Media docena de palabras que quizás no sabías que provienen del árabe

Aunque la base del idioma español es el latín, el vocabulario de nuestra lengua contiene numerosas palabras que proceden de las diferentes culturas que por la Península Ibérica han ido pasado a lo largo de la historia. Muchas de ellas provienen del árabe, gracias al rico legado cultural que dejó en nuestra sociedad de los ocho siglos de presencia musulmana.

Media docena de palabras que quizás no sabías que provienen del árabe

En este post os traigo media docena de palabras que quizás no conocíais o no sabíais que provienen del árabe.

Aljaba. Proviene del árabe yaba, que significa ‘funda’ y hace referencia a la bolsa o funda que llevaban colgada al hombro los soldados antiguamente y en la que iban las flechas que iba a lanzar al enemigo.

Mohíno. Se trata de un estado de melancolía, tristeza, debilidad o disgusto. Es un antiquísimo término que ya fue recogido en los primeros diccionarios editados con la misma acepción y cuya etimología proviene del árabe andalusí muhin, cuyo significado era ‘ofendido,  vilipendiado’. De dicho vocablo también derivó mohín, referido a la mueca que hace el rostro cuando se está triste o melancólico, de donde surge la expresión mohín de disgusto.

Alafa. Vocablo que proviene del árabe alafa, que, originalmente, hacía referencia a las dietas (retribución diaria para manutención u hospedaje) percibidas por un profesional que debía desempeñar su oficio en otra población o fuera de su puesto de trabajo. El término está prácticamente en desuso, pero, durante un tiempo (siglos xvi a xix), tomó el significado de ‘paga o dotación que disfrutaban los militares’ (se entiende que enviados a alguna misión).

Embeleco. Engaño o embuste. Antiguamente al que engañaba con dedicación profesional se le conocía como embelecador, término proveniente del árabe andalusí bala, cuyo significado era ‘mal de amores’; y es que el embelecador solía seducir con sus palabras a sus víctimas. Cabe destacar que a pesar de su parecido con el vocablo embelesar, nada tiene que ver con este ni con su raíz etimológica.

Mogrollo. Que vive a costa de los demás. Término en desuso que ya aparecía en la edición de 1734 del Diccionario de autoridades con esa misma acepción. Parece ser que etimológicamente proviene del vocablo mogollón, de exacto significado y que llegó al castellano desde el catalán mogobell, ‘interés sobre un capital’, y este del árabe muqabil, ‘compensación’.

Alfayate. Término con el que se denominaba durante la Edad Media al profesional que se dedicaba a la sastrería y confección de trajes y ropas. El vocablo proviene del árabe hayyat, ‘el que cose’, con el que se designaba a quienes ejercían el oficio de sastre. Dejó de utilizarse a partir del siglo xvii (hasta entonces aparece muy mencionado en documentos y obras literarias), cuando fue sustituido por la forma sastre, proveniente del latín sartor, ‘remendador o cosedor de ropa’, que tras pasar por el provenzal y el catalán quedó en la forma actual utilizada en español. Cabe destacar que en Portugal se sigue usando la forma alfaiate.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso e histórico origen del término ‘censura’

El curioso e histórico origen del término ‘censura’

Conocemos como ‘censura’ o ‘censurar’ a la acción de prohibir, anular o reprobar alguna cosa (por ejemplo un texto, imagen, parte de una obra o película), que suele realizarse por motivos morales, religiosos o políticos y con intención de no permitir que algo llegue a la ciudadanía, público, etc.

También se aplica ambas formas del término como sinónimo de crítica o reprobación hacia alguna cosa o persona.

Etimológicamente provienen del latín, escrito del mismo modo (cuyo significado literal era ‘evaluar’) y a su vez del oficio de ‘censor’ que en la Antigua Roma ejercía un funcionario (durante un periodo no superior a cinco años) y cuya función era, entre otras cosas, la de llevar al día el registro de ciudadanos (de ahí que se denomine como ‘censo’ a lo que se conoce también como ‘padrón’).

El censor no solo debía de llevar al día esa lista de habitantes y de todas sus pertenencias y bienes, sino también se encargaba de ir dando de baja del censo (census) a aquellos ciudadanos que fallecían, se habían trasladado a residir a otro lugar y de quienes cometían algún tipo de delito y eran encarcelados o expulsados.

Entre las diferentes funciones del censor también estaba el evaluar si se le debía de privar de la ciudadanía a quienes habían sido castigados por cometer alguna falta o delito y, por tanto, si se les censuraba del padrón o dicho de otro modo se les eliminaba del censo.

