BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Entradas etiquetadas como ‘novela negra’

‘El camino a Ítaca’, de Ben Pastor: un gran detective de la Segunda Guerra Mundial en la Creta ocupada

Creta, 1941. Recién lograda la sangrienta conquista de la isla, el capitán Martín Bora, destinado en Moscú, es destinado a la isla para hacerse con unos vinos. Sin embargo, allí se verá obligado a investigar la misteriosa muerte de un arqueólogo suizo, presuntamente a manos de unos paracaidistas alemanes.

Así arranca El camino a Ítaca (Alianza, 2015, traducción del inglés de Pilar de Vicente Servio) de Ben Pastor y novena novela del personaje Martin Bora (cuarta editada en España, si no me falla la memoria, tres en Alianza y una en Salamandra). Una novela policíaca ambientada en la Segunda Guerra Mundial, lo que ya no es novedad, pero en mi caso (y sé que en el de muchos) es objeto de interés. Lee el resto de la entrada »

La investigación criminal en el siglo XIX

Gérard Depardieu interpretó a Vidoq, en la película Vidoq (2001)

Semana Santa muy criminal en XX Siglos. Si hace unos días Teo Palacios nos contaba cómo construir una novela de detectives en la antigua Roma, hoy tenemos un invitado de lujo para explicarnos cómo era la investigación criminal en el siglo XIX: Javier Alonso García-Pozuelo.

Javier, licenciado en Medicina, docente y autor del blog Cita en la Glorieta, acaba de lanzar la novela La cajita de rapé (Maeva, 2017), una novela policíaca ambientada en el Madrid de 1861. Novela, por cierto, que recomendaba en este blog hace poco Carolina Molina, escritora y directora de las Jornadas Madrileñas de Novela Histórica, de la que decía que era “algo más que una novela histórica de carácter detectivesco en el s. XIX. Es mucho más ambiciosa que cualquier novela de las que solemos leer en estos días, por su estilo preciosista y buen ensamblado en la recreación histórica. Callejea por Madrid, por sus cafés y las costumbres diarias de sus habitantes con meticulosidad de guía. Un cuadro de recuerdos y de descripciones pintorescas en donde los personajes se matizan con aires galdosianos”. Lee el resto de la entrada »

‘Enterrad a los muertos’: dejad en paz a los muertos de la Historia (al menos en Quebec)

Vista del centro histórico de Quebec (PIXABAY)

Hoy os traigo una novela negra que no es histórica ni por asomo. Y no, no he cambiado de rumbo este blog, ni voy a arrancar una cruzada para que leáis de todo (algo que debéis hacer, no seáis enfermizos; ni con lo histórico, por favor). Así que os traigo una novela negra, de ambientación contemporánea, pero en la que la Historia está muy presente. Mucho. Letalmente presente.

Enterrad a los muertos (Salamandra, 2016, traducción de Maia Figueroa), de la canadiense Louise Penny, es la sexta novela del inspector Gamache de la Surete de Quebec (hay doce escritas, solo cuatro en castellano). Es una historia policíaca de ritmo pausado, muy saboreable, que alterna tres tramas diferentes y que se lee y se entiende bien, a pesar de ser una serie y estar muy conectada con la anterior entrega. Como novela negra funciona muy bien, está muy bien escrita y construida para la media del género. Lee el resto de la entrada »

‘Cualquier otro día’, la imprescindible precuela del ‘Vivir de noche’ de Dennis Lehane que acaba de adaptar Ben Affleck

Estoy muy negro este fin de semana (¿será por qué estamos en plena BCNegra?). Si el viernes invitaba a escribir en este blog al autor de El asesino del acantilado, hoy os voy a hablar de una trilogía de mafiosos. Sí, claro ambientada en el pasado. El cóctel del domingo: cine, historias criminales y ambientación histórica.

El viernes llegó a España la nueva película de Ben Affleck, Vivir de noche,  segunda vez que el actor-director adapta una historia de Dennis Lehane (la primera fue Adiós, pequeña, adiós). Lehane es uno de esos autores que a los que os guste la novela negra debéis conocer y leer. ¿Razones? Mystic River, Sutter Island o la serie de Kenzie y Gennaro. Tardas ya en darle una oportunidad. Lee el resto de la entrada »

Trump, Reagan, 1984 y el mundo sorpresivo

El expresidente de los EE UU, Ronald Reagan.

Estos días leía una noticia curiosa: la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca había catapultado en ventas en Amazon a la novela 1984 de George Orwell. La ficción y la realidad, siempre tan intrincadas. ¿Estamos viviendo una distopía? Daba la casualidad que en estos días estaba hablando con el escritor Antonio Manzanera, autor, entre otros de los excelentes thrillers históricos El informe Müller (Umbriel) y La tercera versión (ídem), sobre su nueva novela, El asesino del acantilado (Ediciones B, 2017), que ha llegado a las librerías esta semana.

