BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

¡Aún dicen que las renovables son caras!

Por Luis Mª de la Maza – Profesional de área energética e industrial

La cantinela de que las renovables son caras, no son rentables, resultan casi simbólicas y solo se mantienen a base de apoyos públicos o de encarecimiento de las tarifas reguladas es un auténtico hit en las listas de éxitos de los gobiernos de muchos países, entre los cuales España ocupa una posición destacadísima. Entre pésimos ministros, políticos de medio pelo y, sobre todo, medios de comunicación debidamente orientados se bastan y se sobran para que esa coplilla entre a fondo en las mentes de los ciudadanos.

Molino de viento en amanecer

Lo que sabe menos gente es que los combustibles fósiles, tan eficientes ellos y tan garantes de nuestro modus vivendi, reciben desde tiempo inmemorial ingentes subsidios por distintas razones, algunas más o menos lícitas (empleo, reducción de precios) y otras no tanto (intereses no siempre confesables). Los gobiernos dicen que sirven para proteger a los pobres, pero en la realidad solo un 8% de esas ayudas va a gente con pocos recursos.

El volumen total mundial de estos subsidios se situaría hoy en el entorno de los 5,3 billones de dólares, 6,5% del PIB mundial y por encima del gasto sanitario, con China (2,3), Estados Unidos (0,7), Rusia (0,34), India (0,28) y Japón (0,16) a la cabeza; los países del G20 destinan a subsidios para exploración de combustibles fósiles 88.000 millones de dólares al año, más del doble de lo que invierten las propias compañías.

Los recortes de esos subsidios son fundamentales para luchar contra el cambio climático, ahorrar dinero y ayudar a un cambio hacia energías más limpias. Esto se ha planteado en muchas ocasiones, más recientemente en la Cumbre de París de diciembre de 2015, pero las grandes naciones, las que pueden aportar más para alcanzar esos objetivos, son terriblemente lentas en cumplir sus promesas, en una aparente esquizofrenia al trabajar para reducir emisiones y a la vez subsidiar el consumo de combustibles fósiles. La razón última, sin embargo, es que esos recortes son muy impopulares entre la ciudadanía, casi un campo minado a nivel político.

El apoyo a los combustibles fósiles parece haber alcanzado su punto máximo a finales de la década pasada, pero el ritmo de reducción de esos apoyos es muy bajo. Los gobiernos de los países de la OCDE están gastando aún casi el doble dando soporte a los combustibles fósiles de lo que se necesita para alcanzar los objetivos climáticos establecidos por la comunidad internacional. No se plantean ni los efectos directos de la desaparición de estos subsidios (-20% en emisiones de gases de efecto invernadero), ni las muertes prematuras evitadas por menor contaminación atmosférica ni finalmente el hecho de que, igualando las condiciones de participación en el mercado, podrían llegar a ser también innecesarios los fondos dedicados a las energías renovables.

En España, mientras tanto, aún estamos en la onda de considerar al carbón (autóctono), principal combustible fósil responsable del cambio climático, como factor clave para la soberanía energética española. De hecho, su uso aumentó en 2015 en un 24% respecto a 2014, convirtiéndose en la segunda fuente de generación de electricidad (20,3% sobre demanda). Diversos partidos y organizaciones instan ya a considerar que cualquier política dirigida a impulsarlo contraviene los acuerdos internacionales de lucha contra el cambio climático y supone una irresponsabilidad con el conjunto del planeta y con las generaciones futuras.

Sin embargo, una vez más, la impopularidad política del cese de las explotaciones españolas hace que se sigan inventando políticas que garanticen su continuidad. Se huye de la necesidad de abandonar el uso del carbón y consiguientemente del cierre progresivo de minas y centrales térmicas de carbón, aunque este plan debería ser completado antes de 2025, acompañado, por supuesto, de planes de “transición justa”, como ha validado la Organización Internacional del Trabajo. Y sumemos a esto las actuaciones del Gobierno del PP en favor de prospecciones petrolíferas convencionales y del fracking.

