BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

La cuenta atrás

Sólo le queda una semana para incorporarse al trabajo. Ha apurado la baja maternal, el periodo de lactancia, las vacaciones e incluso ha tomado un par de meses de excedencia.

Parecía que iba a ser mucho tiempo. Pero el momento ha llegado antes de lo esperado. Le toca reincorporarse y dejar a su bebé de ocho meses en manos ajenas.

Por suerte no son manos extrañas. Por suerte el bebé se quedará en su casa con una rutina muy semejante a la que llevaba hasta ahora. Por suerte su horario permitirá que pasen muchas horas por la tarde juntos.

Pero ahora eso sólo son pequeños consuelos
mientras apura los últimos días de maternidad reciente a plena jornada.

Mi experiencia fue semejante a la suya. Con una suerte más: mi trabajo me gusta.

Por eso no lo pasé mal en la reincorporación a mi puesto de trabajo. Fue incluso mejor de lo que creía pese a que algo en mi cabeza insistía en que debería ser yo quiene estuviera con mi hijo, pese al recordatorio constante que fue la mochila con el sacaleches en el trabajo.

Fue peor la incertidumbre de cómo lo llevaría que la realidad que me encontré.

Aunque me consta que hay muchas madres recientes que se han encerrado en los baños de su empresa a llorar el primer día.

Y que también las hay que estaban deseando trabajar y pasar unas horas lejos del bebé. Me da que son las menos.

Para la mayoría de las madres romper el cordón umbilical es duro. Es un proceso que dura toda la vida plagado de pequeños hitos.

24 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Yo no queria que fuese un trauma, y creo que me estaba preparando desde que nació para que no s me hiciera duro.
    Tuve suerte, y aunque por las mañanas me costaba separarme de él, las horasque estaba trabajando para mi fueron un poco de alibio, peroeso si, llamaba a mi madre (que lo cuidaba) cada hora, y si llamaba y lloraba, le volvia a llamar a los 10 minuto para ver como estaba.

    El teléfono fue mi gran alivio.

    http://www.elsecretodeafrodita.es

    Oragnizamos reuniones de Tupper Se en las comarcas de Castellón y Tarragona. Ademas, venta Online a toda España.

    26 Julio 2010 | 09:10

  2. Dice ser LadyA

    A mi me costó bastante incorporarme a trabajar… pero estaba tranquila porque mi hija se quedaba con su padre y con la reducción de jornada estoy fuera de casa solo 6 horas. Por otro lado, es cierto que tenía ganas de volver a trabajar y cambiar la rutina de cuidar de un bebe 24h. al día.

    http://lamamavaca.blogspot.com/

    26 Julio 2010 | 09:18

  3. Dice ser vivian

    Pues para mi ni fue un trauma ni fue un alivio. El día antes lloré porque nadie parecía darse cuenta que una etapa de mi vida había acabado: la del permiso de maternidad. El primer día de mi segunda vida laboral fue raro. Era como empezar en un sitio nuevo pero con la misma gente y deberes que antes. Para mi era un día señaladísimo pero para mis compis sólo era un lunes más. A partir del segundo día todo fue más normal. Por cierto que volví con reducción de jornada.

    Para mi bebé tampoco fue muy traumático, gracias a que habíamos hecho ya un periodo de adaptación en la guarde. Y aunque al principio estaba desorientado, luego se quedaba tan contento. Fue con 7 meses y medio, así que casi el relato es mi caso.

    Creo que la sociendad sigue siendo tan machista como para dejar que una mujer se sienta culpable por volver a un trabajo al que desea volver. A que nadie se plantea la pena de un padre por volver al trabajo solamente después de 15 días de nacer su criatura? Y me consta que la sienten (al menos algunos).

    26 Julio 2010 | 09:26

  4. Dice ser Angela

    Pues yo lo recuerdo como el peor perído de mi vida. Con sólo 4 meses me tenía que separar de mi bebé y dejarlo en una guardería. Cada día durante una semana lloraba al dejarlo (siempre de escondidas para que no me viera), lloraba cuando en el trabajo me preguntaban por él, lloraba cuando pensaba en él… Con deciros que las maestras me preguntaban a cada día por cómo estaba (yo, no el niño, que después del primer día era totalmente indiferente a si le dejaba allí o no). Peor que el embarazo, el parto y el post-parto juntos. Claro que todo pasa, y una vez te das cuenta que las educadoras son atentas y cariñosas, ves que él va contento, y te das cuenta que son sólo 5 horas y que las tardes dan para mucho …pues con el tiempo se lleva mejor.

