BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Por qué a reírse a carcajadas se le llama ‘desternillarse de risa’?

¿Por qué a reírse a carcajadas se llama ‘desternillarse de risa’?

Cuando alguien ríe sin parar, escandalosamente y sin poder contenerse, se dice habitualmente que está ‘desternillándose de risa’.

El motivo por el que se usa el término ‘desternillar‘ es debido a que antiguamente se tenía la creencia que cuando alguien se reía de esa manera podría acabar con las ‘ternillas’ de la mandíbula rotas o ésta desencajada.

Las ternillas son cartílagos que se encuentran repartidos por la mandíbula, entre ellos en la zona que une ésta con el hueso temporal del cráneo (cartílagos articulares), y el hecho de reír escandalosamente realizando bruscos movimientos de la mandíbula (o abriendo en exceso la boca) puede provocar molestias/dolor en las ternillas.

Cabe destacar que algunas personas utilizan erróneamente el término ‘destornillarse de risa’, pero nada tienen que ver los ‘tornillos’ (que no los hay de una manera natural en una mandíbula) con las ternillas.

¿Por qué a reírse a carcajadas se llama ‘desternillarse de risa’?

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuentes de las imágenes: daniellefershure (deviantart) / Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

La anécdota sobre la famosa e icónica foto de Albert Einstein sacando la lengua

La anécdota sobre la famosa e icónica foto de Albert Einstein sacando la lenguaSi hiciera una encuesta entre todos los lectores sobre cuál creéis que es la fotografía más famosa en la que aparece Albert Einstein, estoy seguro que la mayoría de vosotros responderíais que se trata de la que sale sacando la lengua; una imagen que, después de seis décadas, sigue siendo todo un icono.

En momento exacto en que fue tomada contiene una curiosa anécdota:

El 14 de Marzo de 1951, el famoso físico ganador del Premio Nobel cumplía 72 años. Por tal motivo sus más allegados decidieron prepararle una celebración en el The Princeton Club de Nueva York, un club social en el que los alumnos y profesores de la Universidad de Princeton (New Jersey) realizaban sus encuentros, banquetes y celebraciones.

Tras la fiesta, Einstein se encontró con un grupo de fotógrafos esperando en la puerta para tomar alguna instantánea con la que ilustrar al día siguiente la noticia del aniversario . Varias fueron las fotos que le tomaron mientras se dirigía hacia el coche que lo llevaría hasta casa. Una vez montado en el automóvil el célebre físico ya no tenía más ganas de fotos, dijo basta y, ante la insistencia de los reporteros para que siguiera sonriendo y posando, decidió sacar la lengua a todos los presentes.

A pesar de ser varios los fotógrafos que lo rodeaban tan solo uno, Arthur Sasse, fue quien le dio al botón de disparo de su cámara en el momento exacto en que Einstein sacó la lengua. Ese preciso instante quedó inmortalizado como uno de los iconos fotográficos más famosos de la Historia. Por el contrario, el resto de reporteros quedaron tan asombrados al ver la mueca de Albert Einstein que a ninguno se le ocurrió echar una foto.

La agencia para la que trabajaba  Arthur Sasse se planteó en un principio no publicar la fotografía, pero finalmente decidió hacerlo. El propio Einstein quedó tan satisfecho al verse que solicitó que le facilitaran unas cuantas copias de la misma con las que felicitó las fiestas de Navidad de ese mismo año a sus amistades.

Pero una de las curiosidades que esconde la fotografía que todos conocemos es que en realidad está recortada. En ella aparecía Albert Einstein sentado en el vehículo entre su buen amigo, el doctor Franklin Ridgeway Aydelotte, y la esposa de éste.

Dicha fotografía fue adquirida por un coleccionista, a través de una subasta en 2009, por la astronómica cifra de 74.324 dólares.

La anécdota sobre la famosa e icónica foto de Albert Einstein sacando la lengua

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuentes de consulta e imágenes: Archivo 20minutos.es / revistabula / lomography / 1951club

¿Sirve de algo poner una cuchara en una botella de cava para evitar que se escapen las burbujas?

¿Sirve de algo poner una cucharilla en una botella de cava para evitar que se escapen las burbujas?Este es uno más de los muchísimos mitos y costumbres que han llegado hasta nosotros, heredados directamente de generaciones pasadas.

