BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

¿Qué es lo que debes hacer si alguien trata de someterte poniéndote una pistola en la cabeza?

revolver-982973_960_720No me he vuelto loca, no, y no es una pregunta que se me haya ocurrido libremente durante mi relajado fin de semana en la piscina. Igual de sorprendida (e intrigada) me quedé yo al descubrir las pautas que da un ex agente de policía, Justin Freeman, a través de la plataforma Quora, y que nos revelan la mejor conducta que podemos adoptar y cómo el lenguaje corporal nos puede ayudar a superar adecuadamente esta escabrosa situación, todo ello según su experiencia.

La respuesta más inmediata que da el experto a la pregunta es “haz todo lo que te digan que hagas“, nada de hacerse el héroe y contradecir las indicaciones del asaltante, más allá de esta obviedad, destaca algunos matices y consideraciones importantes. Lo primero es “mantener la calma“, es lo más importante, si hay algún momento en nuestra vida en el que pensar claramente sea fundamental, es en éste; “todos los puntos posteriores dependerán de esta serenidad inicial. Usted será incapaz de razonar si su cerebro se paralizó con un ciclo de: oh Dios mío, oh Dios mío, oh Dios mío”.

Además, el pánico puede contagiar al criminal, que de por sí ya estará bastante alterado por el estrés de la situación, incrementar este nivel no será beneficioso para ninguno. No necesitamos que el asaltante se vuelva incontrolable, sino más bien incómodo: tenemos que provocar que reconsidere la necesidad de lo que está a punto de hacer y tratar de buscar otra salida.

Establece contacto visual con el agresor“, con esta acción obligarás a reconocer en el criminal tu condición humana. Bueno, tiene sentido, la mayoría de nosotros no nos preocuparíamos porque un ratón que no vemos sea devorado por otro animal, pero ¿Seríamos capaces de matarlo nosotros si nos está mirando a los ojos? “El contacto visual producirá, como mínimo, duda en apretar el gatillo”.

Conoce a tu asaltante“, no todos los delincuentes armados son iguales, por supuesto, tampoco las situaciones, un robo, una toma de rehenes o al inicio de un secuestro (no se contemplan los tiroteos en las escuelas o el terrorismo, pues la razón de ambas es el exterminio indiscriminado); cada una requerirá una respuesta diferente pero tienen un denominador en la gran mayoría de los casos “la intención original no es matarle, si esto fuera así usted ya estaría muerto“. Cada segundo que pasa juega a tu favor para sobrevivir. A continuación se explican las particularidades de actuación para cada uno de los tres escenarios planteados:

Un ladrón sólo está usando el arma para incrementar sus probabilidades de éxito, está allí por su cartera. Hay ‘consejos’ en internet que dicen que debe tirar su cartera en una dirección y correr en la otra, pero honestamente no puedo recomendarlo. Creo que se asume incorrectamente que el ladrón seguirá a la cartera como un perrito que persigue una pelota; si quiere mantenerlo calmado lo último que debe hacer es un movimiento brusco.

Es importante anunciar sus intenciones: “Voy a sacar mi cartera de mi bolsillo”, hágalo lentamente sin dejar de mirarle y se la entrega, sin sorpresas. Durante todo el proceso, estudie a la persona, además de detalles como la altura y el peso, fíjese bien en tatuajes, cicatrices o alguna prenda que sea característica. Piense, ¿Si viera a esta persona junto a otras cuatro, qué le ayudaría a identificarla? Durante una situación de rehenes o un secuestro, la cosa se complica…

6942216827_b855ea22c9_bDurante una situación de rehenes: En estos casos usted es sólo un ‘seguro’, y lo más probable es que le necesiten para escapar. No puede hacer nada, pero al menos preste atención a todo lo que ocurre. Manténgase tan callado como pueda, no grite, pues aumentará la ansiedad tanto de su atacante como de la policía, lo que no será bueno para nadie. Hay un montón de detalles en los que me gustaría extenderme, pero por razones tácticas no puedo revelar; algo que si recomendaré es mantener su cabeza lo más lejos posible de la del atacante. Si puede imaginarse un triángulo que va desde las esquinas de los ojos hasta la nariz, ése será el blanco al que apuntarán los oficiales si es necesario recurrir a las armas. ¿La razón? un tiro en esta área tiene mayores probabilidades de una muerte instantánea, y evitar el reflejo que podría halar el gatillo postmortem.

Si se encuentra solo con el criminal, debe hacer todo lo contrario: hable tanto como pueda. Trate de que le hable de cualquier cosa. Hable en un tono neutral y calmado, tratando de recurrir a su inteligencia y pasión. Identificarse con ellos crea una conexión social que deberán superar al momento de decidir si van a matarle o no.