    26 Julio 2010 | 09:56

  5. Dice ser Isabel

    Para mí fue horroroso y todavía lo es… yo le dejé en la guardería cuando aún no tenía 5 meses y el mes y pico anterior estuve llorando cada dos por tres. No quería volver a trabajar y separarme de él ya ha pasado más de un año de eso y, aunque me he acostumbrado, lo sigo llevando bastante mal.

    26 Julio 2010 | 11:17

  6. Dice ser Abogado Malaga

    La verdad es que tiene que costar bastante, pero mientras se tenga la tranquilidad de que está en buenas manos creo que no hay problema.

    26 Julio 2010 | 11:29

  7. Dice ser Espainnews.com

    Yo como este año voy a joderme sin vacaciones, no tendré que hacer ninugna cuenta atras, q bien.

    26 Julio 2010 | 12:51

  8. Yo y mi esposa pasamos el año pasado por eso y la verdad es que se nos hizo durísimo… Este año, en cambio, nuestra cuenta atrás llega con las competiciones de septiembre

    http://www.vamosacorrer.com

    saludos

    26 Julio 2010 | 12:57

  9. Dice ser Fran

    Al menos tienes un puesto de trabajo … así que prohibido quejarse 🙁

    26 Julio 2010 | 13:15

  10. Dice ser AnaMG

    Yo tarde en reincorporarme al trabajo, el peque ya tenia año y medio y durante 9 meses estuvimos apañandonos con mi trabajo por la tarde y mi marido por la mañana. No me resulto tan duro porque ya iba necesitando volver a trabajar, esas horas fuera de casa y el niño no tenia primos ni ningun otro niño cercano, asi que me parecio perfectisimo, eso si, le echaba de menos todo el rato!.
    Ahora con el segundo, si las plazas de guarderia lo permiten, empezaran con 10 meses a la guarderia, desde que se me acabe la baja hasta entonces, a saber que hacemos, si se queda con algun familiar se me haria mas facil, luego ya con casi un año en la guarderia se lo va a pasar tan bien que seguro que le pasa como al otro, que se quiere quedar alli jugando.
    Lo duro debe ser pasar de estar con el todo el dia a dejarlo con 4 meses en una guarderia y tu irte a trabajar 8 horas. puf, no debe ser facil.

    26 Julio 2010 | 13:59

  11. Dice ser Maria

    Yo lo pasé más que mal. Mi hija no tenía más de 4 meses, y yo, tonta del culo, era una ignorante sobre el tema de los derechos que tenemos para reducir jornada (‘derechos’ de aquella manera, porque los pagamos de nuestro bolsillo, no nos los regalan). Tampoco tuvieron a bien informarme ni en la empresa, ni el delegado sindical, ni nada.

    Me daba mucha pena que estuviera en la guardería, y la dejaba con una chica polaca desconocida, que por suerte resultó ser una persona muy responsable y buena. Ahora no haría eso ni loca. Y si la salud me lo permite, puedo, mis hijos no pasarán por lo mismo.

    26 Julio 2010 | 14:53

  12. Dice ser AHA

    A vivian:

    La sociedad no “deja que te sientas culpable”. Los motivos por los que te sientes culpable son muy reales.

    De hecho, la sociedad anima a que la madre trabaje y deje a sus hijos en la guardería, de todas partes te llegan mensajes diciéndote que “es lo mejor para el niño”, o que “no se puede hacer otra cosa”.

    26 Julio 2010 | 15:02

  13. Dice ser drama mama

    Me imagino que tiene que ser duro pero tampoco veo muchas opciones, quizás las jornadas más racionales ayudaran al menos, jornadas intensivas para disponer de tiempo por la tarde, pero viendo como funcionan las empresas actualmente me parece poco probable

    http://comonoserunadramama.blogspot.com/

    26 Julio 2010 | 18:36

  14. Dice ser Irai

    Pues yo tuve la fortuna de dedicarme un año entero a mi hijo, pero tuve que entrar a trabajar y fue igual de traumático como si lo hubiera dejado a los tres días. Llevo dos años en el trabajo y apesar de que me gusta mucho lo que hago, es un oficio para solteras. Mis horarios son de 9 am a 10 pm, y la verdad es que ser mamá de fin de semana es horrible. Por lo tanto, he decidido que en diciembre renuncio y me dedico a ser mamá de tiempo completo, ese es para mí el mejor trabajo. saluditos

