‘Astérix tras las huellas del grifo’: un atrevido salto adelante de los galos tras la muerte de Uderzo

Por Pablo Lozano es director del Festival Internacional de Cómic Europeo (en Facebook,  Twitter e Instagram) y colaborador especializado en cómic histórico en XX Siglos. Le podéis seguir en Twitter, Facebook e Instagram, y escuchar en el podcast de cómic La buhardilla de Venger.

Al fin tengo en mis manos una nueva aventura de Astérix. Su anterior aventura La hija de Vercingétorix apareció en octubre de 2019, hace ahora justamente dos años. Entre medias, tristemente hemos perdido al último de sus creadores y dibujante Albert Uderzo.

Todo un reto para el guionista Jean-Yves Ferri y el dibujante Didier Conrad que de nuevo y tras los álbumes Astérix y los Pictos (2013), El papiro de César (2015), Astérix en Italia (2017) y La Hija de Vercingétorix (2019), vuelven a la carga con una historia que no ha dejado de levantar expectación desde antes del verano. Este nuevo título se ha titulado Astérix tras las huellas del grifo.

Podríamos decir que ambos ya son expertos en los personajes y, además, han consolidado su posición al frente de la colección.

Esta vez la aventura nos llevará a las lejanas tierras de los Sármatas, que mirando nuestra geografía contemporánea, equivale principalmente a los actuales países de Ucrania y Polonia, parte de lo que los romanos llamaban territorio bárbaro o barbaricum como mencionan en el propio cómic.

De hecho, al contrario de lo habitual, los personajes principales aparecen por primera vez directamente en esas lejanas tierras y no vemos como realizan el camino hasta allí, que normalmente solía ser lo habitual. El ver directamente para empezar a nuestros protagonistas junto a Panoramix entre la nieve del invierno Sármata me ha gustado mucho.

¿Pero qué ha hecho que nuestros irreductibles galos hagan tan largo viaje?

Julio César quiere sorprender al pueblo de Roma mostrando en el circo un ser único. Para ello financiará una expedición del geógrafo Terrignotus, que asegura que ha encontrado evidencias de que en tierras lejanas hay testimonios de que todavía quedan especímenes del animal mitológico “el grifo”.

Para su captura el César enviará una expedición formada por legionarios, el geógrafo anteriormente mencionado y un venator llamado Sabiondus.

La verdad es que introducir la figura del venator en esta historia es muy acertado. Para aquellos que no sepáis lo que es, puedo deciros que el venator o bestiariuses la persona encargada de trabajar con los animales que participaban en los espectáculos de la Antigua Roma, ya fuesen en el circo, el anfiteatro o cualquiera de los otros ámbitos donde pudiesen desarrollarse este tipo de celebraciones. Su función principal, aunque existe debate al respecto, era pelear, cazar y enfrentarse a los diferentes animales salvajes que se exhibían en los espectáculos. Este tipo de entretenimiento tenía lugar normalmente durante la mañana y hay que dejar muy claro que no tiene absolutamente nada que ver con los espectáculos de gladiadores. Ya sabemos la tendencia del cine de mezclar absolutamente todo. Las aventuras de Astérix supieron diferenciar esto muy bien como ya comentamos en el artículo de Astérix gladiador.

Al mismo tiempo que esta expedición avanza. Los galos también están dirigiéndose hacía el mismo objetivo debido a un sueño premonitorio que ha tenido el druida Panoramix y en el que un antiguo chaman sármata se le ha aparecido pidiendo ayuda.

Con estos dos grupos de viajeros a punto de colisionar, arrancan las primeras páginas de este divertido álbum en el que no faltarán las risas y múltiples guiños a la actualidad.

Los autores no han querido dejar pasar la situación que nos acontece y la covid-19 también tiene su cameo en la obra. No con la aparición de mascarillas o vacunas, sino con algunos términos sutiles que utilizan algunos de sus personajes, como, por ejemplo, “desconfinamiento” o que se mantenga la distancia de seguridad en una pelea, que nos hacen recordar los meses pasados.

Las Sármatas

Si hay algo que va a llamar la atención a los lectores son las mujeres que vamos a ver a lo largo de toda la historia. Los autores han querido explotar el papel de las mujeres en la cultura sármata. Aunque quizá se haya caricaturizado mucho, ya conocemos que en las peripecias de los galos siempre se exagera. Desde luego en la aventura han querido dar un papel importante a los personajes femeninos y de una manera justificada.

