La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Desafío climático: Francia ya ha dado el paso, ¿para cuándo España?

Carlos Bravo – Coordinador del Secretariado Técnico de Alianza Mar Blava

Emmanuel Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, durante un discurso antes de la cumbre ‘One Planet’ en París. (EFE/Philippe Wojazer)

Francia ya ha dado el paso que hace unos meses comentábamos en este blog. En efecto, el pasado 19 de diciembre, la Asamblea Nacional gala aprobó el proyecto de Ley del Gobierno Macron por medio de la cual Francia se convierte en el primer país del mundo en prohibir de forma efectiva la producción de hidrocarburos en su territorio.

La flamante y reciente ley francesa prohíbe con efecto inmediato el otorgamiento de cualquier nueva licencia de exploración de hidrocarburos por el método que sea. Las explotaciones actualmente vigentes se irán eliminando a medida que acabe su periodo concesional de manera que para el año 2040 habrá terminado totalmente la extracción de hidrocarburos en todo el ámbito territorial francés, tanto en el mar como en tierra firme.

Francia se convierte así en una referencia, en un ejemplo a seguir, no tanto porque sea un gran productor de hidrocarburos, que no lo es, sino porque se trata de una medida tomada por una potencia económica con gran influencia mundial. Que uno de los países más industrializados del planeta, miembro del  denominado G8, haga suyo el lema de #KeepItInTheGround, es muy significativo y lanza un mensaje muy importante al resto de la comunidad internacional sobre lo que es tomarse en serio el desafío del cambio climático.

De manera más coloquial, y tomando el símil entre energía y colesterol que se hacía en este mismo blog hace unos días, Francia ha tomado una medida saludable, además de coherente con su compromiso en la lucha contra el cambio climático, al decidir reducir de su dieta energética su propia contribución a la producción de fuentes de energía nocivas para la salud pública, la economía y el medioambiente como son estos combustibles fósiles: el petróleo y el gas.

Para quienes consideren que esta decisión de nuestros vecinos galos es un acto más bien simbólico pues Francia importa el 99% de su petróleo (España tiene una situación similar y, sin embargo, el Ministerio de Energía de Álvaro Nadal hace todo lo contrario pues sigue fomentando la producción de hidrocarburos) hay que decirles que ésta no es la única decisión que ha tomado el Gobierno francés al respecto de la reducción de la aportación de las energías sucias a su mix energético.

En efecto, el gobierno galo, a través de su ministro francés de Transición Ecológica, Nicolas Hulot, aprobó su

“Plan Climático”, presentado a principios del pasado mes de julio, que incluye medidas como:

  • La prohibición de vender automóviles movidos por gasolina o diésel a partir de 2040.
  • Dejar de producir electricidad con carbón progresivamente desde 2012 a 2022, lo que significa el cierre de centrales térmicas que ahora aportan un 5% del total en Francia.
  • Lograr en 2050 la neutralidad en emisiones de CO2, un objetivo superior al pactado en el Acuerdo internacional de París contra el cambio climático.
  • Cubrir en 2030 con energías renovables el 32% de su consumo de electricidad, más del doble que en la actualidad (15,2%).

Además, Francia cerrará hasta 17 reactores nucleares en los próximos ocho años. Ahora la energía nuclear representa en este país un 75% de su producción eléctrica y en 2025 debe bajar hasta un 50%, según la ley adoptada en 2016 con el anterior presidente, François Hollande, y confirmada por Emmanuel Macron.

El Presidente Macron ha afirmado en numerosas ocasiones que Francia está “a la vanguardia de esta ambición (terminar con los hidrocarburos)” y es obvio que ya está pasando de las palabras a los hechos.

Ojalá pudiéramos decir lo mismo de España, cuyo Presidente Mariano Rajoy pronuncia bellos discursos sobre la lucha contra el cambio climático y la necesaria descarbonización de nuestra economía, mientras su Gobierno tiene una actitud absolutamente incoherente al respecto, ya que su ministerio de Energía se dedica, entre otros ejemplos, a vetar en el Congreso de los Diputados la tramitación de Proposiciones de Ley como la del Parlamento balear, promovida a iniciativa de la Alianza Mar Blava, cuyo fin era que no se autorizasen nuevas actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el Mediterráneo o la que perseguía la eliminación del “impuesto al Sol”, y se empeña también en tratar de mantener a toda costa el funcionamiento de las centrales térmicas de carbón, impidiendo que las compañías eléctricas propietarias puedan acometer su cierre, a pesar de que el propio ministro Álvaro Nadal hace no mucho aseguraba que dejaba en manos del mercado el cierre de estas centrales.