Remedando el título de un famoso cuadro de Sorolla, ¡aún dicen que las renovables son caras! ¿Seguís pensando lo mismo?

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Me parece muy interesante, ademas puedo confirmar que la energia verde ha aumentado bastante en los ultimos años!

    05 Septiembre 2016 | 10:39

  2. Dice ser Jose Maria

    Me parece que al final hay una incorrección referente al carbón. Es verdad que se consume incluso más. Pero no es verdad que la mayoría sea español.
    Tenemos a un ministro de economía, Luis de Guindos, muy impeñado en cerrar la explotaciones mineras españolas, aparentemente por motivos ecológicos.
    Mientras tanto importa, por supuesto su nombre no aparece, ingentes cantidades de carbon de otros países a un precio muy inferior al español….
    Para después venderlo a las termicas al mismo precio o superior que el español.
    ¿Porqué no sale en la prensa la ingentes cantidades que entran en el puerto de Gijón?
    Muy poquitas veces en la prensa local nada más.
    ???????????

    05 Septiembre 2016 | 13:37

  3. Dice ser Casandra

    hace 7 días

    La subestación ‘Andalucía’ de Iberdrola ya está instalada en el parque marino alemán Wikinger

    La infraestructura llegó el pasado viernes a su destino, a 35 kilómetros del puerto de Mukran, en la isla de Rüge, tras 14 días de travesía y 4.700 kilómetros recorrido

    Iberdrola ha culminado con éxito, durante este fin de semana, la instalación de la subestación ‘Andalucía’, fabricada en los astilleros de Navantia de Puerto Real, en el parque eólico marino Wikinger, que se ubicará en aguas alemanas del mar Báltico.

    Según indica Iberdrola en una nota, esta infraestructura de distribución eléctrica llegó el pasado viernes a su destino, a 35 kilómetros del puerto de Mukran, en la isla de Rüge, tras 14 días de travesía y 4.700 kilómetros recorridos a bordo del remolcador Smit Sentosa, completando así su viaje antes de lo inicialmente previsto y sin incidencias en la navegación.

    La subestación marina, que a comienzos de agosto fue bautizada con el nombre de ‘Andalucía’ en una ceremonia que tuvo lugar en el puerto de Cádiz, será utilizada conjuntamente por Iberdrola y 50Hertz, el operador del sistema eléctrico del mar Báltico alemán.

    Todos los componentes estructurales de la subestación –exceptuando los equipos eléctricos– han sido fabricados en el astillero de Navantia en Puerto Real (Cádiz). La cimentación, llamada ‘jacket’, comenzó su traslado en barcaza el 10 de agosto y unos días más tarde salió el barco con los dos ‘topsides’.

    Como paso previo necesario a la instalación de la subestación, el buque grúa especial ‘Oleg Strashnov’ ha empleado algo menos de una semana en el montaje de la estructura de tres piezas que la sostiene.

    En primer lugar se colocó la ‘jacket’ de seis patas sobre los pilotes de cimentación previamente hincados, para a continuación ser fijada con los pilotes con un hormigón especial. Una vez endurecido el hormigón, se instalaron y unieron los dos ‘topsides’ sobre la ‘jacket’.

    Una vez finalizado el montaje de los ‘topsides’, ya ha comenzado la puesta en marcha de los componentes eléctricos de la subestación, como transformadores, interruptores y sistemas de protección y control.

    Paralelamente, se ha llevado a cabo la instalación del cable de exportación de 50Hertz y el cable interior del parque, que conectará la subestación con los aerogeneradores.

    Cuando el parque de Wikinger entre en funcionamiento, la tensión de la energía producida por los aerogeneradores se subirá en la subestación de 33.000 a 220.000 voltios para ser transportada por el cable submarino de alta tensión de unos 90 kilómetros de longitud hasta la subestación eléctrica de Lubmin.

    La subestación ‘Andalucía’, de unas 8.500 toneladas –más pesada que la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad juntas– será el centro energético del parque eólico marino Wikinger, proyecto renovable de 350 megavatios que desarrolla Iberdrola en aguas alemanas y cuyo presupuesto global asciende a 1.400 millones de euros.

