BLOGS

¿Por qué las cebras tienen rayas?

¿Por qué las cebras tienen rayas?Mucho se ha especulado sobre el motivo por el cual las cebras tienen rayas, hasta que un estudio de la Universidad de Lund (Suecia) publicado en la revista Biology of Experimental, determinó que las rayas de las cebras no están ahí por pura casualidad, sino para procurar no ser invadidas por las moscas u otros insectos voladores y por lo tanto como un método de defensa para evitar ser molestadas por los tábanos.

La investigación, que se centró en varios animales equinos de diferente aspecto, color y pelaje, determinó que en el mismo periodo de exposición, lugar y bajo las mismas condiciones, los tábanos acuden en menor medida a las cebras y mucho más a los caballos de un solo color (negro, marrón o blanco). La luz que rebota sobre el pelaje oscuro hace mucho más atractivo para las moscas acudir a ellos, siendo mucho menor la de los equinos totalmente blancos (el pelaje negro refleja esta luz mejor que los marrones o los blancos, como ya demostraron en un estudio anterior la bióloga Susanne Åkesson y su equipo).

Ello ha llevado a determinar que la evolución de la especie ha ido hacia el hecho de desarrollar unas rayas blancas y negras en su pelaje que ayudasen a confundir a los insectos, no posándose sobre las cebras en la mayoría de las veces.

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades con animales

 

Fuente de la imagen: biberta (morguefile)

El falso mito sobre tragarse un chicle y que tarda siete años en digerirse

El falso mito de que si te tragas un chicle tarda siete años en digerirseQuién no ha escuchado alguna vez la advertencia, por parte de nuestros mayores, que tuviera cuidado de no tragarse el chicle porque éste tardaba siete años en ser digerido, ya que se quedaba adherido en las paredes del estómago o taponaba nuestras tripas.

Pues bien, éste como otros muchísimos consejos que nos daban de pequeños no deja de ser un mito inventado por la creencia popular y sobre todo como método de asustar a los más pequeños de la casa con el fin de evitar que mascasen chicle y, en caso de hacerlo, se lo tragasen.

Está totalmente demostrado que es una falacia, no existiendo casos conocidos en el que se haya dado que alguna persona mantuviera en su interior un chicle más tiempo del establecido para ser digerido y expulsado como cualquier otro elemento ingerido.

Un chicle ni se queda pegado en las paredes del estómago (el cual cada tres o cuatro días forma un nuevo revestimiento y por lo tanto se desprendería en ese plazo de tiempo), ni obstruye o tapona las tripas ni conductos de salida (en este caso teniendo en cuenta el hecho de tragarse un chicle, que es de lo que estoy hablando. Diferente sería el tragar de golpe una gran cantidad de chicles que sí podrían hacer un pequeño y momentáneo tapón, pero que podría ser expulsado en poco tiempo –me refiero a un plazo de días, no años-).

El chicle, al igual que todo lo que ingerimos, pasa por el proceso digestivo y se elimina a través de las heces, a veces incluso más rápido que cualquier otra cosa que hayamos comido, ya que muchas gomas de mascar (de las llamadas ‘sin azúcar’) son endulzadas con sorbitol, un componente que tiene efectos laxantes (de ahí que se desaconseje mascar grandes cantidades de ese tipo de chicles).

Para terminar, tan solo queda apuntar que, tal y como indico al inicio del post, el mito de que se tarda siete años en digerirse surge de la necesidad de asustar a los más pequeños de la casa y el hecho de que se utilice el número 7 es por ser un número cabalístico, utilizado para infinidad de cosas y dichos (la superstición de los siete años de mala suerte si se rompe un espejo, las siete vidas de un gato, como número de la buena o mala suerte, los días de la semana, las notas musicales, los pecados capitales, los brazos del candelabro Judío, los chakras, los arcángeles, los siete enanitos, los siete magníficos y un larguísimo etcétera…)

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog

 

Fuente de la imagen: ccmackay (morguefile)

¿Cuál es el origen del término ‘galimatías’?

¿Cuál es el origen del término ‘galimatías’?Cuando hay mucho desorden, confusión, algo es muy embrollado, lioso  o sinsentido suele utilizarse (aunque cada vez menos) el término ‘galimatías’.

En castellano, originariamente, recibimos esta palabra de la lengua francesa, siendo usada por nuestros vecinos galos para describir un discurso o escrito embrollado (la escriben de igual modo: ‘galimatias’ pero sin acentuar) y el término fue tomado por éstos del griego ‘κατὰ Ματθαῖον’ (kata Mathaion), cuyo significado es ‘según Mateo’.

