Deportes

Entradas etiquetadas como ‘tour de francia’

Trofeos, copas y medallas: porcelana de Sèvres para el ganador del Tour

Geraint Thomas, último ganador del Tour, sostiene la copa de ganador de la ronda gala (GTRES).

Cuando pensamos en el Tour de Francia, nuestra mente se tiñe de amarillo, el color del maillot que distingue al ganador. Pero el ciclista que llega vencedor a París se lleva además un trofeo, bastante desapercibido. Hoy os hablaré de él.

El ganador del Tour se lleva como premio una copa llamada Coupe Omnisports. Se entrega desde 1975 y se entrega en nombre del presidente de la República. Fue diseñada en 1974 por el artesano Roger Vieillard y está creada en la fábrica nacional de Sèvres, que como sabréis, es un lugar de reconocido prestigio en el mundo de la porcelana.

En efecto, la copa está hecha en porcelana, hecha totalmente a mano y pintada de azul, con dos franjas de adornos pintadas en oro de 24 quilates, que representan diferentes disciplinas deportivas.

La idea de entregar esta copa fue del entonces presidente de la República Valéry Giscard d’Estaing. En 1975, como os decía, Bernard Thévenet rompió con la supremacía de Eddie Merckx y además, la carrera acababa por primera vez en los Campos Elíseos. Por eso, Giscard quiso celebrarlo con una copa algo especial y desde entonces no ha dejado de entregarse.

El presidente de la República entrega, además, porcelana de Sèvres en muchos otros eventos, no sólo deportivos, sino también el competiciones culturales, agrícolas, musicales o científicas.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Trofeos, copas y medallas. El león de peluche del Tour

Óscar Pereiro, con el león en el Tour de 2006 (Archivo 20minutos).

Este domingo acaba el Tour y hoy os voy a hablar de un aspecto que hemos visto en todas y cada una de las etapas no sólo de esta edición, sino desde hace casi 40 años. Es el león de peluche que recibe el maillot amarillo.

En realidad, es un regalo promocional, ya que es la mascota del principal patrocinador del jersey amarillo: el banco Crédit Lyonnais, uno de los más poderosos de Francia.

Que sea un león responde al símbolo de la ciudad de Lyon, sede del banco. De hecho, la palabra francesa para designar a este animal es lion, muy parecida al nombre de la villa.

Crédit Lyonnais es el patrocinador del maillot amarillo del Tour desde 1981, y los leones que se entregan son bastante difíciles de encontrar, ya que no están a la venta en la web oficial del Tour ni por parte del banco.

Para los ciclistas que han tenido la suerte de poseer uno suele ser un artículo de coleccionista o un buen regalo. Chris Froome lucía así los suyos el año pasado:

Hasta mañana.

Camisetas para la historia. El maillot del equipo ciclista ‘Z’

Un cromo de Cornillet, ciclista del ‘Z’ (eBay).

Los que vivimos intensamente el ciclismo de los últimos 80 y primeros 90 tenemos muchas imágenes grabadas a fuego en nuestra psique. En mi caso, muchos maillots. Entre ellos, el que hoy os traigo, uno de los más emblemáticos de su época. El del ‘Z’.

El ‘Z’ era un equipo nacido en 1987, fruto de la fusión con el Peugeot. ‘Z’ es una marca de ropa infantil, fundada por Roger Zannier en 1983 y que sigue existiendo (aunque su logo ya no se parece en nada al de los 80).

El equipo se llamó Z-Peugeot hasta que en 1989, la marca de coches se retiró y quedó ‘Z’ como patrocinador principal. Al año siguiente, el maillot y su original diseño cogieron fama mundial gracias a Greg LeMond, el ciclista estadounidense que ganó el Tour (y que ya había ganado el año anterior).

Además de LeMond, otros ciclistas destacados que portaron la ‘Z’ fueron el escocés Robert Millar o los franceses Éric Boyer, Philippe Casado o Thierry Claveyrolat.