Con el tiempo, estos funcionarios también se hicieron cargo de velar por la moral pública, teniendo la potestad de examinar previamente los escritos que un autor quería publicar, con el fin de comprobar que no había en estos nada hiriente o calumnioso hacia los gobernantes.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: brunoaziz (Flickr)

Media docena de términos relacionados con los libros [#DíaDelLibro]

Cada 23 de abril se celebra en todo el planeta el ‘Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor’ desde que así se acordó en la 28ª reunión de la UNESCO, celebrada en París entre el 25 de octubre y 16 de noviembre de 1995.

Media docena de términos relacionados con los libros

Como homenaje a esta jornada tan especial para todos aquellos que nos dedicamos profesionalmente a escribir y para quienes son unos amantes de la lectura, hoy os traigo un post con media docena de términos relacionados con los libros.

Colofón. Hace referencia a la última página de un libro, destinada a indicar el nombre de las artes gráficas donde había sido impreso ese ejemplar, así como la fecha y algún detalle como la efeméride de aquel día. El término proviene del latín tardío colophon y este del griego kolophṓn (κολοφών), que hacía referencia a una cumbre o cima.

Intonso. Se usa el término intonso para referirse a una persona inculta o que nunca ha leído. Dicho término proviene de llamar así a dos páginas de un libro que siguen unidas y cuyo pliego no ha sido cortado y, por tanto, leído, y que se conocen como páginas intonsas. El vocablo proviene del latín  intonsus, ‘sin cortar’, y antiguamente hacía referencia al cabello o barba que estaba sin cortar.

Novela. Género literario que destaca por utilizar gran parte de ficción en el argumento de la historia que se relata. El término proviene del italiano medieval novella, cuyo significado era ‘relato inventado breve’,  que, a su vez, provenía de novellus, ‘novedoso’, y este de novus, ‘nuevo’. Originalmente al escritor de  novelas no se le denominaba novelista, sino con el término novelador.

Tejuelo. Hacer referencia a la etiqueta que se coloca en las bibliotecas en el lomo de un libro y gracias a la que se identifica, a través de claves normalmente alfanuméricas, a qué género pertenece, su autor y su materia, con lo que es mucho más fácil clasificarlo y encontrarlo en los estantes.

Trasunto. Se trata de la copia exacta que se hace de un escrito u obra. Es lo que antiguamente, antes de la invención de la imprenta, se hacía con los libros o los textos originales: hacer  copias a mano (manuscritas), una acción conocida como trasuntar. La etimología del término proviene del latín  transumptus, que significaba ‘tomar de otro.’

Tsundoku. Término japonés que hace referencia a la pila de libros que se amontonan en una estantería sin haber sido leídos. El vocablo es un juego de palabras de la unión de la expresión tsunde oku, ‘dejar que algo se acumule’, y el término doku, ‘leer’.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Libro recomendado: ‘El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal’ de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro

Santiago Ramón y Cajal es uno de los científicos españoles más universales e importantes de nuestra historia y sobre el que se han escrito numerosísimos libros sobre su trabajo y biografía. Por otra tenemos el cerebro humano, el órgano que más misterios entraña y del que todavía queda todo un mundo por descubrir sobre su funcionamiento.

Juntando estos dos elementos, la editorial Juventud acaba de publicar un precioso libro ilustrado dirigido para niños (a partir de 12 años) en el que a través de los muy certeros textos del doctor en neurociencia Pablo Barrecheguren y los geniales dibujos de la ilustradora Isa Loureiro nos explican cómo funciona el cerebro humano de la mano del Premio Nobel Ramón y Cajal.

Libro recomendado: 'El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal' de Pablo Barrecheguren e Isa LoureiroSe trata de un libro de gran tamaño (29×29 cm) y en el que a través de tan solo 48 páginas se puede aprender un gran número de datos, historia, ciencia y curiosidades sobre cómo es y de qué está formado nuestro cerebro.

Pero otra de las cosas muy a destacar de este libro es que adentra al lector en la vida de otra gran científica e investigadora del cerebro, la neuróloga italiana y también Premio Nobel Rita Levi-Montalcini.

Libro recomendado: 'El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal' de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro

Texto e ilustraciones casan a la perfección en esta obra que puede hacer las delicias de cualquier preadolescente interesado en la ciencia, pero incluso para alguien de mayor edad (reconozco que, con 55 años que tengo, este libro me ha encantado y he aprendido numerosas cosas de las que no tenía ni idea).

Libro recomendado: 'El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal' de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro

El libro ‘El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal’ de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro es un regalo ideal para el próximo Día del Libro.