Realmente hoy en día poner una cucharilla del revés dentro de una botella de champán, cava o cualquier vino espumoso, no sirve de nada, pero décadas atrás estaban convencidos de que sí y, aunque fuese de muy poquito, creían que algo hacía. Esta es la explicación del porqué…

Desde el mismo momento en que abrimos una botella el dióxido de carbono que contiene empieza a fugarse, pero hay algo que ayuda a ralentizar que se escapé el gas: el frío. Este es el motivo por el que es aconsejable mantener la botella bien fría en todo momento y suele servirse metida en una cubitera llena de hielo o agua muy fría (y ahí es donde debemos dejarla mientras no se haya consumido del todo). Si dejásemos la botella directamente sobre la mesa se calentaría y las burbujas se escaparían con muchísima más rapidez, pero al estar metida en frío la pérdida de gas es mucho más lenta.

Por eso, cuando no nos hemos terminado la botella y no queremos seguir bebiendo más en ese momento,  es muy aconsejable meter la botella directamente en la nevera, para que el frío haga su función de ralentizar que se escape el gas.

Evidentemente, el mejor remedio para que las burbujas no se escapen muy rápido es poniéndole un tapón hermético, pero no siempre tenemos uno a mano, por este motivo muchas son las personas que al guardar la botella, e incluso teniéndola sobre la mesa o metida en la cubitera, tienen la costumbre de colocar por la boca de la botella una cucharilla de metal del revés (normalmente de postre).

Como explicaba al inicio del post, este truco no es efectivo ni evita que se escapen las burbujas, pero hace muchos años, cuando los métodos de refrigeración no existían como hoy en día y no se tenía a mano una nevera o hielo para mantener fría la botella, estaban convencidos de que era útil hacerlo. Por aquel entonces lo que se hacía era colocar la cuchara (normalmente era de plata) para que el metal de la misma, como buen conductor del calor, extrajera éste del interior de la botella y ayudase a que se mantuviera un poquito más fría (muy poco, evidentemente), ayudando a que no terminase de escapar todo el gas.

Ese es el motivo por el que hace muchos años se utilizaba este truco que hoy en día de nada sirve ya que en realidad lo que lo frena la fuga del carbónico es el frío y eso lo tenemos en el hielo o en el interior del frigorífico, tal y como se ha demostrado en múltiples experimentos científicos.

 

 

Lee y descubre en este blog más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ y otras curiosidades de ciencia

 

Post publicado a raíz de una consulta realizada por Nely Fueyo en la página en Facebook de este blog
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué el 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos?

¿Por qué el 26 de julio se celebra el ‘Día de los Abuelos’?

En nuestro calendario hay un día de celebración y conmemoración para casi cada cosa: a personas, lugares, hechos históricos, colectivos, animales, enfermedades… Algunas de esas fiestas son a nivel mundial y respaldada por organismos internacionales como la UNESCO, ONU, Unión Europea o estamentos locales o regionales.

Entre todo el maremágnum de días mundiales, nacionales o internacionales podemos encontrar que de todas la fechas en las que se dedica o conmemora un día especial quizás dos de los más famosos son el Día de la madre y el Día del Padre.

Pero hay unas figuras de vital importancia en nuestra vida y a las que no se les ha rendido el merecido homenaje y respeto que se merecen: los abuelos.

El 26 de julio está dedicado a la figura de los abuelos, pero es una de esas fechas que casi pasan desapercibidas, posiblemente al caer en época estival.

Muchos os preguntaréis que si ese es uno de los motivos ¿por qué no lo cambian de fecha? Pues porque el 26 de julio es, en el calendario católico, el día que se celebra la onomástica de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María y, por tanto, abuelos de Jesucristode ahí que se haya escogido este como el ‘Día de los Abuelos’.

Pero cabe destacar que la fecha de celebración del ‘Día de los Abuelos’ no es la misma en todo el planeta. Por ejemplo, y como curiosidad, en Polonia se celebra el 21 de enero el Día de la abuela y al día siguiente el del abuelo. En el Reino Unido es el primer domingo de octubre; en Canadá el segundo domingo de septiembre; en Chile el 15 de octubre; en Colombia el cuarto domingo de agosto; en Estados Unidos es el primer domingo después del Labor Day (día festivo que cae en el primer lunes de septiembre); en Francia el primer domingo de marzo o en México que es cada 28 de agosto, por poner unos cuantos ejemplos.

Hoy en día, gracias a internet y las redes sociales, fechas como estas las podemos tener más presentes gracias a que aparecen en mensajes, tuits (#DíadelosAbuelos) o Google le dedica su famoso ‘Doodle’ (como el que ilustra este post).

Para acabar os incluyo un vídeo del programa ‘Para todos la 2‘ en el que el profesor de Filología Románica de la Universidad de Barcelona José Enrique Gargallo explica la curiosa etimología y origen de los términos abuela y abuelo.