En 1993, el equipo pasó a llamarse Gan (una aseguradora) y en agosto de 1998 hasta su desaparición en 2008, Crédit Agricole.

Os dejo con unas imágenes de la París-Roubaix del 92, que ganó el ciclista del ‘Z’ Gilbert Duclos-Lasalle:

Hasta mañana.

Qué fue de… Floyd Landis: de positivo en el Tour a vendedor de cannabis

Landis, en el podio de París del Tour de 2006 (GTRES).

Landis, en el podio de París del Tour de 2006 (GTRES).

Vamos a empezar esta semana con uno de esos deportistas cuyo legado debe servir como ejempo de lo que no debe ser en el mundo de la competición. Es Floyd Landis.

¿Quién era?: Un ciclista estadounidense de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ganar el Tour de Francia de 2006 y ser después desposeído del título tras dar positivo por testosterona.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el año 2010. En la actualidad, Landis acaba de abrir un negocio de venta de cannabis en Colorado, estado donde esta sustancia es legal desde 2014.

¿Sabías qué…?: Procede de una familia de religión menonita y por ello, de niño no podía entrenar con culotte, sino que lo hacía con pantalón largo de chándal.

– Su padre se oponía a que fuera ciclista y por eso, Landis entrenaba a escondidas de madrugada por los alrededores de su casa.

– Empezó a compatir en mountain-bike y de hecho, ganó la primera carrera que disputó, para después llegar a ser campeón de Estados Unidos en categoría junior.

– Establecido en California para dedicarse de manera profesional a la MTB, Lance Armstrong lo reclutó para formar parte de su equipo de ciclistas en línea.

– Fue gregario del texano en el Tour de Francia.

– El equipo suizo Phonak lo fichó como jefe de filas en 2005.

Landis, en la séptima etapa del Tour de 2006, una contrarreloj individual con final en Rennes (GTRES).

Landis, en la séptima etapa del Tour de 2006, una contrarreloj individual con final en Rennes (GTRES).

– En 2006 sorprendió al mundo con su Tour de Francia. Ganó una dura etapa de montaña en Morzine, que le aupó al liderato de la carrera hasta París.

– Landis estuvo acompañado en el podio de París por el gallego Óscar Pereiro y el alemán Andreas Klöden.

– Cuatro días después del final del Tour, el Phonak confirma un positivo de Landis por testosterona tras la etapa de Morzine. El ciclista dijo primero que la creaba de manera natural. Después, que se la proporcionaron sin él saberlo.

– En septiembre de 2007 es declarado definitivamente culpable y Óscar Pereiro es proclamado ganador del Tour 2006.

– En 2010, Landis confesó haber consumido sustancias dopantes a lo largo de su carrera y denunció una trama en la que varios ciclistas estadounidenses de élite también consumían. Entre ellos estaba Lance Armstrong. En 2013, Armstrong lo admitió todo.

Biografía, palmarés, estadísticas: Floyd Landis nació el 14 de octubre de 1975 en Farmersville, Pennsylvania. Profesional desde 1999, compitió en el Mercury, en el US Postal, en el Phonak, en el OUCH-Maxxis y en el Behati Foundation. En su palmarés tiene una Vuelta al Algarve, una París-Niza y Tour de California.

Os dejo con un resumen de la victoria de Landis, cuando no se sabía aún su añagaza:

Hasta mañana.

El manillar de triatleta de LeMond de 1989 que cambió la contrarreloj para siempre

LeMond, en la mítica contrarreloj de 1989 (WIKIPEDIA).

LeMond, en la mítica contrarreloj de 1989 (WIKIPEDIA).

Este sábado se cumplen 27 años de un hito que cambió para siempre la historia del ciclismo, en concreto de las contrarrelojes. Fue el día que concluyó el Tour de 1989, y lo hizo con la victoria de Greg LeMond por la diferencia más pequeña de la historia de la carrera por etapas más importante del mundo. Fue el día en el que se estrenó el manillar de triatleta.