Ambientada, precisamente, en 1984.

Esta obra,  la sinopsis y habiendo leído otras obras de Manzanera, me llamaba para hablaros de ella aquí en XXSiglos aunque fuera esencialmente una novela negra de principio a fin. Así que, como sabía que el autor, además de un fantástico urdidor de intrigas, pone mucha atención en las ambientaciones históricas, le pregunté sobre los EE UU de 1984 y su novela, las conexiones con el presente… Y me ha contestado con esta reflexión, aguda y, aunque puede que no se compartan algunos detalles, abierta a la sorpresa, a mirar con otros ojos el pasado y el presente. Y donde Manzanera demuestra que, además de un gran autor de thriller, sabe de marketing y de atrapar nuestra atención… Lee el resto de la entrada »

Sean Duffy: el detective ‘kamikaze’ de los años del plomo de Irlanda del Norte

Soldados británicos en las calles de Belfast, en 1981 (GTRES)

Soldados británicos en las calles de Belfast, en 1981 (GTRES)

La novela policíaca casa muy bien con la Historia y, mucho más y mejor, en situaciones de guerra o conflicto. Hay muchas buenas pruebas de ello, donde el policíaco (el investigar un crimen concreto) choca contra lo histórico (la barbarie y el sinsentido de la guerra donde mueren a millares). Una de las últimas pruebas, para mí ya un imprescindible de este subgénero, es la serie de Sean Duffy del irlandés afincado en Australia, Adrian McKinty.

Duffy es un agente católico en la Policía Real del Ulster (británica y mayoritariamente protestante), un auténtico outsider, sibarita en sus gustos musicales, proclive al alcohol y algún cigarrillo de cannabis y con un punto idealista bajo un caparazón de indiferencia que lo convierte en un auténtico kamikaze en la Irlanda del Norte de los furiosos años 80. Con cinco novelas (tres ya traducidas al español por Alianza: Cold Cold Ground, Oigo sirenas en la calle y la reciente Por la mañana me habré ido) a sus espaldas, Duffy ha intentado resolver crímenes (y ha pagado las consecuencias) en una maraña de delincuencia común, violencia sectaria, servicios secretos gubernamentales y animales de la peor calaña. Lee el resto de la entrada »

Ignacio del Valle: “Las dictaduras sobreviven por la inacción y los silencios de los gobernados”

Arturo Andrade ya es uno de esos personajes clave que los lectores tanto del género negro como los del histórico español debemos tener en cuenta. Reflejo de las dos Españas encerredas en un solo hombre, herido por las cuitas de su propio país, su continente y su tiempo. Es un gran personaje, siempre rodeado (en hasta ahora sus cuatro novelas) de una lograda ambientación. Un gran personaje, pero también un misterio para el lector. ¿Quién es Andrade? La respuesta es tan compleja como los misterios que investiga.

Tras recorrer el Madrid tras el final de la Guerra Civil (en El arte de matar dragones), el cerco de Leningrado con la División Azul (en El tiempo de los emperadores extraños), o el Berlín del los estertores del nazismo (Los demonios de Berlín, y la continuación que está escribiendo por entregas en El País Semanal), Ignacio del Valle traslada a su personaje, con 33 años y muchas heridas internas, a la Extremadura de los años 40 en Soles negros (Alfaguara, 2016). Ya reincorporado en el servicio de inteligencia del régimen franquista, le tocará afrontar un caso que mezcla los niños robados en orfanatos franquistas con los últimos maquis. Lee el resto de la entrada »

¿Es la novela histórica de derechas y la negra de izquierdas?

267546-944-673

Pablo Iglesias regala un libro a Pedro Sánchez (EFE)

La semana pasada, ¡oh, feliz coincidencia!, entre todo el parloteo inane de la clase política nacional, se colaron algunos comentarios curiosos de novelas. Primero, el presidente en funciones, Mariano Rajoy, respondió en una entrevista radiofónica a la pregunta de qué había leído en Semana Santa. Su respuesta: la última de Mario Vargas Llosa (Cinco esquinas, de la que dijo que “está bien”) y una novela de Eduardo Mendoza de la que no recordaba el título (“algo de una modelo”, El secreto de la modelo extraviada) pero que alabó de una peculiar manera: “Relaja, descansa mucho y es bonita”. Rajoy ya había comentado que había leído con anterioridad Victus, de Sánchez-Piñol o que se consideraba seguidor de Jesús Sánchez Adalid, otro autor de éxito de la novela histórica.

