BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Liberémonos de los combustibles fósiles

Por José Luis García – Área de Energía y Cambio Climático de Greenpeace

central de carbón

Este mes de marzo, un movimiento de personas de todos los rincones del planeta se pone en pie para hacer frente al cambio climático: un movimiento que exige liberar al planeta de la tiranía de los combustibles fósiles.

Cada vez más personas, comunidades, países, sufren las consecuencias del cambio climático, y no están dispuestas a permanecer impasibles hasta que esos impactos hagan su tierra inhabitable. Con el lema común de “Break Free”, una ola mundial de personas se levanta contra las energías sucias que causan el cambio climático. Unimos fuerzas para proteger a las comunidades vulnerables de los sucesos meteorológicos extremos y de las corporaciones del petróleo, carbón o gas que envenenan nuestro aire, ocupan nuestra tierra y secuestran a nuestros gobiernos. Es un movimiento ciudadano pacífico, unido y decidido a acabar con la era de la energía sucia y a empujar una transición justa a un futuro más limpio y sostenible.

La realidad del cambio climático exige una reacción inmediata y ambiciosa: para evitar sus peores consecuencias, no hay que permitir que el calentamiento global supere 1,5ºC, tal como ha quedado recogido en el Acuerdo de París. Es el gran reto de nuestro siglo. Puede parecer algo de un futuro lejano, pero un niño o niña que nace hoy, aún estará en la escuela en 2030, y puede seguir viviendo en el año 2100. Las decisiones que tomemos hoy determinarán si estas personas y sus hijos e hijas heredarán un planeta habitable.

Los datos científicos indican que más del 80% de las reservas conocidas de carbón, la mitad de las de gas y un tercio de las de petróleo deben dejarse bajo tierra para evitar un calentamiento de 2ºC. Para no superar 1,5ºC, no puede abrirse ni una nueva mina de carbón, ni pozo de petróleo ni de gas. Las centrales térmicas tienen que tener fecha de caducidad, empezando por las de carbón, que en nuestro país deberían estar cerradas todas en 2025.

Los responsables del problema están claros: son las empresas que extraen y queman esos combustibles fósiles, en su mayoría para obtener energía, los gobiernos que lo permiten e incluso subvencionan, y los inversores que con su dinero alimentan el negocio. Las víctimas son también conocidas: todos los seres vivos sufrimos las consecuencias, pero entre las situaciones de mayor vulnerabilidad encontramos a mujeres y poblaciones indígenas.

Aunque las energías renovables están creciendo rápidamente en cada vez más países, todavía son muchos los que se aferran a los viejos combustibles fósiles. La codicia de las corporaciones energéticas no es algo lejano. También en nuestro país vemos cómo empresas eléctricas, petroleras, carboneras y gasistas utilizan todos los resortes para dirigir las decisiones políticas a donde les conviene. Así hemos visto cómo el Gobierno ha frenado en seco el crecimiento de las energías renovables, justo cuando empezaban a interferir con los intereses de las compañías eléctricas. Las puertas giratorias funcionan muy bien para sus intereses.

El movimiento “Break Free” comienza cuando las personas rechazan seguir siendo víctimas y exigen protección para sus vidas, sus familias y sus derechos. Defienden sus tierras y sus bosques, su alimento y su agua, y buscan soluciones de energía limpia compatible con sus necesidades y no a costa de ellas.

Este mes veremos cómo la ciudadanía se levanta por todo el mundo, para exigir de forma pacífica que las decisiones políticas no sean las que convienen a las empresas de energía sucia, sino que se atengan a los compromisos reflejados en el Acuerdo de París. La fuerza de la gente quiere asegurar un mundo con energía sostenible en el que se respeten los derechos humanos y las libertades, incluida la de elegir energía limpia.

Es nuestra oportunidad de tomar el futuro del planeta en nuestras manos. Es el momento de poner freno al control de las multinacionales de la energía sucia sobre nuestra economía, sobre nuestra política y sobre nuestro medio ambiente. Es el momento de liberarnos de los combustibles fósiles.

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    NADA QUE HACER. TODO IMPOSIBLE. SIGUE EL PP CUATRO AÑOS MAS AMILLONANDO OLIGOPOLIOS RICOS.

    07 Marzo 2017 | 10:44

  2. Dice ser Ingeniero especialista en mercados eléctricos

    “Así hemos visto cómo el Gobierno ha frenado en seco el crecimiento de las energías renovables, justo cuando empezaban a interferir con los intereses de las compañías eléctricas”

    Pero si las eléctricas españolas se están dedicando a las renovables por todo el mundo. En España no se construyen centrales que no sean renovables.

    Iberdrola es la primera productora mundial de energías renovables y una de las cinco mayores compañías eléctricas del mundo.

