Archivo de septiembre, 2020

Quién fue… Walter Camp: el padre del fútbol americano

Walter Camp, como capitán de Yale en 1878 (WIKIPEDIA).

Cerramos la semana con un pionero del deporte, uno que es el padre de uno de los grandes de Estados Unidos: el fútbol americano. Hablemos de Walter Camp.

Walter Chauncey Camp nació el 7 de abril de 1859 en New Britain, Connecticut, Estados Unidos. Procedía de una familia que llegó a América desde Inglaterra en el primer tercio del siglo XVII. Entró en la Universidad de Yale en 1875, donde perteneció a varios clubes y sociedades, como los Skull and Bones.

En Yale, Camp formaba parte del equipo de rugby de la Universidad, que jugaba según las reglas del viejo continente. Pero Camp fue el introductor de algunos cambios que hicieron efectiva la separación entre el rugby y el fútbol americano.

Camp, en 1910 (WIKIPEDIA).

Se licenció en Yale en 1880 y ese mismo año fue cuando propuso, en una convención de equipos universitarios, algunos cambios. Por ejemplo, las melés fueron sustituidas por la línea de scrimmage y propuso el snap, ese típico pase que se da bajo las piernas a un jugador que está atrás. Introdujo también un sistema de puntuación propio. También fue cosa suya la reducción de 15 a 11 jugadores de campo y las señales del terreno de juego.

Tras la universidad, entró en la New Haven Clock Company, pero siguió vinculado al deporte, como entrenador (de Yale y de Stanford) y como teórico. Escribió 30 libros y más de 250 artículos sobre deporte y ejercicio físico, y además creó un sistema de entrenamiento deportivo que adoptó el ejército de Estados Unidos.

Walter Camp murió en Nueva York el 14 de marzo de 1925, a los 65 años de edad. No mucho tiempo después, en 1951, fue introducido en el Salón de la Fama del Fútbol Americano. Sin duda, un nombre que hay que conocer.

Espero que os haya gustado. El jueves volvemos.

 

Qué fue de… Russell Osman: uno de los futbolistas actores de 'Evasión o victoria'

Osman, en un fotograma de la película (YOUTUBE).

Todo futbolero que se precie tiene entre sus películas favoritas Evasión o victoria (Escape to victory), célebre película de la que hemos hablado en muchas ocasiones

¿Quién era?: Un defensa central inglés de los 70, los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por formar parte del mítico Ipswich Town de Bobby Robson que ganó una UEFA en 1981, y por su participación en la citada película.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1996 en las filas del Cardiff City. Tras algunos años como entrenador, ahora es comentarista de partidos de la Superliga de India.

¿Sabías qué…?: En la película, Russell Osman interpreta a Doug Clure, un británico prisionero de guerra de los nazis.

– En aquel filme participaron actores profesionales como Michael Caine o Sylverster Stallone, mezclados con jugadores profesionales como Pelé, Ossie Ardiles, Kazimierz Denya o Bobby Moore.

– En aquella época, el Ipswich Town era el equipo de moda en Inglaterra, y por eso fue el que ‘cedió’ más jugadores. Además de Osman, también formaron parte del rodaje John Wark, Robin Turner, Laurie Sivell y Kevin O’Callaghan.

Cromo de Osman con el Ipswich Town (PANINI).

– Además, otros dos jugadores del Ipswich, Kevin Beattie y Paul Cooper, hicieron de dobles para Michael Caine y Sylvester Stallone en las escenas de acción futbolística.

– Era una pieza clave del Ipswich que, como os decía antes, ganó la UEFA de 1981. Dirigidos por Bobby Robson y liderados en el campo por Wark, los ‘Tractor Boys’ derrotaron en la final al AZ Alkmaar neerlandés por un global de 5-4.

– Osman fue titular y jugó los 90 minutos tanto en la ida como en la vuelta.

– En el Ipswich Town formaba pareja de central con el mítico Terry Butcher.

– Su padre, Rex Osman, fue futbolista en los años 50.

– Fue 11 veces internacional pero nunca representó a Inglaterra en un gran torneo.

– Mide 1,83 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Russell Charles Osman nació el 14 de febrero de 1959 en Repton, Inglaterra. Debutó como profesional en el Ipswich Town en 1976. En 1985 lo fichó el Leicester, donde pasó tres temporadas. Luego jugó dos años en el Southampton, para recalar en 1991 en el Bristol City, donde jugó tres años. Luego tuvo breves experiencias en el Sudbury Town, en el Plymouth Argyle, en el Brighton and Hove Albion y en el Cardiff City, donde se retiró en 1996. En su palmarés tiene la UEFA del 81. Con Inglaterra jugó 11 partidos.