Cuando se trata de un secuestro: El único momento en el cual recomendaría cooperar totalmente con un secuestrador es en el caso en que un familiar fuese notoriamente adinerado; de allí podría concluir que la razón principal es la extorsión, por lo que es de su interés mantenerle vivo. Con las mujeres las estadísticas no son favorables; si el secuestro es en su propio vehículo y están obligándole a conducir, hay una alta probabilidad de que estén llevándole a un sitio apartado para nada bueno, lo que recomiendo es ignorar las órdenes del secuestrador y acelerar cuanto le sea posible hacia la estación de policía más cercana, o al lugar más concurrido que pueda. Si debe desacelerar, toque la bocina insistentemente para atraer la atención.

La verdad es que es un tema muy delicado, yo creo que algunas cuestiones tienen sentido, otras, sobre todo las últimas pautas en el secuestro, las pongo en cuarentena a la espera de otras opiniones expertas al respecto… ¿qué pensáis vosotr@s?

19 comentarios

  1. Dice ser Chupa&Mela

    A mi no me parecen malos consejos, incluso el último, en el que aconseja acelerar a un sitio concurrido por gente, ya que si te lleva a un sitio apartado, es probable que acabes violada y/o asesinada.
    Otras opciones son arriesgarse con defensa personal tipo: https://www.youtube.com/watch?v=hr0E3AozXcw

    05 septiembre 2016 | 10:26 am

  2. Dice ser RVFCore

    Todo esto son chorradas. Cada situación es un mundo y no es igual leer lo que tienes que hacer que verte con un arma en la cara, solo alguien que esté acostumbrado a esa situación puede tener un cierto control sobre la misma pero todos los demás, por mucho que se entrene o estudie, hasta que no te ves ahí, nada de nada.

    He peleado cientos de veces contra cuchillos y armas cortantes en entrenamiento y solo una vez en la vida real y te certifico que cualquier parecido es pura coincidencia.

    05 septiembre 2016 | 10:38 am

  3. Dice ser Paco

    ¿Que que es lo que debemos hacer?…me imagino que cambiarte de pantalones en el caso de que sigas con vida.

    05 septiembre 2016 | 11:05 am

  4. Dice ser Jorge

    Lo dijo en un artículo Pérez Reverte tras los atentados de París, y fue muy criticado por ello, pero tenía su parte de razón. En casos como el de la Sala Bataclan, donde se puede identificar rápidamente que no se trata de secuestradores, si no de suicidas, si eres capaz de tener la mente clara como reza el artículo, puedes llegar a la conclusión de que este tipo de terroristas no hacen rehenes, sólo quieren matar al mayor número de occidentales posible.
    Y puestos en situación y sabiendo todo lo que luego pasó, hombres desmembrados que les arrancaron testículos, sadismo en estado puro, Y Pérez Reverte se preguntaba… ¿Y si en vez de correr y esconderte sabiendo que hay muchas posibilidades de morir, la gente se hubiera abalanzado sobre los asaltantes, habrían podido matar a tanta gente? ¿O los podrían haber reducido con uno daños mucho menores?
    Es algo que no se puede saber jamás, pero en este caso yo pienso que si la gente se hubiera abalanzado sobre los terroristas no habrían podido hacer ni la cuarta parte del daño que hicieron.
    Son conjeturas, pero en casos extremos no sabes cómo vas a reaccionar hasta que no te ves en situación…

    05 septiembre 2016 | 12:42 pm

  5. Dice ser Antónimo

    Me contaba una vez un conocido que en México, Venezuela y América Latina en general, si te atracan, debes procurar no mirar a los ojos del que te atraca…

    ¿La razón? Si el atracador estima que le puedes reconocer, o que no eres lo suficientemente “sumiso”, o si te da por resistirte o algo así, pues te dispara y punto.

    Los consejos que se dan son medianamente válidos para un país “desarrollado” y un atracador medianamente “civilizado”; pero si andas por algún sitio donde la vida humana apenas “cotiza”, lo primero tener cuidado, no ser “ostentoso” (básicamente, intentar no destacar) y cumplir con lo que te pidan los ladrones/atracadores/secuestradores de turno…

    PD: Mi amigo recomienda que al viajar a estos países, sobre todo si se va a ir a zonas “deprimidas” o poco “turisticas”, nos dejemos, anillos, collares, pulseras y demás “joyería” (incluso si es bisutería) en casa. Mejor no llevar móvil, o llevar uno “normalito” y no usarlo en “público”. Ir con guías y gente local de fiar es muy recomendable.

    05 septiembre 2016 | 12:56 pm

  6. Dice ser Psmith

    Eso de “halar el gatillo” le da color al consejo y le da a uno la sensación de que está en Caracas. No hay nada como artículos publicados aquí y escritos por sudamericanos.

    05 septiembre 2016 | 1:17 pm

  7. Dice ser Mohamed

    Gritar “que soy compañero coño!” y listos.

    05 septiembre 2016 | 2:16 pm

  8. Dice ser werrrt

    Preguntarte porque has llegado a esta situación y reconocer como buen socialista que alguna culpa tendra.