Antes de que comenzara aquel Tour, LeMond pidió permiso a la organización de la carrera para usar el manillar de triatleta. Ya se había usado en otras pruebas como el récord de la hora, pero no en pruebas de carretera. Este manillar permitía cambiar la postura del ciclista sobre la bici en contrarreloj y mejorar su penetración en el aire, reduciendo la resistencia y permitiéndole así ser más rápido.

Greg LeMond, en plena contrarreloj de 1989 (YOUTUBE).

Greg LeMond, en plena contrarreloj de 1989 (YOUTUBE).

A esa última etapa llegaba como líder el desaparecido Laurent Fignon, con una ventaja de 50 segundos sobre LeMond. El francés salió en una bici de contrarreloj convencional, sin casco (algo impensable ahora). El californiano había salido antes con casco aerodinámico, rueda lenticular y el consabido manillar. LeMond había modificado su forma de pedalear para adaptarse a la bicicleta y no sólo recuperó la diferencia de Fignon, sino que le sacó tiempo suficiente para ganar ese Tour.

LeMond llegó a la meta de París con 58 segundos de ventaja sobre Fignon, lo que le hizo campeón con sólo 8 segundos de diferencia, la más exigua de la historia del Tour. Pero es que además lo logró en una contrarreloj relativamente corta, ya que partía de Versalles, a 24,5 km de la meta. En cada kilómetro, LeMond le recuperó a Fignon casi 2,4 segundos.

Este hecho cambió para siempre las contrarrelojes y dio paso a una etapa en la que la aerodinámica ganó la partida, como hizo LeMond hace 27 años.

Os dejo con un resumen de aquella mítica etapa:

Hasta mañana.

Qué fue de… Carlos Sastre: el campeón discreto del Tour

Carlos Sastre, con el maillot amarillo del Tour (Archivo 20minutos).

Carlos Sastre, con el maillot amarillo del Tour (Archivo 20minutos).

El sábado arrancó la Vuelta a España y creo que es de justicia hablar de un ciclista hoy. Es reciente, pero creo que merece como pocos ser recordado en el blog. Es Carlos Sastre.

¿Quién era?: Un ciclista español de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el ganador del Tour de Francia de 2008 y uno de los mejores ciclistas españoles de su época.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas del equipo Geox-TMC. En la actualidad trabaja para la Fundación Víctor Sastre, con sede en El Barraco (Ávila), que es una entidad que fundó su padre en los 80 destinada a la formación de niños en ciclismo y de la que él formó parte en sus inicios.

¿Sabías qué…?: Como os decía, su padre creó la Fundación para alejar a los niños y jóvenes de la drogadicción.

– Uno de los más destacados ciclistas que pasó por la Fundación fue el ‘Chava’ Jiménez, natural de El Barraco y con cuya hermana está casado Carlos Sastre.

– Sus hijos Claudia y Yeray ya corren en los equipos de la Fundación.

– Antes de su triunfal Tour de 2008, Sastre ganó etapas de la ronda francesa en 2003 (Ax 3 Domaines) y en 2006 (Morzine).

Carlos Sastre, consultando su móvil antes de una carrera (Archivo 20minutos).

Carlos Sastre, consultando su móvil antes de una carrera (Archivo 20minutos).

– En 2003 entró en la meta con un chupete para homenajear a su hija recién nacida.

– En 2006, la etapa de Morzine la ganó en realidad Floyd Landis, pero debido a la sanción del estadounidense por dopaje, se le dio el triunfo a Sastre.

– Aseguró su victoria en la ronda francesa de 2008 merced a su victoria en l’Alpe d’Huez.

– El equipo en el que ganó el Tour era el CSC (Computer Sciences Corporation). CSC son también sus iniciales.

– Aquel 2008 lo culminó con un podio en la Vuelta a España (tras Contador y Leipheimer).