Este artículo, me lo vais a permitir, se lo dedico al gran Carlos Marañón (Evasión o victoria es una de sus películas favoritas), al que además mando un fuerte abrazo.

Santuarios del deporte. La Bola del Mundo: la ascensión que confirma las Vueltas

La Bola del Mundo (a la derecha se ven las antenas), vista desde Peñalara (WIKIPEDIA).

Una de las cosas buenas que ha hecho la Vuelta a España en los últimos años es sacarse etapones de montaña que enamoran a los espectadores. Uno de los recientes es el de la Bola del Mundo, que se ha subido un par de veces en las que no ha hecho sino confirmar al ganador final.

Nombre oficial: Alto de las Guarramillas.

Ubicación: Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, término municipal de Manzanares el Real, Madrid.

Más cosas: Pues en la Comunidad de Madrid, en la Sierra de Guadarrama, encontramos el Alto de las Guarramillas. En los años 50 se instalaron en su cima, a 2.265 metros sobre el nivel del mar, unas antenas repetidoras de televisión. Las emisiones de TVE empezaban con la imagen de un globo terráqueo, por lo que a este monte se le llamó así, la Bola del Mundo.

Desde el punto de vista del ciclismo, es una prolongación de la tradicional ascensión a Guadarrama. Se estrenó en 2010, en la 20ª etapa, y en ella se proclamó ganador el gallego Ezequiel Mosquera, si bien la UCI no considera válida su victoria tras su positivo por dopaje. Se volvió a subir en 2012, esta vez con victoria de Denis Menchov.

Se trata de una subida de 22 km de ascensión, con un desnivel medio del 6,1% y rampas de hasta el 20%. A estas infernales cifras hay que agregar que el piso es muy complicado: en realidad es una pista forestal de hormigón, muy deteriorado, que hace sufrir no sólo al ciclista sino también a la bicicleta.

La presencia de la Bola del Mundo en la Vuelta era una vieja pretensión de Enrique Franco, el que fuera director de la ronda, pero que no se pudo materializar hasta el mandato de Javier Guillén, que fue quien apostó por incluir etapas de dureza extrema, pero de solo un puerto, que dieran el máximo de espectáculo. El éxito del Angliru fue clave para que la Vuelta, tras negociar con la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos de la zona, lograra ponerla en la carrera.

Sobre si es una ascensión más dura que el Angliru, hay opiniones para todos los gustos. Algunos cree que el puerto asturiano es peor porque tiene menos descansos y en la Bola del Mundo tienes siempre la referencia visual de las antenas, que hace más llevadero el ascenso, pero la etapa madrileña puede ser más dura por los ascensos previos.

Espero que os haya gustado el artículo, para cuya creación he contado con la ayuda de mi amigo y referencia en ciclismo Juanfran de la Cruz.

Hasta mañana.

Qué fue de… Keith Gillespie: el 'nuevo George Best' se quedó a años luz de su compatriota

Cromo de Gillespie con el Newcastle (PANINI).

¡Qué difícil es para muchos futbolistas jóvenes que los consideren una nueva versión de una estrella pretérita! Las expectativas son demasiado grandes y al final, es fácil que decepcionen. Hoy os expongo un caso: el de Keith Gillespie.

¿Quién era?: Un extremo norirlandés de los 90 y las dos siguientes décadas.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un prometedor producto de la cantera del Manchester United y por su trayectoria en la selección de Irlanda del Norte.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2013 en el Longford Town irlandés. En la actualidad se dedica a dar charlas motivaciones o sobre su experiencia en cenas de empresa, eventos y similares. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Como os decía, en sus inicios, por su procedencia, por su demarcación (extremo), su complexión delgada, su velocidad y su habilidad fue considerado el ‘nuevo George Best’ cuando era canterano del Manchester United.

– Ganó una FA Cup juvenil con el United en un equipo en el que estaban unos chicos llamados Ryan Giggs, Paul Scholes, David Beckham o Gary Neville.

– Llevó incluso el 7 de George Best.