En el blog ‘Madre reciente’: Un día para recordar a los abuelos y agradecerles todo lo que hacen por nosotros

The Washington Post me cita en un artículo y enlaza mi post sobre el bulo #viral de los Minions y nazis

The Washington Post me cita en un artículo y enlaza mi post sobre el bulo #viral de los Minions y los nazis

En los más de nueve años que llevo escribiendo este blog muchas han sido las cosas buenas que me han pasado, entre ellas que pasase a formar parte de la gran familia bloguera de 20minutos.es, poderme dedicar de pleno a escribir y divulgar las curiosidades que tanto me apasionan, publicar dos libros que han sido todo un éxito y ser enlazado y reconocido por innumerables blogs e importantes medios.

El último ejemplo está muy reciente, debido a que ayer tarde me enteré que mi nombre había sido citado y uno de mis posts enlazado en un artículo de uno de los más prestigiosos e importantes periódicos del planeta, ni más ni menos que The Washington Post (imaginaos la emoción que sentí y el subidón de adrenalina).

Ese honor de ser mencionado fue a raíz del post que publiqué el pasado miércoles 22 de julio ‘Minions, niños judíos y experimentación nazi: otro estúpido bulo #viral en la red’, el cual tuvo una gran acogida por parte de los lectores, mucha repercusión y una extraordinaria difusión al haber sido uno de los primeros blogs que publicó una entrada que desmentía dicho bulo que ya se había convertido en uno de los virales del verano (ese mismo día otros muchos blogs también lo hicieron, pero yo me adelante).

The Washington Post me cita en un artículo y enlaza mi post sobre el bulo #viral de los Minions y los nazis

Esto sirvió para que la entrada estuviera fantásticamente posicionada en los buscadores (algo muy habitual en muchos de los posts que publico) y para que la periodista Caitlin Dewey diera con él e incluyera una mención a mi persona y un enlace al post en el artículo que publicó ayer jueves 23 de julio y que tituló What was fake on the Internet this week: mutant daisies, Nazi minions and demonic birthday cakes’ (Qué bulos ha habido esta semana en internet: margaritas mutantes, Minions nazis y tartas de cumpleaños endemoniadas).

‘Lost in Translation’, divertida charla sobre errores de traducción que di en #IgniteBCN2

'Lost in Translation', charla de Alfred López sobre errores de traducción en #IgniteBCN2

El pasado 6 de julio tuve el honor de dar una charla en Ignite Barcelona; se trata de charlas ultrarápidas de cinco minutos sobre temas libres al mismo tiempo que se van proyectando veinte diapositivas que van cambiando cada quince segundos. En la Ciudad Condal vienen realizándose desde marzo de 2015 y el espacio escogido para hacer el evento fue el incomparable marco de la Antigua Fábrica de Cervezas Damm.

Elegí como título de mi charla ‘Lost in Translation’ y durante el tiempo asignado hablé sobre una cuantas ‘pifias de traducción‘ que se han producido a lo largo de la Historia y que han influido (y mucho) en cómo conocemos o llamamos a algunas cosas: el error de traducción que convirtió a la ‘manzana’ en el fruto prohibido, Erasmo de Róterdam y la ‘caja de Pandora’, cuando se sacaron de la manga el Canal de La Mancha, el ‘paraíso fiscal’ que debería ser en realidad un ‘refugio’ y el gato que no debería ser azul sino estar en el cielo. De todas ellas ya publiqué en su día un post, así que clicando sobre cada uno del anunciado podréis leerlo con todo tipo de detalles.

Quiero agradecer a todo el equipo de IgniteBCN la oportunidad que me dieron para participar y felicitar lo por el fantástico trabajo realizado, en especial a Julia Pardo máxima responsable del evento.

A continuación podéis ver el vídeo de la charla:

Lee el resto de la entrada »

La curiosa profesión de los ‘despertadores humanos’

La curiosa profesión de los ‘despertadores humanos’A raíz de la industrialización de muchas poblaciones, a partir de mediados del siglo XIX, muchas fueron las personas que se integraron al mercado laboral, teniendo que ir a trabajar a fábricas y empresas de reciente creación.

Hasta aquel entonces la mayoría de trabajos habían sido en el mundo rural, como artesanos u oficios en negocios propios, por lo que los horarios de levantarse y empezar una jornada laboral dependía de cada uno. Unos se levantaban con el primer canto del gallo, otros con el repicar del campanario de la iglesia y había quienes lo hacían tal y como asomaba el sol por la ventana. Esos eran sus rudimentarios despertadores en una época en la que nadie los solía tener.