Libro recomendado: 'El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal' de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro

 

‘El cerebro humano. Explicado por Dr. Santiago Ramón y Cajal’ de Pablo Barrecheguren e Isa Loureiro
Editorial Juventud
ISBN: 9788426147110
https://www.editorialjuventud.es/el-cerebro-humano-explicado-por-dr-santiago-ramon-y-cajal-9788426147110/

¿De dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel.

¿De dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel?

Numerosas son las personas que usan el término ‘chirona’ para hacer referencia, de manera coloquial, a una cárcel y existen evidencias de su utilización, sobre todo por las clases más populares de la sociedad, desde hace varios siglos, existiendo evidencias escritas de su uso en el siglo XVII, siendo incorporada en el diccionario de la Academia en su edición de 1852.

No se conoce con exactitud cuál es su etimología (la RAE da como respuesta un escueto ‘de origen desconocido’) y cada experto da una hipótesis diferente. Hay quien apunta que proviene de Girona (provincia de Cataluña) en el que había un centro penitenciario y a la que los castellanoparlantes nombraban como chirona (en lugar de la pronunciación catalana que sería fonéticamente yirona).

Otros opinan que, quizá, provenga de una alteración de chirinola, pero este es un vocablo al que el diccionario le da media docena de acepciones (entre ellas las de juego infantil,  discusión,  reyerta y conversación), pero ninguna tiene relación alguna con una prisión. También podemos encontrar que se apunta, como posible origen, una extraña variante del término encerrona.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: jumilla (Flickr)

El futbolista centrocampista argentino que dio nombre a una posición

El futbolista centrocampista argentino que dio nombre a una posición

Carlos Martín Volante fue un célebre futbolista argentino que jugó como centrocampista a lo largo de veinte años (entre 1924 y 1943) en diferentes equipos a lo largo de su carrera (cinco argentinos, cuatro italianos, dos franceses y uno brasileño) y cuyo apellido (Volante) acabó denominando una posición dentro del terreno de juego.

Fue durante su última etapa como jugador, defendiendo los colores del Flamengo (Brasil) entre los años 1938 y 1943, donde alcanzó una gran fama en el equipo de Río de Janeiro, conquistando tres títulos  del ‘Campeonato Carioca’ (1939, 1942 y 1943), además de la primera edición del ‘Trofeo Relâmpago’ (1943) y donde la prensa brasileña empezó a denominar su posición en el campo con el apellido de este jugador.

A partir de entonces, muy común ha sido escuchar o leer ‘volante’ para hacer referencia a un jugador que juega de centrocampista (‘volante de contención’, ‘lateral volante’, ‘volante defensivo’, ‘volante mixto’…).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Se utiliza el término ‘carisma’ para hacer referencia al encanto, don o atracción especial que poseen determinadas personas, una cualidad que suele aplicarse a cierto tipo de individuos (líder carismático, cantante carismática…).

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Originalmente este vocablo llego al castellano en la forma ‘charisma’ y así fue recogido por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1729, dándole la acepción: ‘Mercéd, dón, dádiva graciosa, y liberál. Es voz Griega de Charis, que se interpreta gracia, y la ch se pronuncia como K’.

En la siguiente edición del diccionario (en 1780) ya no aparecía la forma charisma y a carisma se le daba el significado de ‘En la mística se llama así el don gratuito que concede Dios con abundancia á alguna criatura’.

Y es que originalmente este término provenía de mundo eclesiástico (o al menos fue ampliamente utilizado y popularizado por los evangelizadores) y con él hacían referencia a ese don o gracia divina que Dios concedía a algunas personas (pero en el más estricto sentido religioso de la palabra).

En la edición actual del diccionario de la RAE se le da las acepciones: ‘Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar’ y ‘Don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’.

¿De dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’?

‘Quemarse a lo bonzo’, ‘Inmolarse a lo bonzo’ o simplemente indicar que algo se ha hecho ‘a lo bonzo’, son expresiones que se utilizan para indicar la acción de autosabotaje que una persona puede hacer como acto de protesta, ante una reivindicación no atendida (por ejemplo) y a la que se le da visibilidad (en los medios, redes sociales…).

El término ‘bonzo’ significa ‘monje budista’ y proviene del japonés ‘bonsa’ de exacto significado y a su vez éste llegó desde el sánscrito ‘budba’ (sabio, iluminado).

La primera constancia escrita del vocablo ‘bonzo’ la encontramos en una carta de 1549 enviada por el misionero religioso de origen navarro Francisco de Jaso y Azpilicueta (más conocido como san Francisco Javier) en el que hacía referencia a un monje budista durante su viaje de evangelización por el Lejano Oriente.