Pero ¿por qué la expresión ‘según Mateo’ acabó designándose para describir un embrollo? Muy sencillo…

Mateo Levi fue uno de los Doce Apóstoles que acompañaron a Jesucristo, pero también es famoso por el Evangelio que escribió(*) y forma parte del Nuevo Testamento. En el comienzo de su obra Mateo el Evangelista lo hace de una forma embrollosa, describiendo la genealogía de una manera que si el lector pierde el hilo puede llegar a liarse y no entender situaciones ni personajes. De ahí que comenzase a utilizarse la expresión ‘galimatías’ (según Mateo) para describir ese tipo de escritos de lenguaje lioso e ideas confusas.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

(*)Se ha puesto en duda en infinidad de ocasiones que la autoría de dicho Evangelio correspondiera al Apostol Mateo debido a la imprecisión de datos y forma de citar algunos pasajes, mediante otros escritos, cuando tendría que haber sido vivido de primera mano. A pesar de ello, sigue siendo el más utilizado en los sermones eclesiásticos.

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘A todo cerdo le llega su San Martín’?

Cuál es el origen de la expresión ‘A todo cerdo le llega su San Martín’

A través de la página en facebook de este blog, Marina N.S. me pregunta sobre el origen de la expresión ‘A todo cerdo le llega su San Martín’.

Desde hace muchos siglos se tenía el convencimiento de que la mejor fecha para realizar la matanza del cerdo era alrededor de la festividad de San Martín de Tours (11 de noviembre), debido a que era habitual que durante esos días se diese un curioso episodio atmosférico por el cual las temperaturas subían unos cuantos grados y daba la sensación de estar disfrutando de un ‘veranillo’, nombre que se le da a este tipo de situaciones cuando ocurre en fechas no estivales. De hecho, referente a esa fecha, existe el término ‘Veranillo de San Martín’ e incluso el ‘Veranillo de San Miguel (también conocido como Veranillo del membrillo)’ (29 de septiembre) del que ya os hable en un post de 2007.

Esa fecha (San Martín) previa a la llegada de los días de más frío y las nevada era la elegida como perfecta para realizar el sacrificio del cerdo, del cual se sacarían un buen puñado de provisiones alimentarias en forma de carne y embutidos para pasar todo el invierno y gran parte del año, así como para poder comerciar en los mercados.

El cerdo era un animal concebido para el engorde y posterior matanza, por lo que de forma natural nació la expresión ‘A todo cerdo le llega su San Martín’, de la que no se tiene una constancia de cuál fue la fecha exacta en la que se originó, pero existen múltiples escritos en las que aparece (de ese modo o en cualquiera de sus variantes, entre ellas la más común es ‘A cada cerdo le llega su San Martín’). Uno de ellos es en la obra de Francisco de QuevedoLa vida del Buscón’ publicada en 1626 en la que ya aparece en la forma de ‘A cada puerco le viene su San Martín’:

–¡Vive Dios! –dijo el corchete–, que se lo pagué yo sobrado a Lobrezno en Murcia, porque iba el borrico que me remedaba el paso de la tortuga, y el bellaco me los asentó de manera que no se levantaron sino ronchas.
Y el portero, concomiéndose, dijo:
–Con virgo están mis espaldas.
–A cada puerco le viene su San Martín –dijo el demandador.
–De eso me puedo alabar yo –dijo mi buen tío– entre cuantos manejan la zurriaga, que, al que se me encomienda, hago lo que debo. Sesenta me dieron los de hoy, y llevaron unos azotes de amigo, con penca sencilla

Y relacionado con la matanza del cerdo, podemos encontrar que de ahí surgen otras expresiones como ‘A quien no mata puerco, no le dan morcilla‘ recogida en 1627 en el ‘Vocabulario de refranes y frases proverbiales’ de Gonzalo Correas.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Recopilación de curiosos GIFs

Por mucho que evolucione internet, el gusto y tendencias de los internautas, se creen nuevas tendencias y viralice cualquier cosa, hay un elemento que se considera como el ‘rey de la red’ y éste no deja de ser los GIFs  (animaciones en una imagen), que sigue siendo de lo más compartido entre los usuarios.

Hoy quiero traeros una recopilación de curiosos GIFs que me han ido llegando a través de mis amistades y los cuales quiero compartir con todos vosotros.

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Recopilación de curiosos GIFs

Otras entradas que podrían interesarte:

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Manos frías, corazón caliente’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Manos frías, corazón caliente’?Aunque muchos se empeñen en utilizarlo como un termómetro que mide la intensidad del amor que siente una persona por otra, la verdad es que nada tiene que ver el dicho «manos frías, corazón caliente» (ni su variante, «manos frías, corazón ardiente») con los asuntos sentimentales.

La respuesta al origen del porqué de relacionar la temperatura de manos y corazón está estrechamente relacionada con otra de las entradas de este blog ¿Por qué nos ponemos a tiritar cuando tenemos frío?