– Al contario que el resto de ‘Fergie boys’, no fue capaz de hacerse con un puesto en el equipo (el ucraniano Kanchelskis y luego la explosión de Beckham frenaron su progresión) y acabó cambiando de aires.

– En el Newcastle encontró su mejor forma y en St. James’ Park se recuerda aún un partidazo que hizo el 17 de septiembre de 1997, en Champions ante el Barcelona, en el que asistió en dos de los tres goles del Tino Asprilla que le dieron a las urracas la victoria por 3-2.

– Cuando estuvo en el Leicester se vio implicado en un escándalo sexual cuando el equipo estaba concentrado en La Manga.

– En 2010 se declaró en bancarrota y en 2013 sacó su autobiografía, Cómo no ser un futbolista millonario, en la que confesó su adicción al juego, que le llevó a gastar más de 7 millones de libras esterlinas.

– Pese a ser atacante y jugar 86 partidos con su selección, sólo marcó dos goles como internacional.

– Este año ha descolgado las botas para jugar unos partidos con un modesto equipo norirlandés, el FC Mindwell.

– Mide 1,78 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Keith Robert Gillespie nació en Larne, Irlanda del Norte, el 18 de febrero de 1975. Debutó como profesional en 1993 en el Manchester United, que lo cedió en su primera temporada al Wigan. En 1995 se desvinculó de los ‘red devils’ para firmar por el Newcastle, donde pasó tres años. En 1998 lo contrató el Blackburn Rovers, que en 2000 lo cedió de nuevo al Wigan. En 2001 regresó al Rovers y en 2003 lo fichó el Leicester, donde pasó dos años. Su siguiente equipo fue el Sheffield United, donde estuvo entre 2005 y 2009, excepto una breve cesión en el Charlton Athletic. En 2009 lo contrató el Bradford City y más tarde ese año lo contrató el Glentoran norirlandés. En 2010 firmó por el Darlington y en 2011 por el Longford Town, donde se retiró. En su palmarés tiene una Charity Shield con el United, una Copa de la Liga con el Blackburn Rovers y una Copa de la Liga irlandesa con el Glentoran. Con la selección de Irlanda del Norte jugó 86 partidos y marcó dos goles.

Hasta mañana.

Quién fue… Guy Crescent: el padre del PSG que pidió consejo a Santiago Bernabéu

Guy Crescent, uno de los padres del PSG (WIKIPEDIA).

Últimamente he escrito sobre algunos de los fundadores de los grandes clubes del mundo. Este domingo le toca a uno de los más recientes, pero que ya ocupa uno de los puestos de importancia en el olimpo deportivo mundial. Es el Paris Saint-Germain y uno de sus ‘padres’, Guy Crescent.

Nacido en París en 1920, Guy Crescent. A los tres meses sufrió poliomielitis, lo que lo convirtió en persona con discapacidad para el resto de su vida. Licenciado en Derecho, toda su carrera profesional estuvo ligada al grupo Calberson, dedicado al transporte de mercancías y mensajería en Francia. Crescent empezó como chófer, y en 1963 era ya presidente de la compañía.

Debido a la mala situación económica de equipos parisinos previamente existentes (el Racing y el Stade Français), un grupo de empresarios de la capital decidió a finales de los 60 relanzar el fútbol en la capital, creando un club de fútbol que devolviera a París a la primera fila del balompié galo. Uno de esos empresarios era Guy Crescent.

Junto a sus amigos Fernando Sastre y Henri Patrelle funda el Paris FC, bajo los auspicios de la Federación. Era un club virtual, sin jugadores, equipo técnico o estadio. Guy Crescent viaja a Madrid y se reúne con Santiago Bernabéu para tomar nota sobre el funcionamiento del club. El empresario galo se inspiró en muchos aspectos de la gestión del mítico presidente madridista para posteriormente volcarlos en la de su nuevo club.

Finalmente, en 1970 el Paris FC se fusiona con el Stade Saint Germain y nace así el Paris Saint-Germain, en lo que Crescent llamó “un ejercicio de fe”. El primer presidente del club fue Pierre-Étienne Guyet, si bien en un cargo más bien simbólico, con Crescent como presidente y como verdadero dirigente. En 1971, Crescent es nombrado presidente del club, cargo que solo ocupó durante seis meses. Pocos años después, el PSG empezó a destacar el el fútbol francés.