– Mide 1,73 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Carlos Sastre Candil nació el 22 de abril de 1975 en Leganés, Madrid. Debutó como profesional en 1998 en la ONCE. En 2001 se fue al CSC, donde estuvo hasta 2008, cuando pasó al Cervélo. Su último equipo, donde se retiró en 2011, fue el GEOX. En su palmarés tiene el Tour de 2008, más tres etapas de la ronda francesa, dos etapas del Giro y la clasificación de la montaña de la Vuelta, entre otros logros.

Os dejo con el mítico ascenso de Sastre a l’Alpe d’Huez en 2008:

Hasta mañana.

PD: Sí, hoy es mi cumple. Se aceptan regalos 😉

Quién fue… Tom Simpson: una muerte sobre la bicicleta

Tom Simpson, posando con el maillot del equipo Peugeot (WIKIPEDIA).

Tom Simpson, posando con el maillot del equipo Peugeot (WIKIPEDIA).

Pues sigue la Vuelta a España y vamos a cerrar esta semana con un ciclista, uno de los que mejor representa la parte más oscura y más sórdida de uno de los deportes más bellos del mundo. Sin ánimo de crear polémica, creo que la historia del protagonista de hoy debe ser conocida por todos los amantes del deporte en general. Más que nada, para que no se vuelva a repetir nunca más. Es la historia de Tom Simpson.

El 30 de noviembre de 1937 nacía en Haswell, Inglaterra, Thomas Simpson, el sexto hijo de un minero, que se llamaba como él, y que había sido atleta semiprofesional. Cuando tenía 12 años, la familia Simpson se mudó a Harworth, y fue allí donde el joven Tom Simpson empezó a tener contactos con la bicicleta. Empezó a trabajar de repartidor en bici de una tienda de ultramarinos y a disputar sus primeras carreras.

Simultaneó sus estudios con la práctica del ciclismo y en 1955 ganó sus primeras carreras. Ese año se puso en contacto con un ciclista profesional llamado George Berger, al que le pidió consejo para iniciar una carrera profesional. Berger le recomendó que empezara practicando ciclismo en pista. Empezó a entrenar en Manchester y en 1956 se proclamó subcampeón nacional de persecución. Estas actuaciones le valieron un puesto en el equipo olímpico británico de ciclismo en pista para los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, donde lograron la medalla de bronce. Al año siguiente, Simpson participó en los Juegos de la Commonwealth, donde logró la plata en la prueba de persecución.

En septiembre del 58, Tom Simpson participó en el Mundial amateur y al año siguiente, se trasladó a Francia con un objetivo: hacerse profesional. Se estableció en Saint-Breiuc, en la Bretaña, donde empezó a  participar en critériums y en clásicas hasta que decidió dar el gran salto y correr el Tour de Francia. En junio de 1959 firmó su primer contrato profesional con el equipo Rapha, por 80 francos al mes.

Durante su primera temporada estuvo corriendo clásicas y carreras menores, acumulando nada menos que 28 victorias. En 1960 debutó en la Milán-San Remo, en la París-Roubaix, en la Flecha Valona y en la Lieja-Bastogne-Lieja, y en mayo logró la victoria en el Tour del Sudeste, su primera victoria profesional. Un mes después, debutaba en el Tour de Francia con 22 años. En aquella época, los corredores corrían representando a sus países, de modo que Simpson lo hizo con los colores de Reino Unido. En su primera actuación, acabó en el puesto 29.

En 1961 corrió la París-Niza y fue líder durante una etapa, y ese mismo año ganó el Tour de Flandes, si bien en el Tour de Francia tuvo que abandonar debido a una lesión. En 1962 lo contrató el equipo Gitane-Leroux-Dunlop. Revalidó su título en Flandes y llegó al Tour como jefe de filas del equipo. En la decimosegunda etapa, en el Tourmalet, un ataque le valió enfundarse el maillot amarillo. Era el primer británico que lo conseguía y tendrían que pasar 32 años (Chris Boardman lo logró en 1994) para que se repitiera esta hazaña. Ese año acabó sexto (ganó Jacques Anquetil).