    27 Julio 2010 | 01:49

  15. Dice ser uggs cardy

    Por lo demás paso de comentaristas musicales, TODOS son subjetivos, y como buenos periodistas se ” P. Hola,felicidades por tu trabajo.¿Has conocido ya a Manolo Lama?” otro “el grupo X es un metalcore bastante tech” y otro “el grupo X es, claramente nu metal”

    27 Julio 2010 | 02:13

  16. la verdad es que da mucha pena ver a las madres en su primer dia de trabajo lo mal que lo pasan dejando a sus hijos en la guarde, con la chica, o con los abuelos… pero la vida es asi, y lo que hay que hacer es dar las gracias por tener trabajo y poder dar una buena vida a tu hija.

    ¿que te da tú banco por la nomina? informate de las mejores ofertas por domiciliar la nomina (regalos, descuentos en recibos, cuentas remuneradas, etc…) en
    http://www.miseuritos.com/ofertas-domiciliacion-nomina/

    27 Julio 2010 | 07:59

  17. Dice ser AHA

    Nosotros la llevamos a casa de su abuela desde que se acabó el permiso de maternidad. Ahora tiene 9 meses.

    Hemos pasado tres semanas de vacaciones los tres juntos, la niña estaba encantada. La tercera semana ha sido en Madrid, en casa. Bueno, pues ha sido volver a la rutina del trabajo, separarla de la madre durante nueve horas al día, y ya no está igual.

    Ayer tarde al volver del trabajo, la niña se ha tirado a la teta de su madre y no la ha soltado hasta las 06:30 de la mañana de hoy, que la hemos despertado para recomenzar la jornada…

    Así que sí que les afecta, y eso que la nuestra está en mejores circunstancias que otros niños.

    27 Julio 2010 | 10:43

  18. Dice ser Zaragozana

    Vivian, qué razón tienes! La sociedad es todavía tan machista que parece que tienes que sentirte culpable, (o similar) por volver a tu trabajo siendo mujer. Pues aquí va mi experiencia, (y no creo que sea la única, aunque puede que alguna no se atreva a expresarlo):
    Yo estaba deseando volver al trabajo después de las 16 semanas de baja maternal. Pues sí. ¿A nadie más le ha pasado? Pues no me lo creo.
    Es cierto que mis condiciones laborales eran muy buenas, tenía las tardes libres, dejaba a mi hija en mi propia casa, y no con extraños, sino con mis padres, como lo ha descrito MR. Y todo fue muy bien. Y yo tenía ganas de retomar mi vida, (la laboral también), incluyendo a mi pequeña, claro, en ella.
    Otra cosa hubiese sido si retomar el trabajo hubiese significado no verla u otras condiciones diferentes.

    27 Julio 2010 | 11:38

  19. Dice ser l

    El 17 de agosto hará un año de mi incorporación al trabajo después de mi baja. La dejé con menos de 6 meses…
    Ella bien. Yo aún no lo he superado.
    Quiero estar con mi nenina!!

    27 Julio 2010 | 12:36

  20. Dice ser Ana

    Aporto aquí un fragmentos de un texto de Casilda Rodrigáñez sobre el sentimiento de culpa de las madres, al que se alude en algún post:

    Creo que la culpa viene de que la madre no pueda precisamente desarrollar ese vínculo biológico, no pueda ser dueña de su parto, …/… que la madre no pueda ser libre para cuidar a su cachorro como desea, hayamos “olvidado” amamantar, sentirnos libres para seguir nuestro instinto.

    Las mujeres nos hemos “masculinizado”, entrado en el mundo racional del conocimiento, la ciencia, la productividad, la competencia, el ascenso social… Todo eso que se interpretó por los primeros feminismos como “liberación”. Y que es un paso necesario para el desarrollo social, pero no puede ser el definitivo.

    No puede ser definitivo porque, tal como está organizado el mundo social-laboral-productivo, nos incapacita para atender a las crías, para darles el cuerpo, la leche, la presencia, la mirada, el calor que los bebés necesitan para nutrirse, para formarse como seres seguros, que puedan ser personas plenas e independientes en el futuro, llenos de amor que luego puedan ofrecer a su vez a sus descendientes.