En 1985, Crescent se jubila, pero es nombrado presidente de honor de Calberson. Además de su actividad profesional y futbolística, Crescent realizó destacadas tareas benéficas, ayudando a personas con discapacidad, a la lucha contra el cáncer y fundando programas de ayuda a la drogodependencia, tareas que le valieron numerosos reconocimientos, como la Legión de Honor o la Orden Nacional del Mérito.

Guy Crescent murió el 16 de octubre de 1996 en París, la ciudad a la que devolvió un club de fútbol de primer nivel.

Hasta el próximo jueves.

Prendas para la historia. El 'blazer': de los clubes deportivos a los armarios domésticos

Jugadores de golf australianos con ‘blazers’. Los de en medio pertenecen a algún club (WIKIPEDIA).

En el apartado de prendas deportivas voy a hablaros este sábado de una prenda que no se usaba propiamente para el deporte, pero sí para después. Convertido en prenda de moda, el protagonista del post de hoy es el ‘blazer’.

El ‘blazer’ es una chaqueta, parecida a la de vestir, pero con un corte más informal. Su origen está en el primer tercio del siglo XIX, y lo encontramos en un club de remo británico, el Lady Margaret Boat Club, formado en la Universidad de Cambridge.

Los miembros de los clubes solían llevar ‘blazers’ con los colores de la entidad. Pero no sólo existían en el remo: también los clubes de cricket, los de rugby, los de tenis, los colegios, los clubes de caballeros sin relación con el deporte e incluso regimientos militares adoptaron esta prenda como uniforme.

Además de los colores de la entidad a la que representen, el ‘blazer’ suele llevar en el bolsillo del pecho el emblema del club.

Como tantas otras prendas deportivas, el ‘blazer’ ha dado el salto a la moda en general. Los mods lo adoptaron como prenda en los 60 y 70, así como grupos de música como los Rolling Stones, los Beatles o The Who. Hoy en día se siguen usando y sobre todo en versiones más discretas como el ‘blazer’ azul marino sigue siendo una prenda básica de armarios tanto para hombres como para mujeres.

Qué fue de… John Arne Riise: ganó la Champions en la mítica final de 2005

Riise, protegiendo el balón ante el escocés McFadden en un derbi de Liverpool ante el Everton (WIKIPEDIA).

Vamos a recordar este viernes a un futbolista que fue leyenda de la Premier y de su país, campeón de Europa y que también pasó por el calcio y el fútbol francés. Casi nada. Es John Arne Riise.

¿Quién era?: Un lateral noruego de mediados de los 90 a mediados de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues sobre todo, por su paso por el Liverpool, con quien ganó una Champions, aparte de por ser un fijo en la selección de su país.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2017 en el Rollon de su país. En la actualidad es entrenador y dirige al Flint Tonsberg, de la tercera división noruega.

¿Sabías qué…?: Aunque su posición original era la de lateral izquierda, su vocación ofensiva le hizo también jugar como centrocampista por la izquierda, sobre todo en su etapa en Liverpool.

– Su primer partido con el Liverpool fue la final de la Supercopa de Europa de 2001, ante el Bayern. Los reds se llevaron el trofeo gracias a su victoria por 3-2, con gol de Riise incluido.

– Curiosamente, aquel partido se jugó en el estadio Louis II de Mónaco, la ‘casa’ de Riise las tres anteriores temporadas.

Riise, en 2009 (WIKIPEDIA).

– Riise fue titular y jugó los 120 minutos de la mítica final de la Champions de 2005 en Estambul, en la que el Liverpool remontó un 3-0 en contra ante el AC Milan y acabó alzando el trofeo.

– El primer gol del Liverpool, obra de Gerrard, fue a centro de Riise.

– Riise falló su penalti en la tanda definitiva. Fue el único error del equipo inglés, que pese a ello se acabó llevando el torneo porque el Milan falló tres penas máximas.

– Con su selección estuvo en la Eurocopa de 2000, pero no llegó a disputar ningún partido.

– En uno de los accesos al estadio de Aalesund hay una estatua dedicada a él.