    05 septiembre 2016 | 2:39 pm

  9. Dice ser Gonzalo

    Ayer echaron un episodio de CSI MIAMI sobre algo parecido…un chaval curraba en una casa y ve como están pegando al dueño entra y el asesino le apunta y le obliga a matar al dueño…

    Yo creo que me da un infarto o algo.

    05 septiembre 2016 | 2:52 pm

  10. Dice ser Friday the 13th

    Lo recomendable es tener a Jason cerca.

    05 septiembre 2016 | 3:12 pm

  11. Dice ser El Mut

    He pasado por esta situación, tirándome al suelo y notar el cañon de la pistolo en mi cabeza, boca abajo no ves ni puedes mirarle. Lo mío se complicó porque me tomaron por el dueño de la empresa, y vieron una caja fuerte, claro yo no sabia la combinación, y estuvo cinco minutos que son una eternidad, gritandome que la abriera y le decia que yo no era el dueño, hasta que otro ladrón me pegó una patada en la cara y le dijo al que me apuntaba que ya era sufiencite, se fueron con algo de dinero. No se si porque me vieron llorar de impotencia o qué fue, que se marcharon amenazandome a mi y a otros empleados. Sucedió en España y los ladrones no tenian acento de ninguna parte, eran españoles.

    05 septiembre 2016 | 3:54 pm

  12. Dice ser Passo

    Pais desarrollado dice…atracante civilizado…pero este tio donde coño vive? En la España de los macarras..drogatas…ignorantes y burros!!! Vamos chaval pasaron siglos y sigues comprando espejitos de colores??? Que te pille a ti tu atracante civilizado a ver si te trata como un gentleman…jopetas! si que hay cada tonto suelto!!!!

    05 septiembre 2016 | 4:15 pm

  13. Dice ser Sociólogo Astral

    Esta web parece hecha por delincuentes latinoamericanos. la solución siempre es “hacer todo lo que diga el de la pistola” o te va a “jalar” un tiro de su gatillo. allanando el terreno para robar bien.

    05 septiembre 2016 | 4:49 pm

  14. Dice ser Bruce

    Lo mejor es llevar un cinturón con un cordón y amenazar al del pistolo con tirar del cordón

    05 septiembre 2016 | 5:23 pm

  15. Dice ser Manu

    Si el de la pistola es un Allah Akbar de los cojones, nada de esto sirve.

    05 septiembre 2016 | 7:28 pm

  16. Dice ser pere

    si alguien te pone una pistola en la cabeza, no hay ninguna solucion, la unica es que no se le dispare la pistola, lo demas ya sobra, son chorradas.

    05 septiembre 2016 | 9:17 pm

  17. Dice ser Abandonado

    Realmente todos estos consejos ayudan, estoy seguro, la pregunta es: seremos capaces de recordarlos/ponerlos en practica!? Pues eso dependerá de cada uno de nosotros, pero una cosa es segura, mejor haberlo leído y que puedas recordarlos que no leerlos y no poder llevarlos a cabo…quizás sea la diferencia entre vivir y morir!

    05 septiembre 2016 | 10:18 pm

  18. Dice ser buen rollito mejor

    Bajo presión, lo mejor una canción.
    https://www.youtube.com/watch?v=YoDh_gHDvkk

    05 septiembre 2016 | 10:38 pm

  19. Dice ser Jesús Belenguer

    El artículo está muy bien y todas las recomendaciones son buenas, quizá fuera adecuado en algunos casos adaptarlos a la victimiología española, pero la esencia es correcta. Lo que ya no me llama la atención son los comentarios. Hace muchos años que me dedico a la consultoría y formación en materia de seguridad. Al principio nuestros clientes eran exclusivamente empresas que necesitaban desplazar o expatriar trabajadores a –eso que llaman– países de riesgo y, poco a poco, hemos comenzado a trabajar la autoprotección frente a riesgos locales. Veo de todo cada día, desde alumnos con sonrisita de suficiencia –de los que comentan en tono despectivo artículos como este–, a personas con graves traumas. En España la formación en autoprotección es uno de los muchos capítulos pendientes, pero todo llegará, artículos como este, son un paso importante –muchas gracias Alicia–. Trabajar la autoprotección supone enfrentarse a los peligros de nuestro entorno y por tanto, mostrar nuestros miedos y eso, en nuestra sociedad, está mal visto. Nos da vergüenza cosa que los «malos» saben y aprovechan. Me gustaría ilustrar mi opinión con un artículo útil sobre como las técnicas de autoprotección pueden salvarnos la vida, quizá este, sobre el efecto Genovese, pueda ayudar alguna vez a alguien: https://medium.com/espanol/kitty-fue-asesinada-y-violada-mientras-sus-vecinos-tras-las-ventanas-ignoraban-sus-gritos-375e751312ec#.nbfj5s3k9

    06 septiembre 2016 | 11:07 am

Los comentarios están cerrados.