Nuestro organismo es homeotermo y, por lo tanto, se va autoregulando para que los órganos vitales de nuestro interior se mantengan a una temperatura constante alrededor de los 37 ºC.

Cuando hace frío exterior y la sangre que circula por nuestras venas lo nota, comienza un proceso que se conoce como vasoconstricción (contraer los vasos sanguíneos, o sea, las venas) que provoca que llegue menos sangre a nuestras extremidades (pies y manos), que son las primeras partes del cuerpo que se nos enfrían cuando bajan las temperaturas.

Gracias a que las manos estén frías, nuestro órgano más vital (el corazón) se puede mantener caliente, todo un fantástico proceso fisiológico que no se sabe cómo se trasladó al campo sentimental.

Fue a raíz de esta regulación homeotérmica de nuestro cuerpo lo que dio pie a que naciese la famosa expresión ‘manos frías, corazón caliente’ que con los años comenzó a ser utilizada como un termómetro sentimental cuando en realidad tenía que ver con  la ciencia y no con el amor.

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades de ciencia

 

Fuente de la imagen: Barry.Lenard (Flickr)

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’Esta curiosidad forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López y publicado por la Editorial Léeme Libros

Compra el libro a través de la tienda online de Léeme Libros y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío.

¿De dónde proviene la expresión ‘hacer sus pinitos’?

¿De dónde proviene la expresión ‘hacer sus pinitos’?A través del apartado de contacto, Meritxell Garriga me pregunta de dónde proviene la expresión ‘hacer sus pinitos’ para referirnos a aquel que se inicia en algo.

Como bien apunta Meritxell en su consulta, la expresión ‘hacer sus pinitos’ se utiliza para indicar que alguien está dando sus primeros pasos en alguna cosa (‘Fulanito ha hecho sus pinitos como director y ha rodado un cortometraje’, ‘va haciendo sus pinitos con el coche’, ‘he hecho mis primeros pinitos en el mundo de la música’… por poner unos ejemplos).

Y es precisamente al hecho de dar los primeros pasos, ya no metafóricamente sino en nuestra vida real, a lo que se refiere y de dónde proviene la expresión.

Ponerse erguido como un pino es lo que hace un niño cuando comienza a andar y a dar sus primeros pasos, utilizándose el término en diminutivo. Pero, tal y como nos encontramos en el Diccionario de Autoridades de 1737, originariamente el término no era ‘pinitos’ sino ‘pinícos’ y éste era el diminutivo de ‘pinos’ cuya acepción era: Se llaman aquellos primeros passos que empiezan a dar los niños, quando se quieren soltar. Llámanse tambien pinícos. Latín. Prima vestigia.

Con el transcurrir de los años el término se popularizó sólo como ‘pinitos’ acabando en la mencionada expresión ‘hacer sus pinitos’ (y sus variantes) para  referirnos a los primeros pasos que se dan en algún arte o ciencia o a cada uno de los primeros pasos que da el niño o el convaleciente, tal y como se recoge en el actual Diccionario de la RAE.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: karen ybanez (Flickr)

¿Cuál es el origen de la expresión ‘estar a la sopa boba’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘estar a la sopa boba’?En los últimos días he recibido un par de mensajes (Pilar Muñoz desde la página en Facebook de este blog y Jordi Soro -@ateneupopular- a través de twitter) consultándome sobre el origen de la ‘sopa boba’ tan usada en muchas expresiones.

Posiblemente las formas más comunes en las que se utiliza el término ‘sopa boba’ son ‘estar a la sopa boba’, ‘vivir de la sopa boba’ o ‘andar a la sopa boba’, aplicándose estos modismos a aquellas personas que se dedican a conseguir el sustento y/o comida sin realizar esfuerzo alguno por ganárselo.

La famosa ‘sopa boba’ se remonta a tiempos de la Edad Media y se refiere a unos platos de sopa que se servían, en forma de beneficencia, a los mendigos que no tenían para comer.

El término ‘boba’ no queda demasiado claro a qué se refiere y cada historiador le da un significado u origen diferente, aunque todos tienen claros que ‘boba’ viene de ‘bobo’ (alguien corto de entendimiento). Unos apuntan que se denominó ‘sopa boba’ ya que ésta al ser comida por los mendigos lo hacían con la boca abierta y se relacionaba ese gesto facial con las personas bobas. Algunas fuentes apuntan que se debe a la pobreza de ingredientes con que se elaboraba y otros dicen que nada tiene que ver con que se tuviera la boca abierta ni a los ingredientes, sino que se relaciona con aquellos a quienes estaba destinada esa sopa: gente sin recursos, analfabetos y en su mayoría sin estudios, en pocas palabras: los ciudadanos más bobos de la sociedad.