    La subestación ‘Andalucía’ será la encargada de recoger toda la electricidad producida por sus aerogeneradores en alta mar, suficiente como para atender las necesidades de 350.000 hogares alemanes y evitar la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, y prepararla para su transmisión a tierra.

    Se trata de una gran obra de ingeniería diseñada por Iberdrola para resistir las condiciones extremas climatológicas que tendrá que soportar y está formada por dos secciones, o superestructuras, que serán utilizadas por Iberdrola y 50Hertz.

    El parque eólico marino de Wikinger contará con una capacidad instalada de 350 megavatios (MW), gracias a la instalación de 70 aerogeneradores de cinco MW de capacidad unitaria en un emplazamiento que cubre un área de unos 34 kilómetros cuadrados. Está siendo desarrollado por Iberdrola en el mar Báltico, donde la profundidad oscila entre 37 y 43 metros y su entrada en operación está prevista para finales del próximo año.

    EFECTO TRACTOR DE IBERDROLA SOBRE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

    El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ya destacó durante su intervención en el acto de entrega de esta infraestructura el efecto tractor que ejerce Iberdrola sobre las empresas españolas a través de esta iniciativa renovable.

    “El protagonismo de la industria española en este proyecto queda patente con la construcción de la subestación y su plataforma en estos astilleros de Navantia; las 29 plataformas para los molinos en los astilleros de Navantia en la ría de Ferrol; los pilotes que fijarán estas plataformas, así como las torres de los molinos, en Avilés, por la empresa asturiana Windar, y finalmente los aerogeneradores por Gamesa. En el caso de Puerto Real, la ejecución del contrato ha dado trabajo a cientos de personas y en él han participado más de 120 empresas de la zona como suministradoras”, añadió entonces.

    05 Septiembre 2016 | 14:30

  4. Dice ser Casandra

    ¿ Alguien puede pensar que los alemanes son idiotas y que malgastan su dinero invirtiendo en energias ruinosas ?..¿ No Verdad ?

    05 Septiembre 2016 | 14:31

  5. Dice ser Jaime D.

    Todo es para hacerle la pelota a las eléctricas, ya viste a Aznar, privatizó Unelco y ahora tiene su puesto de directivo o Soria, inventó el impuesto al sol y ahora trabajará en el banco mundial de directivo. Todo forma parte de un plan político para ganarse retiros.

    05 Septiembre 2016 | 14:32

  6. Dice ser Casandra

    LAS VERDADES DEL BARQUERO –

    Lo que pasa que es la plutocracia pues les come el coco a .la gente mediante políticos y periodistas sobornados y la prueba irrefutable de esto es que IBERDOLA están esta construyendo parque eólicos marinos para los alemanes y para los franceses mientras aquí se dice que son una ruina

    05 Septiembre 2016 | 14:37

  7. Dice ser piensalo

    Cassandra:
    “¿ Alguien puede pensar que los alemanes son idiotas y que malgastan su dinero invirtiendo en energias ruinosas ?..¿ No Verdad ?”,(fin de la cita).

    Si te molestases en contrastar datos descubrirías que el precio de la luz del último semestre en Alemania,ha subido,precisamente por el sobrecoste de las renovables.

    Sin acritud!!

    05 Septiembre 2016 | 16:28

  8. Dice ser Raúl Aguilar Vázquez

    ¿porque solo los ciudadanos nos damos cuenta de la mierda de políticos que tenemos? Hacienda te bloquea una cuenta bancaria por 0,03 céntimos asquerosos y a estos cabrones no los investiga nadie??? Joder. Creo que debemos espabilar de una p…. Vez!!! No solo por nuestro futuro. Sino para nuestras futuras generaciones. Señores!!!!! El planeta no nos pertenece!! Estamos aquí de prestados. Y debemos cuidar de él todo lo que podamos!!!! Basta ya de tanta gilipollez política

    06 Septiembre 2016 | 01:30

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.