– Se ha casado tres veces y tiene tres hijos de sus dos primeros matrimonios.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: John Arne Riise nació el 24 de septiembre de 1980 en Molde, Noruega. Debutó como profesional en 1996 en el Aalesund de su país. En 1998 fichó por el Monaco, y en 2001 lo contrató el Liverpool. En Merseyside pasó siete temporadas hasta que en 2008 firmó por la Roma. En 2011 regresó a Inglaterra para jugar en el Fulham. En 2014 firmó por el APOEL chipriota, y en 2015 por los Delhi Dynamos de la Superliga india. En 2016 regresó al Aalesund, pero más tarde ese año firmó por el Chennaiyin indio. En 2017 disputó los últimos partidos de su carrera en el Rollon noruego. En su palmarés tiene una liga y una supercopa francesas con el Monaco; una FA Cup, una Copa de la Liga, dos Community Shields, una Champions y dos Supercopas de Europa con el Liverpool y una liga y una copa de Chipre con el APOEL. Con su selección jugó 110 partidos y marcó 16 goles.

Hasta mañana.

Qué fue de… Taine Randell: de capitán de los All Blacks a la exportación de marisco

Randell, en un evento promocional (YOUTUBE).

Los All Blacks son la aristocracia del rugby mundial. Haber llevado la camiseta negra de Nueva Zelanda significa estar en la súper élite del deporte del balón oval. Imaginad entonces el prestigio de ser capitán. Vamos a recordar este jueves a un personaje que cumple con esta descripción: Taine Randell.

¿Quién era?: Un jugador neozelandés de rugby de los 90 y primeros años de los 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser capitán de los All Blacks a finales de los 90, incluida el decepcionante (para ellos) Mundial de 1999.

¿Qué fue de él?: Se retiró del rugby en 2006 en los Saracens ingleses. En la actualidad es un empresario de éxito. Dirige un holding de empresas centrado en el negocio de la exportación de marisco vivo.

¿Sabías qué…?: Es de origen maorí, en concreto de la tribu Ngati Kahungunu, procedente del noreste de Nueva Zelanda.

– De joven también jugó al cricket.

– Es licenciado en Derecho y Comercio por la Universidad de Otago.

– Debutó como capitán con 21 años, una decisión muy criticada en Nueva Zelanda, debido a su inexperiencia para ostentar tan prestigioso cargo.

– Capitaneó a Nueva Zelanda en el Mundial de 1999, en el que los All Blacks se vieron sorprendidos en semifinales por Francia. La decepción en su país fue mayúscula (eran los grandes favoritos, entre otras cosas por contar con Jonah Lomu en sus filas).

– Debido a esta decepción, tras aquel Mundial Randell pasó un mes en Estados Unidos para alejarse del foco mediático en su país. No volvió a capitanear a los All Blacks.

– Tiene dos hijos y una hija.

– Cuando colgó las botas en los Saracens se quedó en Londres dos años trabajando en la City, en concreto en el sector petrolero.

– Fue capitán en 22 partidos.

– Mide 1,88 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Taine Cheyenne Randell nació el 5 de noviembre de 1974 en Hastings, Nueva Zelanda. Jugó para los Highlanders entre 1996 y 2003 y para los Saracens londinenses entre 2003 y 2006. Con los All Blacks jugó 51 partidos y anotó 60 puntos. En su palmarés tiene tres torneos del Tri-Nations.

Os dejo con un vídeo de Randell dirigiendo una haka ante Australia:

Hasta mañana.

Quién fue… Salamo Arouch: ganó 200 combates para salir vivo de Auschwitz

Salamo Arouch (WIKIPEDIA).

Hace casi un mes os conté la historia de Victor Perez, un boxeador judío que murió en el Holocausto. Este domingo os traigo la historia de otro púgil hebreo que, por fortuna, pudo contarlo. Es Salamo Arouch.

Solomon Arouch nació el 1 de enero de 1923 en Salónica. Como sabéis, esta ciudad del norte de Grecia es una de las ciudades europeas con más tradición judía. Antes de la Primera Guerra Mundial llegó a tener cerca de un cuarto de millón de habitantes de esta religión. Fue el padre del protagonista de hoy, estibador en el puerto de Salónica, quien inculcó a su hijo el amor por el boxeo.

A los 14 años empezó a competir, como miembro del Maccabi de Salónica. Posteriormente, lo hizo en la sección de boxeo del popular Aris, otro de los grandes clubes de la ciudad. Ya como profesional y bajo el nombre de Salamo Arouch, ganó el campeonato griego de los pesos medios, y en 1939 el campeonato de los Balcanes. Con un récord de 24 victorias, 24 por KO, se enroló en el ejército griego con motivo del estallido de la Segunda Guerra Mundial.