    España es el segundo país de Europa en generación de energía eólica y cuarto en el ámbito mundial por potencia instalada según datos provisionales a diciembre de 2015 de IDAE

    España es el tercer país de Europa en generación de energía solar fotovoltaica, quinto en potencia instalada y octavo en el ámbito mundial. En energía solar termoeléctrica, España es la nación con mayor capacidad instalada.

    El 78% de los proyectos relacionados con la energía solar termoeléctrica son realizados por firmas españolas.

    Nadie está en contra de reducir las emisiones, pero si se quiere un sistema eléctrico estable y económicamente sostenible (para que después no haya casos de pobreza energética) tiene que ser una transición equilibrada.

    Cuantas más mentiras soltéis ahora, peor será en el futuro cuando la gente se de cuenta.

    07 Marzo 2017 | 11:55

  3. Dice ser otromas

    Y dale con la matraca, el día que me convenzas a un volcán que deje de contaminar, apago el motor de mi coche, que por cierto casi ni respira de filtros, catalizadores y demás zarandajas que vosotros los “ecolojetas” vendeis como buenas para el medio ambiente y los fabricantes de coches, los que os manejan, se forran en renovar cada año a costa de vendernos nuevas manufacturas “Ecológicas” y muy contaminantes… ¡¡¡Ah no!! , Que la electricidad sale del enchufe, perdón se me olvidaba.

    07 Marzo 2017 | 11:55

  4. Dice ser heavyloud

    las energías renovables NO son límpias al 100%, hay que combinarlas usando menos electricidad, yo me ilumino por el portal con la pantalla del móvil. sólo necesito no tropezar con las escaleras
    y eso me lo dan las pantallas enormes de los móviles modernos. Y repito, MENTIRA que eso reduzca la vida útil del dispositivo.

    07 Marzo 2017 | 12:33

  5. Dice ser Solomillo

    “Los responsables del problema están claros: son las empresas que extraen y queman esos combustibles fósiles, en su mayoría para obtener energía, los gobiernos que lo permiten e incluso subvencionan, y los inversores que con su dinero alimentan el negocio.”
    Y los consumidores, que llenamos los depósitos de gasolina, tenemos nuestro tanque de gasoil en el pueblo para cuando hace frío, queremos que no se nos suba mucho más el precio de la luz (es más barato quemar carbón que montar nuevas centrales solares, y lo sabemos, y no nos gusta pagar el sobrecoste), tampoco queremos que haya paro y cerrar cuencas mineras —con esas molestas huelgas, miles de personas en la calle…—. Nos da mucha rabia encontrar un tramo de 40km de autovía sin una gasolinera, queremos calefacción en casa, mucha calefacción, más que la que nos puede proporcionar un molino de viento. Y no queremos nucleares, no, que son mu malas, aunque su rendimiento sea cientos de miles de veces superior a la quema de combustibles fósiles y sus residuos no influyan en el cambio climático. Porque somos verdes y concienciados… mientras no afecte a nuestra comodidad. Que lo resuelvan los gobiernos y los malvados, ávaros, retorcidos y desalmados empresarios… que los usuarios no tenemos culpa nunca de nada, ni de a quién elegimos, ni de qué empresas montamos, ni sobre qué o quién presionamos.
    El usuario es responsable también, no basta con poner rabo y cuernos a empresarios y políticos. Como si ellos no fuesen usuarios también.

    07 Marzo 2017 | 13:06

  6. Dice ser Symphonia

    Menuda fumada lleva el que ha escrito esto. Anda por favor, que estudie antes ingeniería industrial y se informe bien de cómo funcionan las diferentes fuentes de energía y la economía a nivel industrial.

    Yo también estoy en contra del gas, carbón y petróleo, pero no se puede venir a escribir un artículo haciéndose pasar por “luchador” contra las grandes y malévolas corporaciones. El cuento no es así. Parece más bien que el periodista quiere vender una idea incompleta y distorsionada que cale hondo en gente con menos conocimientos.

    07 Marzo 2017 | 15:55

  7. Dice ser Kiwi

    Vale, nos cargamos los combustibles fosiles y las nucleares como defiende greenpeace. Las noches sin viento nos quedamos sin suministro electrico, con el perjuicio economico que eso conlleva. Los dias nublados y sin viento España se va a tomar por culo, mas aún. Si quereis enterrar los combustibles fosiles hay que potenciar la energia nuclear, algo tan basico como que 1+1=2. Por cierto, ¿Que tal las subvenciones a Greenpeace por parte de Francia a cambio de no hablar sobre nucleares? ¿Las habeis disfrutado en España? Eso es lo que se dicen valores morales solidos.

    07 Marzo 2017 | 18:19

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.