Asentado como uno de los más destacados ciclistas del panorama internacional, la primera gran victoria de Simpson no llegó hasta 1965, cuando se proclamó campeón del mundo en carretera. Fue el 5 de septiembre de aquel año, en San Sebastián. Se convirtió en el primer británico que logró el maillot arcoiris, algo que no se repetiría hasta 46 años después, cuando Mark Cavendish lo logró.

Simpson empezó a notar los efectos de la famosa maldición del maillot arcoiris cuando, de vacaciones en 1966, se fracturó la tibia en un accidente de esquí. Se recuperó milagrosamente, pero en el Tour sufrió una caída en el descenso del Galibier y tuvo que abandonar. No competiría más ese año.

Recuperado para la temporada de 1967, Simpson se fijó como objetivo ganar el Tour de Francia. Ganó el Giro de Cerdeña y participó por primera vez en la Vuelta a España, donde ganó dos etapas (una de ellas, en San Sebastián, donde dos años antes había conseguido ser campeón del mundo). Y llegó el Tour. Simpson tenía marcadas tres etapas de montaña donde acometería sus intentos de llevarse la general. Una de ellas era la decimotercera, el 13 de julio, en el ascenso al Mont Ventoux.

Monumento en memoria de Tom Simpson en el Mont Ventoux (WIKIPEDIA).

Monumento en memoria de Tom Simpson en el Mont Ventoux (WIKIPEDIA).

En la décima etapa, tras subir al Galibier, Simpson enfermó. Sufrió diarrea y dolores de estómago. Su rendimiento bajó escandalosamente y le recomendaron abandonar. Pero él no quiso. Llegó la etapa del Mont Ventoux, y Simpson, que aún no se había recuperado de sus problemas estomacales, fue visto tomando pastillas con brandy antes del ascenso. El día de la subida al Mont Ventoux, la etapa salió de Marsella con unas temperaturas que superaban los 40º C. En el ascenso, Simpson consiguió ponerse al frente del grupo de los favoritos pero pronto se quedó descolgado. Empezó a zigzaguear y sus mecánicos le pidieron que parara. El ciclista no les hizo caso y continuó. A un kilómetro de la cima, se desplomó. Intentaron que abandonara, pero él se empeñó en seguir. Avanzó 450 metros más y perdio la consciencia, aún agarrado al manillar de su bici. En el Mont Ventoux le hicieron el boca a boca, masaje cardiaco y le pusieron una mascarilla de oxígeno. 40 minutos tras su pérdida de conciencia, fue trasladado en un helicóptero de la Policía al hospital de Aviñón, donde falleció esa misma tarde. En el bolsillo de su maillot se hallaron tres tubos de anfetaminas, dos de ellos vacíos.

La carrera estuvo a punto de suspenderse, pero al día siguiente volvió a salir y los ciclistas decidieron no disputarla y dejar que otro británico ganara la etapa. Fue Barry Hoban quien lo hizo. Al tiempo, la autopsia reveló la existencia de anfetaminas en el organismo de Simpson, y la causa de la muerte fue un fallo cardiaco debido a la deshidratación y al calor, circunstancias agravadas por el uso de las drogas. Su muerte fue la que provocó la llegada de los controles antidoping. Mientras, Tom Simpson fue enterrado en Harworth, ante 5.000 personas.

Al año siguiente, la revista Cycling comenzó una recolecta para instalar un monumento en el lugar donde Simpson murió. Su viuda, Barry Hoban y su manager estuvieron en la inauguración al año siguiente de su muerte. Se trata de una lápida de granito situada donde Simpson se desplomó. Actualmente, es un lugar de peregrinaje para ciclistas y aficionados de todo el mundo, donde depositan flores u objetos como bidones o gorras. Por lo demás, se sigue celebrando en Harworth una carrera anual con su nombre y también tiene un museo en esta localidad.

Os dejo con un documental sobre Tom Simpson (en inglés) con imágenes de lo que ocurrió aquel día:

Buen fin de semana.