Pero la industrialización también trajo el cumplir unos horarios y, por lo tanto, tuvieran que levantarse a una hora concreta que no siempre coincidía con la salida del sol o el primer canto del gallo.

La curiosa profesión de los ‘despertadores humanos’Este es el motivo por el que se creó en algunas poblaciones la figura del ‘despertador humano’ (en inglés ‘knocker-up’), personas que iban recorriendo las calles con el encargo de despertar a los trabajadores con el fin de que no llegasen tarde a sus empleos.

Estos personajes iban provistos de una vara o caña de bambú con la que golpeaban la puerta o ventana de la persona a despertar. Hasta que ésta no se asomaba, y quedaba constancia de que ya se había levantado, el despertador humano no se retiraba de aquel lugar.

La medida tuvo mucha popularidad y muchas las personas que ejercieron este oficio, la mayoría jubilados y algunos policías que, para llevarse un sobresueldo, realizaban esta tarea mientras hacían la ronda de vigilancia, pero también algunas mujeres (entre ellas Mary Smith, quien utilizaba la curiosa técnica de usar una pequeña cerbatana con la que lanzaba piedrecitas o frutos secos -cacahuetes- contra las ventanas).

La curiosa profesión de los ‘despertadores humanos’ - Mary Smith

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes e imágenes: baldockhistory (pdf) / 18thcand19thc / Pinterest / recuerdosdepandora (Flickr)

Minions, niños judíos y experimentación nazi: otro estúpido bulo #viral en la red

Minions, niños judíos y experimentación nazi otro estúpido bulo #viral en la red

Pocas serán las personas que a estas alturas no conozcan a los ‘Minions’, los personajes de animación que se dieron a conocer hace cinco años a través de la película ‘Gru, mi villano favorito’ (posterior secuela de 2013) y sobre los que se ha estrenado recientemente otra cinta dedicada íntegramente a ellos.

Minions, niños judíos y experimentación nazi otro estúpido bulo #viral en la redPues bien, si no teníamos bastante con encontrarnos a estos simpáticos personajes hasta en la sopa (debido a la gran promoción que están realizando los responsables del fim), se ha hecho viral una historia totalmente falsa y rocambolesca que está siendo compartida por miles de personas a través de mensajes de whatsapp, Facebook o Twitter y en la que intentan alertarnos sobre el origen de los ‘Minions’ y su relación con la Alemania nazi.

Como podéis ver en las imágenes que ilustran este post y que han sido sacadas de Facebook (tirón de orejas paras las personas de mi entorno que las han compartido), la foto  que se está compartiendo nada tiene que ver con los Minions, con nazis, ni con niños judíos con los que se experimentó y realmente quienes aparecen son unos buzos adultos (no niños) de la Royal Navy.

Pero este bulo no es nuevo. Lleva ya varios años circulando a través de lo que se conoce como ‘Creepypasta’ (relatos sobre terroríficas historias que son compartidos a través de la red con la intención asustar e inquietar al lector y que son totalmente falsas) y a algún descerebrado, que se encontraría con esa foto y vio cierto parecido del casco de buzo con la forma de la cabeza de los Minions, se le ocurriría inventarse esa historia surrealista que vinculase a los personajes animados con la experimentación nazi y se puso a compartirlo.

En Youtube circulan varios vídeos que fueron colgados hace tiempo (algunos tienes más de dos años) y que han tenido cientos de miles de reproducciones.

Para terminar, comentar que la palabra en inglés ‘minion’ significa literalmente ‘esbirro’ (quien se dedica a hacer el mal, cometer crímenes o delinquir por orden de otra persona) y este es el nombre que reciben esos simpáticos personajes porque son los secuaces del villano Gru.

Bulo sobre los Minions - Minions, niños judíos y experimentación nazi otro estúpido bulo #viral en la red

 

ACTUALIZACIÓN:

Este post ha sido enlazado (y yo citado) en el artículo del prestigioso periódico The Washington PostsWhat was fake on the Internet this week: mutant daisies, Nazi minions and demonic birthday cakes

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog

 

 

 

Fuentes de las imágenes: stevepb (pixabay) / Facebook

¿Cuál es el origen del ‘coche escoba’ de las carreras ciclistas?

¿Cuál es el origen del ‘coche escoba’ de las carreras ciclistas?

En mi último post os explicaba de dónde surgía el término ‘farolillo rojo’ utilizado en ciclismo para referirse al corredor que ocupa la última posición en la clasificación general. A raíz de esa entrada, Beni Segura me envió un correo a través del apartado de contacto en el que me animaba a escribir sobre el origen y cometido del popular ‘coche escoba’ que cierra las carreras ciclistas.