Días después de la reunión entre los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y del PSOE, Pedro Sánchez, el líder de los morados arrancó su comparecencia hablando de los temas ‘blandos’ sobre los que habían hablado: series, baloncesto y libros. Parece ser que hablaron de las novelas de Don Winslow, El poder del perro y El cartel, de las que ambos son admiradores. Hace meses, Iglesias ya confesaba que temía que la última novela del escritor estadounidense le quitara demasiado tiempo.

Podemos considerar que Vargas Llosa tiene algo de cultivador de lo histórico y Don Winslow es un grandísimo autor de thriller. Ambas ideas me llevaron a un tópico algo tontorrón, pero que he visto alguna vez (afortunadamente no demasiadas). Eso de que la novela negra es de izquierdas (en tanto que es social, apegada a los problemas reales, crítica) y la histórica de derechas (exaltación del pasado, mitificadora, etc.). Idea que se tambalea rápidamente: podemos pensar que Winslow no es solo negra sino también histórica (idea por ejemplo que comparto con Javier Olivares), que Mendoza es algo policiaca (Y por ejemplo, en una entrevista a Albert Rivera en este periódico el año pasado aseguraba estar leyendo el thriller de moda, La chica del tren).

Pero, venga, le damos una oportunidad… Lee el resto de la entrada »

Una historia de suspense y otra juvenil para ilustrar el duro regreso de los soldados japoneses de la Guerra Mundial

Os he leído en alguno de los comentarios varias veces eso de “la historia la escriben los vencedores”. Es una máxima que suele cumplirse, aunque no siempre. La literatura, a veces, les da esa oportunidad a los derrotados.

Es una casualidad que hace poco me leyera dos novelas japonesas (no históricas y con ninguna relación entre ellas salvo la nacionalidad, pero creo que ya os he dicho que aquí vamos a tener un forma muy flexible de relacionar Historia y literatura) que me trajeron esa idea a la cabeza. Pensando en los veteranos de guerra nipones de la Segunda Guerra Mundial.

Hemos leído y visto hasta la saciedad sobre los veteranos de EE UU (también británicos), los traumas que se trajeron a casa tras sus muchas contiendas del siglo XX. De los japoneses no recordaba haber leído nada hasta ahora. Pero obviamente, tenían, claro. Eran también humanos, aunque a veces algunas ficciones lo olvidan.

Los japoneses se metieron en una contienda mundial por un afán imperialista y militarista fanático y desmadrado. Así les fue (sesenta años después de la rendición todavía seguían apareciendo raquíticos viejitos defendiendo trozos de selva). Japón también pagó su precio claro, bombardeos, una hecatombe atómica, la humillación y una difícil y dura reconstrucción. Otro ejemplo del siglo XX de a dónde lleva el fanatismo. Lee el resto de la entrada »

Frontera sangrienta: narcotráfico, México, EE UU y literatura

Este viernes se estrena en España Sicario, un thriller que transcurre en la frontera entre EE UU y México y la lucha contra el narcotráfico. Ya sabes lo que evoca ese tema: cárteles, violencia salvaje, intereses políticos, corrupción, Sinaloa, los Zetas, los estudiantes asesinados, la DEA… Lo vemos en las noticias demasiado a menudo. La crítica de la película se la dejo al compañero Carles Rull (del blog de cine de esta casa El cielo sobre Tatooine), aunque con ese director, este tema y ese reparto, ardo en deseos de verla.

Sin embargo, en XX Siglos pensar en esa película me ha dado pie para hacer un repaso en cinco movimientos a la relación de la literatura con el narcotráfrico en EE UU. ¿No os he dicho ya que en este blog el sentido de lo histórico es algo laxo? Bien, el viaje (vale, puedes hacer chistes) de hoy quizá no sea el más agradable, pero sí es necesario.

Lo del tráfico de narcóticos no es algo nuevo, ya sabéis. La muy civilizada y colonialista Gran Bretaña se embarcó en la primera narcoguerra de la historia en China (la Primera Guerra del Opio). De hecho, tanto en México como EE UU, parece que algunos especialistas relacionan a los primeros suministradores con inmigrantes chinos.

Sin embargo, el asunto de las drogas comienza a convertirse en un asunto masivo de salud y seguridad con la Guerra de Vietnam, la que muchos historiadores consideran la primera guerra psicotrópica de la historia.  El Pentágono calculaba que el 35% de los efectivos estadounidenses que participaron en el conflicto habían probado la heroína y un 20% se convirtieron en adictos en algún momento (el dato lo he leído en Breve Historia de la Guerra de Vietnam). Lee el resto de la entrada »