Entradas etiquetadas como ‘las joyas de la corona’

Un profesor de ‘Las joyas’ le tira los tejos a las alumnas

 Vivir para ver… la tele. Y una vez vista, morirse de la vergüenza, ajena y casi propia.

Como llevo en el alma la responsabilidad de manteneros informados de cualquier cosa que ocurra en el siempre difícil mundo de los realities, y aunque no siempre (más que nada por salud mental) cumpla con esa responsabilidad, hoy sí, amigos de lo ajeno (de la vergüenza ajena, ya os digo) os contaré algunos pasajes de Las joyas de la corona.

Una de las cosas que más me llamaron la atención (y que una vez llamada hicieron que metiera la cabeza en el horno) fue el profesor de protocolo y oratoria, Liberto López, que se dedicó a tirarle los tejos a las alumnas, sí, a esas mismas a las que luego miran con desprecio porque son más de barrio que la Macu y la Lore.

A Azahara le dijo que tenía unos ojos preciosos, y se lo soltó a lo Bella Durmiente, arrodillado frente a ella y poniendo carita de galán…

Poco después, le dijo a Lara que tenía una sonrisa preciosa, lo que a ojos vista es una mentira, porque la muchacha va bien de piñata. Creo que fue también a Lara a la que le dijo que se tapara porque “se le veía todo”. Bueno, ahí le disculpo, porque la muchacha estaba aireando el tanga.

El caso es que este hombre, que tiene toda la pinta de haber pasado y de pasar mucha hambre carnal y estar a dieta copulatoria, se ha aprovechado de que puede ver los vídeos de los alumnos, entre otros, una conversación medio en broma, medio en serio en la que las dos implicadas hablaban de lo atractivo que eran Liberto y sus finas palabras.

Sí, amigos, ese profesor de protocolo que se los lleva a tomar el té con pastas y luego se pasa la clase intentando despegar con la lengua un paluego de galleta de la muela.

Y claro, a Lomana, que ayer iba vestida como un cruce entre Lady Marmalade y una burbujita de Freixenet, le echó la bronca al profe galanátiro (mezcla de galán y sátiro) y le dijo que se abstuviera de decirles piropos a las chicas.

Para qué lo vamos a negar, la del profesor/a ha sido siempre una de las fantasías sexuales más recurrentes. Yo, y aquí os abro mi corazón he tenido más de una profesora con la que me habría gustado hacer un máster en relaciones y no precisamente internacionales.

Y “asín” están las cosas.

Por si a alguien le interesa, el expulsado fue Julián, que se fue al pozo por la técnica del suicidio analfabeto.

NOTA: Gracias por el apunte, Paco, se me cruzaron los dichos.

Escuela de pijos repelentes

Hola a todos.

Hay veces en la vida en las que pienso que estoy loco, o que debería replantearme mi existencia. Es como si vivieran en un mundo tomado por los zombis y de vez en cuando, cansado de huir de ellos, me entraran ganas de dejarme coger y acabar con mi sufrimiento.

En el caso del que os hablo los zombis son las chonis/suflamenquitas/pokeros/poligoneros, como los queráis llamar. Estoy pensando en dejarme llevar hasta la estulticia y el horterismo y hacerme choni.

Y, ¿por qué estas trasnochadas reflexiones?

Pues por culpa de Las joyas de la corona, el reality de Telecinco que se supone que intenta convertir a un hatajo de analfabetos, hedonistas y borregos en unos pijos analfabetos, hedonistas y borregos.

Porque amigos, no esperaba menos de Telecinco, pero después de ver el programa confirmé mis temores: más de lo mismo y de la peor ralea.

Han cogido a unos cuantos chavales, ellas creyéndose las más guapas y siendo del montón y horteras hasta la náusea y ellos con cuerpos danone y cerebros petisuí, y pretenden convertirlos, no en personas educadas y cabales, sino en pijos de vómito y caricatura.

¿Y a quién quieren engañar? No van a conseguir más que un montón de monas vestidas de seda. ¿Qué harán estos nuevos pijos repelentes cuando lleguen a su barrio? ¿En qué fiestas de alta alcurnia y baja estofa van a participar?

Los profesores son una panda de elitistas (empezando por Carmen Lomana) que se creen superiores al resto porque piensan que entre sus heces se puede encontrar huevas de caviar. ¡¡HASTA LA PROFESORA DE BAILE TIENE UN ACENTO PIJO QUE DA GRIMA!!

Además, el hecho de que Telecinco intente curar a los chonis de su forma de ser es como si las tabaqueras quisieran acabar con los fumadores. O sea, la programación de Telecinco, con Belén Esteban como estrella, la reina de lo zafio y vulgar, es una fábrica de niñatos y niñatas cuyo objetivo en la vida es hacerse famosos, sin mérito, sin esfuerzo y sin más.

Pero claro, ¿qué busca el programa? ¿Convertir en personas educadas, leídas y trabajadoras a esos esbirros del desconocimiento? ¡¡NO!! Quiere convertirlos en otros seres igualmente deleznables, pero que dicen tener glamour, una palabra que se ha ensuciado más que un rollo de papel higiénico en un bar de carretera.

No me malinterpretéis. Un profesor de filosofía me enseñó que es mejor ser un ignorante que un necio, porque el ignorante es el que no sabe, y el necio es el que no quiere saber. Conozco personas mayores de pueblo que no podrían citar ni un solo autor de la generación del 27, pero que son más sabios que muchos académicos y catedráticos.

No critico a los… no sé cómo llamarlos, ¿concursantes? de Las joyas de la corona, por ser unos ignorantes, sino por ser unos necios. Y no critico a la gente por compadecerse de quien lleva años viviendo de dar pena, hablando de su hija y de la familia, sino por ser unos borregos ciegos que nunca se plantean nada.

Menos mal que llega pronto (este domingo) Granjero busca esposa, un programa que nos enseña la realidad del campo y la lucha heróica por el amor…

NOTA: Gracias Lector por la corrección de hatajo (aunque la RAE lo acepta sin h, es más correcto con ella).