Pero esto último es algo contradictorio, ya que muchos de los que se presentaban a comer de esa ‘sopa boba’ eran jóvenes estudiantes universitarios quienes andaban cortos de recursos económicos y se acercaban hasta los conventos para comer de esa sopa gratuita, pero de bobos no tenían nada. A estos estudiantes que acudían a comer gratuitamente se les acabó llamando ‘sopistas’ y se les relacionó con aquellos que viven holgazanamente y a expensas de otros. Muchos de estos sopistas, en su origen, formaban parte de la tuna.

 

 

 

Fuentes de consulta: RAE / aulafacil / esacademic
Fuente de la imagen: wax115 (morguefile)

Alexia, la curiosa incapacidad de poder leer aunque sí se pueda escribir

Alexia, la curiosa incapacidad de poder leer aunque sí se pueda escribirImaginaos a una persona que escribe un texto y en el momento en el que se le pide que lo lea se vea incapaz de hacerlo ya que no reconoce ninguno de los caracteres, a pesar de que sólo haya transcurrido unos segundos y escrito de su puño y letra.

Esta anomalía curiosa se conoce como ‘Alexia’ y es un trastorno cerebral que consiste en que alguien que sabía leer de repente pierde esa capacidad. Varios son los casos documentados de personas que a los largo de la Historia han padecido algún tipo de lesión cerebral o accidente cerebrovascular.

Ya en el año 31, el escritor romano Publio Valerio Máximo publicó una colección de nueve libros titulados ‘Factorum et dictorum memorabilium’ (Hechos y dichos memorables) en donde describía la curiosa anécdota de un ateniense que había recibido una pedrada en la cabeza y a consecuencia de ello había perdido la ‘memoria de las letras’, pero seguía teniendo intactos todos los demás tipos de memoria.

Plinio el Viejo también escribió sobre un caso similar y otros muchos científicos han estudiado y descrito un buen número de ejemplos.

Uno de los más llamativos es el del novelista de origen canadiense Howard Engel, quien de la noche a la mañana dejó de entender las palabras escritas. Era incapaz de leer cualquier texto, ya que le parecía que estaban escritos en una lengua desconocida para él. Incluso era capaz de escribir cualquier cosa de su propio puño y acto seguido ver como su cerebro no podía leerlo. A pesar de esta anomalía, producida por un derrame cerebral, Engel fue capaz de terminar la novela que estaba escribiendo y años después publicó sus memorias tituladas ‘El hombre que olvidó cómo leer’.

 

El escritor que no sabía leer y otras historias de la Neurociencia - José Ramón AlonsoEste curioso caso lo he descubierto gracias a un fantástico libro que acabo de leer y que lleva por título “El escritor que no sabía leer y otras historias de la Neurociencia” escrito por José Ramón Alonso (amigo y compañero en Naukas) y que ha sido publicado por la Editorial Almuzara (tras ganar el XXV Premio Prismas Casa de las Ciencias a la Divulgación).

En él he encontrado una serie de curiosísimas historias deliciosamente explicadas sobre diferentes casos relacionados con la neurociencia: las extrañas fobias de algunos famosos, las lobotomías que se les practicó a Rosemary Kennedy y Eva Perón, la afición del Premio Nobel de Física Niels Bohr por las películas de vaqueros y un largo etcétera.

Si os gustan las curiosidades relacionadas con la neurociencia este libro os dejará plenamente satisfechos.  ¡Os lo recomiendo!

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

Fuentes de las imágenes: deviantart / Editorial Almuzara

25 años de la caída del Muro de Berlín [#Infografías]

Se cumplen 25 años de la caída del Muro de Berlín, quizás el momento histórico más importante del último cuarto del siglo XX.

Tras 28 años en pie, el conocido como ‘muro de la vergüenza’ era tirado abajo la noche del jueves 9 de noviembre de 1989 y se daba el primer y más decisivo paso hacia el final de la Guerra Fría que había tenido dividido el planeta en dos bloques (capitalismo Vs comunismo).

Muchas son las historias, anécdotas y datos que se dieron a lo largo de las tres décadas en las que el muro se mantuvo en pie, lo que daría material para un gran número de posts. Para hacerlo de una manera más resumida se me ha ocurrido que un método eficaz de tener toda esa info lo más concentrada posible en un solo post era a través de infografías.

Clicad sobre cada una de ellas para poder verlas en mayor resolución y tamaño.

25 años de la caída del Muro de Berlín [#Infografía]

25 años de la caída del Muro de Berlín [#Infografía]

25 años de la caída del Muro de Berlín [#Infografía]

25 años de la caída del Muro de Berlín [#Infografía]

 

 Un par de post relacionados y que os podrían interesar:

 

 Especial “25 años sin muro” en la microsite de 20Minutos.es

 

Fuentes de las infografías: CNN México / Publimetro (scribd) / altonivel / infografiasdelperu