Después de que el Gobierno vetara, basándose en un informe anónimo y plagado de falsedades,  la citada Proposición de Ley de prohibición de las prospecciones de hidrocarburos en el Mediterráneo que fue impulsada desde el Parlamento balear (donde se aprobó por unanimidad), el PSOE ha recogido el guante y ha presentado en el Congreso una nueva Proposición de Ley en ese sentido, basándose en el texto que preparó Alianza Mar Blava para la del Parlament balear, pero esta vez teniendo como ámbito de aplicación todas las aguas marinas que estén bajo jurisdicción española.

Esperemos que, en esta nueva ocasión, el sentido común y la coherencia se impongan y el Gobierno Rajoy no vete la tramitación de esa iniciativa parlamentaria y finalmente ésta se apruebe, de modo que las aguas de nuestros mares y océanos queden libres de la amenaza de las actividades de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos. De este modo, España seguiría, aunque fuera sólo un poquito, el ejemplo de Francia en materia de descarbonización de nuestra economía.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser anonimillo

    España nunca será tan moderna como Francia, nuestra única arma para reducir la huella carbónica es el menor consumo de electricidad. Yo por ejemplo me ilumino con la pantalla del móvil por el portal, veo las escaleras bastnte bien y no es verdad que reduzca la vida útil del aparato

    28 diciembre 2017 | 12:15

  2. Dice ser DIGO SER ALEJANDRO

    España nunca espabila pero nunca, sólo espera a que otro triunfe o fracase y después decidirá si mete la pata o no.
    Así nos va tan mal como vamos.
    Las centrales nucleares eran para estar cerradas de una vez por todas pero si las cierra mas parados a la oficina del paro.
    Las minas de carbón igual usar ese carbón para otra cosa sería mejor. Nada de sacar de la mina a quemarlo y a contaminar.
    Hay excesiva escasez de placas solares por todo el territorio las que hay me da la risa. Y la que la gente quiere poner les cobran peaje como los bandidos que son los muy zoquetes.

    28 diciembre 2017 | 12:25

  3. Dice ser cambio de luces

    Tenemos una gran responsabilidad en nuestras manos como seres racionales y resposables, más aún cuando conocemos el impacto negativo que nuestra traicional manera de explotar y gestionar los recursos naturales.
    Y esa responsabilidad no es otra que la de dejar para las gentes del futuro un planeta humano mucho más saneado, tanto en lo político como en lo refeernte al cuidado del planeta.
    No nos debería importar sufrir un poco en el trasvase si tenemos en mente que es la solución única posible para evitar catástrofes sinn camino de vuelta. Todos los gobiernos del planea deberían dejarse de alimentar las herencias de odios, intereses sectarios y rpivilegios que sólo generan miseria al resto, y ponerse codo con codo a racionalizar los medios de producción y gestión más positivos para con la Humanidad, que somos todxs.
    Un planeta libre y sabio es ejemplo de una especie digna, sabia y racional. Un planeta destructivo, sometido contnuamente al rencor, al agravio, a la violencia, a la escasa manifestación de valores constructivos, no es ejemplo de medallas inteligentes con las que neciamente nos autocondecoramos como especie evolucionada y superior. Muy al contrario, el planeta que aún existe, en mayor o menor medida en diferentes lugares, es ejemplo de una especie ignorante, aberrante, bruta, cruel y descerebrada.
    Si los frutos de la evolución conducen a la negativa visión de la existencia y los abusos de poder pactados, madita pérdida de tiempo la que hemos padecido durante miles de años. A ver si se dejan ya de marear la perdiz, de enterrar alambradas y banderas irracionales y se omienza a diseñar un mundo más amable y gratificante para con el milagro de la existencia que debería ser global en mi planeta. Suceden aún cosas en este mundo humano que avergonzarían a la peor de las bestias.

    28 diciembre 2017 | 13:01

  4. Dice ser Gonzalo Calvo Pérez

    Francia no es un modelo a seguir. Es el país más nuclearizado del mundo

    28 diciembre 2017 | 13:58

  5. Dice ser Vaya chorrada

    “La flamante y reciente ley francesa prohíbe con efecto inmediato el otorgamiento de cualquier nueva licencia de exploración de hidrocarburos por el método que sea. Las explotaciones actualmente vigentes se irán eliminando a medida que acabe su periodo concesional de manera que para el año 2040 habrá terminado totalmente la extracción de hidrocarburos en todo el ámbito territorial francés, tanto en el mar como en tierra firme.”

    –> No importa, los traerán de otros sitios si es que siguen consumiendo. Esa política hipócrita ya la practican varios países. Total, la contaminación no se reducirá así como así. Si no contamina uno, contaminará otro…

    28 diciembre 2017 | 14:59

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.