En 1943, Arouch y su familia fueron detenidos por las tropas nazis y deportados al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, adonde llegaron el 15 de mayo de 1943. A Arouch le tatuaron en el brazo el número 136.954.

Como le ocurrió a Victor Perez, el hecho de ser boxeador profesional le valió para tener algunas ventajas en el campo, pero a un coste terrible: dos o tres combates a la semana en los que, si salía derrotado, le esperaba una muerte segura.

Salamo Arouch, según su propio testimonio, disputó más de 200 combates en el campo, y los ganó todos. En una ocasión, derrotó a un checoslovaco que rozaba los 115 kilos en tan solo 18 segundos. Sus puños le dieron la supervivencia. Sus padres y sus hermanos, en cambio, no corrieron tanta suerte.

El 17 de enero de 1945 fue trasladado a otro campo, el de Bergen-Belsen (donde murió Ana Frank). Apenas dos meses después, los británicos liberaron el campo. Salamo Arouch intentó buscar en vano a sus familiares, pero conoció a Marta Yechiel, una joven de 17 años de Salónica, como él. Se enamoraron y decidieron establecerse en Tel Aviv. En noviembre de ese año, se casaron. Salamo Arouch empezó a trabajar en una naviera.

La experiencia de Arouch en Auschwitz le valió para dar charlas motivacionales contando su experiencia. Y no sólo eso: en 1955 tuvo la oportunidad de ponerse de nuevo los guantes para despedirse del boxeo. Fue en Tel Aviv, ante el italiano Amleto Falcinelli. Arouch, esta vez, perdió por KO. Fue la primera y última derrota de su carrera. Ya no importaba, porque vivía en la libertad de su nuevo hogar.

En 1989, Hollywood se interesó por su historia y se rodó un biopic sobre su vida. Arouch tuvo la valentía de volver a Auschwitz y colaboró en la producción del filme. Wilem Defoe interpretó el papel protagonista en una película que se tituló El triunfo del espíritu y que se tomó algunas libertades, como cambiarle el nombre a Marta Yechiel y situarla en la trama antes de su detención. La película tuvo buenas críticas.

En 1994, Salamo Arouch sufrió un derrame cerebral que le afectó a su salud, que definitivamente empeoró a finales de 2008. El 26 de abril de 2009, con 86 años, murió en un hospital de Tel Aviv.

Espero que os haya gustado la historia. El jueves, más.

Trofeos, copas y medallas. El trofeo UEFA Player: un dios griego con la máxima tecnología

Cristiano Ronaldo, con el trofeo UEFA Player (EFE).

En Europa, todos los jugadores que disputan la Champions sueñan con alzar el trofeo de campeones, pero a nivel individual, su sueño es otro: alzar el trofeo de la UEFA al jugador del año. Y este sábado os voy a hablar de él.

El trofeo empezó a entregarse como UEFA Best Player in Europe al final de la temporada 2010-2011. A partir de la temporada 2016-2017, pasó a llamarse UEFA Men’s Player of the Year in Europe, porque también se entrega otro en categoría femenina.

El galardón actual, que se entregó por primera vez en la segunda edición, es un torso de 50 centímetros sobre una peana de mármol negro. El trofeo es de metal cubierto de plata. Su creador fue el diseñador británico Cristian Cook, que lleva años trabajando con la UEFA, y que se inspiró en el dinamismo de un torso masculino, inspirado en la estatua de un dios de la antigua Grecia.

Pero pese a ese guiño clásico, el trofeo tiene detrás mucha tecnología: el autor realizó escaneos en 3D de torsos de deportistas y creó un renderizado que luego fue plasmado en resina. Cuando la UEFA dio su visto bueno, empezó el trabajo del maestro platero para crearlo primero en metal y luego cubrirlo de plata pulida.

Messi ganó la primera edición en 2011, pero como os decía, no fue hasta 2012 cuando se entregó el actual trofeo. Y fue Andrés Iniesta el que lo recogió. En 2013 ganó Ribéry; en 2014 Cristiano Ronaldo; en 2015 Messi; en 2016 de nuevo Cristiano Ronaldo; en 2017, ya con la nueva denominación, otra vez Cristiano Ronaldo; en 2018 Luka Modric y en 2019 Virgil van Dijk. Como veis, excepto en el año de Iniesta, el ganador del trofeo siempre pertenece al equipo que gana la Champions, así que habrá que ver qué jugador del Bayern es el que gana el trofeo correspondiente a la temporada 2019-2020.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.