La expresión ‘a lo bonzo’ y sus diferentes variantes se originó a partir de 1963, cuando el 11 de junio un monje budista llamado Thich Quang Duc decidió prenderse fuego en medio de una calle de Saigón (capital de la denominada como Vietnam del Sur).

El motivo por el que se auto-inmoló fue como acto de protesta contra la persecución que sufrían las personas budistas por parte del régimen dictatorial del presidente Ngô Đình Diệm, quien ejerció una feroz defensa de los intereses cristianos en el país del Sudoeste asiático.

Varios días antes de quemarse públicamente en medio de la calle, Thich Quang Duc avisó mediante envío de cartas a unos cuantos periodistas internacionales que se encontraban en Saigón, anunciándoles que algo importante ocurriría el 11 de junio frente a la embajada de Camboya.

Aquel día solo unos pocos periodistas se acercaron hasta el lugar de convocatoria, entre los que estaba Malcolm Browne, de Associated Press. Alrededor de 350 monjes budistas aparecieron y uno de ellos (el mencionado Thich Quang Duc) se echó gasolina por encima (con ayuda de otros dos monjes) y acto seguido se prendió fuego, tras haberse sentado sobre el asfalto realizando la conocida como postura del loto.

Mientras ardía, Malcolm Browne tomó una impactante fotografía con su cámara (que ilustra este post) que dio la vuelta al mundo y que se hizo mundialmente famosa y que dio origen para que desde entonces se utilizara la expresión ‘quemarse a lo bonzo’ y sus variantes.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Un espectacular viaje al corazón de la música gracias a la realidad virtual

Días atrás tuve la enorme suerte de asistir, junto a un reducido y escogido grupo de personas, a un pase privado de la nueva exposición de CaixaForum Barcelona ‘Symphony’, una experiencia inmersiva audiovisual que acaba de instalarse de forma permanente en este importante y tan necesario espacio cultural.

Un espectacular viaje al corazón de la música gracias a la realidad virtual

‘Symphony’ es un viaje al corazón de la música a través de la realidad virtual, en la que el espectador pasa a formar parte de la misma. Gracias un complejo y sofisticado sistema de gafas RV, auriculares y una butaca que permite girar 360º para poder ver todo lo que tenemos a nuestro alrededor (además de sentir los sonidos y vibraciones de la música por todo nuestro cuerpo) nos introduce dentro de los mismísimos instrumentos e incluso nos coloca en el centro del escenario del Gran Teatre del Liceu para estar rodeados del centenar de miembros que componen la Mahler Chamber Orchestra, dirigidos por el prestigioso director de orquesta Gustavo Dudamel.

Un espectacular viaje al corazón de la música gracias a la realidad virtualLa experiencia consta de dos partes. Un primer espacio donde se proyecta en una gran pantalla una película llena de imágenes y sonidos y que sirve como preámbulo a lo que viviremos en la siguiente sala, donde nos colocaremos las mencionadas gafas de realidad virtual, los auriculares y sentados en una butaca viviremos trece minutos de pura música, sensaciones e imágenes.

Un viaje que nos lleva desde el taller de un artesano fabricante de violines, hasta el interior de uno de estos instrumentos, pasando por una trompeta y sus múltiples piezas o a estar levitando por un universo de luces, colores, estrellas y sonidos. Impresionante el encontrarse frente al gran Gustavo Dudamel, dirigiéndose a nosotros en primera persona, al mismo tiempo que estamos rodeados por todos los componentes de la Mahler Chamber Orchestra.

Cuando empiezan a tocar poder ir viendo uno por uno a cada uno de los músicos, girándote para observar cada rincón, escuchar a la perfección todos los instrumentos y no perder ni un detalle de aquel alucinante concierto de realidad virtual.

Una experiencia que se me hizo muy corta y a la que pienso volver en breve, con el fin de poder disfrutar de nuevo de este increíble viaje al corazón de la música.

Pero no os preocupéis aquellos que me leéis desde otro lugar que no sea Barcelona, ya que la experiencia del Symphony de CaixaForum también es itinerante  y ha visitado de momento las ciudades de Santander, Valladolid, Madrid, Granada y Málaga, recorriendo toda España e incluso Portugal a lo largo de los próximos años.

Además, todas las músicas interpretadas (composiciones de Beethoven, Mahler y Bernstein) están disponibles en una playlist de Spotify: https://open.spotify.com/playlist/1EKrWxLB7weDwcDilqv3Ew?si=4553b789a27d41aa

 

Más info: https://caixaforum.org/es/barcelona/symphony