Muchas e importantes son las funciones que realiza el mencionado ‘coche escoba’, entre ellas está la de auxiliar y recoger a aquellos ciclistas que se han quedado más rezagados, ya sea por algún problema tanto en la bicicleta como físico (por ejemplo un desfallecimiento conocido popularmente como ‘pájara’) y que deben abandonar. También a los que han quedado muy atrás y sobrepasan el límite de tiempo permitido para llegar  la meta.

El coche escoba siempre va tras el último ciclista de la carrera, por lo que también cumple la misión de indicar al público asistente que el que acaba de pasar es el último y por tanto ya no quedan más corredores. Suele llevar un rótulo identificativo y algunas son las carreras en las que autorizan a ese vehículo a llevar, de un modo simbólico, una escoba colgada, aunque varios han sido los equipos que han protestado por ello al considerar que es humillante para el corredor que debe abandonar y subir en él, motivo por el que ya apenas se ve que lleven una.

El apelativo de ‘coche escoba’ fue acuñado en 1910 por Henri Desgrange, quien había fundado el Tour de Francia siete años antes. ‘Voiture balai’ es su nombre en francés y ‘Broom wagon’ en inglés y hace referencia al acto de ir recogiendo (barrer hacia arriba) a aquellos ciclistas que ya no pueden seguir en la carrera, llevándolos hasta la línea de meta o entregándolos a  sus respectivos jefes de equipo.

Hoy en día son muchas las pruebas deportivas (entre ellas el maratón) que han incorporado un coche escoba que recoge a aquellos deportistas que no pueden acabar o llegar a la meta por si solos.

También cabe destacar que algunos deportistas que necesitan abandonar lo hacen subiéndose directamente en el coche de su equipo, con el fin de no pasar la vergüenza de ser visto llegar a la meta en el coche escoba. Esta práctica está mal vista que se haga y es penalizada en algunas competiciones.

 

 

Lee y descubre en este blog otras curiosidades deportivas

 

 

 

Fuente de la imagen: willbakker (Flickr)

¿De dónde surge llamar ‘farolillo rojo’ al ciclista que queda último en la clasificación?

¿De dónde surge llamar ‘farolillo rojo’ al último ciclista de una carrera?

Durante las retrasmisiones de cualquier carrera ciclista, y sobre todo estos días en los que se está disputando el Tour de Francia, es habitual escuchar una serie de palabras, expresiones y terminología que aluden a ciertos elementos de la prueba. Uno de ellos es el de ‘farolillo rojo’ el cual se refiere al último ciclista en la clasificación.

Fue precisamente en el Tour de Francia donde se le dio originalmente el nombre ‘Lanterne Rouge’ al corredor que acumulaba peor tiempo y que con los años se ha acabado utilizándose para referirse al último clasificado en otros deportes y competiciones.

Se utilizó este término como clara referencia al farolillo con luz roja que iba colgado en la parte trasera del último vagón de un tren. Este farol indicaba dónde acababa el convoy y también servía para comprobar, de un simple vistazo, que no se había desenganchado ningún vagón.

La dura carrera que representa el Tour de Francia propició que se le adjudicase ese término al ciclista que iba en último lugar en la clasificación general. Pero, al contrario de lo que muchas personas piensan, el llamar a un corredor ‘farolillo rojo’ no es ninguna deshonra para el mismo, pues con este término se le reconoce el gran mérito que tiene el acabar la carrera y no abandonar durante el transcurso de la misma.

También hay que tener en cuenta que muchos son los ciclistas que, por orden de su director técnico, deben sacrificar su posición en algunas ocasiones con el fin de favorecer al líder del equipo al que pertenecen, mezclándose con el pelotón y evitando que avancen otros corredores de equipos rivales, lo que les ocasiona perder tiempo en la clasificación general. Muchas son las veces en las que el farolillo rojo no es el que peor lo ha hecho en toda la carrera, sino el que más se ha sacrificado por el bien de su equipo.

Como dato anecdótico, destacar que el ciclista belga Wim Vansevenant ostenta el récord de haber sido el ‘farolillo rojo’ de la clasificación general del Tour de Francia durante tres años consecutivos (2006, 2007 y 2008).

 

 

Lee y descubre en este blog otras curiosidades deportivas

 

 

Post dedicado a mis amigos Edu Casado y Daniel Fernández de Lis, grandes aficionados al ciclismo, que me hicieron llegar la pregunta a través de twitter.

Fuente de la imagen: Wikimedia commons