    …/… van a guarderías desde los 45 días, son alimentados con leches artificiales, son expulsados a dormir en solitario desde el primer día de nacido, pasan el día en cochecitos, hamaquitas y artefactos de plástico, carentes de la corporalidad materna que es el único signo que ellos pueden entender del amor… Y lo que es peor, seguirán siendo adultos necesitados y pobres de autoestima, buscando salvarse siempre en el consumismo, en la violencia, en las adicciones o en la feroz competitividad social.

    Las madres – muchas madres tardías, profesionales, que antes de serlo hemos construido nuestro propio “yo” en el mundo de la universidad o la competitividad productiva- nos sentimos perdidas y desbordadas cuando tenemos un bebé en brazos que solo demanda todo el día leche y brazos, fuera del tiempo y del espacio sociales…/…

    Es precisamente la frustración, la imposibilidad de construir sanamente ese vínculo madre-bebé, vivido como conexión biológica, lo que hace que aflore la CULPA. La incomodidad que sentimos entre lo que dicta la sociedad, y lo que sentimos nosotras. La contradicción naturaleza-cultura se vuelve terriblemente insoportable en la madre puérpera.

    Por eso nos sentimos culpables -o atacadas, que es lo mismo- todas: las que amamantamos, las que decidimos o podemos quedarnos en casa, las que optamos por una crianza más natural y conectada con nuestro bebé (y vemos que un amplio sector social nos critica por ello, y nos vemos obligadas de mil maneras a reincorporarnos de inmediato al mundo laboral), y también las que deciden “voluntariamente” no amamantar y reincorporarse inmediatamente al trabajo, porque incluso sin saberlo, a nivel inconsciente, algo profundo, muy profundo, se remueve en su interior.

    Más en: http://www.tenemostetas.com/2009/05/la-culpa-de-eva.html

    27 Julio 2010 | 14:38

  21. Dice ser badass

    Las mujeres trabajando en casa y criando a sus hijos, no dejándolos en manos ajenas. Y luego nos quejamos de que los niños crezcan inseguros, malcriados, caprichosos, prepotentes… como para no reaccionar así habiendo crecido rodeado de extraños, y no de quienes deberían acompañarlos durante las primeras etapas de sus vidas que son sus padres, especialmente las MADRES….

    También comprendo a las empresas que se niegan a contratar mujeres, pero ese es otro asunto. Saludos 😉

    27 Julio 2010 | 19:25

  22. Dice ser gemmaa

    Cuánta razón tienes :S

    28 Julio 2010 | 10:49

  23. Dice ser AHA

    Badass, tú eres un ejemplo que da la razón a las que se quejan del machismo de la sociedad.

    La gente como tú, que pretende decidir sobre las vidas de otros, en base a vuestros propios prejuicios, sois gente peligrosa.

    En realidad, lo que habría que conseguir es que las mujeres puedan trabajar o dedicarse a sus hijos, o a ambas cosas, según ellas decidan.

    Para ello, es necesario otro modelo de sociedad, donde no estemos al servicio del mercado, sino del individuo. Yo diría que una sociedad menos masculina, no sé si llamarla más femenina.

    Creo que el varón ha sufrido, en nuestra sociedad patriarcal, un proceso de “masculinización” de milenios, que nos ha llevado a ser duros, a despreciar nuestros sentimientos, a infravalorar los de los niños. Bueno, pues ahora, con el feminismo de la igualdad, la mujer ha entrado en el mismo proceso: endurecimiento, desprecio de sus propias emociones y de las de los niños. Imitar al varón, convertirse en hombres con tetas.

    Yo prefiero el feminismo de la diferencia, y creo que la humanidad tiene más futuro por ese camino.

    Naturalmente, en esta sociedad masculinizada, a los niños les esperan las guarderías, el biberón y los alimentos artificiales, el sofá ante la tele y los campamentos de verano. Pero estamos despreciando las realidades neurobiológicas del cachorro humano, y eso tiene un precio, que paga toda la sociedad y cada individuo.

    Insisto en la libertad de la madre a la hora de decidir. Pero tendrá que hacerlo con toda la información en su poder, no guiada por el boca a boca mayoritario.

    Tendrá que conocer la realidad neurobiológica de la gestación, el parto, la vinculación, la lactancia y la crianza. Si no es así, ¿qué decisión y qué libertad serán esas?

    28 Julio 2010 | 13:04

  24. Dice ser New air max

    Cuánta razón tienes :S

    12 Agosto 2010 | 07:14

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.