La sociedad sármata parece ser que era muy igualitaria entre ambos sexos. Todos cabalgaban, disparaban con arco, utilizaban el lazo… Las mujeres participaban de la actividad guerrera de la misma manera que los hombres. Además, los recientes descubrimientos arqueológicos como el del aeropuerto de Rostov Del Don en Rusia así parecen confirmarlo.

En los enterramientos femeninos excavados en las obras del aeropuerto se han encontrado restos de armas, así como esqueletos de niñas con las piernas arqueadas que indican que cabalgaban desde muy pequeñas.

Hipócrates decía: ”Sus mujeres, mientras son vírgenes, montan, disparan el arco, lanzan la jabalina mientras cabalgan, y luchan con sus enemigos. No entregan su virginidad hasta que han matado a tres de sus enemigos, y no se casan antes de haber realizado los tradicionales ritos sagrados. Una mujer que toma esposo no monta nunca más, salvo que deba hacerlo por una expedición generalizada”.

Bravo por estas guerreras sármatas del álbum que no van a necesitar salvadores, ni fortachones que las rescaten de las garras de los romanos. Ellas solitas van a demostrar que pueden solventar sus problemas. ¡Pobres romanos!

Además volveremos a encontrarnos a Obélix algo enamorado de una de ellas. Creo que el personaje de Krakatova podría aparecer en próximas aventuras. Yo creo que va tocando que tengamos boda en alguna de sus próximas aventuras. Es solo una elucubración, claro.

De la cultura sármata también se han querido reflejar diferentes elementos arquitectónicos como la “yurta”, o gastronómicos como el “borsch”, una sopa de la cocina ucraniana​​​ común en Europa del Este y Asia del Norte. Esta tiene normalmente un color rojizo debido a que la remolacha es uno de sus ingredientes principales.

Buen trabajo para aprender y sentir curiosidad por estas antiguas culturas.

Un salto adelante

Tengo la sensación de que este nuevo número supone un salto para los actuales autores. No estar sometidos a la atenta mirada y supervisión de Uderzo les ha dado más libertad para hacerlos más suyos. Los autores van arriesgando con sus historias y personajes. Quizás esto nos permita empezar a diferenciar las etapas de los dos equipos artísticos que han participado en sus aventuras.

Me encanta, por ejemplo, que por una vez Astérix no haya necesitado tener que tomar la poción mágica para poder solucionar algún problema. Toda una aventura sin pegar un trago de la cantimplora. Creo que nunca había sucedido. Que en el viaje de ida o de vuelta no hayamos tenido un encuentro con los pobres piratas, también rompe la tradición. Quizás por eso le dedican una viñeta en la que, aunque no tenga nada que ver con la historia que nos están contando, muestra a los piratas relajados en la cubierta de su barco. Por una vez su esquife no acaba hundido.

También debo reconocer que gráficamente me ha parecido muy bueno. Conrad se ha entretenido dibujando romanos y más romanos sobre un fondo nevado que para nada se hace monótono.

Tenemos un guion entretenido que nos atrapa desde el primer momento. El recurso de utilizar la búsqueda del grifo y su sorpresivo final está muy acertado. No quiero decir al respecto nada más para no estropear vuestra lectura.

Desde mi punto de vista, es un álbum bastante redondo que introduce personajes interesantes que pueden volver a aparecer en el futuro o que desde luego acaban de pasar a formar parte del imaginario de Astérix y Obélix.

Si se cumplen los tiempos de aparición de los anteriores cómics, la próxima aventura aparecerá en 2023. Yo ya estoy deseando que el nuevo tándem siga el mismo camino que en esta historia.

Mientras tanto, espero que no caiga el cielo sobre nuestras cabezas.

¿Qué os ha parecido a vosotros?

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

2 comentarios

  1. Dice ser Sertec24h

    Asterix y Obelix, uno de los grandes clásicos, tocara comprarlo para revivir los sentimientos de hace años!

    25 octubre 2021 | 19:10

  2. Dice ser CarlesQF

    Acabo de terminar de leer el àlbum y me ha encantado! Ese legionario de nombre “Feicnius”, que no para de dae malas noticias. Los dobles rusos de los galoz. Y el toque al final de “Juego de Tronos”. No he parado de reir en ningun momento.

    06 noviembre 2021 | 16:10

Los comentarios están cerrados.