Entradas etiquetadas como ‘naipes’

¿Sabías que originariamente la empresa de videojuegos Nintendo fabricaba barajas de cartas?

¿Sabías que originariamente la empresa de videojuegos Nintendo fabricaba barajas de cartas?

Renovarse o morir. Probablemente esto es lo que pensó Hiroshi Yamauchi cuando, en 1955, heredó la empresa familiar Nintendo Playing Cards Company Limited, fundada en Kioto por su bisabuelo Fusajirō Yamauchi, en 1889, y que inicialmente se llamó Nintendo Koppai.

El negocio familiar había estado funcionando como fábrica de barajas de cartas japonesas, entre ellas la baraja de naipes Hanafuda, que se utilizaba para un buen número de juegos, además de ser los que normalmente se usaban en los casinos clandestinos que habían repartidos por todo el país.

Una de las primeras cosas que hizo Hiroshi Yamauchi tras hacerse cargo del negocio familiar fue abrir fronteras y buscar acuerdos con empresas internacionales a las que les podría interesar que la Nintendo Playing Cards Co. Ltd. le confeccionase barajas. El gran contrato le llegó tras firmar un acuerdo con la factoría Disney, realizando juegos de naipes en los que aparecían los personajes animados de la compañía.

Esto reportó una inyección de capital suficientemente grande para ampliar el negocio y una década después, tras cambiar el nombre a Nintendo Company Limited, empezó a invertir en otros tipos de negocios (flotas de taxis, hoteles y juguetes).

El bombazo se produjo cuando, en los años 70, empezó a desarrollar videojuegos y consolas, convirtiendo a la empresa en pionera en el sector y en una de las más importantes del planeta.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: jennerosity (Flickr)

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [2]

Días atrás publicaba el post ‘Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban’ el cual alcanzó un gran éxito de lectura y muchos fueron quienes lo compartieron en sus redes sociales.

Haciendo caso a varias peticiones que he recibido a través de los diferentes medios de contacto, en el post de hoy os traigo una segunda entrega con otra docena de cosas que quizás no sabíais cómo se llamaban, el cual espero sea de vuestro agrado, al igual que ocurrió la vez anterior:

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Chicote

 

Chicote:

A muchos os vendrá a la cabeza el popular chef y presentador de televisión Alberto Chicote, pero, en este caso, un chicote es el nombre que se le da a la colilla de un cigarro puro

 

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Zorongo

 

Zorongo:

Nombre que recibe el característico pañuelo doblado (en forma de venda) que llevan en la cabeza en los baturros (aragoneses rústicos, como los define el Diccionario de la RAE)

 

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Guedeja

 

Guedeja:

Es la melena del león. También se le llama así a las melenas muy largas en general

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Baceta

 

Baceta:

Son aquellas cartas (naipes) que se quedan en un montón y sin repartir (también llamada baza)

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Dilúculo

 

Dilúculo:

La última parte en la que se divide la noche. Es justo el momento anterior al que va a asomar el primer rayo de Sol.

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Boquerel

 

Boquerel:

Es la pieza que se encuentra en la manguera de un surtidor de gasolina la cual agarramos y  apretamos el gatillo para que salga el combustible

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Sicote

 

Sicote:

La mugre que se acumula en el cuerpo (sobre todo en los pies) por la falta de higiene y limpieza

 

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Bazucar

 

Bazucar:

Lo que hacemos con un vaso o cualquier otro recipiente que contiene un líquido y movemos dando giros con la muñeca con el fin de removerlo (por ejemplo el azúcar de un café cuando no tenemos cucharilla)

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Bomborombillos

 

Bomborombillos:

Es el acto de llevar a alguien montado sobre los hombros (muy típico hacérselo a toreros, deportistas o a los niños pequeños)

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Chisguete

 

Chisguete:

Se llama así al chorrito de un líquido que sale disparado con fuerza (por ejemplo el de una pistola de agua) Pero un chisguete también es pedir que te sirvan un culín de vino (un trago corto)

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Zupia

 

Zupia:

Y hablando de vino, la zupia es el poso o residuo que queda al fondo de la botella o copa

 

 

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban - Jareta

 

Jareta:

Es el dobladillo que llevan muchas piezas de ropa por el que se coloca y/o asoma un cordón, goma o cinta que sirve para ajustar la prenda (pantalones, sudaderas…)

 

 

 

Lee otros post relacionados:

 

 

Fuentes de las imágenes: KS Peartree (Flickr) / medicablogs / badeendjuh (morguefile) / clipartbest / João Carlos Beneton (panoramio) / pixabay / kurtito (Flickr) / public-domain-image / vladimirteran (Flickr) / pixabay / descorchevinos Wikimedia commons

 

¿De dónde surge el término ‘pinta’ para indicar que algo/alguien tiene buen o mal aspecto?

¿De dónde surge el término ‘pinta’ para indicar que algo/alguien tiene buen o mal aspecto?A través del apartado de contacto, Mª Isabel Crespo me pregunta sobre el término ‘pinta’ y de dónde surge para indicar que alguna cosa o alguien tiene un buen o mal aspecto y me pone como ejemplo una frase que muchas veces le ha dicho su madre: “Hija ¿no irás a salir a la calle con esa pinta?”

La utilización del término ‘pinta’ es tan antigua como las barajas de cartas que todos estamos acostumbrados a utilizar para los juegos de mesa y/o apuesta.

La pinta es el nombre con el que se designaba a la señal/raya que tienen los naipes de la baraja española en sus extremos y que, sin tener que descubrirlos por entero, uno puede saber de qué palo es la carta (oros, copas, espadas o bastos) y, por lo tanto, saber por la pinta si tienes una buena o mala mano.

Frecuente era escuchar entre los jugadores frases tan típicas como: “A ver qué pinta tienen las cartas que me has dado” y/o pensar para sus adentros “Estas cartas no tienen muy buena pinta”.

Con el tiempo se popularizó en el lenguaje cotidiano y comenzó a utilizarse para definir a muchas personas por sus vestimentas (buenas o malas pintas) y también para señalar según qué situaciones o lugares: “Hoy tiene pinta de que va a llover”, “Según sea la pinta del restaurante nos quedamos a comer o no”.

 

Fuentes de consulta: RAE / lasfrasesparahoy
Fuente de la imagen: Wikimedia commons