en el Atlántico a la altura de Canarias, amenazando gravemente a su medio ambiente y a su economía, al poner en riesgo la viabilidad de sectores tan estratégicos como el turismo o la pesca. Proyectos, aquellos y estos, auspiciados abiertamente en la anterior legislatura por el ministro de Industria, Energía y Turismo, aún hoy en funciones, José Manuel Soria. También en el país vecino, Portugal, están en tramitación una serie de proyectos en el mar (al sur, en Algarve y Alentejo, y en el norte, cerca de Galicia), que, además de a las suyas propias, tienen capacidad para poner en jaque a nuestras costas.

Los equipos tratan de apagar el fuego de la plataforma petrolífera 'Deepwater Horizon' (National Geographic)

Los equipos tratan de apagar el fuego de la plataforma petrolífera ‘Deepwater Horizon’ (National Geographic)

El propósito final de todos estos proyectos es extraer petróleo en el subsuelo marino, en aguas profundas, por medio de plataformas petrolíferas en alta mar. Proyectos de la misma naturaleza que el que ocasionó el mayor vertido de crudo de la historia: el de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010, y que provocó un desastre ambiental y económico sobre la pesca y el turismo, cuyos negativos efectos se prolongarán durante décadas.

¿Es necesario correr en nuestras aguas y costas ese tipo de riesgos catastróficos cuando, con las políticas adecuadas, el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables se podrían satisfacer al 100% nuestras necesidades energéticas, en lugar de los combustibles fósiles, que lamentablemente son la base del consumo energético en la actualidad?

Lee el resto de la entrada »